El Top 10 de las Mejores 
Comidas Típicas de Estados Unidos
para probar este 2020

La gastronomía estadounidense puede ser tan simple como deliciosa

Si no has visto películas o quizás hecho turismo en Norteamérica es muy común tener imágenes de gastronomía de Estados Unidos como las distintas cadenas de comida rápida que son franquicias mundiales como McDonald’s o KFC. Pero lo cierto es que la gastronomía americana tiene muchos platos típicos para ofrecer además de la comida rápida.

Su cocina se pasea entre la comida marítima como la langosta o langostinos hasta ensaladas y postres que recuerdan automáticamente a los Estados Unidos. Por ejemplo, su famoso brownie de chocolate que no necesita levadura con nueces o una deliciosa cheesecake con frambuesas hecha en casa.

Al ver películas notamos platos de la comida típica americana como el pie de cerezas hasta el gran pavo del Día de Acción de Gracias que parece un plato complejo, pero es muy sencillo, solo debes asegurarte que se adapte a la cantidad de invitados o familia que recibas y tener suficientes verduras para el relleno.

Las recetas de comidas de Estados Unidos son tan diversas como deliciosas porque juega con especias y alimentos frescos que les dan un sabor único a sus preparaciones. Esta vez no solo aprenderás de comidas como la típica hamburguesa u otras carnes, sino que también podrás aprender cómo hacer bebidas en casa como la cerveza o el wiski.

A continuación verás las mejores preparaciones que debes tomar en cuenta en tu viaje a Estados Unidos:

1. Hamburguesas

Una de las típicas comidas en las calles y restaurantes de Estados Unidos

Si tienes parrilla en casa, es lo más conveniente para hacer uno de los platos fuertes de Estados Unidos. Si no tienes parrilla en casa, un sartén antiadherente también funciona muy bien para la cocción de la carne. Uno de los detalles que debes saber sobre la carne, es que su sabor tiene mucho que ver con su corte por lo que puedes hacerlo personalmente o pedirle ayuda a un carnicero.

Lo segundo que debes considerar es el tipo de pan que uses ya que el mejor pan resiste mejor todo lo se le agrega a la hamburguesa americana. Una vez que sabes estos consejos puedes empezar a cocinar tu hamburguesa. Si le colocas una pincelada de aceite vegetal para cocinarla, tendrá incluso un mejor sabor.

Es recomendable esperar a que se cocine para conservar sus jugos sin moverla en exceso. La hamburguesa puede cocinarse entre dos o dos minutos y medio para que quede tostada por fuera y conserve su jugo por dentro. Al estar lista solo queda poner las verduras de tu preferencia junto con las salsas que más te gusten. Ya tienes una típica comida americana.

2. Meatloaf (Pastel de Carne)

Un plato perfecto para comer frío o en la época navideña

Meatloaf o pastel de carne es uno de los platillos típicos de Estados Unidos en navidad. Es muy sencillo de hacer y rinde lo suficiente para una familia. Es una excelente opción para un almuerzo o cena sobre todo durante el invierno cuando da un poco más de gusto hacer reparaciones al horno. Este plato suele servirse para cinco o seis personas, todo depende de la cantidad de ternera que tengas.

Esta preparación a pesar de que es conocido como un plato americano también es parte de otros países porque solo necesitas 600 gramos de carne de vaca o cerdo según tu gusto y un poco más de cinco papas para hacer un puré que acompañará la carne al dorarse.

Lo primero que debes hacer es precalentar el horno a unos 175 grados centígrados. Realiza un sofrito no con aceite sino con manteca donde agregues los condimentos junto con las zanahorias hasta que estén suaves por unos cinco minutos. A esta mezcla se le agrega sal, se cocina un minuto más y se deja enfriar.

3.Gumbo

El gumbo es un plato de Nueva Orleans que se compara con la dificultad del jazz

Este plato del Sur de Louisiana tiene influencias africanas y francesas por eso es una de las comidas extrañas de Estados Unidos. El Gumbo es un plato tan reconocido en Nueva Orleans como el jazz, de hecho, se les asocia por el nivel de dificultad que comparten. Lo principal es el caldo y lo segundo el arroz con el que le acompañes. Es posible agregarle mariscos.

