El Top 10 de las Mejores 
Comidas Típicas del Estado de México
para probar este 2020

La comida del Estado de México resalta por su colorido y sabor

El Estado de México, también conocido como Estado Libre y Soberano de México, es uno de los más ricos en historia y gastronomía del país latinoamericano. Su oferta va desde poderosos platos picantes hasta los mejores tragos revitalizantes, pasando por supuesto por exquisitos postres.

Todos quieren saber qué estado de México tiene la mejor comida, y en este viaje podrás encontrar la respuesta. En el Estado de México gozarás de una experiencia turística completa. Tus actividades de paseo por las catedrales o algunos patrimonios de la humanidad tendrán una emoción distinta y más apasionante gracias a la diversidad de sabores que podrás experimentar.

Podrás disfrutar de todas estas localidades en tus vacaciones en el Estado de México, al mismo tiempo que degustas una cantidad de platos tradicionales y bebidas deliciosas. Quedarás satisfecho en todos los sentidos, así que no te pierdas ni un platillo en tu viaje este 2020.

La comida es el principal representante de un territorio y los sabores mexicanos son la fusión de la tradición prehispánica con la influencia española de la conquista. Esto ha dado como resultado platos que son hoy parte del patrimonio cultural más rico de América y apreciados en todo el mundo.

A continuación verás las mejores preparaciones que debes tomar en cuenta en tu viaje al Estado de México

1. Pulque 

El pulque puede venir a tu mesa en diversas presentaciones

El pulque es una de las bebidas prehispánicas del Estado de México con mayor tradición y diversas historias de su origen. Por esto, no puedes olvidarte de preguntarle a los locales sus mitos y cuentos al respecto para llevarte una agradable anécdota que contar después a tus amigos.

Su elaboración consiste en la fermentación del aguamiel que se extrae del agave pulquero, una variedad de maguey que crece especialmente en esta localidad por su suelo rocoso y clima seco. Esto resulta en una peculiar bebida viscosa de sabor fuerte y un toque amargo que no olvidarás en tu visita.

Podrás pedir un delicioso pulque en cualquier pulquería, locales tradicionales especializados en la venta de bebidas alcohólicas en el Estado de México. La pulquería Casa Tinacal, ubicada en Tlalnepantla, te ofrece esta bebida durante todo el año. Atrévete a probar sus variables con pulpa de frutas y miel, que son de los mejores cócteles estatales del lugar.

Uno de los mitos populares que envuelve esta bebida, también conocida como bebida de los dioses, es que fue resguardada por deidades llamadas Centzon Totochtin (cuatrocientos señores conejos), a quienes se les rendía culto por haber compartido su tesoro con los humanos.

2. Tejocotes 

Puedes comprar tejocotes conservados para comerlos todo el año

El tejocote, también conocido como manzanita, es una fruta silvestre cuyo nombre nativo viene del náhuatl “texócotl”, que significa fruto ácido y duro. Esta fruta tiene diversos usos en el territorio mexicano, desde adorno en canastas para el célebre Día de los Muertos, hasta ingrediente principal en dulces originarios del lugar.

Si te estabas preguntando cuáles son los postres y dulces típicos del Estado de México, el dulce de tejocote es de los más representativos junto con el ponche de frutas navideño.

El dulce de tejocote consiste en que coloques la fruta a hervir con azúcar y canela para luego comerlo a temperatura ambiente. Mientras que el ponche de frutas navideño se elabora para Navidad como una de las populares bebidas sin alcohol del Estado de México. En ella deberás colocar los tejocotes y otras frutas a hervir con azúcar y aromatizantes, para luego beber el almíbar resultante calientito.

Podrás degustar ambas preparaciones en la época navideña, donde el local The Tejocote te ofrece estas delicias tradicionales. Anímate a llevarte tejocotes a casa luego de tu viaje al Estado de México, para que no olvides su sabor por un tiempo.

3. Pinole 

El pinole sirve de base para deliciosas tortillas para hacer tacos

El pinole es un ingrediente muy interesante de las comidas y bebidas típicas del Estado de México. Es en principio una harina de maíz fina endulzada con piloncillo que puede comerse sin cocinar. En esta localidad podrás encontrarlo comúnmente molido con cáscaras de naranjas y canela. A su vez, el pinole sirve para elaborar bebidas frías o calientes, siendo la más emblemática la cerveza mexicana llamada tejuino.

