El Top 10 de las Mejores 
Comidas Típicas de Oaxaca
para probar este 2020

Oaxaca es uno de los estados de México más tradicionales del país. Se distingue por mantener viva su historia a través de sus habitantes, sus edificios, sus fiestas pero sobre todo en su cocina.

La gastronomía oaxaqueña es una joya en si misma, ha mantenido en su memora colectiva los elementos característicos de la cocina prehispánica. Además es una localidad que apuesta por la producción hecha en casa. Oaxaca produce su propio queso con el que elaboran su famoso quesillo, o postre de huevo, también tienen una extensa variedad de chiles. 

Si decides hacer tus vacaciones en Oaxaca, preparate a sumergirte en una experiencia gastronómica sin comparación, los oaxaqueños dicen que quienes prueban por primera vez un plato de comida en Oaxaca nunca se va de allí y si lo hace siempre llevará parte de el lugar en su interior.

A continuación verás las mejores preparaciones que debes tomar en cuenta en tu viaje a Oaxaca.

1. Chapulines

Los chapulines es uno de los platillos típicos de Oaxaca. Con una antiguedad de más de 3000 años este famoso alimento es comúnmente consumido como relleno o botana.

Es considerado un platillo exótico y muy delicioso, para otros es un tanto extraño o desagradable. Estos crujientes insectos son una gran fuente de proteínas dentro de gastronomía indígena de Oaxaca.

La forma de recolectarlos es utilizando una malla en forma de bolsa que va atada al extremo de un palo de madera. Con este se golpea la rama de alfalfa y los chapulines van cayendo dentro de la bolsa.

Antes de prepararlos debes lavarlos muy bien, luego se tuestan sobre el comal con ajo, jugo de limón y sal. Para obtener su característico toque agridulce. Pueden ser consumidos como relleno para tus tacos y tamales o como botana.

Algo que debes hacer es probar un delicioso mezcal acompañado de unos Chapulines como botana. Algo típico de cualquier bar en Oaxaca

La tradición cuenta que quien prueba los Chapulines no dejará nunca la ciudad. En tu viaje a Oaxaca nunca olvidarás el sabor de estos sanos y particulares insectos.

2. Tlayudas

Las tlayudas son uno de los platillos emblemáticos de Oaxaca. Son unas tortillas de maíz de 30 centímetros o más que se sirven en un plato grande para que los comensales lo piquen con las manos, de manera similar a la que las personas suelen comer pizza. Pueden ser acompañados con una amplia variedad de sabores, como chicharrón o frijoles refritos.

Tradicionalmente, para su preparación se utiliza leña para preparar el fuego y que logren su textura exacta. La cocción es fundamental. Mientras se cocinan se deben voltear dos veces, a la tercera se debe retirar directamente del fuego y colocarlas en la rejilla para que sigan recibiendo calor, pero no directamente.

Esta ha pasado a ser una de las principales comidas de Oaxaca, suelen ser servidos en los más importantes restaurantes de la ciudad, rellenos con camarones, carne, chapulines o guacamole.

Las Tlayudas no solo son uno de los platillos famosos de Oaxaca. Además fueron declarados en 2010 como Patrimonio Cultural por la UNESCO.

Si decides viajar a Oaxaca y no pruebas una o varias Tlayudas, es como si no hubieses ido.

3. Champurrado

El champurrado es una bebida típica de hecha a base de maíz y chocolate, comúnmente este suele ser uno de los platillos típicos de Oaxaca en el Día de Muertos y en las fiestas de la temporada decembrina.

La receta clásica está hecha a base de agua, pero también puedes utilizar leche. Para preparar Champurrado debes poner a hervir seis tazas de agua o leche agregando un piloncillo (una panela de papelón con forma cónica), o en su defecto, media taza de azúcar.

Una vez haya hervido el líquido y el azúcar se haya disuelto, debes agregar dos tabletas de chocolate y espera hasta que se disuelva mientras lo revuelves lentamente. Después de este paso baja el fuego y deja que se cocine a fuego lento.

