El Top 10 de los Mejores  
Lugares Turísticos de Suiza
para visitar este 2020

Si te preguntas cuáles son los mejores lugares de Suiza para visitar, la respuesta es sus ciudades, sus bonitos pueblos y villas.

Si te preguntas cuáles son los mejores lugares de Suiza para visitar, la respuesta es sus ciudades, sus bonitos pueblos y villas. Suiza es una colección de ellos, cada uno con su propia personalidad y repletos de los más variados atractivos que Suiza posee, desde sus aportes culturales únicos como los relojes o sus quesos, hasta su parte de los Alpes, pasando por los servicios financieros que le prestan al mundo.

Una ventaja para hacer turismo en Suiza es su interconexión, a la mayor parte de los destinos de esta lista se puede llegar en tren, y aunque Suiza tiene fama de cara (que lo es), la mayor parte de los recorridos sugeridos se hace con boletos baratos que además incluyen trayectos que son atractivos turísticos por sí mismos.

Usa esta pequeña guía sobre los principales destinos turísticos de Suiza para recorrer todos esos hitos, paisajes, museos y festivales que te brinda el país de las montañas alpinas.

A continuación, verás los mejores lugares que debes tomar en cuenta en tu viaje a Suiza.

1.  Ciudad de Ginebra 

Si algo caracteriza a Ginebra es su aire francés, distinto al de otras ciudades suizas.

Si algo caracteriza a Ginebra es su aire francés, distintas de otras ciudades suizas que tienen una atmósfera italiana o alemana, y así no te dejes participar: es una ciudad internacional desde que Henri Dunant funda en ella la Cruz Roja Internacional.Además Ginebra es la sede de varios organismos internacionales como el Consejo de Derechos Humanos de la ONU.

Entre sus museos se encuentra el Museo de la Cruz y la Media Luna Roja Internacional ubicado en la avenida de la Paix 17. Pero si eres aficionado a la ciencia, el lugar hecho a tu medida es el Museo del CERN, ubicado en la Ruta de Meyrin, 121; o en el Museo Patek Philippe en rue des Vieux-Grenadiers 7, donde puede seleccionar uno de los enfoques culturales de Suiza, sus relojes.

Ginebra es uno de los mejores lugares de Suiza para comer chocolate, en ella puedes hacer visitas de degustación de chocolate al casco histórico por ejemplo.

Una de las ventajas de Ginebra es que puedes usarla como punto de partida, no solo para excursiones al lago que le da nombre a la ciudad, sino para excursiones a sitios turísticos en el lado francés como el Chamonix-Mont Blanc o la campiña suiza para probar quesos.

DATO CURIOSO: Mary Shelley escribió Frankenstein durante una estancia en las orillas del lago Ginebra a donde había ido con Byron.

¿Cómo llegar?

Ubicada al margen del lago del mismo nombre, Ginebra queda muy cerca de Francia, por lo que llega desde París, o desde cualquier ciudad europea, es muy fácil y barato en avión hasta su aeropuerto, ubicado a seis kilómetros del casco histórico, al que puedes llegar en tren o en autobús con un billete gratis desde el terminal aéreo. Otra opción es hacerlo desde Lausana en ferrocarril, lo que toma 50 minutos, pagando un boleto de entre 25 y 45 dólares, y un poco más si usas autobús, por un billete de entre 2 y 21 dólares.

2. Ciudad de Zúrich

Si Ginebra es francesa, el alma de Zúrich es alemana.

Si Ginebra es francesa, el alma de Zúrich es alemana. Esta es la ciudad más grande de Suiza, además de su centro financiero y de Europa. Está a la vera del lago Zúrich y se divide en dos: la ciudad antigua y la ciudad moderna con la que aquella hace un agudo contraste. En abril celebra el festival de Sechseläuten o Campanas de las seis, en el que las campanas de la Catedral marcan el inicio de la primavera.

Si te preguntas qué hacer en Suiza, una buena respuesta es ir de compras o ver cultura en Zúrich porque posee dos de las calles comerciales más exclusivas de Europa: la Bahnhofstrasse y la Niederdorf, y es, además, un centro de arte contemporáneo.

Esto último lo puedes detectar si visitas, por ejemplo, el salón de entrada de la sede principal de la policía, decorado con pinturas de Giacometti; pero además puedes encontrar cultura en museos como el de Arte, en la Heimplatz 1, abierto los martes de 10:00 am a 6:00 pm, de miércoles a jueves hasta las 8:00 pm y de viernes a domingo hasta las 6: 00 pm

Junto al anterior, otros lugares para disfrutar en Zúrich son la Kunsthaus Zúrich con sus pinturas impresionistas y la Bührle Stiftung cuya colección abarca desde el Renacimiento hasta los expresionistas.

Pero volviendo a las compras, sigue los consejos de los visitantes y ve a la calle Bahnhof, que es la más larga; va desde la estación hasta el lago y puedes recorrerla en tranvía a medida que ves tiendas como Gucci o Ferragamo, por solo nombrar dos. Su decoración navideña la conversión en uno de los sitios más bonitos en Suiza.

Las principales cadenas hoteleras mundiales ofrecen alojamiento en la ciudad, así, cuenta con el Zúrich Marriott Hotel, el Hilton Zúrich en el aeropuerto, o el Sheraton Zúrich; más una amplia gama de hoteles de diferentes categorías y precios desde menos de 99 francos suizos (100 dólares) la noche hasta 990 francos suizos (1000 dólares).

DATO CURIOSO: en la ciudad se celebra un desfile de disfraces que termina con la quema del Boog, un muñeco lleno de fuegos artificiales.

¿Cómo llegar?

Zúrich cuenta con el aeropuerto más grande de Suiza, apenas a 11 minutos del noreste de la ciudad por lo que la conexión aérea es fácil desde cualquier aeropuerto europeo. Además, puedes llegar en tren desde Barcelona, ​​Milán, Roma o Venecia, porque la ciudad es un nodo de trenes de alta velocidad. Por carretera la ciudad enlaza con Ginebra y Berna.

3. Ciudad De Berna

Berna es la capital federal desde 1848, de ahí que concentre las ramas del poder público suizo.

Berna es la capital federal desde 1848, desde allí que se concentra las ramas del poder público como el Parlamento o el Tribunal Federal Supremo; además aloja los Archivos del Estado y la Biblioteca Nacional.

El símbolo de la ciudad es el oso, está en su heráldica desde el siglo XII . Puedes verlos en el pozo de los osos en el límite este de la ciudad vieja, uno de los principales lugares turísticos de Suiza.

En estos tiempos, en los que la conciencia ambiental repunta, tal vez quieras hacer tu parte usando el servicio gratuito de bicicletas que te permite desplazarte por la ciudad.

Una visita a la capital no está completa sin conocer la casa de Einstein, ir de compras al gran Shopping y Erlebniscenter Westside, un centro comercial en las afueras de la ciudad.

DATO CURIOSO: uno de las atracciones turísticas en Suiza es la Torre del Reloj de Berna, que data del siglo XVI y sus figuras mecánicas de payasos, gallos y osos danzantes marcan las horas.

¿Cómo llegar?

Por su ubicación en el centro de Suiza, puedes llegar a Berna por avión, ferrocarril o transporte público . Berna cuenta con un pequeño aeropuerto a 10 km del centro. Por su cercanía con Zúrich, ambas ciudades están enlazadas, siendo ideal usar la ruta del aeropuerto de Zúrich para llegar a la estación central de Berna en un recorrido de una hora y 15 minutos.

4. Ciudad De Lucerna

Lucerna es el corazón de Suiza.

Lucerna es el corazón de Suiza. El río Reuss la divide en la parte nueva y la parte antigua. Su carnaval, al final del invierno, es una de las atracciones turísticas que debes incluir en tu itinerario por Suiza.

El telón de fondo de Lucerna son los Alpes con los montes Pilatus y Rigi como genios tutelares, por lo cual es una base ideal para programar senderismo y otras actividades de montaña, uno de esos paseos infaltables es conocer el lago de los Cuatro Cantones.