Las culturas antiguas de México utilizaban el pinole para realizar bebidas fortificantes, ideales para poder realizar largos viajes a través de todo el país. Luego, con los procesos de conquista, se le añadió azúcar y tomó su forma final, tal como es conocido mundialmente.

El pinole es un alimento prehispánico con presencia en casi todo el país, así que podrás encontrarlo en presentación de tacos en la Tortillería el Maizajo, ubicado en Azcapotzalco.

Ingerir pinole tiene variados beneficios para la salud, como reducir el estreñimiento gracias a su riqueza en fibra. Es además ideal para la mayoría de las dietas, por su bajo nivel calórico; e incluso, es bueno para celíacos por su carencia de gluten. Lo mejor de este alimento es que lo puedes consumir durante todo el año.

4. Pepeto

Un sabroso pepeto acompañado de tortillas es una comida completa

El pepeto es uno de los platillos típicos del Estado de México. Es un caldo enriquecido con carne de puerco y chilacayote, una variedad de calabaza originaria del país. Además, forma parte de los platos consumidos para aliviar la resaca.

Para su elaboración es necesario que coloques en agua hirviendo la carne de puerco y cuando esta esté tierna, agregues el chilacayote picado junto con algunos elotes. Luego, añades las habas y el chile manzano picado finamente. Por último, no te olvides de sazonar con epazote y sal.

Podrás degustar el pepeto durante la época de junio a noviembre, especialmente en el restaurante Rebeca en Tonatico, una pintoresca ciudad colonial. Aquí encontrarás grandes atractivos del Estado de México, como el Parque del Sol con su Salto de Tzumpantitlán y las aguas termales del Balneario Municipal.

El chilacayote es ideal para ser incluido en la dieta de personas con diabetes, debido a que contiene una cantidad importante de hipoglucemiantes que favorecen la disminución de azúcar en la sangre. Además, funciona como un poderoso antioxidante por contener vitamina A y hierro.

5. Atole de Pinole

El atole de pinole con un poco de canela es perfecto para la merienda

El pinole es un alimento versátil hecho a base de maíz tostado, que puede ser consumido en seco y como bebida. También lo encontrarás como un sabroso atole que forma parte de las comidas originarias del Estado de México y que no puedes dejar de probar en tu visita a este país.

La forma más común para que prepares el atole es que disuelvas el pinole en agua y lo coloques en el fuego. Si quieres aromatizarlo puedes añadir canela, además de azúcar y un poco de sal. Por último, no olvides añadir la leche y mover hasta que espese.

Se sirve caliente y puedes probarlo durante todas las épocas del año en el restaurante El Venado, en Ocoyoacac. Por su facilidad puedes preparar esta receta de vuelta a casa y mostrarla a tus conocidos cuando te pregunten cuáles son las comidas del Estado de México.

Ingerir atoles es especialmente bueno para el estómago, ya que es más fácil de digerir por su alto contenido de fibra. A su vez, dado que el pinole está compuesto principalmente de maíz, este tendrá todos los beneficios del mismo, como una cantidad importante de vitaminas y antioxidantes.

6. Queso Fundido con Chorizo

El queso fundido con chorizo puede ser bien complementado con hongos

El queso fundido con chorizo es una maravilla gastronómica que hará feliz a tu paladar. El contraste del queso derretido y su sabor suave, junto con el potente sabor del chorizo frito y sus fuertes especias, hacen de este platillo un gran favorito de la población.

La receta es sencilla, así que puedes añadirla a tu lista de comidas típicas del Estado de México para hacer en casa. Esto es porque lo único que debes hacer es desmenuzar y freír el chorizo, para que luego lo coloques al horno con el queso rallado. Cuando el queso se derrita y tome consistencia cremosa, lo sirves con tortillas o pan.

Este plato se consume normalmente con tortillas fritas. Es una comida que a su vez sirve de acompañamiento de los principales platillos del Estado de México. Podrás disfrutarlo durante todas cualquier época del año, especialmente en el restaurante La Escondida, ubicado en Ocoyoacac.