Para empezar este plato espeso y de tantos sabores, lo mejor es colocar todas las espacias del mix cajún y agitarlas en un envase o frasco pequeño hasta que queden bien mezcladas. Eso mejorará su sabor y hará más rápida la preparación. Si quieres aumentar el sabor del Gumbo, puedes agregarle chorizos o salchicha ahumada.

Cuando el caldo de Gumbo empiece a hervir, tapa la olla y deja que se cosa durante una hora para que baje y espese. A mitad de la cocción, añade el arroz y 15 minutos de que esté listo es el momento de agregar las gambas lavadas sin intestino. Se cortan las salchichas en trozos y la cebolla en aros finos. Se cocina durante 15 minutos más y está listo para servirse en platos hondos.

4. Cole Slaw (Ensalada de Repollo)

Una guarnición ideal para balacear platos fuertes como carne o alitas de pollo

Una ensalada por excelencia para acompañar casi cualquier comida. La ensalada de zanahoria y repollo o ensalada de col es de las comidas famosas de Estados Unidos sobre todo por cadenas de comida rápida como KFC o Arturo´s que la ofrecen como guarnición de sus platos. Para prepararla necesitas una mandolina o rallo.

Si no tienes rallo, puedes hacer cortes muy delgados casi como un hilo con un cuchillo. Lo mismo se hace con la zanahoria y la manzana, en caso de que quieras añadirle. Es importante que antes de agregar tu aderezo de preferencia, las legumbres estén lo suficientemente limpias, puedes remojar en vinagre por unos cinco minutos.

Necesitas nata y dos cucharadas tanto de mayonesa como de mostaza. Le agregas un poco de vinagre y se remueve hasta que tenga una contextura un poco espesa. Cuando esté lista se deja enfriar al menos por dos horas antes de servir y cuando se saque de la nevera se puede quitar el exceso de líquido.

5. Lobster Roll (Rollo de Langosta)

Si pruebas la langosta o el bogavante, es una de las mejores comidas marítimas rápidas

Entre los platos americanos de mariscos está la langosta, un plato versátil a pesar de ser un poco exclusiva. Se puede acompañar de pan, empanizarla o comerla sola. También hay bogavantes que tienden a ser muy sabrosas y de bajo costo. Se diferencia un bogavante de una langosta porque este tiene tenazas mientras que las langostas no.

Desafortunadamente, se debe poner la langosta en el agua hirviendo y dejarse enfriar para retirar la carne de las tenazas y la cola, se reservan para la preparación. Para acompañar este plato puedes usar un poco de mayonesa y unas gotas de tabasco. Además, se le agregan espacias como apio picado y paprika. La sal y la pimienta son al gusto.

Si quieres acompañar la langosta o el bogavante con pan, puede ser como los panes que se usan para los perros calientes. Se untan de mantequilla por ambos lados y se tuestan por unos minutos. Cuando estén listo se les coloca la salsa con la langosta o bogavante y ya tendrás uno de los platos de verano en Nueva York.

6. Clam Chowder (Sopa de Almejas)

Este es uno de los platos americanos influenciados por la cultura inglesa

La Clam Chowder o sopa de almejas es una comida de Estados Unidos en inglés por tener influencia de Reino Unido. Se encuentra con facilidad en Estados Unidos, pero sobre todo en San Francisco. Por ser parte de la influencia inglesa hay dos maneras de prepararla, con crema de leche que la hace un poco más espesa y el estilo que se prepara en Manhattan a base de tomate y maíz.

Si quisieras preparar este delicioso bocadillo lo primero que se debe hacer es limpiar muy bien las almejas durante al menos una hora con un poquito de sal. Previamente se deja hervir una olla con agua hirviendo para colocar las almejas por unos cinco minutos hasta que se abran. En otro sartén se cocina la tocineta en trocitos hasta que se pongan dorados y un poquito crujientes.

Esta además de ser una receta increíble es sencilla de preparar y tiene ingredientes básicos como tocino y mantequilla, por nombrar algunos. Igual, como la mayoría de las recetas, es adaptable a tus gustos. Debes asegurarte de tener almejas frescas o puedes disfrutar de esta crema servido en un pan al vacío en varios restaurantes estadounidenses.