Después de seis u ocho minutos la mezcla debe quedar espesa, ahora solo debes dejar que se cocine por cinco minutos más, una vez hecho esto estarás listo para disfrutar de una de las más deliciosas bebidas tradicionales en Oaxaca

Si quieres que tu Chapusado tenga un toque diferente puedes añadirle anís, clavos de olor, canela molida o conchas de naranja. Te recomendamos que tengas mucho cuidado antes de servir ya que es una bebida extremadamente caliente.

4. Calamares en su Tinta

Este es uno de los platillos más exóticos de Oaxaca. Su preparación es realmente sencilla, lo más complicado es limpiar los calamares, pero eso puedes pedirlo en la pescadería.

Para preparar calamares en su tinta lo primero que debes hacer es colocar en un bowl las bolsas de tinta de los calamares. Luego debes cortarlos en trozos y ponerlos en una sartén caliente, trata de que no tengan nada de grasa para sacarles el agua.

Pica cebolla, ajo y perejil. Luego agrega ese picadillo a una cacerola con los calamares ya cocidos y agrega aceite de oliva. Cocina estos elementos a fuego lento y agrega el agua que soltaron los calamares, sal y vino tinto o vino blanco.

Una vez los calamares estén blandos agrégales la tinta disuelta con un poco de agua y déjalos al fuego por una hora. Hay otras recetas en las que se suele agregar otros ingredientes como tomate o pimientos.

Los calamares en su tinta es uno de los platillos más famosos de Oaxaca, la receta alcanza aproximadamente para ocho raciones. El acompañamiento más tradicional de esta comida es el arroz blanco.

5. Tasajo

El tasajo es uno de los más populares platillos de las regiones de Oaxaca. Entre las carnes secas de la localidad este platillo es imprescindible dentro de su gastronomía.

Tradicionalmente, debe ser preparado con carne de res. Esta deliciosa carne puede comerse frita o asada, y suele ser acompañada con una guarnición de verduras, guacamole, pico de gallo, chorizo, chapulines o en una tlayuda.

Preparar el Tasajo es realmente sencillo, ya que se trata de carne de tipo cesina, es decir que debe salarse y dejar que se seque con humo. Además, puedes preparar una amplia variedad de recetas que lo incluyen como su ingrediente principal.

Por ejemplo, puedes prepararlo en guacamole. Debes freír en una sartén con aceite un trozo de tasajo, una vez frito por ambos lados puedes agregar una tortilla si lo deseas como acompañante.

Para el guacamole, debes machacar el aguacate ya pelado y agregarle sal al gusto con un poco de agua.

Otra opción igual de deliciosa es agregar cebolla al sartén en el que fríes tu tasajo y al servir puedes adornar el plato con lechuga, tomate, guacamole y limón.

6. Tejate

El tejate es una de las más famosas bebidas típicas en Oaxaca. Es preparado con maíz, cacao, la almendra del mamey y la rosita del cacao. Este trago tradicional data de la época prehispánica y era bebido por la realeza con fines ceremoniales, por esto es conocida como "la bebida de los dioses".

Para preparar el tejate lo primero que debes hacer es tomar los granos de cacao de las rositas y las pepitas de mamey tostarlos por separado. Mientras se tuestan debes hervir el maíz para despues colarlo y enjuagarlo.

Una vez tostados, las flores, el cacao, las pepitas de mamey y el maíz se muelen y después se amasan juntos. Lo que resulta en una masa que luego podrás convertir en el tejate. Para terminar se mezcla con agua. Sabrás que está listo porque verás que la flor de cacao se elevará a la parte superior del envase formando espuma.

Tradicionalmente debes servir la bebida fría y puedes endulzarla con jarabe de azúcar. El tejate es una de las principales bebidas de Oaxaca. También es sumamente nutritivo, ya que la semilla del cacao contiene muchas vitaminas. Además mantiene su característico sazón a chocolate, pero sin poseer mucha azúcar.

7. Chiles de Agua

En México, el chile le da sabor a prácticamente todo. Es el fruto característico de Oaxaca, muy apreciado por su sabor ahumado y su nivel de picor.

Puede prepararse asado en brasas o relleno de pollo, carne o queso. El chile relleno con carne es un plato típico de la comida mexicana, principalmente de Oaxaca. También pueden ser preparados en salsas encurtidos y como picadillo.

