El Top 10 de los Mejores
Lugares Turísticos de Canadá
para visitar este 2019

Deslúmbrate visitando la belleza helada de Canadá.

Canadá es un magnífico destino turístico para visitar Norteamérica. Afortunada por su ubicación geográfica, su clima y su historia, te ofrece sitios bonitos donde reconocer la herencia de los pueblos originarios y de los exploradores europeos, la naturaleza y la diversión.


En tu estadía por los sitios turísticos de Canadá, quedarás impactado por su belleza histórica y natural y sus enérgicas aventuras llenas de adrenalina que sobran para hacer, tal como el rafting en las Montañas Rocosas canadienses, o el senderismo en el archipiélago Haida Gwaii.

El país norteamericano te brinda una experiencia sin igual cuando explores la belleza y las actividades recreativas al aire libre que la temporada de invierno trae en la Montaña Whistler, o la indiscutible y divina gastronomía de la ciudad de Montreal.

Por todo esto y mucho más por explorar, a continuación descubrirás la hermosura indiscutible de este país. Así que no pares acá y sigue leyendo para que conozcas los sitios bonitos de Canadá.

A continuación verás los lugares más hermosos que debes tomar en cuenta en tu viaje a Canadá.

1. Montreal

El estilo francés de la ciudad de Montreal te enamorará.

La fusión del estilo francés, la modernidad norteamericana y los hermosos parques naturales hacen destacar a la ciudad de Montreal, Quebec. Siendo uno de los atractivos turísticos de Canadá, Montreal deslumbra por su variedad de espacios, pero uno de los más reconocidos es la Basílica de Notre-Dame. Al entrar al templo religioso quedarás maravillado con su cualidad neogótica, la intensidad de sus colores y su arte sacro.


Después, con solo un recorrido de 45 minutos en tren desde la catedral, continúa al Jardín Botánico de Montreal con sus espectaculares zonas verdes. Además, en sus dos islas existen destinos muy impresionantes. Se encuentra el Parque Jean Drapeau en la Isla Santa Elena, que es una experiencia diferente de ver cuando visitas el majestuoso museo Biosphére, o la famosa pista de Fórmula 1 Gilles-Villeneuve en la Isla de Notre Dame.

Pero, para los que buscan algo más enérgico, hay un sinfín de deportes extremos para que practiques en Montreal, tales como el flyboarding en Aquazilla o el canopi cuando te aproximas al Puente Viejo y conoces el circuito de tirolesas de 365 metros. Si al finalizar el itinerario buscas descansar y pasear por sus calles en el Viejo Montreal o su ciudad subterránea, ve comiendo uno de sus ricos bagels.

Si en tu recorrido te da hambre, prueba su carne ahumada o su “Poutine” de papas fritas, queso suave y salsa de carne mientras estás sentado tomando el sol en la grama cerca del increíble Monte Royal, por el cual lleva su nombre. Desde Mont Tremblant recorres casi cuatro horas en carro para llegar.

2. ​Quebec

Si planeas ir a Quebec en Canadá, no olvides pasar por su casco histórico.

La ciudad de Quebec de la Provincia de Quebec, es uno de los lugares históricos de Canadá qué visitar. La ciudad mayormente francófona promete ser un lugar inolvidable cuando visites su hermoso casco histórico comúnmente llamado el Viejo Quebec que, además, ha sido reconocido como Patrimonio de la humanidad por la UNESCO.


Para penetrar las murallas del Vieux Quebec – su nombre en francés – se recomienda hacerlo caminando para que conozcas su encantador estilo francés antiguo en la majestuosa Ciudadela de Quebec o las Fortificaciones y sus joyas en templos religiosos católicos como la Catedral de Santa Ana en La Pocatière.

Incluso, la ciudad de Quebec no solo ofrece museos y encantadores barrios, también te brinda actividades de deportes extremos en diferentes temporadas del año. En las Cascadas de Jean-Larose, realiza rappel en verano. Mientras que, en invierno, prueba aventurarte con ice canyoning.

