El Top 10 de las Mejores 
Comidas Típicas de Marruecos
para probar este 2020

Las delicias de Marruecos son un patrimonio gastronómico

Una lista de comidas típicas de Marruecos debe incluir delicias del Magreb como el cuscús o el hummus. Aunque también bebidas como el té de menta o el café, un patrimonio gastronómico típico que el país comparte con el resto del mundo árabe y en general mediterráneo.

Todos esos platos destacan por su abundante uso del aceite de oliva y de las especias. En particular, una mezcla de ellas llamada ras al hanout que cambia el sabor de la carne como también lo hace el fenogreco, en una forma diferente a la que está acostumbrada el paladar occidental.

Sin embargo, también hay espacio para lo dulce en la gastronomía marroquí, como lo demuestran recetas como el sfenj o la m'hanncha. Aunque las preparaciones dulces más comunes en la cocina de este país son el café y el té.

El sabor de las comidas y bebidas de Marruecos solo lo puedes conseguir en ese país: en los hoteles y restaurantes pero también en los puestos callejeros. Es por esto que no dudes en darte la oportunidad de probar recetas más allá de las tradicionales, como el tagra de kefta de sardinas o la r’fissa.

A continuación verás las mejores preparaciones que debes tomar en cuenta en tu viaje a Marruecos.

1. Hummus

El ingrediente central del hummus son los garbanzos

Entre los principales platillos de Marruecos, del Medio Oriente y el Magreb, el hummus ocupa un lugar privilegiado, por lo que es imposible viajar a ese país y no probarlo, ya que se sirve todo el año. El ingrediente central de la receta son los garbanzos acompañados de algunos aliños.

Aunque es más bien una entrada o una salsa para acompañar, la verdad es que los garbanzos lo hacen ideal para ser un plato de más peso en el menú. Un dato adicional sobre este plato es que su nombre significa precisamente garbanzo en árabe.

La elaboración se facilita si ya has dejado los garbanzos en remojo durante una noche y los has cocido en olla de presión por 30 minutos. Pon los garbanzos cocidos junto con los otros ingredientes, menos el pimentón, en un bol y tritúralos hasta que se forme una pasta uniforme.

Después rectifica la sal y mezcla de nuevo. Sirve frío decorando con pimentón, sésamo y un poco de aceite de oliva. Por último, si estás en Tánger prueba el hummus del restaurante Rif Kebdani y acompáñalo con pan de pita como lo hacen los marroquíes.

2. Pastela

La pastela es uno de los platos emblemáticos de Marruecos

Por lo elaborado de su preparación, que puede durar hasta dos días, la pastela se sirve en fiestas u ocasiones especiales. Esta comida podrás probarla como aperitivo o como plato principal que une lo salado y lo dulce.

Para su elaboración se preparan tres muslos de pollo salteándolos con cebolla finamente picada. Luego se agrega diversas especias y hierbas tradicionales de la cocina marroquí como la cúrcuma y el azafrán.

Después se salpimienta y se deja cocinando por una hora. Se le quita la piel, se deshuesa y desmenuza. Luego se reduce la mezcla que quedó con media cucharada de miel y se cocinan seis huevos en ella. Aparte se cocinan almendras en aceite de oliva, al dorarse se trituran y se mezclan con azúcar glas y de canela en polvo.

Por último, se arma ajustando una hoja de masa filo a un molde enmantequillado, se agrega una capa de pollo, otra de relleno y otra de almendras. Por lo general, se sirve espolvoreado con más azúcar glas y canela. Además, un dato curioso sobre este plato es que su nombre es de origen español, pues originalmente se llamaba pastilla.

3. Tajín

El tajín o tayín también es el nombre de un recipiente de barro

Una lista de Marruecos y sus comidas típicas tiene que incluir al tajín, tayín o tajine. Se trata de un plato que se come todo el año en esta región. Cabe destacar que para preparar tajine marroquí necesitarás ras al hanout, una mezcla de especias para macerar la carne que contiene diversos ingredientes como pimienta negra y cúrcuma.