Puedes prepararlo como desees, para rellenarlo lo primero que debes hacer es asarlo, después retirar la piel y luego agregar el relleno de tu preferencia.

También puedes preparar unos deliciosos chiles rellenos de queso, ideales para acompañar cualquier almuerzo o disfrutar como una entrada.

Primero, con un cuchillo realiza un corte a lo largo del fruto, saca las semillas e introduce un bastón de queso en se interior. Luego, empanízalos pasándolos por huevo, harina y pan molido. Fríelos en aceite hasta que estén dorados y agrega un poco de al y pimienta. Puedes acompañar estos chiles con un aderezo mezclando perejil, mayonesa y juego de limón.

8. Nicualote

El nicualote es uno de los mejores postres de Oaxaca. Se prepara con maíz cocido, azúcar y canela y tiene una textura muy parecida a la de el flan o la natilla. Este platillo es de origen prehispánico y es conocido como el manjar de los dioses.

Actualmente, existen muchas maneras de preparar este delicioso postre. Hay quienes deciden añadirle más sabores como piña, coco, chocolate, nuez o mango.

Su preparación es bastante sencilla. Debes poner a cocinar el maíz a fuego lento, una vez listo, déjalo reposar hasta que enfríe para luego molerlo y hacer la masa. Una vez lista la masa, debes ponerla a remojar en un recipiente con agua hasta que se disuelva.

Una vez tengas la mezcla, en otra olla deberás calentarla a fuego medio mientras endulzas a tu gusto con leche, canela y azúcar. Luego revuelve por al menos 45 minutos, hasta que veas que ha espezado. Una vez listo debes dejar reposar el nicualote por unas tres horas una vez que veas que cuaja ya estarás listo para servir y disfrutar de uno de los mejores postres tradicionales de Oaxaca

9. Caldo de Gato

Esta tradicional sopa con un nombre bastante peculiar es uno de los mejores platillos de Oaxaca. Su llamativo nombre es debido a que se le ofrecía esta comida a los trabajadores de las haciendas, y ellos lo llamaban de esa forma.

Independiente de su particular nombre, este platillo es preparado principalmente con carne de cerdo o de res, también hay quienes suelen usar cordero. El caldo es complementado con algunas verduras como pueden ser ajo, cebolla, elotes, papa, zanahorias, o calabacitas. además puedes agregarle algunos granos como garbanzos o arroz.

Para preparar este delicioso plato lo primero que debes hacer es poner a cocinar la carne en agua hirviendo, mientras poco a poco vas agregando los granos y las verduras, dependiendo del tiempo de cocción de las mismas. Una vez agregados todos los ingredientes, debes dejarlo hervir por al menos 10 minutos.

Este plato es una de las comidas mas populares de Oaxaca. Generalmente alcanza para seis porciones. Una vez listo puedes servir tu sopa acompañado de limones, cebolla picada o cilantro picado, todo depende del gusto de tus comensales.

10. Chocolate Oaxaqueño

El chocolate oaxaqueño es ideal para esos días fríos. Es una de las más famosas bebidas artesanales de Oaxaca.

En esta ciudad el uso del chocolate tiene un gran significado histórico, era consumido desde tiempos prehispánicos. La creencia popular dice que los aztecas lo tomaban para obtener fuerzas antes de sus batallas.

Además, esta comida tiene la fama de ser sumamente beneficioso para la salud. Es bueno para el estómago, mantiene y brinda calor al cuerpo, y es efectivo para curar problemas circulatorios, migrañas o gastritis.

Oaxaca es conocida como "la cuna del chocolate". Lo destaca de este postre es su preparación, tradicionalmente se suelen moler los granos de cacao y se le añade canela, azúcar y en ocasiones anís.

Es bastante sencillo prepararlo. Lo primero que debes hacer es poner a hervir una olla con agua o leche, mientras hierve agrega el chocolate y ve revolviéndolo hasta que se disuelva. Puedes endulzarlo agregando azúcar a tu gusto una vez hecho debes batirlo bien hasta que empiece a tener espuma.