Si Quebec ha logrado entrar en tu lista de lugares soñados de la provincia, anímate a pasear por ella, es accesible en bus y carro. Solo tardarás tres horas y 30 minutos en autobús, y dos horas y 53 minutos en carro desde la ciudad de Montreal.

3. ​Ottawa

Ottawa es la oportunidad de aprender en tu viaje.

Ottawa es la capital de Canadá y es una de las municipalidades de la Provincia de Ontario. Su belleza y riqueza se expresa en su variedad de museos, sus grandes parques naturales, sus importantes monumentos históricos y políticos y, sobre todo, en su cultura y educación.

Paseando por sus calles, te darás cuenta que su arquitectura es meramente funcional y formalista, aunque al llegar a los edificios del Parlamento verás la gran influencia gótica que tienen. Además, posee ámbitos culturales que indudablemente tendrás que conocer, porque en sus espacios están la Galería Nacional de Canadá y el Museo Canadiense de la Naturaleza.

Ottawa, sin duda alguna, es uno de los lugares impresionantes en Canadá donde debes vacacionar, pues ahí se presenta el Festival Winterlude, uno de los eventos anuales de invierno más importantes para el turismo canadiense. En esta increíble ocasión, verás y patinarás sobre hielo e incluso, presenciarás majestuosas esculturas hechas de hielo.

Por ser la capital de Canadá, no será difícil de encontrar transporte público o indicaciones viales, pero al encontrarse en Gatineau, solo durarás en carretera 21 minutos en bus. Y desde la ciudad de Laval, Quebec, el traslado es de siete horas y 20 minutos aproximadamente.

4. Saskatchewan

En Saskatchewan conseguirás observar a las aves carbonero.

Saskatchewan es reconocida como la ciudad del Uranio, pero que eso no te desmotive, pues es considerada una de las provincias en donde vacacionar en Canadá, porque es una zona imperdible para los aventureros de deportes extremos.


Uno de las actividades que explorar es subirte a los trineos tirados por perros en el Parque Nacional Príncipe Albert en invierno. En cambio, en el verano, no es un problema. Sobran actividades para que hagas esquí acuático en la Playa Saskatchewan o prueba la observación de la vida salvaje y el senderismo cerca del Lago La Ronge.

No solamente es pura aventura física. Ahí experimentarás zonas arqueológicas como el Parque Wanuskewin Heritage donde verás que es un museo histórico que exponen arte de las naciones originarias localizado en la ciudad Saskatoon. Desde Red Deer, la distancia que recorres hacia Saskachewan es de seis horas en promedio.

5. Toronto

Atrévete a conocer la diversidad cultural y los rascacielos de Toronto.

La metrópolis de Toronto es uno de los mejores atractivos turísticos de Canadá para conocer y quedarse a vivir. Los puntos de impacto que tendrás el agrado de descubrir son sus deslumbrantes rascacielos, sus barriadas victorianas, sus museos y galerías a sus encantadoras y veraniegas islas. Ser parte de la vida cotidiana de esta ciudad es ser parte su mundo cosmopolita multicultural.

Pues casi la mitad de su población no nacieron en la ciudad, pero sin duda se han enamorado de ella para seguir su dinámica de su día a día. De visitarla, lo podrás hacer en cualquier temporada. La ciudad reluce todo el año. Pero su cercanía al Lago Ontario la convierte en uno de los lugares más cálidos de Canadá para que evites el frío canadiense.

Aunque si el clima no es superable, el Path te salva con sus caminos subterráneos a los centros comerciales, como en el East Centre, donde puedes comer un rico sándwich con tocino peameal o algo de su diversidad gastronómica. Además, pásala bien en verano al visitar Yonge-Dundas Square que dispone de entretenimiento. Y, si buscas algo nuevo, toma el ferry a las islas y anótate en tus primeras clases de paddleboard yoga.