Resulta un plato especialmente jovial y apreciado en las fiestas. No decepcionarás a tus invitados cuando lo sirvas y quedará bien junto a cualquier menú que se te ocurra. Además, es una elaboración versátil y rápida. Si lo colocas caliente junto a la salsa, se acabará de inmediato.

7. Aguas Frescas

Nada como unas aguas frescas con mucho hielo para disfrutar de un paseo

Las aguas frescas son famosas en todo el país por ser una bebida muy refrescante. Suele consumirse sobre todo en desayunos, y cuando el horario de venta de bebidas alcohólicas en el Estado de México es restringido, antes de las nueve de la mañana.

Cada estado le da su toque distintivo o presenta sus respectivas variantes. En el caso de este estado puedes probar distintos sabores locales, como las aguas de capulines y de nanche. Todo esto en conjunto con la tradicional de flor de Jamaica y de horchata.

Recuerda que la hidratación es una parte fundamental de las largas caminatas y con las aguas frescas te animarás a hacerlas, ya que calmarán tu sed. De esta forma tendrás más energía para conocer a profundidad todo lo que este estado tiene para ofrecerte en actividades y vistas inolvidables.

Las aguas frescas las podrás hallar durante todo el año, especialmente en mercados como el de Atizapan, en Zaragoza. Incluso, preparar alguna en casa para los días de verano o para acompañar tu menú diario será muy fácil. Solo debes elegir la fruta de tu preferencia y licuar con azúcar. También puedes agregar chile en polvo para darle un toque diferente.

8. Garañona 

La garañona es una bebida hipnotizante y llena de misterio

La garañona es una de las bebidas tradicionales del Estado de México que comenzó a tomar fama a mediados del siglo pasado. Podrás probarla en Carmen Mezcalería del municipio de Metepec durante cualquier época del año, para así te llevarte un golpe agradable de sabor y energía.

Su elaboración consiste en macerar alcohol de caña con 14 hierbas diferentes hasta obtener un brebaje verde intenso. Su nombre hace alusión a sus propiedades afrodisíacas, ya que el mito sostiene que el hombre que lo beba se sentirá como un garañón, que no es más que un hombre mujeriego.

Es una de las bebidas representativas del Estado de México más misteriosas que encontrarás en tu viaje, ya que conocer exactamente cuáles hierbas contiene te supondrá un gran reto. Sin embargo, no te dejes engañar por su sabor tenue, ya que es una bebida muy fuerte. Por esta razón tendrás que tomarla lenta y moderadamente.

Su apariencia y misticismo recuerda a la absenta de Europa, que también contenía diversas hierbas en su elaboración y prometía interesantes efectos hasta ser prohibida. Por fortuna, este mágico brebaje de estilo mexicano no resulta peligroso y estará esperándote cuando te decidas a probarlo.

9. Croquetas de Elote

Las croquetas de elote son excelentes como pasapalos

Las croquetas de elote son uno de los postres típicos del Estado de México más sencillos y deliciosos que encontrarás en tus vacaciones en la zona. Son ideales para comer como merienda en las tardes, acompañadas de una infusión caliente.

La mayoría de las versiones de esta receta incluyen desgranar y moler el elote, aunque no resulta totalmente necesario si no quieres. Lo importante es que mezcles la masa con los huevos y el azúcar, y los frías en forma de pequeños discos. Puedes acompañarlos con jocoque, que es una crema láctea a base de leche fermentada.

Ya sabes que si tu deseo es llevar a tu cocina algunas recetas de postres del Estado de México, esta elaboración no te puede faltar. Podrás comerlas en cualquier restaurante del estado durante cualquier época del año. Si visitas el restaurante Addetto probablemente te las ofrecerán.

Aunque ya de por sí estas croquetas son una rica botana, al probarlas tendrás todos los beneficios del elote en esta comida, como una cantidad alta de vitaminas y minerales que ayudarán especialmente a tu metabolismo. Además, contiene una alta cantidad de antioxidantes. Anímate y prepara unas, no te arrepentirás.