En Oaxaca se suele tomar esta bebida durante el desayuno o la cena, acompañado con pan de yema o pan amarillo.


¿10 no son suficientes?
Pues sigue leyendo para que descubras más platillos increíbles de Oaxaca


11. Agua de Chilayota

La chilacayota es una calabaza que se utiliza en otras regiones de México como una verdura para acompañar caldos y sopas de res o pollo. En Oaxaca es muy popular beberla en agua.

Preparar agua de chilacayota es sencillo. Si quieres disfrutar de una de las más refrescantes bebidas frías de Oaxaca, lo primero que debes hacer es picar en varios trozos la fruta sin cáscara. Luego debes poner una olla con agua a fuego lento con una panela de piloncillo y canela. Agrega los pedazos de chilacayota y menea hasta que estén suaves, luego apaga el fuego y pon el agua a enfriar.

Antes de servir puedes agregar jarabe de azúcar al gusto. La manera de servir esta bebida es usando vasos largos acompañados de una cucharilla, así podrás comer la fruta mientras disfrutas de esta deliciosa bebida. También puedes acompañarla con rodajas de limón y hojas de menta, estos ingredientes te servirán para decorar y para darle un gusto único.

El agua de chilacayota se adapta a todos los gustos. Puedes disfrutar de ella como bebida o puedes simplemente disfrutar de la fruta como un postre.

12. Salsa de Chicatanas

La salsa de chicatanas es muy exótica y es el acompañante ideal para muchos de los platillos favoritos de Oaxaca, especialmente los tacos. Esta salsa se hace con hormigas chicatanas. Actualmente se sabe que los insectos contienen muchas proteínas y poca grasa, lo que los convierte en alimentos sanos.

Su preparación es bastante fácil, lo primero que debes hacer es tostar las chicatanas teniendo muchísimo cuidado de que no se quemen. Puedes acompañarlas asando chiles, jitomates y ajo. Una vez estén cocidos los ingredientes, ponlos en la licuadora para que se vayan moliendo hasta que parezca una salsa.

Luego, debes picar unos delgados trozos de cebolla aparte y ponerlos a freír en un sartén con aceite caliente. Una vez notes que la cebolla se vea transparente debemos agregarle la salsa que hemos molido anteriormente para que esta se vaya friendo a fuego lento y se deja cocinar por 10 minutos. Una vez lista se retira del fuego y se deja enfriar para servir.

Esta salsa es ideal para usar como dip y compartirla con tus amigos. Puede conservarse por una semana o hasta 10 días, lo más recomendable es mantenerla refrigerada y guardarla en un envase de vidrio.

13. Tamales de Chepil

El chepil es una hierva originaria del sur de México, es utilizada para realizar guisos, caldos, arroz y por supuesto los típicos tamales mexicanos. Se dice que la hoja de chepil contiene calcio y que ayuda a reducir el estrés.

Para que prepares tus propios tamales de chepil, lo primero que debes hacer es revolver un poco de masa en caldo de pollo y batirlo bien, luego coloca tu masa en una manta. Ahora agregarle las hojas de chepil, manteca de cerdo y un poco de sal.

Una vez lista la masa ponla a cocinar a fuego bajo hasta que veas que quede bien cocida. Cuando esté lista añade en una cacerola los ingredientes que prefieras para preparar tu salsa. Estos pueden ser cebolla, jitomates y chile.

Cuando tu masa y tu salsa estén listos, debes envolverlas en hojas de maíz o plátano cocidas. Agrega los ingredientes con una cucharilla y envuélvelos con forma de tamal. Cuando tengas tus tamales armados cocínalos al vapor por hora y media hasta que estén listos para servir.

14. Aguas Frescas

Las aguas frescas son la bebida de todos los días en los hogares mexicanos. Estas bebidas suelen prepararse con las frutas que estén disponible según la temporada, o según su precio en el mercado.

Está bebida tradicional de México se prepara a base frutas, agua, azúcar y cubos de hielo. Estás no son espesas como los batidos, más bien es la fruta agregada al agua para darle sabor.