7. Pavo

Si preparas pavo, es bueno tomar en cuenta que suele pesar al menos unos cinco kilos

Para hacer la cena del Día de Acción de Gracias lo primero que viene a la mente es el pavo de las películas, por esto es uno de los platillos representativos de Estados Unidos. Es uno de los platos de las fiestas decembrinas y necesitas prepararlo con tiempo si quieres que esté a tiempo para la cena o una reunión familiar.

Lo primero que debes saber sobre este plato es que cuando lo pidas en el mercado, debes asegurarte de que se le quiten todos los órganos para que pueda rellenarse y preparar con facilidad. Lo siguiente es hacer una especie de pasta de ajo con mantequilla y sal gruesa, preferiblemente.

En el horno colócalo al revés para que sea muy jugoso y cocínalo siete minutos por cada kilo con el horno a 205 grados por hora. Después de la tercera hora baja la temperatura a 110 grados. Para saber que está listo, con un termómetro de cocina podrás ver que marca 76 grados en el muslo y 71 grados en la pechuga. Ahora solo queda sacarlo para uno de los deliciosos platos típicos americanos.

8. Costillas

De las recetas que puedes preparar picantes o normales y serán deliciosas

Las costillas es una de las comidas características de Estados Unidos. Se consumen alrededor del mundo y son de la cocina americana. La receta original es del Estado de Louisiana donde se cocina con una marinada especial de salsa barbacoa, naranja y especias para saborear un plato tierno y delicioso.

Lo primero que se debe hacer es escoger costillas que sean abundantes. Es recomendable mezclar en un frasco pequeño algunas especias de cajún como pimentón y tomillo. Selecciona tus especias de preferencia y espolvorea una o dos cucharadas sobre la comida.

Para darle un toque diferente, puedes barnizarlas con zumo de naranja y alrededor de cuatro cucharadas soperas de salsa barbacoa. Puedes guardar las cascaras de la naranja para servir con la carne. Para cocinar costillas se precalienta el horno a 200 grados centígrados por una hora aproximadamente y se les da vuelta cada 15 minutos. Al sacarlas del horno se espolvorea con la ralladura de naranja y otro poco de salsa barbacoa, si gustas.

9. Pollo Frito

Si cocinas al estilo sureño, tus invitados o familia te agradecerán este crujiente poll

Esta es una de las recetas sureñas conocidas como la comida del alma porque es tan deliciosa que dicen que llena el alma. También se prepara con especias y es muy común en los carnavales de Louisiana sobre todo en la celebración del carnaval de Mardi Gras. El secreto para que quede crujiente es dejar que cada capa se adhiera bien para el momento en que se va a freír.

Si quieres cocinar en casa una de las principales comidas de Estados Unidos, debes cortar el pollo en ocho trozos aproximadamente y sazonarlos muy bien con sal y pimienta. En un bol se mezclan bien los huevos y la leche junto con el agua, con la mezcla se baña y se deja así unos cinco minutos.

Un truco para condimentar es tomar una bolsa más o menos grande y verter las especias dentro para agitar el pollo y que quede bien cubierto. Es importante dejar que las capas sequen para que se cocine bien. Cuando te asegures de que estén bien cubiertos lo pedacitos de pollo, se pone a freír por 15 o 20 minutos. Seca el aceite con una servilleta y tendrás comida al mejor estilo de Louisiana.

10. Philly Cheesesteak

Ideales para un almuerzo o cena rápida de bajo costo

Si quieres preparar uno de los platos americanos más fáciles, el Philly Cheesesteak es proporcional al pepito de Latinoamérica con tiras de carne muy delgadas y abundante queso en la superficie acompañado de pan blanco como el que se usa para los perros calientes. Se puede acompañar hasta con champiñones salteados, si así lo deseas.

Para preparar este icono de Filadelfia requieres de un sartén grande, preferiblemente con aceite de oliva, a fuego lento. Primero se preparan las cebollas y se fríen durante un minuto. Si quieres agregarle champiñones, puedes cocinarlos hasta que tengan un color oscuro o dorado.