10. Chorizos Verdes

Completamente oriundos del Estado de México, los chorizos verdes son deliciosos

Si te preguntabas cuáles son los platillos típicos del Estado de México para así poder probarlos en tu viaje, no debes dejar de pedir los chorizos verdes. Estos se han convertido en un símbolo representativo de Toluca, donde incluso su equipo de fútbol se hace llamar los choriceros. Podrás degustarlos durante todo el año, en restaurantes como Cambalache Toluca.

Estos chorizos son elaborados con una mezcla de carne de res y puerco bien condimentado. Su color distintivo es dado por la presencia de una gran cantidad de espinacas y chiles serranos, entre otros. Además, Puedes comerlos como relleno de tacos.

Curiosamente es un platillo relativamente nuevo, creado en los años 60, donde se volvió excesivamente costoso el pimentón rojo y se innovó con esta variación de chorizos verdes. Su éxito apareció rápidamente y se ha mantenido hasta la actualidad, llegando a convertirse en uno de los principales platillos regionales del Estado de México.

Los beneficios para la salud que te ofrece este colorido platillo son un alto contenido proteico y de vitaminas del grupo B, esenciales para potenciar las funciones del ADN. Además, si bien poseen un nivel elevado de grasa, la mayor parte de esta es insaturada.


¿10 no son suficientes?
Pues sigue leyendo para que descubras más platillos increíbles del Estado de México


11. Barbacoa de Chivo

No quedarás con hambre luego de comer una buena barbacoa de chivo

Las comidas típicas en México varían según el estado donde se preparen, haciendo de ellas platos únicos. En el caso de las barbacoas esto es aún más visible, ya que la versión más clásica es con carne de borrego. En cambio, en tu viaje al Estado de México notarás que es realizada con carne de chivo, una carne muy gustosa que no te arrepentirás de probar.

La carne es ventilada para que soporte todo el calor de la barbacoa, luego deberás agregar las especies y cubrirlas con pencas de agave. Seguidamente colocas la carne en un horno de tierra para que se cocine por horas hasta que esté completamente tierna y jugosa.

Es uno de los platillos fuertes del Estado de México que no puede faltar en tu dieta durante tus vacaciones. Podrás probar esta barbacoa, sin importar la época del año, en el restaurante Borrego del Oro, como relleno de tacos o de manera apartada.

La carne de chivo te ayudará al correcto desarrollo del cuerpo y defensas del mismo gracias a su alto nivel de proteínas. Además, ya que es rica en zinc, estimula la formación ósea y el fortalecimiento de los órganos reproductivos.

12.  Tacos de Gusanos de Maguey 

No te intimides por su apariencia, los tacos de gusanos de maguey son deliciosos

Si no quieres perderte de una experiencia exótica en tus vacaciones en esta colorida localidad, comer gusanos de maguey te resultará una cosa imperdible que hacer en el Estado de México. Sin duda será una historia que contar al regresar de tu viaje.

Estos pequeños gusanos son larvas cosechadas después de la época lluviosa de las pencas de la planta de maguey. Para su cocción, primero se fríen con especias y luego se convierten en el relleno de tortillas de harina o de maíz. Estas las podrás acompañar con guacamole u otras guarniciones.

Es uno de los platillos típicos del Estado de México con insectos más importantes de la zona. Estos gusanos han alcanzado fama mundial en los círculos gastronómicos como un ingrediente exótico y delicioso. Podrás comerlo en el restaurante los Danzantes de Coyoacán durante o justo al terminar las épocas lluviosas.

No te dejes engañar por su pequeño tamaño, los gusanos tienen sorprendentemente más proteínas que la carne y una cantidad alta de minerales. Por estas razones, no puedes dejar de probar este peculiar platillo en tu visita al estado.

13.  Mixiotes de Conejo

Con los mixiotes de conejo pueden rellenarse espectaculares emparedados

La penca de agave pulquero tiene una fina membrana que lo recubre llamada mixiote, la cual puede utilizarse para envolver alimentos. Este es el caso del mixiote de conejo, que resulta un imperdible gastronómico que no debes dejar de probar si te has propuesto degustar al menos 10 platillos del Estado de México.