Esta pequeña, pero acogedora ciudad, es uno de los mejores lugares de Suiza y de Europa para visitar puentes cubiertos. Su parte vieja, que es peatonal, al menos en el casco histórico, conserva preciosas iglesias como la de los jesuitas o la de los franciscanos. Tanto lugareños como visitantes recomiendan hacer el recorrido comiendo chocolate.

CONSEJOS: el puente de la Capilla, un puente cubierto sobre el río Reuss, exhibe en sus paneles de madera viñetas con la historia de la ciudad y de Suiza. Y es tal vez la mayor atracción de la ciudad y uno de los principales lugares de Suiza que los turistas visitan.

¿Cómo llegar?

Como el aeropuerto más cercano es el de Zúrich, a poco menos de 50 km, la forma ideal de llegar es volando a esa ciudad y luego tomando el tren hasta Lucerna , en un recorrido de aproximadamente 1 hora y 10 minutos.

5. Comuna de Zermatt

Zermatt es la base de una de las estaciones de esquí más exclusivas de Suiza.

Zermatt es la base de una de las estaciones de esquí más exclusivas de Suiza , con el monte Cervino (Matterhorn en alemán) como postal para disfrutar desde cualquier ángulo de la ciudad. Por la calidad de su gran infraestructura turística esta comunidad es parte de la comunidad Lo mejor de los Alpes que agrupa resorts clásicos de montaña.

El turismo que se genera alrededor de la estación de esquí hace que el pueblo ofrece servicios hoteleros de primera, escuelas de esquí, restaurantes, pistas para practicar snowboard, entre otros; que además están disponibles todo el año porque por su altitud, que puede esquiar en sus pistas incluso en verano.

Sus áreas para esquiar son cuatro: Sunnegga, Gornergrat, Klein Matterhorn y Schwarzsee. A todas se llega grabando, al menos, parte del trayecto en funicular.

DATO CURIOSO: En Zermatt solo se permite vehículos eléctricos o carruajes a caballo. Muchos son provistos por los hoteles para trasladar a los huéspedes desde la estación de ferrocarril o por las estrechas calles.

¿Cómo llegar?

Puedes llegar a Zermatt en tren desde las vecinas comunas de Täsch, en un trayecto de apenas 12 minutos, pagando un billete de entre 2,97 y 6,93 francos suizos (3 y 7 dólares) o Visp en un recorrido de poco más de una hora con un billete de entre 20 y 44,5 francos suizos (21 a 45 dólares).

6. Pueblo de Verbier

Debes incluir Verbier como uno de los destinos a visitar en Suiza si quieres practicar esquí fuera de pista.

Debes incluir Verbier como uno de los destinos a visitar en Suiza si quieres practicar esquí fuera de pista pues, una diferencia de otros lugares de la lista, varias de las pistas de esquí no están delimitadas o patrulladas.

El esquí hace que los servicios del pueblo se articulen alrededor, por lo que puedes encontrar hoteles y escuelas, no solo de esquí tradicional, sino de snowboard.

Aparte, y como se puede esquiar todo el año en varias pistas, hay eventos relacionados con el esquí toda la temporada, como por ejemplo el Xtreme Verbier o el XSpeedsk.

Pero no todo es esquí. Porque otra poderosa razón para visitarlo es su festival de música académica, que, a finales de julio y principios de agosto, reúne a los mejores solistas académicos del mundo. En una sección fuera del festival hay conciertos de jazz y otras actividades totalmente gratuitas.

DATO CURIOSO: es un destino de vacaciones que se reúne en Suiza a la realeza europea.

¿Cómo llegar?

Una de las formas más baratas de llegar es en ferrocarril desde Zúrich, en un recorrido de 4 horas , por un billete que vale entre 96 y 176 francos suizos (entre 97 y 177 dólares).

7. Centro Turístico Interlaken

Interlaken tiene todo lo que nos gusta de Suiza: montañas nevadas, chalets, lagos y trenes que conectan con sus pistas de esquí.

Interlaken es uno de los destinos turísticos obligados de Suiza, tiene todo lo que nos gusta de ella: montañas nevadas, lagos, chalets y trenes y funiculares que conectan sus más de 250 km de pistas de esquí.

La vista de las montañas de la región Jungfrau es emblemática, con sus tres picos: la Jungfrau, el Mönch y el Eiger ; algo que des ver al menos una vez en la vida. Es válido recordar que Interlaken, de ahí el nombre, está ubicado entre los lagos Brienz y Thun.

Una forma de disfrutar la naturaleza en Interlaken es dividir las actividades de montaña como la escalada, el senderismo y el esquí; de las acuáticas como el canotaje, el windsurf o la pesca; a las que puedas agregarle el paracaidismo.

En Interlaken, también puedes divertirte un rato fuera de la naturaleza en el parque de diversiones Jungfrau Park, que abre con frecuencia en verano, con sus atracciones para niños en este rincón de Suiza.

DATO CURIOSO: Interlaken es el destino turístico ideal para mochileros y que cuenta con hoteles amigables para ellos.

¿Cómo llegar?

Interlaken queda en las afueras de Berna , desde la cual es muy rápido llegar, bien en ferrocarril, en un trayecto de 47 minutos, comprando un billete que vale entre 23,76 y 44,50 francos suizos (24 y 45 dólares); o en autobús, en casi una hora de viaje, por un billete de entre 6,93 y 8,90 francos suizos (7 y 9 dólares).

8. Ciudad De Friburgo

Capital del cantón del mismo nombre, Friburgo ofrece el encanto de su ciudad antigua con su Catedral de San Nicolás.

Capital del cantón del mismo nombre, Friburgo ofrece el encanto de su ciudad antigua con su Catedral de San Nicolás, en la parte alta, que ofrece una vista imperdible desde su torre.

Pero además tiene atracciones más modernas como el Museo Across the Screen, dedicado al cine, ubicado en la rue François-d 'Alt 1; o el Museo de Historia Natural en el chemin du Musee 6.

En una ciudad caracterizada por sus puentes, destaca el viaducto de Grandfey, con su parecido a un viaducto romano, sobre la fosa del mismo nombre. Otro puente para que incluye en tu itinerario es el puente de Berna, llamado así porque conduce a la capital Suiza, un puente de madera cubierto.

Otra curiosidad de la ingeniería civil que vale la pena ver es el funicular de más de 100 años de antigüedad que une la parte baja de la ciudad con la parte alta.

DATO CURIOSO: junto a Biel ya Sierre, Friburgo es una de las tres ciudades trilingües de Suiza en las que se habla alemán, francés e italiano.

¿Cómo llegar?

Berna es la gran ciudad más cercana, desde la cual es muy rápido llegar, bien en tren, en un trayecto de apenas 21 minutos, comprando un billete que vale entre 15,80 y 44,50 francos suizos (16 y 29,70 dólares); o en autobús, en media hora de viaje, por un billete de entre 4,95 y 6,93 francos suizos (5 y 7 dólares).

9. Ciudad De Davos 

Ubicada en el cantón de Grisones, Davos es famosa por acoger el Foro Económico Mundial o Foro desde 1991.

Ubicada en el cantón de Grisones (Graübunden en alemán), Davos es famosa por acoger el Foro Económico Mundial o Foro desde 1991Además, un dato que puede interesarte es cuando las visitas estás en el techo de Europa porque es la ciudad ubicada a mayor altura sobre el nivel del mar (1560 m) de ese continente.

Su principal atractivo son sus exclusivas pistas para esquiar, que van desde determinadas para principiantes hasta las específicas para los expertos. Esta oferta se combina con las más amplias opciones para practicar bicicleta montañera, senderismo o volar en deslizador, por solo nombrar unas pocas.

Los visitantes quedan fascinados con lo prístino del aire aquí. Tal vez el mejor mirador de la ciudad para disfrutar de ese aire y de las vistas es el Davos High Promenade Walk.