La preparación de la receta comienza dejando macerar en la nevera una pierna de cordero picada en trozos con ras al hanout y aceite de oliva por dos horas. Luego hay que dorar ajo y cebollas junto a la carne y algunas verduras en el tajín, para después dejar hervir a fuego lento. Cuando se reduzca le agregas ciruelas caramelizadas y almendras tostadas.

Aunque la cocina marroquí se ha internacionalizado y varios de sus platos se sirven alrededor del mundo, nada como probarlo en su país de origen. Si estas cerca debes saber que el tajine del Café Restaurant Dar L'hssira en Marrakech, es de los mejores. Un dato curioso sobre este plato es que su nombre, tajín, es el del recipiente de barro en el que se cocinan los alimentos al vapor.

4. Cuscús

La primera receta registrada que se tiene del cuscús es andaluza

El origen del cuscús es incierto, aunque la primera receta registrada que se tiene de él es andaluza, lo que quiere decir que viene del otro lado del Mediterráneo. Por lo general, los bereberes lo acompañan con suero de leche como postre, algo que bien podrías hacer tú también.

Para preparar cuscús marroquí necesitas una cuscusera, la olla de dos piezas en la que se cocina. Empieza salteando en la parte inferior de la cuscusera cebollas grandes, ajo y apio con aceite de oliva. Luego sofríe verduras cinco minutos junto a varias especias como ras al hanout y hierbas como cilantro. Añade una pierna de cordero, un poco de agua y garbanzos, por último tapa con la segunda olla y cocina a fuego lento.

Lava el cuscús, que es el ingrediente central de esta receta, escurre y condiméntalo. Ponlo en la segunda olla a que se cocine con el vapor, entonces añade repollo, cebolla y cocina 20 minutos. Luego trocea vegetales como una berenjena, pimientos, entre otros y deja que se cocinen. Por último ensambla el plato que se come todo el año y acompáñalo con pan árabe.

5. Sardinas

El kefta de sardinas es originario del puerto sardinero de Safí

Entre los tipos de comidas en Marruecos, las sardinas pueden prepararse de distintas formas: tajín de sardinas, sardinas rellenas o el tagra de kefta de sardinas. Esta última es una de las maneras más sencillas y además es originaria de Safí, el principal puerto sardinero del país. Para la preparación limpia una buena cantidad de sardinas frescas, luego deberás lavarlas y secarlas sobre papel absorbente.

Kefta significa picadillo de carne, bien sea de vacuno, de pescado o de cualquier tipo. Por esta razón, para continuar con la preparación debes picar muy bien las sardinas lavadas, hierbas y especias y dejar macerar unos minutos. Una vez macerado el kefta, forma albóndigas con él y cocínalas en aceite de oliva en una tagra junto a jitomates, aceitunas y otros ingredientes de tu preferencia.

Tapa todo y deja cocinar a fuego lento un rato. Cuando esté listo sirve muy caliente acompañado con pan khobz. Como dato adicional sobre esta receta debes saber que, como en otros platos marroquíes, el nombre tagra corresponde al recipiente de barro en el que se cocina.

6. Harira

Comiendo harira los creyentes musulmanes rompen el ayuno en Ramadán

Este es un plato tradicional con el que los creyentes rompen el ayuno al caer el sol en Ramadán. Además, es válido que sepas que durante el ayuno musulmán los horarios de comida en Marruecos y en los demás países de esta fe son muy estrictos.

La preparación de este plato se hace por etapas. Se comienza haciendo puré con tomates y hierbas variadas que luego cocinarás junto a un pedazo de ternera y varios aliños picados. Todo en una olla a fuego medio hasta que empiece a hervir. En ese momento agregas especias y dejas cocinar unos minutos más.

A continuación, pela algunos garbanzos que has cocido previamente y añádelos a la preparación junto a lentejas y más agua para que se cocine. Por último, diluye algo de harina de trigo y la añades a la sopa junto a fideos, remueve continuamente hasta que estos estén cocinados.