Esta es una receta digna de grandes eventos, pero que te resultara fácil de preparar. Solo debes macerar la carne de conejo en una salsa con especies y chile por una noche. Luego, coloca la carne dentro del mixiote y cocínalo en una vaporera hasta que la carne este tierna.

Este es uno de los platillos representativos del Estado de México de origen prehispánico, ya que fue la población del Valle de Anáhuac la primera en utilizar el mixiote para cocinar diferentes tipos de carnes. Muchos restaurantes como el Rincón del Conejo, en Cuautitlán, te ofrecen variaciones con conejo o pollo, e incluso versiones vegetarianas.

El conejo es ideal para complementarse con dietas de bajas calorías, pues su ligera carne posee bajas cantidades de sal, ideal para aquellos que acumulan líquidos. Además, su alto contenido de selenio es beneficioso para la glándula tiroidea.

14. Tortitas de Flor de Calabaza Capeada

Las ligeras tortitas de flor de calabaza capeada son un gran entremés

Las tortas de flor de calabaza constituyen uno de los platillos típicos del Estado de México y sus ingredientes son principalmente dos ramos de flor de calabaza y queso. Es una comida muy delicada y sabrosa que podrás preparar en casa fácilmente.

Primero tienes que tomar las flores lavadas y rellenarlas de queso, como una torta. Luego, pásalas por huevos batidos y harina, para finalmente freírlas en aceite caliente hasta que queden crocantes por fuera y con un centro suave de queso derretido.

Podrás comerlas en cualquier época del año en el restaurante Casa Colibrí, ubicado en Malinalco. También podrás acompañarlas de las bebidas típicas del Estado de México, como las famosas aguas frescas y así disfrutar de una experiencia culinaria completa llena de sabores y texturas.

Las flores de calabaza poseen diversos beneficios a la salud, especialmente para el sentido de la vista debido a sus porcentajes de vitamina A, que retrasa los daños del envejecimiento previniendo la formación de cataratas y retinopatía. Además, favorecen la formación de glóbulos blancos, que a su vez fortalecen el sistema inmune.

15. Tallos de Acelga Rebozados

Si eres un fan de los vegetales, los tallos de acelga rebozados son para ti

Los tallos o pencas de acelga rebozados son una de las recetas de platillos del Estado de México que, por su facilidad y sabor, debes realizar de vuelta a casa. Con un tiempo de preparación y cocción mínimas, este se volverá un plato favorito de tu cocina.

El modo de preparación es sencillo: solo debes tomar las acelgas y reservar sus tallos. Luego, colócalos a hervir en agua salada unos minutos. Por otro lado, bate un huevo y una vez hervidos los tallos pásalos por ellos y por pan rallado. Seguidamente fríelos hasta quedar crocantes y ya estarán listos para comer.

Es uno de los platillos originarios del Estado de México que no podrás dejar de comer. Lo puedes pedir como botana o acompañamiento de carne o pescado en el restaurante Tacos la Beci, en Naucalpan sin que te importe la época del año.

Las acelgas son increíblemente buenas para la salud por su enorme cantidad de vitaminas y minerales. También aportan omega 3, que reduce el colesterol y los triglicéridos a valores óptimos para el funcionamiento del cuerpo.

16. Quintoniles Encebollados

Los quintoniles encebollados quedan excelentes como guarniciones

Si lo tuyo son los vegetales y te preguntabas qué platillos hay en el Estado de México que cumplan con tus deseos, los quintoniles encebollados son la mejor opción para ti. Podrás comerlos durante la época lluviosa en los diversos restaurantes y fondas de la localidad.

Los ingredientes principales son los quintoniles, junto con ajo y cebolla. Primero debes freír los quintoniles y luego añadir el caldo y los condimentos. Debes dejar reducir el caldo a fuego lento unos minutos para así poder servir caliente.

Los quintoniles son las hojas de una planta llamada quelite y cuando está de temporada, su presencia en los platillos y costumbres del Estado de México es importante. Restaurantes como El Cardenal o el Quintonil te ofrecen los quintaniles encebollados para acompañar deliciosas carnes e incluso como rellenos para tacos vegetarianos.