Un poco al margen de las pistas de esquí hay otras atracciones como el Museo Kirchner, con las obras de este artista o el lago Davos donde puedes practicar kite surf, navegar en bote a remos o nadar.

Si viajas con niños los lugares indicados son el Davos Adventure Park y el Madrisa Land. Este último es el parque temático más grande de Suiza. Para aquellos viajeros que solo tengan una noche en la ciudad, la tarjeta Davos Klosters ofrece la posibilidad de viajar gratis en el sistema de transporte público y en los trenes que van a las montañas circundantes.

DATO CURIOSO: El debate entre Heidegger y Cassirer sobre Kant se escenificó aquí entre 1928 y 1929.

¿Cómo llegar?

El aeropuerto más cercano es el de Zúrich, desde el que puede llegar en ferrocarril luego de poco más de tres horas de recorrido en un viaje cuyo pasaje vale entre 57,45 y 91 francos suizos (58 y 92 dólares) o rentando un carro por entre 20 y 29 dólares. Otra opción es llegar desde el Principado de Liechtenstein en poco menos de dos horas combinando autobús y tren por entre 26,75 y 51,50 francos suizos (27 y 52 dólares).


10. Ciudad De Appenzell

La villa de Appenzell es la capital del cantón del mismo nombre.

La villa de Appenzell es la capital del cantón del mismo nombre . Es uno de los sitios que debes ver en Suiza si estás interesado en alejarte un poco de las grandes ciudades, pero sin alejarte del todo de sus ventajas.

Su casco histórico con el ayuntamiento, la iglesia parroquial y el archivo, entre otros, es patrimonio nacional suizo, por lo que bien valen una visita, en la que una parada obligada es la Iglesia de San Mauricio con su cúpula de vidrio.

Además del casco histórico, otros lugares a visitar son el Museo de Arte de la ciudad o Museo Liner, con su edificio modernista, o el Museo Appenzell ubicado en la Hauptgasse 4, que muestra, entre otras cosas, la historia de la tradición quesera de la región.

Una visita no estaría completa si no pasas por la cervecería tradicional de la villa.

DATO CURIOSO: en el cementerio detrás de la Iglesia de San Mauricio, algunos lápidas son de vidrio como la cúpula.

¿Cómo llegar?

Puedes llegar desde Zúrich, en ferrocarril, haciendo conexión en la estación de Gossau, en un recorrido de dos horas por entre 30 y 55 dólares el boleto.


¿10 no son suficientes?
Pues sigue leyendo para descubrir más lugares increíbles en Suiza


11. Ciudad De Basilea

Basilea comparte el Biovalley, un gran nodo de industrias químicas y farmacéuticas como Novartis y Roche, con Francia y Alemania.

Esta ciudad está ubicada a solo 92 kilómetros al oeste de Zúrich, en un punto en el que divide Rin en tres países, Suiza, Alemania y Francia.

Como en otras ciudades suizas, la arquitectura es uno de los enfoques de Basilea. Si consideramos solo las iglesias, debes visitar la Catedral, la Iglesia de Clara y la Iglesia de San Pablo, por solo nombrar tres. La arquitectura contemporánea puede ser admirada en edificios como la Torre Roche o el Messe Basel.

Basilea posee el principal puerto de Suiza y comparte el Biovalley, un gran nodo de industrias químicas y farmacéuticas como Novartis y Roche, con Francia y Alemania.

Esa intensa actividad económica es acompañada por una no menos importante actividad cultural, que se refleja en el carnaval de la ciudad y en el Art Basel, una de las más importantes ferias mundiales de arte contemporáneo. Por si eso fuera poco, museos como el de Arte Contemporáneo, entre otros, completa la oferta cultural de la ciudad.

Un museo que deleitará a los niños es el del Molino de Papel, donde podrán fabricar su propio papel.

DATO CURIOSO: En primavera la ciudad acoge la Baselworld, la exposición internacional de la industria de la relojería y joyería.

¿Cómo llegar?

A Basilea se puede llegar desde Berna en ferrocarril en menos de una hora por entre 34,65 y 64,35 francos suizos (35 y 65 dólares) el pasaje, o en autobús en una hora y cuarto pagando un billete de entre 2,97 y 11,88 francos suizos (3 y 12 dólares).

12. Comuna De Kandersteg

De los mejores lugares de Suiza para conocer la naturaleza del país, Kandersteg gira alrededor del turismo de aventura.

De los mejores lugares de Suiza para conocer la naturaleza del país, Kandersteg gira alrededor del turismo de aventuraaquí se puede practicar esquí, senderismo o escalada, entre otros.

Un lugar obligado que debes conocer es el lago Oeschinen, al que puedes llegar en teléfono o caminando . El color turquesa de sus aguas es una de las cosas inolvidables que hay que ver en Suiza.

También son únicas las vistas desde el Paso Gemmi, sobre todo del Zermatt, al que puedes llegar caminando o en un teléfono no apto para quienes tienen vértigo. Si vértigo se trata, la vía ferrata Kandersteg-Allmenalp es la aventura imperdible, tal vez una de las formas más emocionantes de conocer los Alpes.

DATO CURIOSO: la comunidad tiene el Centro Internacional Scout Kandersteg que acoge a los scouts de todas las partes del mundo durante todo el año.

¿Cómo llegar?

Berna, la capital suiza, es la ciudad más cercana, de ahí que sea muy rápido llegar desde ella, bien sea en ferrocarril, en un trayecto de apenas una hora, comprando un billete que vale entre 26,74 y 54,45 francos suizos (27 y 55 dólares).

13. Castillo De Chillon

Sobre un peñasco a la orilla del lago Lemán, cerca de la ciudad de Lausana, se encuentra el castillo de Chillon.

Sobre un peñasco a la orilla del lago Lemán, cerca de la ciudad de Lausana, se encuentra el castillo de Chillon , un castillo medieval que sirvió de inspiración a Lord Byron quien basó su poema El prisionero de Chillon en sucesos ocurridos allí durante la Reforma. Aunque no solo él, porque el castillo tiene un atractivo especial para los escritores: Víctor Hugo o Alejandro Dumas también encontraron inspiración aquí.

El castillo tiene una contraparte moderna, el Fuerte de Chillón, particularmente oculto en un lado escarpado de la montaña frente al castillo . Como parte de la entrada ofrece al visitante folletos y audio guías en varios idiomas, incluido el español; aparte, y cosa poco común en Suiza, el estacionamiento es gratuito.

En la estación de trenes de Ginebra puedes comprar un boleto combinado que incluye el viaje en ferrocarril, autobús y la entrada al castillo.

DATO CURIOSO: Lord Byron esculpió su nombre en uno de los pilares del calabozo del castillo .

¿Cómo llegar?

La ciudad más cercana es Montreux , por lo que puedes llegar desde ella, bien caminando; en tren, en apenas nueve minutos; en 11 minutos en autobús y en 17 minutos en ferry. Un poco más lejos, el castillo queda a 40 minutos en tren desde Lausana, pagando un billete de 14,85 y 27,75 francos suizos (15 y 28 dólares); Un poco más de una hora en autobús desde la misma ciudad ya 1 hora y 48 minutos en ferry.

14. Lago Lemán

El lago Lemán es uno de los lagos más grandes de Europa, varias ciudades suizas como Ginebra o Lausana se bañan en sus orillas.

El lago Lemán es uno de los lagos más grandes de Europa, varias ciudades suizas como Ginebra o Lausana se bañan en sus orillas.

En la orilla ginebrina del lago, uno de los paseos imperdibles es al Jardín Inglés que a su vez posee el Reloj de las Flores, un reloj de flores que cambian de color según la época del año y que fueron plantas de diferente floración, uno de los espectáculos más bonitos de toda Suiza, que hay que ver una vez en la vida.