Las aguas frescas también son una de las bebidas más importantes de Oaxaca. Las frutas que generalmente se usan para prepararlas son la papaya, sandía, melón, tamarindo, limón y mango. También hay quienes usan platas o granos para prepararlas como es el caso de el agua fresca de flor de jamaica.

Prepararla es sumamente sencillo, solo debes tomar la fruta que desees preparar y agregarla en la licuadora con agua y azúcar, calcula aproximadamente cuatro tazas de agua por cada dos tazas de fruta.

Una vez esté bien licuado sirve en una jarra y agrega un poco más de agua junto a unos cubos de hielo, ponle azúcar a tu gusto para endulzarla. Si quieres sea menos espesa agrega más agua.

15. 7 Moles

El mole es un tipo de salsa hechas a base de chile y especias, espesada con masa de maíz, son una de las recetas más complejas de México. Las 7 moles son unos de los principales platillos gastronómicos de Oaxaca, cada una de estas posee una variedad de mole diferente.

El más famoso es el mole negro. Este es uno de los que suele acompañar la mayoría de los platillos para boda en Oaxaca. Además es uno de los más difíciles de preparar por su gran variedad de ingredientes, se prepara con seis tipos de chiles, plátanos, tostadas, jengibre, pimienta, aguacate y muchos más.

También está el mole amarillo, preparado con carne de res lo que le da una sazón bastante interesante. Y el mole coloradito que se prepara con carne de cerdo pollo y, al igual que el amarillo, de res.

Otros moles típicos de las tradiciones y gastronomía de Oaxaca, son el mole chichilo que se prepara con carne de res y hojas de aguacate. Y el mole rojo con pollo, este es el más picante de todos suele llevar chocolate, chile guajillo, canela, nueces y cacauates.

16. Leche Quemada

La leche quemada es uno de los postres típicos de Oaxaca. Es una nieve con un delicioso sabor parecido a la cajaleta que seguramente te encantará.

Su preparación es bastante simple, primero debes servir una taza de leche en una olla y hervirla a fuego lento. En otra olla agrega el resto de la leche y caliéntala a fuego alto. A medida que la leche se calienta menéala con una cuchara de madera hasta que suelte un olor a quemado.

Sirve la leche quema en la olla junto a la que está hirviendo. Añádele una cucharada de azúcar, canela y nuez moscada. Continúa hirviendo por aproximadamente 15 minutos, una vez pasado ese tiempo se cuela y cuando esté tibia pasa al congelador para que cuaje.

Cuando esté a medio cuajar se empieza a batir hasta que quede espumosa, después debes volver a colocarla en el congelador para que quede más firme y estará lista para servir.

Este postre es ideal para probar en verano y refrescarse cuando hace calor. Si visitas Oaxaca podrás encontrar esta comida en el famoso mercado de Benito Juarez o en otros sitios del estado, ya que es sumamente famoso

17. Sopa de Guías

La sopa de guías es uno de los principales platillos tradicionales oaxaqueños, suele prepararse con los tallos de la flor de calabaza y en algunos casos lo acompañan con chochoyotes, que son unas bolitas hechas con masa de maíz y sirven de acompañante en varias de las comidas mexicanas.

Para preparar esta sopa primero debes hervir elotes en agua con sal. Aparte fríe en aceite ajo y cebolla rebanados para luego agregar al caldo en el que se cocieron los elotes. Agrega la flor de calabaza ya limpia y cortada en pedazos a la sopa, si gustas también puedes ponerle hojas de chepil. Deja que todo se cocine por unos 15 minutos y estará lista para servir.

Una vez lista sírvela en un plato sopero, puedes acompañarla con una salsa hecha con gusanitos o si no eres amante de la comida con insectos, en su defecto también puedes usar salsa de chile y limones picados

Esta sopa resulta ideal para tu salud ya que la calabaza tiene muchos beneficios, es una fuente de vitaminas. Además es rica en calcio, potasio y magnesio. Es un platillo muy sencillo y de sabor muy fino.

18. Arroz con Chepiles

Esta hierba originaria del sur de México, es utilizada para realizar guisos, caldos y arroz. El arroz con chepiles es característico de la gastronomía mexicana, es uno de los platillos tradicionales oaxaqueños y es muy llamativo por el aroma que los chepiles le aportan al arroz.