Además, los quintoniles como alimento proveen una sana cantidad de fibra y de vitamina A, buena para los intestinos y para aliviar el estreñimiento. Esto es debido a que la planta tiene propiedades medicinales y es usada como astringente en brebajes e incluso masajes sanadores.

17.  Hongos en Chile Pasilla

Sentirás una explosión de sabores en lo que degustes los hongos en chile pasilla

Este delicioso plato es una de las comidas representativas del Estado de México, caracterizada por tener como protagonistas a los hongos y chiles pasilla. Es una combinación perfecta para veganos y vegetarianos. Podrás disfrutar de este platillo en el restaurante Nicos, ubicado en Cuitláhuac.

Su elaboración consiste en preparar inicialmente los chiles pasilla. Para ello debes quitar las venas y molerlos junto con los tomates y la cebolla. Posteriormente colócalos a freír y añade los hongos rebanados. Colócale suficiente agua y deja la preparación a fuego bajo unos minutos.

Como un tip de información de la gastronomía del Estado de México, el chile pasilla es un ingrediente básico en la elaboración de moles y no puede faltar en una buena salsa. Esto es gracias a que su sabor no es tan potente y puedes comerlo durante todo el año.

A su vez, el chile pasilla tiene un alto contenido de hidratos de carbono, lo que le garantizará energía a tu cuerpo. También es rico en vitaminas y lípidos vitales para el desarrollo celular y la regulación hormonal.

18. Chicharos con Hongos

Llenos de sabor los chicharos con hongos son una cena ideal

Los hongos forman parte de diversas comidas típicas del Estado de México, ya que por ser una región boscosa y fría, posee el ambiente ideal para que este ingrediente se produzca de manera constante y esté disponible todo el año. Además, los hongos complementados con las proteínas de los chicharos ayudan a reducir el colesterol.

Este es un potente caldo que puedes elaborar principalmente con chicharos o frijoles blancos preparados y finalmente, añadir los hongos fileteados. Si quieres, sazónalo con hierbas típicas como el epazote y jitomates licuados.

Este platillo es ideal para pasar un día lluvioso, a la vez que lo acompañas de alguna de las bebidas originarias del Estado de México, como el pulque. También es una excelente opción de plato fuerte para los veganos y vegetarianos. No te olvides de probarlo en tu viaje en cualquier fonda o restaurante del lugar, siendo el más recomendado el Descorche, ubicado en Toluca.

Como una información a tener en cuenta, los hongos también estimulan positivamente al sistema inmune por poseer beta-glucanos. Además, son maravillosos como antiinflamatorios, ya que contienen ergotioneína, especializada en ello.

19.  Tamales de Judas

Una de las tradiciones durante Semana Santa es comer tamales de Judas

De los nombres de comidas del Estado de México, sin duda, el tamal de Judas llamará tu atención de forma especial. Es un plato que solo es consumido durante Semana Santa y Cuaresma, así que si te encuentras en el estado en estas fechas debes probarlos.

Su preparación consiste en elaborar una masa de maíz azul seco tostado, la cual puedes aromatizar con canela y endulzar con piloncillo. Luego añade la carne de puerco molida y envuelve la masa en la hoja de elote, para finalmente cocinarlos en agua hirviendo. 

Los tamales de Judas forman parte de las tradiciones y comidas del Estado de México. Si bien puedes comerlos durante toda Semana Santa y Cuaresma, lo tradicional es hacerlo los sábados durante la quema del muñeco de Judas. Mercados como el de San Martín Caballero en Nezahualcóyotl te ofrecen diferentes locales donde puedes degustar este especial platillo.

El elote azul es muy saludable, ya que contiene antocianina, un antioxidante especializado en reducir el colesterol malo del organismo y que incluso ayuda a mejorar la circulación. También contiene un índice más bajo de almidón en comparación a otros elotes, lo que lo hace amigable para los diabéticos.

20. Totomoches 

Los totomoches también pueden envolverse en hojas de plátano

Los totomoches son tamales elaborados con una masa de elote rellena de judías, comúnmente conocidas en esta localidad como ayocotes. A su vez son aromatizadas con epazote y chile poblano. Es uno de los platillos endémicos del Estado de México y podrás degustarlo principalmente en el restaurante Rancho Bonito de Zumpango, sin importar la época del año.