Si vas a Pensilvania y quieres probar este plato rápido, pero delicioso, que no te sorprenda la manera en que se piden, en Filadelfia hay códigos para ordenar este tipo de comida. Aunque si quieras hacerlo en casa, podrías colocar el queso sobre la carne, derrítelo previamente antes de añadirlo. El último paso es tostar el pan y agregar esta deliciosa mezcla dentro.


¿10 no son suficientes?
Pues sigue leyendo para que descubras más platillos increíbles de Estados Unidos


11. Alitas envueltas en Tocineta

Una receta sencilla e increíble para mejorar una ración de alitas

Las alitas son un plato muy reconocido por ser delicioso y además son muy fáciles de hacer, pero si le agregamos tocineta a la receta, el sabor probablemente aumentará y sorprenderás a tus invitados a tu familia con este toque extra. Puedes prepararlas al horno o freír el tocino. Precalienta el horno a unos 425 grados centígrados y al colocarlas espera a que doren.

Para preparar esta receta americana, primero debes condimentar con adobo y pimienta, puedes agregarles un poco de sal al gusto. Lo siguiente es verter en un bol la salsa BBQ con miel, puedes agregarle azúcar morena y pimienta roja con sal al gusto. Remueve las alistas con la mezcla hasta que se adhiera bien.

Para hacer este famoso platillo de Estados Unidos, descongela la tocineta con anticipación y colócala en tiras separadas para que sea más cómodo enrollarlas en las piezas de pollo. Enrolla la tocineta en las alitas y con una brocha de cocina se barnizan con la mezcla de BBQ que hiciste previamente. Puede tomar entre 30 a 45 minutos.

12. Papas Chilli y Carne

En la calle o en casa, el chilli con carne es una gran opción para comer rápido

La papa es una de las comidas más versátiles y puedes acompañarla de carne o solo con queso y será suficiente para un almuerzo o cena. Como casi todas las preparaciones al horno, ayuda a conservar sus nutrientes y no necesita de aceites ni grasas adicionales a la de la carne.

Las “Jacket Potatoes”, como las llaman en Reino Unido, pueden acompañarse con mayonesa e incluso atún. Son muy deliciosas y es una de las comidas caseras de Estados Unidos que cualquiera podría hacer. También es posible cocinarlas a la parrilla aunque si las colocas en horno puedes hacer otras cosas y dejar que el contador te avise cuando esté lista la cena.

Si las preparas al horno, espera a que la piel se vea tostada y su interior esté tierna. Después de unos 30 minutos se retiran y se dejan reposar unos minutos para hacer una pequeña hendidura donde se unta mantequilla al gusto. Por último, se espolvorea con queso normal o amarillo derretido en baño de maría.

13. Perros Caliente

Con salsa o condimentos puedes disfrutar de un delicioso perro caliente

Si no sabes qué hacer en Estados Unidos, en casi todas las ciudades conseguirás una de las comidas baratas en Estados Unidos; el perro caliente. Esta “bala fría” americana suele tener una preparación más sencilla que en otros países ya que solo se le coloca la salchicha ahumada con pan tipo italiano y por último se le agrega la mostaza o kétchup.

Un dato interesante del perro caliente es que a pesar de que los vemos seguido en ciudades como Nuevas York en puestos de la calle, el estado americano que más consume perros calientes es Los Ángeles, California con aproximadamente 75 millones al año. Igual que el día que más se consume es el cuatro de julio, incluso más en que el Super Bowl.

El perro caliente es casi igual en todos los países, sin embargo su versión americana siempre ha sido más sencilla y en algunos casos no tienen tanto sabor como el perro caliente de otras regiones. Pero como casi todas las recetas puedes adaptar esta idea neoyorkina a tu gusto y ofrecer hotdogs americanos en casa con un toque personal.

14. Pizza al estilo Chicago

Si visitas los Estados Unidos, no puedes dejar de probar la pizza chicago

El estilo de pizza chicago no es de los platillos más comunes en Estados Unidos, pero es muy famoso por el grosor de su harina y la capa de queso que la cubre, lo que la hace casi una tarta. Si tienes pensado viajar a Estados Unidos no puedes dejar de probar esta famosa manera de comer pizza. Lo más icónico de esta preparación es su masa.