Su preparación es bastante sencilla, lo primero que debes hacer es lavar muy bien el arroz con agua fría, escurrirlo y freír manteca. Cuando esta ya halla freído bien agrégale ajo, cebolla molida, hojas de chepil y sal. Añade el arroz y cocínalo a fuego lento hasta que el arroz se seque y quede bien cocido.

El arroz con chepiles es el controrno ideal para que acompañes tus platos. Además es una hierva que además de deliciosa contiene muchos beneficios para la salud ya que se dice que la hoja de chepil contiene calcio y que ayuda a reducir el estrés.

19. Guiso de Iguana

El guiso de iguana es uno de los platillos más exóticos de Oaxaca. Es muy famoso en la regiones sur y sureste de México. Esta comida data de los tiempos prehispánicos. Es una comida muy común en las zonas rurales de este país.

Preparar este guiso lleva algo de trabajo, pero si eres de los que no le teme a probar cosas nuevas te recomendamos intentarlo, es un platillo lleno de sazón.

Lo primero que debes hacer es limpiar muy bien a la iguana, para esto se le abre el estómago, se le quitan las tripas y las uñas para luego lavarla por dentro y por fuera, en caso de que la iguana trajera huevos, estos puedes ponerlos a cocer y guisarlos.

Luego pícala en trozos y ponla a hervir en una olla con agua, agrégale cebolla y hiervas hasta que la carne esté suave, déjala hervir por al menos una hora y media.

Mientras se cocina puedes freír un poco de jitomate acompañado de chiles y sal al gusto para hacer una salsa, a la que también puedes añadirle trozos de iguana, déjalo cocer por cinco minutos y sirve.

20. Ecabeche de Pulpo

El pulpo en escabeche es uno de los más famosos platillos de la Sierra Norte de Oaxaca. Es ideal para servir de entrada acompañado de unas deliciosas salsas para untar en unas torillas. El pulpo es uno de los mariscos más apetecidos en todo el mundo, es por esto que esta comida te asegura una experiencia culinaria única.

Este platillo es sencillo de preparar. Para el pulpo debes quitarle la tinta y enjuagarlo muy bien, luego debes cocinarlo acompañado de cebolla, sal y limón. Una vez que esté suave pícalo en trozos.

Para el escabeche, lo que debes hacer es freír en aceite un poco de cebolla y ajo, mientras le agregas hierbas, zanahorias, azúcar y caldo de pollo. Déja hirviendo por unos minutos y añade el pulpo a la salsa.

Este platillo suele servirse en un plato hondo y es acompañado con arroz amarillo, además si gustas puedes agregar unas cucharadas de aceite de oliva.

Te darás cuenta de que el escabeche tendrá mejor sabor después de unos días de haberlo preparado

21. Caldo de Garbanzo

México es famosa por su gran cocina hecha a base de granos, enteros y molidos. La comida hecha con garbanzos usualmente es acompañada de otros ingredientes como lo pueden ser los chayotes, calabaza y nopales, son unos de los platillos más importantes de Oaxaca.

Cada región del estado tiene su propia manera de preparar la sopa de garbanzo, algunos lugares preparan cremas con garbanzos molidos que suelen tener una contextura más espesa, otros dejan el grano entero y los preparan en sopa.

El caldo de garbanzos es sumamente beneficioso para la salud, es una sopa que aporta hierro, calcio, fibra y muchas proteínas. Es un platillo idela para temporadas frías ya que te ayudará a mantenerte con energía.

Para prepararlo tienes que hervir agua con sal, si quieres puedes agregar algunas hierbas de tu preferencia. Mientras el agua hierve en un bowl tendrás que disolver tus garbanzos en agua fría.

Una vez hervida el agua, agrega tus garbanzos y fíjate que tu caldo no quede muy espeso. También puedes agregar un poco de carne de cerdo para darle más sazón.

22. Hojalde de Cazón

El hojaldre de cazón es uno de los platillos tradicionales oaxaqueños más exóticos de su cocina. Suele servirse en un plato individual acompañado de papas y jitomates, hay quienes además suelen acompañarlos con cilantro.