Es importante resaltar que la harira, con su mezcla de sabores dulces y salados, es el plato nacional del país, pues no solo se sirve durante el iftar sino todo el año. Por esta razón es una de las sopas más importantes del recetario marroquí.

7. Mechoui

La manera tradicional de comer el mechoui es con los dedos

El mechoui es uno de los platos fuertes de Marruecos, cuya cocción tradicional se hace en una parrilla en el suelo. Este plato supera al cuscús como plato a servir en ocasiones especiales como bodas y nacimientos, las cuales congregan a los marroquíes alrededor de lo mejor de su mesa. No obstante, debes considerar que lo más importante de esta receta es la salsa, porque es lo que modifica el sabor de la carne.

Una vez lista la salsa, baña la carne con ella. Un tip que facilita la preparación es que una forma de acelerar la cocción es hervir la carne en una sartén de cuscús durante un par de horas. Luego debes precalentar el horno a 120° en el que asarás la carne cubierta con papel aluminio por otro par de horas o hasta que esté tierna.

La manera tradicional de comer el mechoui es con los dedos. Además, paradójicamente, uno de los mejores mechoui se sirve fuera de Marruecos, en Francia, específicamente en Le mechoui de prince, un restaurante marroquí en París.

8. R’fissa

La r'fissa suele prepararse el día del nacimiento de Mahoma

Para cocinar r’fissa debes tomar en cuenta que está compuesto por dos preparaciones diferentes: el pollo y el msemmen. Este último, se trata de una especie de tortilla de harina y sémola sobre la que se pone el pollo cocinado.

Para preparar el pollo, córtalo en trozos y ponlo a marinar por dos horas junto a especias como jengibre o cúrcuma. Luego cocínalo en aceite de oliva junto con lentejas, cilantro y perejil fresco. Para el msemmen amasa harina, sémola, mantequilla derretida y sal.

Cubre esa masa con aceite de oliva y haz bolitas. Luego aplasta esas bolitas formando tortillas que apilas de dos en dos con una capa de sémola intermedia. Por último, las cocinas en aceite sin que se doren. Arma el plato con tiras largas de las tortillas y encima el pollo con su salsa.

Un tip es que la mantequilla para preparar el msemmen es la mantequilla tradicional marroquí. Por lo general, este plato suele prepararse en los nacimientos, porque ayuda a la parturienta a producir más leche.También se sirve en el día del nacimiento de Mahoma y es considerado una de las comidas regionales de Marruecos. Cabe destacar que una versión memorable de este plato es la que sirven en el hotel Riad Houdou.

9. Pollo con Almendras

El pollo con almendras se sirve con abundante salsa

El pollo con almendras y salsa de naranja es un platillo muy popular en esta parte del mundo. Por lo general, se sirve no solo en ocasiones especiales, sino todo el año. Además, suele servirse con pan de pita o pan marroquí según el gusto del comensal.

Para preparar pollo con almendras a la manera marroquí comienza pelando y picando dos échalotes. Luego dora almendras fileteadas en una sartén, añade a esa mezcla arroz y revuelve con una cuchara de madera. Posteriormente, ponle caldo de verduras, pasas y especias, y deja cocinar a fuego lento.

Aparte, cocina cuatro pechugas en una sartén con aceite de oliva y salpimienta al gusto. En la misma sartén en la que se cocinaron las pechugas saltea más almendras fileteadas con el zumo y ralladura de varias naranjas. Agrega caldo de verduras, azúcar y cocina a fuego lento hasta que se reduzca. Una vez que se haya cocinado se sirve bien caliente con abundante salsa.

Este platillo también suele servirse en una fuente de la que cada comensal toma un trozo con las manos. Así tienes una de las imágenes de platos típicos de Marruecos más sabrosas que puede haber.

10. Bissara

La bissara se sirve decorada con pimentón dulce y comino

La sabrosa bissara sirve para comer en Marruecos barato, pues sus ingredientes son muy sencillos y fáciles de conseguir. Para preparar esta sopa puedes usar habas, guisantes secos, ajo prensado con piel y pimentón dulce. Además, le agregan pimentón picante, aceite de oliva extra virgen y especias variadas como pimienta negra y comino. En algunos lugares suelen agregarle zumo de limón.