Por otra parte, en tu visita al lago debes incluir el Jet d'Eau, o la fuente del lago, ubicado justo donde el lago desagua en el Ródano y que funciona de día todo el año y de noche solo en primavera y otoño. El juego de luces que ilumina la noche es un espectáculo que debes ver.

Las carreras de yates son una de las actividades que más atraen turistas al lago. Hay dos que resaltan: la Bol d'Or y el Tour du LacSin embargo, un paseo tranquilo a su vera, mientras merodean los cisnes, lo hacen definitivamente uno de los sitios para visitar en Suiza de forma obligada.

DATO CURIOSO: en invierno no se pueden hacer viajes en barco en el lago desde Ginebra.

15. Ciudad De Gruyéres

Gruyères queda muy cerca de las ciudades de Friburgo, Broc o Murten en el mismo cantón.

Viajar a Suiza y no ir a la cuna del queso gruyer es imposible, por eso, en tu recorrido por el cantón de Friburgo, incluye esta ciudad en tu itinerario. Esta ciudad queda muy cerca de las ciudades de Friburgo, Broc o Murten en el mismo cantón.

La mayor parte de la ciudad es boscosa o está dedicada a la agricultura, por lo que el ambiente es mayormente alpino. Un imperdible es comer fondue de gruyer. Puedes aprender un poco sobre su elaboración en la quesera de Pringy.

Aparte del queso gruyer y de la naturaleza, puedes visitar el Museo HR Giger que funciona en el Castillo de Saint Germain y que este artista acondicionó con su obra. Vecino a este queda el Museo Tibetano.

Otra visita obligada es al Castillo de Gruyer, cuyo boleto de entrada cuesta 12,44 dólares, y en el que puedes admirar frescos medievales o pinturas de Corot; aunque tal vez lo mejor del castillo sea ver la simetría del jardín francés que está detrás.

¿Cómo llegar?

Friburgo, la capital del cantón, está muy cerca, por lo que puedes llegar desde ella en un viaje en tren de 1 hora y cuarto, pagando un billete de entre 2 y 3 dólares.

16. Cantón De Friburgo

En este cantón puedes recorrer ciudades como Friburgo, Gruyères, Broc o Murten, además de bonitos pueblos y villas.

En este cantón puedes recorrer ciudades como Friburgo, Gruyères (Broche o Murten, además de bonitos pueblos y villas). Como lo atraviesan tres ríos, el Saane, el Broye y el Veveyse, más sus afluentes, uno de los lugares más específicos de Suiza para el turismo relacionado con la naturaleza fluvial.

Friburgo comparte el lago Neuchâtel con el cantón homónimo, además de con los de Vaud y Berna, además está el Schwarzsee a 29 km de la ciudad de Friburgo, lo que le agrega más posibilidades al turismo de contacto con la naturaleza si visitas la región.

Además este cantón te ofrece el Papiliorama, uno de los destinos más exóticos en Suiza y las partes del parque que han reproducido un ambiente tropical lleno de mariposas.

Sin embargo, no todo es naturaleza en esta región suiza, aunque sus principales actividades económicas son la ganadería y la agricultura. Un atractivo más citadino son las murallas medievales de Murten o los puentes en Friburgo.

El cantón está conectado por ferrocarril y autopista con las principales ciudades de Suiza como Ginebra, Lausana o Zúrich.

¿Cómo llegar?

Berna es la gran ciudad más cercana a la capital del cantón, la ciudad de Friburgo, de ahí que sea muy rápido llegar desde ella, bien mar en tren, en un trayecto de apenas 21 minutos, comprando un billete que vale entre 15,80 y 29,70 francos suizos (16 y 30 dólares); o en autobús, en media hora de viaje, por un billete de entre 4,95 y 6,93 francos suizos (5 y 7 dólares).

17. Ciudad De Escafusa

Escafusa, ubicada a 40 minutos de Zúrich, tiene al Munot como principal atracción turística.

Escafusa, ubicada a 40 minutos de Zúrich, tiene al Munot como principal atracción turística. Esta es una fortaleza del siglo XVI que puedes visitar gratuitamente en el Munotstieg 7, en pleno casco histórico de la ciudad, pero aún así rodeada de viñedos. Desde su torre las vistas de la ciudad son incomparables.

Es sorprendente cómo una pequeña ciudad tal vez contenga un compendio de todo lo que hay que ver en Suiza, si descontamos Munot, aún quedan la Abadía de todos los Santos, Münsterkirche con su pórtico y su torre, y todo el resto de la ciudad vieja con su aire medieval.

Desde aquí puedes planear una excursión a las próximas Cataratas del Rin, ya que un ferrocarril conecta a la ciudad con ellas.

¿Cómo llegar?

La ciudad más cercana es Zúrich, desde la que puedes llegar en poco menos de una hora en tren por entre 23 y 45 dólares el boleto, o en autobús en 45 minutos por entre 2 y 8 dólares el billete.

18. Cataratas Del Rin

Las cataratas del Rin, de 23 metros de altura, son las más grandes no solo de Suiza, sino del continente europeo.

Las cataratas del Rin, de 23 metros de altura, son las más grandes no solo de Suiza, sino del continente europeo. Se puede llegar a ellas en carro, bicicleta, transporte público o caminando.

Hay miradores a ambos lados del Rin, aunque los tours pueden tomarse río arriba o desde el castillo Laufen . Algunos turistas pueden hacer el recorrido en código de barras y también un pastel para tener la experiencia completa.

Aunque se debata sobre si utilizarlas para generar electricidad, lo cierto es que su valor para el turismo es superior, algo que podría confirmar usted mismo si incluye su itinerario la próxima vez que visite Suiza.

De hacerlo puedes tomar un recorrido en autobús en la ciudad de Zúrich que te lleva a las cataratas y otros lugares de interés, como Munot, antes de regresar a la misma ciudad.

¿Cómo llegar?

Aunque el pueblo más cercano es Neuhausen am Rheinfall, la forma de llegar es desde Escafusa, a la que llega, a su vez, desde Zúrich en poco menos de una hora en tren por entre 23 y 45 dólares el boleto, o en autobús en 45 minutos por entre 2 y 8 dólares el billete. Luego, hasta las cataratas, el trayecto en tren toma apenas 10 minutos.

19. Puente De La Capilla

El Puente de la Capilla es un puente cubierto sobre el río Reuss que atraviesa Lucerna y exhibe en sus paneles de madera viñetas con la historia de la ciudad.

El Puente de la Capilla es un puente cubierto sobre el río Reuss que atraviesa Lucerna y exhibe en sus paneles de madera viñetas con la historia de la ciudad .Es uno de los 10 mejores lugares de Suiza para tomar fotografías. Aunque es un puente peatonal hay que tener cuidado con las motos y otros vehículos.

Aunque hay otros puentes en la ciudad, porque de hecho Lucerna es uno de los mejores destinos de Suiza para ver puentes cubiertos, la historia alrededor de este lo hace único: es el puente de madera cubierto más antiguo de Europa, aunque buena parte de él fue restaurada o eliminada luego de un incendio en 1993.

Pero además, lo hacen únicos los paneles de madera con viñetas del siglo XVII, algo inédito en los otros puentes de madera cubiertos que quedan en Europa. Lástima que el fuego destruye la mayor parte.

En el centro del puente, aunque anterior a él, se yergue la Torre del Agua, que en tiempos fue cárcel y sala de torturas entre otros usos, y hoy está cerrado al público, que, sin embargo, puede comprar recuerdos y demás chucherías en su tienda.

¿Cómo llegar?

El aeropuerto más cercano es el de Zúrich, a poco menos de 50 km, la forma ideal de llegar es volando a esa ciudad y luego tomar el tren hasta Lucerna, en un recorrido de aproximadamente 1 hora y 10 minutos.

20. Monte Matterhorn

El Monte Matterhorn (Cervino en italiano) es uno de los superlativos atractivos naturales de Suiza.