Este plato resulta sumamente beneficioso. El cazón es un tipo de tiburón pequeño con una abundante cantidad de proteínas y muy bajo en grasas.

Son ideales para disfrutar en el desayuno o el almuerzo. Aunque también pueden servirse de entrada o botana mientras te relajas tomando algo con tus amigos.

Prepararlas es sencillo, aunque lleva algo de trabajo. Primero para preparar los hojaldres, extiende la masa y córtala de forma rectangular, luego deberás barnizarla con huevo. Una vez hecho esto, mete tus hojaldres al horno por unos 20 minutos hasta que los veas inflados y bien dorados.

Para el relleno, muele un poco de jitomate y cebolla, después ponlos a freír en aceite caliente y cuando estén bien cocidos agrega el pescado. Si notas que queda muy espeso, puesdes ponerle más agua a la mezcla.

Hay quienes suelen acompañar los hojaldres con una salsa hecha con cilantro, tomate y sal, resulta sumamente deliciosa y des dará un toque único.

23. Buñuelo Oaxaqueño

Este postre es tradicional de las festividades decembrinas y son uno de los platillos típicos más atractivos de Oaxaca.

Son una muy delgada tortilla de al menos 30 cm de diámetro, tradicionalmente se comen bañados en miel de abejas. La tradición dice que los buñuelos deben comerse en platos de barro y una vez terminado con ellos, debes pedir un deseo y romper el plato.

Para preparar este delicioso postre lo primero que tienes que hacer es poner a hervir agua y agregarle canela y azúcar al gusto para endulzarla, luego dejar que enfríe un poco. Después en otro recipiente coloca harina, huevo, polvo para hornear y margarina derretida. Agrega a esta mezcla el agua con azúcar y canela, luego amasa hasta que tengas una masa uniforme.

Una vez lista la masa extiéndela hasta obtener el tamaño que quieras para tus buñuelos y fríelos en aceite caliente.

Uno de los lugares en los que podrás disfrutar de esta delicia si decides visitar Oaxaca es cerca de la Catedral de Nuestra Señora de la Asunción. Allí todos los diciembres es común encontrar miles de personas disfrutando de un buñuelo caliente rociado con miel de piloncillo con anís.

24. Nieve de Tuna

Las nieves son uno de los postres típicos de Oaxaca, son la mejor opción si buscas refrescarte en un día caluroso. A pesar de ser una especie de raspado, este helado no solo se hace con frutas, o sabores clásicos como pueden ser el chocolate y la vainilla.

Las nieves oaxaqueñas son lo más éxotico que te puedas imaginar, algunas están hechas con frijoles, chile, camarón y hasta chicharrón.

La nieve de tuna, es una de las favoritas en Oaxaca. Este es uno de los frutos más emblemáticos de México que suele crecer en los cactus. Es sumamente beneficiosa para la salud, se cree que los aztecas la usaban para curar heridas y bajar la fiebre, pero tu podrás usarla para quitarte la sed.

Preparar las nieves de tuna es sencillo. Combina agua y azúcar en una olla y deja que hiervan hasta tener una melaza, luego agrega las tunas sin piel y sin semillas. Licua la mezcla y ponla a enfriar, cuando veas que se empieza a congelar agrega un poco de tequila hasta que tenga la consistencia que desees. Por último guárdala en el congelador.

25. Atole de Panela

Esta bebida típica de Oaxaca se sirve tradicionalmente para acompañar la cena o la merienda. Suele prepararse con maíz, agua o leche y se puede agregar canela, anís o incluso frutas para darle sabor y es endulzado con una panela de pioncillo.

El atol de panela data de los tiempos prehispánicos y se dice que su preparación originalmente de daba a partir del maíz y con el paso del tiempo se le fueron agregando los demás ingredientes.

Es muy común que se acompañe de tamales o de una guajolata. Esta bebida no solo se suele tomar durante la cena, además es uno de los desayunos favoritos de los oaxaqueños, tanto así que podrás encontrarla en casi cualquier lado.