Prepararla es simple, primero se lavan y escurren las habas y los guisantes. Luego se cocinan con la sal, el ajo y la pimienta, para después cocinarlos media hora a fuego lento con la olla tapada, cuidando que no se seque. Cuando estén listas se escurren, se descarta el ajo, se reserva el caldo y se hace puré agregando caldo para mantener la consistencia. Por último se cocina ese puré junto a los demás ingredientes.

Por lo general, se sirve bien caliente rociada con aceite de oliva y decorada con pimentón dulce y comino. Aunque saber cuánto cuesta una comida en Marruecos depende de los ingredientes, por la sencillez de este plato hay un dicho en el país que reza que hay gente tan pobre que solo come bissara.


¿10 no son suficientes?
Pues sigue leyendo para que descubras más platillos increíbles de Marruecos


11. Pinchos Morunos

Los pinchos morunos están entre las recetas más fáciles de hacer en Marruecos

Si te preguntas cómo hacer comida de Marruecos, los pinchos morunos o kebabs están entre las recetas más fáciles de preparar. Su origen está en las caravanas árabes que cuando tenían carne la asaban en las fogatas donde acampaban.

Para empezar corta suficiente carne de cordero, ternera o pollo en trozos pequeños. Evita el cerdo por ser una comida prohibida en Marruecos, un país musulmán. Para prepararlos lo más importante son las especias con las que se adoba la carne. Ese es el secreto y lo que distingue a estos pinchos. Por ello, el primer paso es mezclar bien, en un bol, suficiente ras el hanout con la carne.

Mezcla bien y lo dejas macerar por al menos 12 horas. Luego inserta los trozos de carne intercalados con algunos vegetales como tomates y cebollas en palillos para brochetas, para luego hacerlos a la barbacoa o la plancha.

Los pinchos morunos están entre los principales platos callejeros de Marrakech, Fez o Casablanca. Además, un tip de cocina muy usado para que los pinchos queden mejor es picar la carne y los vegetales en trozos de igual tamaño, de modo que se cocinen uniformemente.

12. Tangia

La tangia es asado de cordero

Si estás buscando comida vegetariana en Marruecos, entonces el tangia no es para ti, porque este plato es el asado de cordero más finamente sazonado del Magreb. Según la historia de la gastronomía marroquí, esta comida comenzó siendo lo que preparaban los comerciantes de artesanías de Marrakech para celebrar luego de la oración de los viernes.

Sin embargo, aunque suele comerse luego de la oración de los viernes, no es exclusivo de ese momento. Y como en otras recetas marroquíes, el sazonado de la carne es lo más importante. Por esta razón, la preparación comienza con la mezcla, a mano, de carne de cordero con cebollas y especias a las que también se les agrega cilantro.

Todo se pone en una tangia junto a aceite de oliva, medio limón y agua. Se tapa la tangia con papel pergamino y luego con papel aluminio, deberás pinchar esa cubierta dos o tres veces con un tenedor y luego dejarlo al horno por cinco horas a 140º C. Un dato adicional que debes saber es que la tangia que da nombre al plato es una olla de barro empleada exclusivamente en su preparación.

13. Maakouda

La maakouda es un plato muy popular en el Ramadán

Este es uno de los platos más representativos del país, tanto que puedes encontrarlo en restaurantes y puestos ambulantes por todas partes. Además, es una de las comidas callejeras emblemáticas de Marruecos.

La maakouda puede servir como entrada o comida principal, se puede comer sola o como relleno de khobz, el pan marroquí o también acompañado de pan pita, pero siempre caliente. Aunque son muy populares en Ramadán, no son exclusivas de esa fecha.

Para preparar maakouda lo primero que deberás hacer es puré de patatas con huevo y especias, con el que luego se hacen unas tortas pequeñas. Por último se enharinan y fríen dichas tortas en abundante aceite hasta que estén doradas.