El Monte Matterhorn (Cervino en italiano) es uno de los superlativos atractivos naturales de Suiza y de los Alpes en general por el perfil único de pirámide de la cúspide de esta montaña de 4478 metros.

Aunque ascenderlo requiere entrenamiento y equipo, varios trenes, como el Gornergrat con su altura récord de 3100 metros sobre el nivel de mar (además de telefónicos), acercar a los turistas hasta otras velocidades cercanas.

La ruta de senderismo al Matterhorn es uno de los paseos más bellos a los Alpes, incluye cruzar glaciales y los valles de Valais y Aosta , o lagos como el Riffelsee.

Una forma inolvidable de ver el Matterhorn es contratar un vuelo tándem en parapente en la ruta a la cima, por sobre los 3000 metros de altura. Esto es algo que hay que hacer al menos una vez en la vida.

DATO CURIOSO: el Matterhorn tiene dos cimas, la cumbre suiza y la cumbre italiana.

¿Cómo llegar?

Puedes llegar en tren desde las vecinas comunas de Täsch, en un trayecto de apenas 12 minutos, pagando un billete de entre 2,97 y 6,93 francos suizos (3 y 7 dólares) o Visp en un recorrido de poco más de una hora con un billete de entre 20 y 44,5 francos suizos (21 a 45 dólares), una vez en Zermatt trenes y teleféricos que llevan hasta algunas cimas cercanas, pero no a las cumbres.

21. Pico Jungfrau

El Pico Jungfrau; la Doncella, por su nombre en alemán, de 4158 metros sobre el nivel del mar, forma una tríada con el Mönch (el Monje) y el Eiger (el Ogro).

Ubicado en la región montañosa del mismo nombre, el Pico Jungfrau; la Doncella, por su nombre en alemán, de 4158 metros sobre el nivel del mar, forma una tríada con el Mönch (el Monje) y el Eiger (el Ogro), cada uno con su glaciar, como una muralla en esta sección de los Alpes berneses.

A lo más alto de esta montaña solo se llega escalando, sin embargo, un tren de cremallera, que no suele ir a más de 15 kilómetros por hora para que disfrutes todo lo que hay que ver en el paseo, llega a sus estribaciones ubicadas en la estación Jungfraujoch a 3545 metros, lo que la convierte en la estación de tren más alta de Europa.

Una vez en la estación puedes disfrutar de diferentes instalaciones desde un hotel, pasando por restaurantes y estación de observación, pero además está el Palacio de Hielo, un pequeño parque con esculturas de hielo.

Si contratas el guía y el equipo y tienes la disposición, coronar la cumbre se intenta desde la estación.

DATO CURIOSO: en el viaje de regreso en tren, los empleados le regalan un chocolate a los viajeros.

¿Cómo llegar?

Al Jungfrau se llega desde Interlaken Ost, que es la ciudad más cercana, haciendo conexión de tren en Lauterbrunnen primero y luego en el Kleine Scheidegg y de ahí hasta la estación Jungfraujoch, en un trayecto de poco menos de tres horas.

22. Aldea Grindelwald

Grindelwald es la puerta de acceso a la región del Jungfrau.

Grindelwald es la puerta de acceso a la región del Jungfrau, desde la cual puedes llegar a la montaña emblemática de este pedazo de los Alpes haciendo conexión en tren en Kleine Scheidegg y desde allí hasta la estación Jungfraujoch.Es de los mejores lugares de Suiza en invierno.

Pero, de vuelta en Grindelwald, en Mannlichen está el Royal Walk, un mirador que permite ver desde una plataforma, en lo alto de este monte, al Jungfrau, el Mönch y Eiger en una postal única de los Alpes Suizos.

Grindelwald es principalmente un destino de invierno, y aunque obviamente destaca el esquí, además está el tobboganing, los paseos en trineo y el senderismo. Hay una excursión peculiar al cañón de un glaciar en el que una roja, llamada tela de araña, permite que las suspensiones y juegues sobre el río Lutschine.

Pero en verano también hay mucho que disfrutar, un consejo es una excursión; ideal para hacer con niños, al Bachalpsee, al que llega en telecabina en apenas media hora. O al Grosse Scheidegg, en un trayecto que mezcla telefónica y senderismo.

¿Cómo llegar?

Interlaken Ost es la ciudad más cercana a esta villa, por lo que llegar a ella toma poco más de media hora en tren o autobús.

23. Ciudad de Lugano

Podrías aprovechar tus vacaciones en Suiza para visitar Lugano, la ciudad de habla italiana más grande fuera de Italia.

Podrías utilizar tus vacaciones en Suiza para visitar Lugano, la ciudad de habla italiana más grande fuera de Italia. Lucerna es la ciudad suiza importante más cercana. Aunque como la ciudad queda en la Suiza italiana, incluso compartiendo frontera con ese país, Como y Milán están más cerca, a mitad de camino con respecto a Lucerna.

Es muy difícil elegir qué ver primero en la ciudad. Podrías comenzar por el lago homónimo. Con dos tercios en Suiza y uno en Italia (su nombre italiano es Ceresio), el lago está rodeado por cuatro montes: Salvatore, Brè, Generoso y San Giorgio, respectivamente.

La ciudad circunda su lago con una avenida costanera, que puedes recorrer en autobuses gratuitos para turistas. Además, puedes contratar excursiones en barco o darte un chapuzón en primavera y verano en su playa comunitaria, el Lido di Lugano.

El Parque Cívico queda a la vera del lago, desde donde puedes dar de comer a los cisnes; aunque el parque es un atractivo por sí mismo, con sus flores de todos los colores, para pasear en bicicleta o comerte un helado.

Los montes San Salvatore y Brè, respectivamente, son los mejores miradores de la ciudad a los que puedes llegar en funicular . Los viajeros atesoran los paisajes que miran desde ambas cimas.

Pero la visita a Lugano no está completa si no está incluida en tu itinerario lugares como la Iglesia de Santa María de los Ángeles, la Piazza della Reforma o la Catedral de San Lorenzo.

DATO CURIOSO: Un impensado mirador del lago es el LAC Lugano Arte y Cultura, un centro cultural ubicado en un edificio modernista a su vera.

¿Cómo llegar?

Lugano tiene su aeropuerto por lo que la conexión aérea con el resto de Suiza y Europa es sencilla. Sin embargo, para pasajeros terrestres, desde Lucerna puedes llegar en un recorrido en tren de poco más de dos horas, pagando un billete de entre 55 y 100 dólares.Pero es mucho más rápido y barato llegar desde Como, en 30 minutos en ferrocarril por entre 16 y 30 dólares el boleto; o Milán, en una hora con un boleto que cuesta entre 30 y 55 dólares.

24. Paso San Gotardo

Viajar entre la Suiza alemana al norte y la Suiza italiana, más al sur, requiere cruzar el Paso de San Gotardo.

Viajar entre la Suiza alemana al norte y la Suiza italiana, más al sur, requiere cruzar el Paso de San Gotardo que atraviesa el Macizo de San Gotardo entre Andermatt y Airolo.

Airolo y el paso están unidos por la Tremola San Gotardo, uno de los caminos pavimentados ubicados a mayor altitud en Europa.

Hoy en día el paso constante de dos túneles ferroviarios y otro vehículo, y su importancia radica no solo en que un país del norte a sur, sino que además es una vía de comunicación entre el norte y el sur de Europa.

Los túneles están ubicados uno debajo del otro, siendo el Túnel de base, el túnel ferroviario más reciente, el túnel más largo y profundo de su tipo en el mundo (los dos otros lo fueron en su momento).

DATO CURIOSO: San Gotardo es el santo patrono de los pasos de montaña. De la capilla homónima construida en el paso, en el siglo VIII, derivado del nombre actual.

¿Cómo llegar?

Desde Bellinzona toma 2 horas y 15 minutos llegar en tren haciendo trasbordo en Airolo por 29 y 51 dólares . El pasaje solo en autobús es más barato (entre 7 y 10 dólares) pero toma casi tres horas.