Puedes prepararlo en casa ya que es fácil y sobre todo económico. Primero debes mezclar tu masa de maíz con agua o leche, luego tienes que colar el líquido y ponerlo a hervir, agrega el piloncillo y la canela. Deberás moverlo constantemente con una cucharilla hasta que quede espeso. Procura tomarlo bastante caliente, pero con cuidado de no quemarte.

Oaxaca: Sabores imperdibles

En Oaxaca todos los sabores se combinan y forman una experiencia sin igual de sensaciones, colores y aromas. Es un viaje en el que la comida y la historia son los protagonistas, es abrir todo un abanico de posibilidades para tu paladar.

La gastronomía oaxaqueña es reconocida internacionalmente por la elaboración de sus platillos, las moles y los tamales son un ejemplo de esto, también sus deliciosos postres como pueden ser la leche quemada o sus buñuelos.

Su rica cocina ofrece una amplia diversidad de platillos típicos que rescatan los mejores ingredientes de sus antepasado, como los chapulines. Es un estado amplio en cultura y tradiciones. Para comer en Oaxaca hace falta mucha hambre y no temerle a probar cosas nuevas que no hallas visto en ningún lado.

Todo lo que escuches sobre los platillos oaxaqueños se quedará corto en comparación a experimentar de primera mano su sazón. Si decides hacer turismo en Oaxaca prepárate para vivir una experiencia gastronómica única e irrepetible.

Créditos fotográficos

¿Qué te pareció este artículo? 
[yasr_visitor_votes size = "large"]

COMIDAS TÍPICAS DE OTROS ESTADOS MEXICANOS:

México (País) Campeche ● Chihuahua Colima ● Durango ● Guanajuato ● Guerrero ● Hidalgo ● Jalisco Michoacán ● Morelos Oaxaca ● Puebla ● Querétaro ● Quintana Roo Sinaloa ● Sonora ● Tabasco Veracruz ● Yucatán ● Aguascalientes ● Baja California ● Baja California Sur ● Chiapas ● Coahuila ● Edo. México ● Nayarit ● Nuevo León ● San Luis Potosí ● Tamaulipas ● Tlaxcala ● Zacatecas

DESCUBRE LAS COMIDAS TÍPICAS DE MÁS ESTADOS MEXICANOS:

México (País)Tacos y burritos

Campeche: Pan de cazón y dulce de ciricote

Ciudad de Mexico: Quesadillas y tamales

Chihuahua: Carne asada y jamoncillo de parral

Colima: Iguana a la naranja y ceviche de pez vela

DurangoCaldillo duranguense y bocaditos de nuez

Guanajuato: Enchiladas mineras y nieves de Dolores

Guerrero: Pulpo enamorado y pozole guerrerense

Hidalgo: Chiniquiles y escamoles

Jalisco: Torta ahogada y carne en su jugo

Michoacán: Pescado blanco de Patzcuaro y sopa tarasca

Morelos: Pipián verde y caldo de hongos

Oaxaca: Los 7 moles y chapulines

PueblaChiles en nogada y mole poblano

Querétaro: Enchilada queretana y nopal en penca

Quintana Roo: Pescado a la Tikin-xic y ceviche de caracol

Sinaloa: Aguachile y tamales barbones

Sonora: Carne desebrada y chorizos de res

Tabasco: Pejelagarto asado y tamales tabasqueños

Veracruz: Arroz a la tumbada y camarones al coco

Yucatán: Cochinita pibil y papadzules

------

Aguascalientes: Birria de barbacoa y pollo de San Marcos

Chiapas: Tamal de bola y sopa de pan

Coahuila: Pan de pulque y gorditas

Estado de México: Tacos con chorizo y queso fundido

Nayarit: Pescado sarandeado y frijoles puercos

Nuevo León: Machaca con huevo y carne asada

San Luis Potosí: Zacahuil y asado de boda

Zacatecas: Tostadas de jerez y asado de bodas

Tamaulipas: Cabrito enchilado y atole de miel de maguey

Tlaxcala: Tlacoyos de frijol y escamoles

Baja California Sur: Filete imperial de camarón y machaca de res

Baja California: Ensalada cesar y tacos de pescado

>