Otra versión es rebozarlas en huevo antes de freír. Puedes decorarlas con perejil al servirlas y acompañar con la salsa de tu preferencia. Hay un tip que puedes considerar si quieres sustituir las patatas por razones de dieta, y es que la receta tiene una variante que, sin perder su sabor, usa berenjena en lugar de patatas.

14. Sopa Marroquí

A la mhamsa también se le conoce como berkoukech o berkoukes

En la gastronomía marroquí hay varias sopas, entre las que destaca la mhamsa. En este plato los jitomates y el pimentón bien sazonados, con especias como pimienta y cúrcuma, son los ingredientes centrales. Para completar esta comida tienes que agregar en un bol hierbas frescas como perejil y un trozo de carne. Además, hay personas que usan fideos.

Luego cocina con la llama alta hasta que espese y una vez que esté casi cocido. Añade agua para los fideos y una vez que hierva, ponlos y deja que se cocinen. Los fideos pueden ser sustituidos por granos en cuyo caso parecerá más bien una menestra italiana.

Una de las imágenes de comida de Marruecos más emblemáticas es la de alguien en Marrakech o Casablanca, rebañando pan pita en esta sopa que se come todo el año y cuya sencillez no desdice lo sabrosa que es. Puede servirse como entrada o como plato principal en una cena. Finalmente, debes considerar que a la mhamsa también se le conoce como berkoukech o berkoukes.

15. Sfenj

Los sfenj son ideales para acompañar con café árabe

Entre los platillos típicos de Marruecos está el sfenj o donuts marroquí, los cuales se comen todo el año y son muy sencillos de preparar. Por lo general, en su preparación suelen utilizar harina repostera, levadura química y levadura seca de panadero. Además, le colocan sal, azúcar y vinagre.

Para hacer estos dulces, mezcla todos los ingredientes y amásalos hasta que obtengas una masa blanda. Luego la untas con aceite, la cubres con papel film y la dejas reposar hasta que la masa doble su volumen. Cuando fermente úntate las manos con aceite, haz bolas con la masa y déjalas reposar.

Después pon a calentar, por un lado, un poco de aceite en una sartén y por otro, mucho aceite en una olla. Hazle a las bolas un agujero en el medio y ponlas primero en la sartén hasta que crezcan un poco y luego en la olla hasta que se doren.

Este es uno de esos típicos postres dulces de Marruecos ideales para acompañar con café árabe después de una tarde de compras en Marrakech. Además, debes saber que se comen mejor calientes o al menos tibios, por lo que si se enfrían ponlos unos minutos en el microondas.

16. Café Árabe

El café árabe es, en esencia, café con especias

Una lista de Marruecos y sus bebidas no está completa sin incluir el café árabe, ya que este país comparte con el resto del Magreb y Oriente Medio su devoción por el café. Cabe destacar que la receta puede variar porque el café árabe es, en esencia, café con especias.

Los ingredientes de la receta que se te ofrece son canela, cardamomo y por supuesto café tipo moka molido. Para prepararlo calienta agua en la cafetera hasta casi el punto de ebullición y después agrega el café. Cuando hace espuma se retira del fuego.

Después se introducen las especies en una bolsa de tela cuando baje la espuma y se vuelve al fuego. Cuando suba la espuma se retira del fuego y se deja reposar por 10 minutos. Finalmente, se retira la bolsa con las especias y se sirve, sin filtrar, en unas delicadas tazas sin asa. Como dato adicional debes saber que a esas tazas sin asas se le llaman finjaan, mientras que a la cafetera se le dice dallah.

17. Briouat

El briouat puede prepararse de varias formas

El briouat es uno de los postres tradicionales de Marruecos que se endulzan con miel y se comen durante todo el año. Además es de los muchos platos típicos que debes probar en tu próximo viaje al país.

Estos dulces pueden prepararse de varias formas, incluso puede ser salado si se rellena con cordero o pollo. No obstante, la receta clásica es el briouat dulce. Para prepararlo primero se precalienta el horno a 180ºC, luego se mezclan en un bol almendras molidas, azúcar glas y mantequilla. También suelen agregar canela y agua de rosas.