La hoja que recubre estos tamales a la hora de la cocción es la hoja de totomoxtle, que son las que recubren las mazorcas de elote. Es una materia prima principal en las artesanías y gastronomía del Estado de México.

Para ser usada en la preparación de los totomoches, las hojas las debes remojar previamente unas horas para que se vuelvan elásticas. Luego envuelves el relleno de masa y judías con ellas, y las colocas en agua hirviendo hasta que la masa se endurezca.

Debes saber que los mexicanos cuentan con la mayor cantidad de variables en tamales del mundo. Esta oscila entre los 500 y 5.000 tipos diferentes, donde también varían las masas y rellenos. Incluso, las hojas que los recubren pueden ser diversas y la salsa que los acompaña de variados ingredientes, pudiendo ser verde o roja.

21.  Jaleas de Tejocote

Las jaleas de tejocote son ideales para merendar y obsequiar en Navidad

Si pensabas que el tejocote o manzanita solo servía para elaborar el ponche de frutas navideño, te equivocas. Esta exótica y versátil fruta también puede comerse como una rica jalea.

Se trata de uno de los platillos y dulces en el Estado de México más consumidos en las casas como merienda por su sencilla preparación. Solo necesitas una cazuela con agua azucarada y tejocotes. Los dejas hervir hasta que se deshagan y estarán listos para ser conservados en recipientes hasta que cuajen.

Podrás degustar este dulce a finales de año en el restaurante Fonda Típica Metepec, que sirve comidas tradicionales del Estado de México, y una gran variedad de postres hogareños. Incluso, si te animas, puedes elaborarlo en tus vacaciones para esos días de descanso en casa.

Esta fruta es también muy saludable, ya que mejora la salud cerebral e incentiva la coagulación sanguínea, estimulando la producción de hemoglobina en el organismo. También hace más fuerte al sistema inmune y baja los niveles de azúcar en sangre. Por estas razones, resulta una fruta ideal para los diabéticos.

22. Ates de Capulín

Con los ates de capulín se pueden elaborar deliciosos sorbetes y helados

Una de las recetas de platillos típicos del Estado de México es el ate de capulín. El ate tiene su origen en la época del virreinato o época colonial. Es un dulce muy popular que en principio se elaboraba solo de membrillo, pero luego empezó a realizarse a partir de casi cualquier fruta de temporada.

Los capulines son pequeños frutos muy similares a las cerezas pero con un toque más ácido. Para prepararlos solo debes licuarlos y hervirlos con azúcar y cáscaras de manzana. Una vez que este espeso, lo refrigeras y ya estará listo para degustar.

Puedes comer esta rica preparación especialmente de junio a septiembre, cuando la fruta está de temporada en todo el estado. No te pierdas la oportunidad de probarla, ya que forma parte elemental de los platillos y dulces típicos de los municipios del Estado de México.

Como dato extra debes saber que el ate de capulín también sirve para elaborar helados y tamales, que funcionan como un postre perfecto. Restaurantes tradicionales como el Doña Lore, ubicado en San Juan Pueblo Nuevo, se encargan de elaborar estos platillos.

23. Chacualole

Una comida que transmite tradición y llama a la familia, eso es el chacualole

Cuando vayas a viajar al Estado de México, uno de los postres más representativos que no te puedes perder es el chacualole. Es consumido principalmente en noviembre, ya que es una preparación ideal para el famoso Día de los Muertos, una de las festividades del país más importantes.

Consiste en la elaboración de un dulce de calabaza endulzado con piloncillo. También puedes incluir en la preparación manzanas y guayabas para hacerlo aún más espeso y sabroso. Lo único que tienes que hacer es colocar las frutas y el piloncillo en una cazuela y remover hasta que se disuelvan.

Es uno de los principales postres tradicionales del Estado de México, especialmente del municipio de Ixtapaluca, donde suelen venderse en el restaurante La Casa de Toño. Es consumido frío junto con el famoso pan de muerto, que potencia y realza su sabor.