La fama de esta pizza viene desde los años 70 cuando la pizza empieza a emerger precisamente en Chicago. La diferencia es que esta pizza tiene una base muy gruesa de masa que la hace parecer más a un pastel que la presentación regular de la pizza. La salsa y demás agregados, se colocan al final. Por esto sabes que si quieres hacerla en casa, hay que prestar mucha atención a la masa.

Es importante precalentar el horno a 250 grados centígrados mientras engrasas un molde para colocar la masa. Sobre la masa se colocan pedazos de mozzarella y algún otro ingrediente que quieras cocinar. Se le echa la salsa de tomate en la superficie y se hornea a 220 grados por unos 35 minutos. Se retira del horno y ya tienes una pizza con el estilo único de Chicago.

15. Pancakes (Panqueques)

Como desayuno o postre los panqueques son un receta divertida y deliciosa

Los pancakes o panqueques es el típico desayuno americano que hemos visto en la televisión, por eso se asocia con uno de los platillos tradicionales de Estados Unidos. Además, si quisieras prepararlos es muy sencillo y puedes agregarle lo que quieras dependiendo de tu gusto y hasta dieta. Pueden hacerse de avena hasta matcha, con frutos secos y fruta troceada. Las posibilidades son casi infinitas.

Para aprender cómo preparar panquecas americanas, es recomendable poner todos los ingredientes secos aparte, es decir, la harina mezclada con el polvo de hornear y la sal con la azúcar. Se mezclan muy bien mientras se derrite una cucharadita de mantequilla en el microondas o en baño de maría, como resulte más cómodo.

Este plato que suponemos americano tiene su origen en los romanos a raíz de la mezcla de sus ingredientes para venderlos afuera de las plazas. Y su mezcla y preparación oficial llegó a los Estados Unidos en 1890 de la mano de Davis Milling Company. Gracias a ambos eventos hoy en día conocemos este plato que puede acompañarse de mantequilla o deliciosos siropes.

16. Cheesecake (Tarta de Queso)

Si te gustan los postres cremosos, el cheesecake es la opción ideal

La cheesecake es de los postres más vendidos en Estados Unidos, es suave y junta lo agrio y salado del queso con lo irresistible del dulce. Su receta no es tan complicada y si quieres hacerlo en casa solo debes trocear galletas de tu preferencia con mantequilla a temperatura ambiente para moldearlo en una superficie plana de 22 centímetros de diámetro.

Cada 30 de julio se celebra el día nacional de este delicioso postre así que es una excusa perfecta para darte un gusto. Y un dato que muchos no saben es que este famoso flan cremoso es más antiguo que Nueva York porque nació en la antigua Grecia para premiar a los deportistas y después fue adoptado por los romanos quienes le quitaron la levadura y usaron los huevos para levantar la masa.

Para llevarlo al horno, cubre el molde con papel aluminio y coloca ahí la mezcla para cocinar a baño de maría en el horno precalentado a 150 grados por unos 50 minutos. Finalmente se retira del horno y se deja enfriar a temperatura ambiente para después ponerlo en la heladera. Cuando esté frío y tenga buena contextura se puede servir con frambuesa y frutos rojos.

17. Whisky

Aunque no lo creas, en casa puedes preparar wisky con tu toque personal

Aunque en América el consumo de wiski es considerable, sobre todo donde hay terrenos amplios como en Nashville o Tennessee, la bodega más antigua de este licor está en Escocia y es la destilería The Glenlivet y a cargo de George Smith, fundada en 1824 a unos minutos de un río ideal para crear este licor que tantos disfrutan hasta la actualidad.

El wiski es de las bebidas alcohólicas famosas de Estados Unidos y a pesar de que necesita al menos de tres años para añejar correctamente, es posible hacerlo en casa con un resultado personal. Lo primero que se necesita es una bolsa de cinco kilogramos de maíz fresco que se va a cubrir con agua en un recipiente.