Con esa masa se hacen bolitas y se reservan mientras se cortan tiras pequeñas de masa filo y de warqa, para luego pintarlas con mantequilla derretida. Luego se pone una bolita de masa en cada tira y se aplasta. Por último, formas triángulos y los pones en una bandeja con papel parafinado y horneas a 180º C de 10 a 15 minutos.

Un tip de cocina muy usado para mantener los triángulos de masa unidos es cortar la punta de la tira de masa, untarla con mantequilla y meterla en el borde abierto del triángulo. Cuando las puntas estén doradas, los sacas y sirves bañados con miel de azahar y espolvoreados con sésamo.

18. Zumos Naturales

Encontrarás zumos de frutas naturales en puestos en cada esquina

Si te preguntas cuáles son las bebidas representativas de Marruecos, el té verde ocupa un lugar privilegiado seguido del café. No obstante, para otros también están los zumos de frutas naturales. Estos los puedes encontrar en diversos puestos callejeros ubicados en cada esquina, esto debido a que las frutas se dan a lo largo de todo el año.

Los hay de varias presentaciones: zumos fríos que son como helados recién exprimidos y los détox con sus efectos depurativos. De esa variedad puedes probar dos recetas marroquíes. La primera es una que combina manzana y limón, y que se endulza con azúcar o miel. Para ello, lo primero que se hace es licuar el limón pelado y cortado con su ralladura. Luego se cuela y se licúa de nuevo con la manzana y el azúcar o la miel.

La otra receta cambia las manzanas por naranjas, mantiene el limón pero agrega yogur y zanahorias, cuyo toque dulzón puede ser potenciado con azúcar opcional. Para prepararlo primero se licuan los ingredientes y luego se cuelan muy bien.

19. Ghoriba

Las galletas ghoriba se comen en todo el mundo árabe

Las ghoribas son dulces almendrados, parecidos a los macarons, que tienen versiones con coco y limón. Además, hay postres originarios de Marruecos como la ghoriba bahla, la ghoriba dyal zite o la ghoriba mramla. Junto a otras delicias es típico comer estas galletas en Eid el fitr para celebrar el fin del Ramadán, acompañadas con té marroquí o café árabe.

Para prepararlas debes utilizar harina, almendras molidas y azúcar glass. Además, puedes colocarles sésamo, mantequilla fundida y aceite. Dependiendo del gusto del comensal también se le puede agregar ralladura de limón, vainilla y sal.

La preparación es sencilla, se mezclan todos los ingredientes, se amasan y una vez que se tenga una masa homogénea se deja reposar en la nevera toda la noche. Al día siguiente, se amasa de nuevo y se hacen bolitas medio aplastadas que se meten al horno en una bandeja. Finalmente, se espolvorean con canela al servir. Además, los marroquíes suelen decorarlas con un grano de pistacho o una almendra.

20. B’stilla (Hojaldre)

La b'stilla es originaria de Fez, aunque se come en todo el país

De los mejores platos de Marruecos, la b'stilla es originaria de Fez, aunque se come en todo el país por lo que es un ejemplo de lo mejor de la cultura de Marruecos. Sin embargo, se ha extendido y es parte de la comida que puedes encontrar en Barcelona u otras ciudades españolas o francesas.

El nombre árabe del plato b'stilla significa empanada de paloma porque tradicionalmente se usan pichones en su elaboración. Esta receta tiene otra versión en la que en lugar de masa filo, se usa masa de hojaldre en el pastel.

En la preparación de esta versión se le quita la piel al pichón, se deshuesa y desmenuza. Luego se reduce una mezcla de cebollas y especias a la que también se le añaden hierbas como perejil.

Se salpimienta, se añade miel y se cocinan seis huevos en ella. Después se cocinan almendras en aceite de oliva, al dorarse se trituran y se mezclan con azúcar glas y canela en polvo. Al final, en vez de poner el pichón y el relleno sobre masa filo en el molde, se emplea masa de hojaldre para la envoltura.