Esta receta es muy familiar, generalmente en las casas de la localidad se reúnen las familias para comenzar la elaboración del postre. Cada familia toma un turno para revolver la cazuela, esto debido a que si se descuida por mucho tiempo, la preparación se pegará en el fondo y cambiará negativamente el sabor.

Estado de México: Sabores imperdibles

En el Estado de México encontrarás platos llenos de historia y deliciosos aromas

Como pudiste observar, esta localidad tiene para ti incontables maravillas culinarias para enriquecer aún más tu visita cuando estés haciendo turismo en el Estado de México. En la ciudad de tu preferencia te esperará una variedad que va desde alimentos originarios que te contarán historias de lo más interesantes, hasta gastronomía moderna que innovará tu paladar.

Todo esto junto a un abanico de destinos y atracciones turísticas por ver. No esperes más y realiza pronto tu viaje este 2020, para que conozcas de primera mano la historia de la gastronomía del Estado de México y lleves estos conocimientos mexicanos y culinarios a tu cocina.

Además, su gastronomía es rica en ingredientes muy saludables y llenos de beneficios para la salud. Tendrás los mejores platos a la talla de cada necesidad nutricional, desde celíacos hasta vegetarianos al puro estilo mexicano.

Recuerda además darte un paseo por los mercados, que resultan el mejor lugar para comprar los alimentos descritos e ingredientes para tu cocina, y adquirir artesanías o souvenirs que no pueden faltarte para llevarte un recuerdo tangible de tu visita.

​ 

Créditos fotográficos

¿Qué te pareció este artículo? 
[yasr_visitor_votes size = "large"]

COMIDAS TÍPICAS DE OTROS ESTADOS MEXICANOS:

México (País) Campeche ● Chihuahua Colima ● Durango ● Guanajuato ● Guerrero ● Hidalgo ● Jalisco Michoacán ● Morelos Oaxaca ● Puebla ● Querétaro ● Quintana Roo Sinaloa ● Sonora ● Tabasco Veracruz ● Yucatán Aguascalientes Baja California ● Baja California Sur Chiapas ● Coahuila Edo. México Nayarit San Luis Potosí Tlaxcala Zacatecas ● Nuevo León ● Tamaulipas

DESCUBRE LAS COMIDAS TÍPICAS DE MÁS ESTADOS MEXICANOS:

México (País)Tacos y burritos

Aguascalientes: Birria de barbacoa y pollo de San Marcos

Baja California Sur: Filete imperial de camarón y machaca de res

Baja California: Ensalada cesar y tacos de pescado

Campeche: Pan de cazón y dulce de ciricote

Chiapas: Tamal de bola y sopa de pan

Chihuahua: Carne asada y jamoncillo de parral

Ciudad de Mexico: Quesadillas y tamales

Coahuila: Pan de pulque y gorditas

Colima: Iguana a la naranja y ceviche de pez vela

DurangoCaldillo duranguense y bocaditos de nuez

Estado de México: Tacos con chorizo y queso fundido

Guanajuato: Enchiladas mineras y nieves de Dolores

Guerrero: Pulpo enamorado y pozole guerrerense

Hidalgo: Chiniquiles y escamoles

Jalisco: Torta ahogada y carne en su jugo

Michoacán: Pescado blanco de Patzcuaro y sopa tarasca

Morelos: Pipián verde y caldo de hongos

Nayarit: Pescado sarandeado y frijoles puercos

Nuevo León: Machaca con huevo y carne asada

Oaxaca: Los 7 moles y chapulines

PueblaChiles en nogada y mole poblano

Querétaro: Enchilada queretana y nopal en penca

Quintana Roo: Pescado a la Tikin-xic y ceviche de caracol

San Luis Potosí: Zacahuil y asado de boda

Sinaloa: Aguachile y tamales barbones

Sonora: Carne desebrada y chorizos de res

Tabasco: Pejelagarto asado y tamales tabasqueños

Tamaulipas: Cabrito enchilado y atole de miel de maguey

Tlaxcala: Tlacoyos de frijol y escamoles

Veracruz: Arroz a la tumbada y camarones al coco

Yucatán: Cochinita pibil y papadzules

Zacatecas: Tostadas de jerez y asado de bodas

>