25. Biosfera de Entlebuch

Entlebuch fue la segunda reserva de biosfera suiza designada por la UNESCO, después de que la primera también fuese un área suiza, el Parque Nacional.

El turismo en Suiza tiene, más allá de su dimensión lúdica y económica, una arista de responsabilidad medio ambiental. Esto se pone en evidencia en Entlebuch que fue la segunda reserva de biosfera suiza designada por la UNESCO, después de que la primera también tenía un área suiza, el Parque Nacional.

La reserva comprende la comuna de Entlebuch, que es su vez sede del distrito del mismo nombre y abarca 395 km². Más de la mitad de esa área se usa para la agricultura.

La comuna ofrece hoteles como el Landgasthof Drei Konige o el Hotel Restaurant Adler.

¿Cómo llegar?

Desde Berna puedes llegar en 1 hora y media, pagando un boleto de entre 124 y 160 dólares . Al este, llegar desde Lucerna toma un tiempo similar, 1 hora y 41 minutos con un boleto algo más barato, entre 119 y 154 dólares.

26. Comuna De Lauterbrunnen

La orografía de la comuna de Lauterbrunnen la ha convertido en el sitio ideal para practicar el vuelo con traje ala (wingsuit flying).

La orografía de la comunidad de Lauterbrunnen la ha convertido en el sitio ideal para practicar el vuelo con traje ala , tal vez el deporte más peligroso del mundo. Por las muertes que causa, a finales de 2016, se creó la discusión sobre si la comunidad desafió a su jurisdicción. Al final no lo hice, y de ahí que YouTube esté lleno con videos de deportistas extremos que retan la muerte desde los riscos de Lauterbrunnen.

En un ámbito más tranquilo, el Talmuseum es un museo que explica la evolución de la cultura alpina. La entrada es gratuita para quienes se hospedan en hoteles cercanos.

De nuevo fuera del sosiego del museo, la cascada Staubbach es un buen lugar para retomar el contacto con la naturaleza que es el atractivo de esta comunidad.

Desde aquí puedes planear excursiones en bicicleta, que puedes alquilar, a Gimmelwald y otros bonitos pueblos cercanos, que incluso puedes montar en las góndolas del teléfono en aquellos tramos en los que está disponible.

¿Cómo llegar?

Desde Interlaken toma apena 19 minutos llegar en autobús comprando un boleto de entre 2 y 4 dólares.

27. Ciudad De Lausanne

A unos 64 kilómetros de Ginebra, viajar a Suiza debe incluir a Lausanne ciudad que también está a orillas del lago Lemán.

A unos 64 kilómetros de Ginebra, viajar a Suiza debe incluir a Lausanne ciudad que también está a orillas del lago Lemán.

Lausana destaca por su universidad y por sus escuelas privadas, lo que le ha granjeado la reputación de centro educativo de la élite mundial. Además es la sede del Comité Olímpico Internacional, de ahí su apodo de Capital Olímpica.

Otra característica de esta ciudad es que está desperdigada por las colinas que rodean el lago, es una ciudad entre montañas como tantas otras ciudades suizas, pero en esta destacan sus actividades acuáticas como la navegación o el esquí acuático.

Entre los sitios que debes visitar está el Museo Olímpico, ubicado junto al lago; su hermosa Catedral de estilo gótico, que puedes visitar gratuitamente o el Tribunal Federal que es el único órgano del poder federal que no está asentado en Berna.

Pero por su condición de nodo cultural del occidente del país, oferta de museos es mucho más amplia que el ya nombrado Museo Olímpico y debe incluir imperdibles como la Fundación de l’Hemitage o la Colección de Art Brut.

Aunque no está en la Suiza italiana, Lausana destaca por sus restaurantes italianos, en particular por sus pizzerías como La Bruschetta, ubicada en avenue de la Gare 20 o La Nonna en rue du Maupas 17.

DATO CURIOSO: desde el Signal de Sauvabelin, una colina de 640 m de altitud, se tiene la mejor panorámica de la ciudad.

¿Cómo llegar?

Llegar desde Ginebra en tren toma 50 minutos, pagando un boleto de entre 25 y 45 dólares, y un poco más si usas autobús, por un billete de entre 2 y 21 dólares.

28.Ciudad de Montreux

Montreux completa, junto a Ginebra y Lausana, la trilogía de ciudades a la orilla del Lago Lemán.

Montreux completa, junto a Ginebra y Lausana, la trilogía de ciudades a la orilla del Lago Lemán.

Si tuvieses que elegir las postales de la ciudad, podrías incluir al Dents-du-Midi (Dientes del Midi). Esas postales seguirían con el Castillo de Chillon, que se incluye en otro apartado de esta lista, y por supuesto con la ciudad vieja en la parte alta. En navidad vale la pena ir al mercadillo que se forma en el Lungolago, o paseo del lago, para disfrutar del ambiente y subirte a la noria para ver la ciudad.

El festival de jazz de Montreux, que se celebra en julio, es uno de los atractivos turísticos de Suiza, que queda inmortalizado de una forma peculiar: a lo largo del frente del Montreux Palace Hotel hay estatuas de bronce de los grandes músicos que han pasado por el festival.

Sin embargo, el de jazz no es el único festival que acoge la ciudad, también está el Golden Rose Festival, en primavera; o el Septiembre Musical de Montreux, entre otros.

Por último, la ciudad acoge una pequeña joya: la Bibliothèque municipale de Montreux et Veytaux.

DATO CURIOSO: junto al mercado, frente al lago, está la estatua de Freddy Mercury (cuyas cenizas se esparcieron en el lago), que emula la portada del álbum póstumo de Queen Made in Heaven.

¿Cómo llegar?

De Lausana a Montreux son apenas 30 minutos de recorrido en tren, pagando entre 15 y 27 dólares el boleto. O el doble de tiempo si decides usar el autobús, aunque el billete es mucho más barato ya que vale entre 3 y 6 dólares.

29. Estación de Esquí Crans-Montana

La estación de esquí Crans-Montana, uno de los lugares que más atrae turistas en Suiza, está conformada por dos centros de esquí.

La estación de esquí Crans-Montana, uno de los lugares que más atrae turistas en Suiza, está conformada por dos centros de esquí, que incluyen 140 kilómetros de pistas y el glaciar Plaine Morte. El complejo acoge al único festival pop rock de invierno, The Caprices Festival.

La estación cuenta con campo de golf en el que se juega un torneo profesional. En invierno, cuando se congela, se habilita como zona para caminar. En la montaña hay un sendero circular, La Bisse du Ro, que conduce al lago artificial de Tseuzi, esta es una buena opción de senderismo.

Como destino de lujo que es, las tiendas abundan. Tratándose de un centro de esquí, la tienda Avalancha Pro Shop es parada obligada no solo para comprar sino para alquilar, sin embargo los precios son caros.

DATO CURIOSO: Ubicado en Route de Clovelli 7, queda la Fondation Suisse des Trains Miniatures, un museo con maquetas y dioramas que muestra la historia del ferrocarril. Los modelos a escala y juguetes hacen las delicias de niños y adultos por igual.

¿Cómo llegar?

Desde Montreux, combinando tren y funicular, toma 1 hora y 40 minutos llegar, por entre 41 y 73 dólares el boleto.

30. Blausse

Llama la atención cómo el Blausee, el Lago Azul por su nombre en alemán, genera tantos visitantes atraídos por sus aguas azul turquesa.

Llama la atención cómo el Blausee, el Lago Azul por su nombre en alemán, genera tantos visitantes atraídos por sus aguas azul turquesa. Está ubicado en la parte alta de la aldea de Kandergrund, en el valle Kander.

En las inmediaciones del lago queda el hotel y spa del mismo nombre que ofrece restaurante con terraza, pizzería, área para picnic y parque, entre otras instalaciones.

¿Cómo llegar?