21. Halwa Dyal Makina (Galletas Marroquies con Chocolate)

La punta de la halwa dyal makina se suele mojar en chocolate

El nombre de la halwa dyal makina se debe a que se elaboran con una máquina parecida a la que muele carne. No obstante, se pueden hacer igual con una manga pastelera. De los dulces y postres de Marruecos este tiene un detalle gustoso: una vez hecha la halwa dyal makina se suele mojar la punta en chocolate como se hace con otros dulces de pasta franceses e italianos.

Este último detalle es opcional, pero considera como tip que si no lo haces la galleta queda blanda y se deshace. Este es uno de los postres de Marruecos más fáciles de hacer y que además se consume todo el año, incluso en puestos callejeros. Basta con mezclar huevos, aceite y azúcar. No debes olvidar la harina, la levadura y las especies como sésamo molido y anís. Por lo general, le colocan vainilla y ralladura de limón.

Hay que poner esa masa en la manga pastelera, darle forma a las pastas y hornear a fuego medio. Revísalas de vez en cuando hasta que estén listas. Por último, esta es una de esas recetas de postres de Marruecos que acompañan perfectamente el té verde o el café árabe.

22. Té de Menta Dulce

El té verde se ofrece como muestra de hospitalidad

El té verde se ha convertido en una de las bebidas tradicionales de Marruecos. No obstante, el país lo adoptó por la presencia colonial europea hace apenas dos siglos. La receta contiene agua, té verde en grano del tipo conocido como gunpowder y menta, pero el secreto está en la infaltable tetera marroquí. Aunque no debes olvidar que lo que lo distingue es que es muy dulce, por lo que lleva mucha azúcar.

Para preparar té verde marroquí comienza lavando la tetera solo con agua caliente. Luego añades la menta, el té y el azúcar. Por último, agrega el agua bien caliente, algunos sugieren que sea hirviendo. Como tip debes saber que se sirve desde cierta altura entre la tetera y el vaso para que se oxigene.

Algunos mezclan vaciándolo en un vaso y luego en la tetera otra vez. También se puede poner la menta en el vaso y luego echar el té. Además, se puede agregar unas hojas de hierba luisa para contrarrestar los gases que causa la menta. Durante tu viaje a Marruecos probarás varias tazas, puesto que se ofrece como muestra de hospitalidad al llegar a una casa o al regatear en el zoco.

23. Té Royal

La diferencia entre el royal y otros tés radica en sus especias

El royal es, tal vez, la variante más aromática y sabrosa del típico té marroquí, una de las bebidas famosas de Marruecos. Como este es un país musulmán, las bebidas alcohólicas son de consumo limitado, por lo que el té y el café son más populares. Además, la diferencia entre el royal y otros tés radica en las especias que se usan en su preparación.

Por otra parte, se diferencia del té verde en que es menos dulce. La receta de royal incluye especias como anís y canela, pero no solo ellas porque también tiene clavos de olor y regaliz. Para preparar té marroquí, el azúcar no puede faltar aunque como ya se dijo, en menor medida que en el té verde.

Además, suele beberse en Ramadán. No obstante, no es exclusivo de esa celebración religiosa. Para su preparación debes echar agua hirviendo al té en la tetera y luego ponerla en el fuego durante un minuto, después añadir la menta y luego los demás ingredientes.

24. Té con Shiba

El té con shiba se toma durante el invierno marroquí

Aunque el té no es de las bebidas originarias de Marruecos, en los dos últimos siglos se ha transformado en la bebida nacional con varias formas de preparación y diversas tradiciones asociadas. Además, el té con shiba se caracteriza porque se le agrega esta hierba que sirve para dar calor. Por esta razón, suele tomarse en el invierno marroquí que puede ser muy frío.

Se siguen los mismos pasos para preparar el té marroquí: la tetera no debe lavarse con jabón sino solo con agua caliente. Luego añades las hojas de menta hasta llenarla, después el té, la shiba y el azúcar, y por último el agua hirviendo. Se espera cinco minutos y se sirve desde cierta altura entre la tetera y el vaso para que se oxigene.