Una vez que sea líquido se deja reposar una media hora a fuego lento y cuando esté tibio se le agrega una taza de levadura. Se procede a poner el líquido en un recipiente por donde puedan escapar los gases de la fermentación durante unos 10 días. Por último, se pasa el líquido por un colador o una tela para que quede lo más limpio posible y se embotella. Puedes tomarlo o dejar añejar.

18. Red Velvet (Terciopelo Rojo)

No puedes dejar de probar uno de los postres más famosos de los útimos años

De unos años para acá se ha visto como esta torta se ha hecho famosa. Y el concepto de que evoque una textura y además tenga un color tan llamativo ha hecho que adquiera prestigio. Su crema de queso es increíble y hace un contraste de colores y sabor únicos, pero como cualquier receta, hay que procurar usar los mejores ingredientes.

Para hacer uno de los mejores postres de Estados Unidos, es importantes tener en cuenta detalles como la contextura de los ingredientes, por ejemplo, la mantequilla es recomendable sacarla 30 minutos antes para usarla a temperatura ambiente para que sea más sencillo picar y batir. Otra manera de calentarla es en el microondas por unos segundos sin que se derrita.

Esta receta se puede preparar entre 20 a 35 minutos dependiendo de la potencia de tu horno y, a diferencia de lo que se cree, la red velvet es muy sencilla de hacer en casa. Por su apariencia y reputación aterciopelada hay quienes no se atreven a prepararla y prefieren los restaurantes o las cafeterías. Al prepararlas la dejas reposar unos 10 minutos y eso será suficiente.

19.Brownie

Una receta fácil y divertida para hacer en casa

El brownie es una de las mejores equivocaciones del mundo culinario ya que sus mitos tratan de dos mujeres en la década de los 80 que hacían un pastel de chocolate y por accidente olvidaron agregar la levadura. Cuando quienes estaban cerca quisieron probar el pastel que no había tomado altura, probaron por primera vez un brownie. Algo parecido sucedió en su momento con el cheesecake.

Es de los postres típicos de América y se puede preparar con chocolate normal o blanco, incluso se ha llegado a escuchar de brownie de calabaza. Aunque si te quieres mantener fiel a su preparación americana, incluye nueces. Un dato de este dulce es que puede hacerse en microondas, pero en el horno conserva mejor su textura y no se seca.

Para prepararlo se pone en un bol el chocolate de taza de tu preferencia con media barra de mantequilla a temperatura ambiente. Se derriten en baño de maría o en el microondas unos segundos mientras que en otro bol se ponen los huevos y el azúcar, a esto se le agrega la harina y una cucharadita de bicarbonato. Se agrega la mezcla del chocolate con la mantequilla y se sigue mezclando. Tendrás esta increíble torta entre 20 o 30 minutos.

20. Manhattan

No se conoce su origen exacto, pero sí que tiene más grados del alcohol de lo que parece

Hay distintas teorías sobre el origen del coctel, entre algunos de los mitos es que dos amigos de Nueva Orleans viajaban en barco a Manhattan y al quedarse sin bebidas decidieron mezclar Vermouth y whisky, nombrando a su invento con el nombre de la ciudad a la que viajaban.

Otros dicen que es originario de la isla Manhattan y otros que nació en un bar de Broadway por un cantinero llamado Black. Lo cierto es que es una de las bebidas más populares de Estados Unidos y puede tomarse como aperitivo. Además puede ser dulce o seca. Es posible distinguirla porque está adornada con una aceituna y en ocasiones con un espiral de limón.

Hacer este particular coctel es sencillo, aunque probablemente necesites una coctelera para un mejor resultado. Se coloca el hielo con wiski junto el licor Vermouth y la Angostura, se bate todo y se cuela para servir en la copa. Si quieres darle su toque característico, incluye una aceituna en la presentación.

21. Long Island Iced Tea (Té Helado Long Island)

Una bebida que con solo verla puede refrescarte

El té helado de Long Island es de las bebidas de Estados Unidos en inglés que curiosamente no tiene ni té ni necesita helado, sino que por su apariencia y color es una bebida refrescante a la vista y tiene tantas variaciones como estados lo prepararan. Por ejemplo, en Georgia lo llaman el Té helado de Georgia e igual pasa en Texas.