La ruta más corta para llegar es en tren vía Brig desde Montreux, que se hace en poco menos de tres horas, pagando un billete de entre 68 y 114 dólares. La otra ruta ferroviaria, mucho más barata (el billete vale entre 30 y 5 dólares), le agrega dos horas al viaje. Una vez en Brig se toma un autobús hasta el lago.

31. Pueblo de Gstaad

Gstaad es uno de esos sitios para conocer en Suiza a gente del jet set internacional.

Gstaad es uno de esos sitios para conocer en Suiza a gente del jet set internacional, o al menos para toparse con ellos, porque el perfil turístico del pueblo atrae a los ricos y famosos.

Esa característica se refleja en sus restaurantes. Entre los más elegantes destacan La Bagatelle, que sirve comida francesa en la Neueretstrasse; o el Chesery, también de comida francesa, ubicado en Alte Lauenenstrasse 6, por nombrar solo dos de una selección más amplia.

Además, para satisfacer la demanda de compras de tan selectos visitantes, la ciudad está llena con las marcas exclusivas que encuentras en las grandes capitales: Cartier, Dior o Prada, en una lista que se queda corta y que convierte a Gstaad en un pueblo boutique.

La mayor parte del turismo gira alrededor del esquí, porque la ciudad ofrece una de las mejores ofertas para esquiar de Suiza, lo que incluye desde heliesquí hasta las tradicionales pistas.

Junto al esquí, el senderismo y el montañismo son unas de las opciones ideales en Gstaad. La Lauenensee Loop Trail es una opción junto al paseo Col du Pillon-Lake Retaud-Lake Arnen-Feutersoey.

¿Cómo llegar?

Desde Montreux te tomaría 1 hora y 25 minutos llegar en tren.

32. Ciudad De Bellinzona

Bellinzona acoge un Sitio Patrimonio de la Humanidad de la Unesco, los tres castillos Castelgrande, Montobello y Sasso Corbaro.

Bellinzona acoge un Sitio Patrimonio de la Humanidad de la Unesco, los tres castillos Castelgrande, Montobello y Sasso Corbaro.

Junto a ellos, mucho de lo mejor que la ciudad ofrece es su arquitectura, como lo comprueba su Palazzo Civico, en pleno centro de la ciudad; la Iglesia de Santa María de la Gracia o la de los Santos Pietro, Paolo y Stefano, en la plaza del mercado.

Si después de admirar el casco histórico te da hambre, un pedazo de pizza es una de las mejores opciones en la ciudad, que ofrece muchos restaurantes italianos para comerla. Podrías probar en Lo Scugnizzo, en viale Stefano Franscini 55 o a La Lampara, en via Henri Guisan 3.

¿Cómo llegar?

Desde Locarno toma apena 25 minutos llegar en tren por entre 14 y 25 dólares el pasaje. También está la opción de hacerlo en autobús, en 35 minutos, por entre 3 y 5 dólares el boleto.

33. Comuna de Ascona

Ubicada a orillas del Lago Mayor, Ascona es una comuna suiza de Locarno en el cantón italiano de Tesino.

Ubicada a orillas del Lago Mayor, Ascona es una comuna suiza de Locarno en el cantón italiano de Tesino.

En su centro histórico destaca la Iglesia San Pietro e Paolo. A la vera del lago está su paseo lacustre, el Lungolago, con su plaza de postal, la Piazza G. Motta.

Por estar ubicada en la Suiza italiana, Ascona es uno de los mejores lugares de Suiza para visitar restaurantes italianos como Colinetta, ubicado en strada Collinetta 115, con sus especialidades italianas pero también parrillas; o Madonna della Fontana y Grotto Baldoria, por solo nombrar unos pocos.

Pero no todo es comer en Ascona, que también ofrece al visitante cultura con su Ascona Jazz Festival, el Museo Comunal de Arte Moderno o la Casa Serodine, un antiguo palacio convertido en museo.

Un consejo para terminar el día en la ciudad es el Lido Ascona, un parque-playa a orillas del lago en el que se puede comer, nadar o solo retozar en la arena.

¿Cómo llegar?

Desde Locarno toma apena 12 minutos llegar en autobús por entre 2 y 3 dólares el pasaje. También está la opción de hacerlo caminando o en ferry en el doble del tiempo.

34. Principado de Liechtenstein

Enclavado entre Suiza al oeste y Austria al este, el pequeño principado de habla alemana de Liechtenstein ocupa una parte del valle del Rin.

Este es uno de esos destinos turísticos cerca de Suiza que debes visitar. Enclavado entre ese país al oeste y Austria al este, el pequeño principado de habla alemana de Liechtenstein ocupa una parte del valle del Rin. Ese río forma una frontera natural con Suiza.

Vaduz es su capital. Reúne en torno a su plaza los principales edificios gubernamentales. Fuera del casco central, destaca el Castillo de Vaduz en un altozano.

Además, en ella encontrarás museos como el de Arte; el Museo Postal, para fanáticos de la filatelia; o el Museo Nacional, con la colección privada del Principado.

Siendo un país tan pequeño, la vedad es que puedes recorrerlo en un día o dos

DATO CURIOSO: Liechtenstein es, junto a Uzbekistán, uno de los dos países del mundo rodeados por países que tampoco tienen costas. En el caso del Principado, lo rodean Suiza y Austria que no tienen litoral.

¿Cómo llegar?

Puedes llegar volando directamente al Principado, sin embargo si estás haciendo turismo en Suiza, puedes llegar desde Zúrich, en tren, en un recorrido de casi dos horas que cuesta entre 38 y 70 dólares, según el tren que elijas.

35. Pueblo de Mürren

El sello distintivo de Mürren es la Inferno race, una carrera de esquí amateur que combina cross country, slalom y carrera montaña abajo, a lo largo de casi 16 km.

El sello distintivo de Mürren es la Inferno race, una carrera de esquí amateur que desde 1928 combina cross country, slalom y carrera montaña abajo, a lo largo de casi 16 kilómetros.

Porque el deporte está muy presente en la vida diaria de la villa, y no solo el esquí, porque uno de los edificios más importantes es el Centro Deportivo con piscinas, salas de entrenamiento y cancha para tenis en verano, entre otras instalaciones.

El Schilthorn brinda una vista de los tres picos de la región Jungfrau: el Mönch (el Monje) y el Eiger (el Ogro) y por supuesto, el Jungfrau. En su cima hay un restaurante giratorio. Pero la atracción aquí es el 007 Walk of Fame, que recrea la saga del agente británico porque aquí se filmó parte de la película Al servicio de su majestad.

Una visita a Mürren debe incluir el Thrill Walk Felsensteg Birg, un paseo de vértigo sobre plataformas de acrílico y con cuerdas sobre el vacío a medio camino entre Mürren y la cima del Schilthorn en Birg. El camino es súper seguro, pero el viento y la altura se combinan para causarle al turista una sensación de vértigo única.

¿Cómo llegar?

El trayecto más corto para llegar, de unos 50 minutos, combina tren y autobús desde Interlaken por entre 2 y 4 dólares el pasaje. También hay un autobús nocturno que hace el recorrido en el mismo tiempo, pero por el doble del pasaje.

36. Ciudad Histórica de Murten

Aunque Murten es su nombre alemán, la ciudad también es llamada por su nombre francés, Morat, que es el de una batalla de 1476.

Aunque Murten es su nombre alemán, la ciudad también es llamada por su nombre francés, Morat, que es el de una batalla de 1476, muy importante en la historia Suiza.

Y es que el atractivo principal de esta ciudad es su historia que queda plasmada en sus murallas medievales con sus torres, que en tiempos la rodeaban toda y que hoy permiten la mejor vista. También están las arcadas de las murallas junto a las casas medievales, todo en la parte alta de la ciudad.

En la parte baja está el Murtensee, que es el lugar ideal para los paseos veraniegos en barcos alquilados en los muelles a la orilla de su orilla. También tienes la opción de alquilar tablas para windsurf o simplemente comerte un helado mirando el monte Vully.