Otra forma de preparar esta bebida popular marroquí es usar dos teteras : una más humilde para hervir el agua y otra, la de lujo, para servir el té una vez que esté listo. Como dato curioso debes saber que de la shiba se destila la absenta, el licor con efectos alucinógenos popular en el París de Lautrec.

25. M'hanncha

Es típico que se sirva m'hanncha en bodas y nacimientos

La m'hanncha o pan de serpiente es uno de los postres tradicionales de Marruecos, aunque lo comparte con Argelia. Como dato curioso debes saber que le debe su nombre a la forma que se le da a la masa antes de hornear y que recuerda a una serpiente enrollada. Aunque tiene versiones dulces y saladas, la primera es la más popular.

Para la preparación debes hacer una mezcla con azúcar, mantequilla y otros ingredientes entre los que no puedes olvidar las almendras. Esta mezcla debes reservarla mientras haces un rectángulo grande de masa filo, aunque mejor sería de masa warqa.

A continuación, para armarlo pon relleno de almendras en el borde del rectángulo y enróllalo. Luego dale a esa masa forma de espiral y ponla sobre una bandeja enmantequillada y decora con almendras fileteadas. Finalmente, podrás meterla al horno.

Es típico que se sirva esta comida marroquí en celebraciones familiares como bodas y nacimientos, en las que se hace una sola y gran m'hanncha de la que cada invitado pica un pedazo. Además, la que sirven en el restaurante Stylia en Marrakech, bien vale la pena.

Marruecos: Sabores imperdibles

No es fácil decidir cuáles son los platillos más sabrosos de Marruecos

Una visita a Marruecos gira alrededor de la comida, porque aquí viajar es comer. Sí, están los zocos en Marrakech o Casablanca y las medinas, pero la comida se impone por lo sabroso de sus platos y por la atención. Y es que este país reúne lo mejor de la cocina árabe en la sutileza de sus recetas y en sus ingredientes.

No es fácil decidir cuáles son los platillos más sabrosos de Marruecos, la b'stilla o tal vez la tangia. La respuesta pone a pensar con el paladar y la cantidad de opciones lo hacen aún más difícil. Están los platos salados, los postres, en fin, todo lo que un sibarita puede desear y más.

En cuanto a las bebidas alcohólicas típicas de Marruecos, es necesario señalar que aunque tiene una incipiente producción de vino, al ser un país musulmán este no tiene protagonismo en la mesa marroquí. Para saber cuál es la gastronomía de este país y descubrir sus secretos, prueba todas estas recetas y lo averiguarás.

Créditos fotográficos

COMIDAS TÍPICAS DE OTROS PAÍSES:

Asia ● China ● Japón ● India ● Arabia Saudita ● Corea del Sur ● Dubai ● Filipinas ● Irán ● Israel ● Jordania ● Líbano ● Tailandia ● Africa ● Egipto ● Marruecos ● Sudáfrica ● Oceanía ● Australia ● Nueva Zelanda ● Europa ● México

DESCUBRE TAMBIÉN LAS COMIDAS TÍPICAS DE ESTOS OTROS PAÍSES:

Comidas típicas de Asia

China: Chow Mein y pato a la pekinesa

Japón: Sushi y sashimi

India: Kashmiri aloo dum y pollo tandoori

Arabia Saudita: Shikamba y kofta

Corea del Sur: Bibimbap y jajangmyeon

Dubái: El mezze y tabbouleh

Filipinas: Pancit bihon y pork sinigang

Irán: Kabab persa y un tah dig

IsraelPita y falafel

Jordania: Baba ganoush y tabule

Líbano: Hummus y kebbah

TailandiaNam prik pao y khao man gai

Comidas Típicas de Africa

Egipto: Baba ganush y fatta

Marruecos: Tajines marroquíes y pan khubz

Sudáfrica: Amasi y biltong

Comidas Típicas de Oceanía

Australia: Pastel de Carne y pavlova

Nueva Zelanda: Hangi maorí y asado hogget

Comidas Típicas de Europa

Comidas Típicas de México

Insert Image
Insert Image
Insert Content Template or Symbol
>