Este trago típico tiene un alto grado de alcohol por contener desde ginebra hasta tequila. Para hacer este trago, primero hay que cocinar almíbar con agua y azúcar hasta que se haga un jarabe. Se retira del fuego lento y se deja enfriar.

Puedes servir uno o varios vasos con hielo e ir agregando el ron con el tequila, la ginebra y el vodka. Estos son solo algunos de los licores de esta bebida. Por último, se le agrega el almíbar. Se mezcla todo muy bien y se vierte tres cuartos de vaso con el licor mientras el resto se llena con cola. Puedes decorar el vaso con una ruedita de limón o una rama de menta fresca.

22. Donut (Donas)

Son perfectas si quieres hacer decoraciones en fiestas o como merienda

Para tener una idea de lo populares que pueden ser las donas, cada 50 minutos se abre una nueva tienda con estos esponjosos postres. Son muy versátiles porque funcionan como bocadillo de media mañana o como merienda. Su popularidad en oficinas es normal ya que al menos una docena de donas pequeñas pueden alegrar casi cualquier ambiente.

También son ideales si tienes una fiesta o alguna celebración, ahora son muy famosas en las mesas de postres en Estados Unidos. Si las quieres hacer en casa, de lo que debes estar más pendiente es al hacer la masa. Lo primero es rallar la piel de la naranja sin llegar a rayar lo blanco. Esto se coloca en un bol de leche hasta que hierva. Hay que dejar que se temple y desechar la naranja. Cuando esto esté listo, se puede empezar con la masa.

Además de deliciosas las donas o donuts son muy divertidas de hacer entre la familia, aún más si hay niños porque pueden dejar volar su imaginación y decorarlas a su gusto con colores y sabores que prefieran. Estos panecillos de aceite, como se conocieron en su origen, son perfectos para festividades porque puedes decorarlos para navidad o alguna fecha especial.

23. Cerveza

Es posible hacer una espumosa cerveza casera a tu gusto

La cerveza es una de las bebidas que más se consume alrededor del mundo, bien sea por costumbre o gusto. Y uno de los datos que deberías saber si consumes alguna cerveza es que la espuma es lo más importante y no debería desaparecer incluso al terminar de tomarla, esto es símbolo de buena calidad.

En lugares como Argentina ha crecido el auge de crear cerveza con gustos y sabores personales. Pero para hacer una de las bebidas alcohólicas de Estados Unidos más famosas, inicialmente se requiere malta cebada y una olla con agua caliente entre los 60 y 70 grados. La calidad del agua es fundamental porque el 80% de la bebida es agua y su sabor puede variar.

Aunque ahora el tomar cerveza se asocie con hombres, en la antigüedad las expertas en hacer esta bebida eran las mujeres. De hecho se creía que era beneficiosa para la lactancia. Y si eres amante de la cerveza debes saber que previene condiciones como el Alzheimer porque contiene silicio.

24. Cherry Pie (Tarta de Cerezas)

El típico postre de las películas es muy sencillo de hacer y perfecto para la familia

El cherry pie es de los clásicos postres americanos que nos viene a la mente con la corteza cortada cuidadosamente en perfectas partes iguales y doradas al sacarle del horno. Aunque parezca que necesita la experiencia de mamá o de una abuela, la tarta de cerezas es ejecutable si se siguen los pasos cuidadosamente.

Al preparar uno de los postres clásicos de Estados Unidos lo primero que se necesita es escoger las mejores cerezas y limpiarlas muy bien en abundante agua, al igual que deshuesarla para que quede solo el fruto. Se colocan en un bol con azúcar durante siete u ocho horas y se espera que suelten todo su jugo. Al mismo bowl se le agregan las semillas de la vaina de vainilla junto con la fécula de maíz.

Una increíble razón para preparar este aperitivo americano son las propiedades nutritivas que tienen las cerezas. Contienen antioxidantes y melatonina, así que si tienes problemas para dormir, una tarta de cerezas te ayudará a conciliar el sueño. Además previenen enfermedades y condiciones como la perdida de la memoria y ayuda a reducir inflamaciones.