Si solo tienes un día para visitarla te recomiendo empezar el recorrido en la mañana en la zona del lago y dedicar la tarde al casco histórico cuando hay menos turistas.

DATO CURIOSO: Aunque algunas tiendas tienen los escaparates al nivel de la acera, para entrar a ellas hay que bajar una escalera a una especie de sótano.

¿Cómo llegar?

La forma más rápida de llegar es desde Berna, para lo cual puedes usar el tren vía Kerzers, en un trayecto de 42 minutos, comprando un billete que vale entre 17,80 y 35,60 francos suizos (18 y 36 dólares); o en autobús de noche, en 37 minutos de viaje, por un billete de entre 3,95 y 5,95 francos suizos (4 y 6 dólares).

37. Pueblo de Grimentz

Ubicado en el cantón de Valais, Grimentz queda a una distancia similar de Lausana y Berna, a poco menos de dos horas en tren.

Ubicado en el cantón de Valais, Grimentz queda a una distancia similar de Lausana y Berna, a poco menos de dos horas en tren. Desde aquí puedes subir al glacial Moiry.

Su atracción principal es la estación de esquí Grimenz-Zinal, aunque las pistas están destinadas a esquiadores de intermedios a expertos, pero mezclado con un ambiente relajado, más silencioso que el que encontrarías en Interlaken, por ejemplo.

Fuera de las pistas de esquí, este pueblecito de calles estrechas ofrece cosas únicas como el camino de los geranios, la Rue du Village, en la que todos los balcones de las casas a sus costados están decoradas con esta flor. La Iglesia parroquial de San Teódulo es otro sitio recomendable.

Pero si vas con niños, tal vez quieras ir al AnniThink Escape Room en el que se juega a escapar contrarreloj resolviendo unos acertijos.

¿Cómo llegar?

Desde Berna el recorrido en ferrocarril hasta Grimentz dura poco menos de dos horas, comprando un boleto que va de los 200 a los 269 dólares, mientras que desde Lausana el tiempo que toma llegar es similar, aunque el pasaje es ligeramente más barato, entre 199 y 259 dólares.

38. Ciudad de Stein Am Rhein

Como tantos nombres de lugares de Suiza, el de Stein am Rheim refleja la influencia alemana en la cultura del país, el nombre significa Piedra en el Rin.

Como tantos nombres de lugares de Suiza, el de Stein am Rheim refleja la influencia alemana en la cultura del país, el nombre significa Piedra en el Rin. Está ubicado en el cantón de Schaffhausen, a poco más de 20 minutos de Escafusa, aunque la ciudad importante más cercana es Zúrich a poco menos de dos horas en tren.

En ella destaca el casco histórico que aún conserva la cuadrícula medieval, de hecho, por su conservación el pueblo fue el primero en recibir el premio Wakker a la preservación del legado arquitectónico.

Una visita comienza con estacionar el carro en las afueras, si has llegado en uno, porque este es un pueblito para recorrer a pie. Dentro de ese patrimonio destacan los frescos de las casas alrededor de su plaza principal, la Marktbrunnen o el Ayuntamiento.

Otros sitios patrimoniales para visitar son el Monasterio de San Georgen, que no hay que confundir con la Iglesia de San Jorge, en la misma ciudad, y la Iglesia del Castillo. Pero el sitio top que no puedes dejar fuera de tu itinerario, es el Catillo Hohenklingen, una fortaleza romana tardía literalmente top porque queda en la parte alta de la ciudad.

¿Cómo llegar?

Puedes llegar desde Escafusa en un viaje de 24 minutos en tren, por un boleto que vale entre 4 y 6 dólares. Otra opción es hacerlo directamente desde Zúrich, desde la que puedes llegar en una hora y 40 minutos también en ferrocarril por entre 23 y 39 dólares el boleto, o en autobús en una hora y 42 minutos por entre 3 y 5 dólares el billete.

39. Barrio de Gandria

Gandria está formado por un barrio de la ciudad de Lugano y por los alrededores rurales de una villa del mismo nombre al norte del lago Lugano.

Gandria está formado por un barrio de la ciudad de Lugano y por los alrededores rurales de una villa del mismo nombre al norte del lago Lugano, así como por un asentamiento en el lado opuesto del lago, en la Suiza italiana.

Dentro de sus confines uno de los lugares de interés es la iglesia parroquial de San Vigilio, un edificio del siglo XII, a medio camino entre la arquitectura románica y la barroca, ubicada en Piazza A. Giambonini 1.

También está el Oratorio de San Rocco junto al cementerio del barrio, que, siendo el santo patrono de los apestados, fue invocado por los vecinos en 1633 cuando la peste los amenazaba prometiéndole al santo erigirle una capilla si los protegía.

Un poco antes, en la historia, está Sasso della Predescia, una gran piedra en los alrededores, está esculpida con símbolos que se creen celtas, los primeros pobladores del área, de los que varios nombres de lugares cercanos toman sus nombres.

Por último y como recordatorio de sus épocas de contrabando, también el Museo de la Aduana Suiza es una parada interesante para conocer la historia del barrio.

¿Cómo llegar?

De Lucerna, la ciudad importante suiza más cercana, el trayecto, en tren, hasta Lugano, toma 3 horas y 26 minutos, con un pasaje que puede valer entre 57,42 y 101 francos suizo (58 y 102 dólares). Sin embargo, desde Milán el trayecto es más corto (2 horas y 26 minutos) en tren y desde Como aún más: 1 hora y 49 minutos usando tren y autobús combinados. Una vez en Lugano el acceso al barrio se hace a pie, por el camino de las aceitunas o en bote, porque en el casco histórico protegido de la villa están prohibidos los vehículos.

40. Glaciar Aletsch

Sin dudas el Glaciar Aletsch es uno de los sitios de interés en Suiza para científicos o simples turistas porque es el glaciar alpino más grande.

Sin dudas el Glaciar Aletsch es uno de los sitios de interés en Suiza para científicos o simples turistas porque es el glaciar alpino más grande. Ubicado en la región Jungfrau, quienes lo visitan hablan de los remolinos de fina nieve o de sus vetas azules cuando recorren sus rutas.

Junto a la cara norte del Jungfrau y del Eiger, este glacial forma el área protegida Jungfrau-Aletsch, la primera área natural en ser declarada patrimonio natural mundial.

Hay varias formas de llegar, una es desde la región Aletsch que da acceso a la parte baja del glaciar o la estación de Jungfraujoch que permite llega a la parte alta del glaciar.

DATO CURIOSO: Dados los efectos del calentamiento global, este, como la mayoría hoy, es un glacial en retiro, sin embargo, por su tamaño, ha pedido mucha menos masa que ningún otro glacial en Suiza.

¿Cómo llegar?

Como el glaciar queda en la región Jungfrau, se puede llegar desde Berna bien sea en tren, en un trayecto de casi dos horas, haciendo escala en Interlaken, con un costo de entre 43 y 91 dólares; o en autobús, en una hora y media de viaje haciendo el mismo recorrido. La estación de Jungfraujoch permite llega a la parte alta del glaciar desde Interlaken.

Los atractivos turísticos en Suiza son innumerables : glaciares alpinos, montañas, lagos, iglesias medievales, edificios modernistas, vacas en la campiña, puentes cubiertos; la lista sobre qué ver puede extenderse líneas y líneas sin agotar el interés del viajero.

Pero la constante son los Alpes, el accidente geográfico más importante del continente que Suiza comparte con los medios docena de países, le otorga su orografía, su historia y su cultura; esas características que juntas atraen millones de turistas al año.

No hay certeza sobre el nombre de la cadena montañosa, para algunos casos de la palabra celta alp, que significa altura; mientras que para otros afectados de latín albus, blanco. Montañas y nieve: ahí está resumido el atractivo de Suiza.

Definitivamente, Suiza es un destino turístico al que hay que volver una y otra vez porque es imposible conocerlo en unas pocas visitas.

Créditos fotográficos

>