25. Vieux Carré

Tan elegante como cargado de licores, el Vieux Carré es recomendable tomarlo despacio

Este coctel clásico de Nueva Orleans nace en 1930 en el hotel Monteleone y fue nombrado por Walter Bergeron, “antigua plaza” refiriéndose a la antigua barrio francés donde se creó. Es una de las bebidas alcohólicas famosas de Estados Unidos que en su momento resultó fascinante por lo complejo de su preparación. Como dato curioso debes saber que es una bebida de sorbo corto tanto por protocolo como por los grados de alcohol que tiene.

Para recrear este licor se mezcla tres cuartos de onza de wiski, es importante que sea de centeno. Con tres cuartos de onza de coñac y tres cuartos de onza de vermut dulce. También se le añade 2 guiones de Bitcher de Peychaud y 2 guiones Angostura amargos aromáticos. Se bate todo preferiblemente en una coctelera y se sirve con hielo.

El centeno es un fundamental en la elaboración de esta bebida a pesar de ser igual que el coñac porque tiene un sabor particular de picante natural que le da la vanguardia que el trago requiere. Por eso es importante elegir un gran centeno. Para decorar el Vieux Carré se le coloca una cereza al servirlo.

Estados Unidos: Sabores imperdibles

La cocina americana no es solo comida rápida y tiene tantas opciones como sabores

Como verás la gastronomía de Estados Unidos de América tiene tantos sabores como opciones para aprendices y profesionales del arte culinario. Puedes añadir parte de esta cultura a tu propia cocina o entrar en un mundo completamente nuevo para sorprender a tus comensales con el toque de la cocina sureña o neoyorquina.

Lo cierto es que la comida americana no es solo comida rápida, de hecho, a raíz de la historia de la gastronomía de Estados Unidos y la colonización podemos ver cómo las colonias se adaptaron a muchos ingredientes que africanos y europeos traían como el maíz y especias.

Al igual que se añadieron comidas de colonias inglesas, entre los alimentos están el bogavante o la langosta, así como la sopa de almejas y los dulces de manzana y frambuesas. Pasa lo mismo con la cerveza ya que en Reino Unido es muy común la cerveza local o artesanal.

La cocina americana es un mundo de posibilidades y combinaciones que se aleja del concepto preconcebido que nos ha vendido la televisión o la cultura en general. Y tan cierto es que hace sus propias adaptaciones de comidas extranjeras como tacos y postres europeos. Todo es cuestión de atreverse a incursionar en distintos estilos y opciones.

Créditos fotográficos

COMIDAS TÍPICAS DE OTROS PAÍSES:

México ● Colombia ● Argentina ● Perú ● Venezuela Chile ● Cuba ● Canadá ● Costa Rica Guatemala ● Guyana Honduras Nicaragua ● Panamá Uruguay ● Bolivia ● Brasil ● Estados Unidos ● Ecuador ● El Salvador ● Paraguay ● Haití ● República Dominicana ● Jamaica ● Europa Africa ● ​China 

DESCUBRE TAMBIÉN LAS COMIDAS   TÍPICAS DE ESTOS OTROS PAÍSES

México: Tacos y burritos

Colombia: Ajiaco y bandeja paisa

Argentina: Empanadas de carne y bife de chorizo

Perú: Ceviche y causa rellena

Venezuela: Arepas y pabellón criollo

Chile: Empanadas chilenas y humitas

Cuba: Lechón asado y yuca con mojo

Canadá: Tourtière y poutine

Costa Rica: Casado y ceviche

Guatemala: Kak´ik y enchiladas

Guyana: Brain cakes y camarón a la crema

Honduras: Atole de elote, arroz y maíz con pollo

Nicaragua: Pescado frito, pan de coco

Panamá: Sancocho y arroz con frijoles

Uruguay: Chivito uruguayo y capeletis a la caruso

Bolivia: Sandwich de chola y anticucho

Brasil: Feijoada y acarajé

Estados Unidos: Pizza de pepperoni y hot dogs

Ecuador: Locro de papa y llapingachos

El Salvador: Pupusas y yuca frita

Paraguay: Pastel Mandi´o y chipa de Almidón

Jamaica: Pollo Jerk, ackee y pescado salado

República Dominicana: Bandera y pescado frito

Haití: Ragú de carne a la jardinera y frituras de cerdo

>