Algo que no se debe pasar por alto es el de unirte a la iniciativa de sostenibilidad de sus residentes, pues el transporte en bicicleta cada vez es más popular en la ciudad. Para hospedarse, prueba el Hostal Planet Traveler. Si te preguntas cómo llegar a Toronto, Canadá, toma un vuelo desde cualquier parte del mundo. Si ya estás en el país y en Montreal, toma el tren, el traslado es más de cinco horas.

6. Cataratas del Niágara

Si estás cansado de ver a las Cataratas del Niagara en la televisión, llégate y conócela.

Sin duda alguna, uno de los lugares más famosos de Canadá son las Cataratas del Niagara en Ontario, ya sea por su presencia en películas o porque sus aguas son las más voluminosas de toda Norteamérica. Esta locación natural tiene una ubicación peculiar, pues para disfrutarla tendrás que desplazarte a la frontera de Estados Unidos y Canadá.

Las Cataratas del Niagara se forman de la Catarata Horseshoe o canadiense, la Catarata estadounidense y la Catarata Velo de Novia que fluyen por el río Niagara. De las tres, la que conocerás primero es la Catarata canadiense. Para presenciar de cerca la caída de 63 metros de agua, tendrás varias opciones. Podrás verla en el bote Maid of the Mist, que te acercará lo más posible a los chorros de la cascada.

También podrás tomar el tour Journey Behind the Falls, que te hará descender 45 metros en ascensor para que conozcas su parte trasera. Incluso, en la Skylon Tower, - que es un observatorio - conseguirás observala 233 metros de altura. Y, si no es suficiente y buscas algo más cargado, no está demás mencionar que existen tirolesas muy cerca de ahí en donde te recargas de adrenalina viéndola desde las alturas.

Si no es suficiente con estos recorridos, deléitate con una agradable cena en el restaurante Queen Victoria Palace, mientras ves una de las mejores vistas de Canadá. Para acercarse a las Cataratas del Niagara en Ontario, sobran los medios de transporte. Pero el bus de GoTransit te ofrecerá varias rutas al día desde el centro de Toronto. El trayecto podrá durar dos horas aproximadamente.

7. Tofino

Tofino, el tour playero que te propone Canadá.

Tofino es uno de los sitios para visitar en Canadá lejos de la gran ciudad. Al estar en la costa oeste de la Isla de Vancouver en Columbia Británica, el Distrito de Tofino te da una variedad de lugares agradables naturales donde pasar tu tiempo libre y en familia. En su territorio, disfrutarás del sol y la arena de sus playas y descubrir los senderos de su selva tropical templada.

Uno de los principales sitios de interés en Canadá y de Tofino es el Parque Nacional de la Cuenca del Pacífico. LLlegarse remando hasta Meares Islands es emprenderte en aventuras de caminatas entre los árboles más antiguos de Canadá. Pero, si prefieres el mar de Tofino, desplázate a Chesterman o Long Beach y monta las olas de verano, otoño o invierno.

Para relajarse en aguas calientes, atrévete a visitar las aguas termales de Hot Springs Cove. Para transportarte allá, necesitarás cruzar en bote o avión. Y, mientras paseas, observas la hermosa vida marina que pasa desde ballenas a leones marinos. Pero, la ciudad también tiene lugares bonitos que tendrás que conocer. Tienes los artísticos jardines de Tofino Botanical Gardens a encantadoras obras de Roy Vickers en la Galería Eagle Aerie.

Si te interesa un hotel en donde pasar los días del viaje, quédate cerca de las playas en los hoteles Ecolodge o en Pacific Sands Beach Resort. Para llegar a Tofino desde la ciudad de Vancouver, deberás trasladarte primero a Horseshoe Bay o Tsawwassen para subir el ferry que te llevará a Nanaimo. De Nanaimo, tendrás que conducir hacia Tofino. En promedio, todo el paseo es de seis horas.

8. Chateau Frontenac

Chateau Frontenac, un hotel cultural que tienes que conocer.

Siendo uno de los sitios famosos de Canadá, el Chateau Frontenac es un hotel localizado en el casco histórico de la parte alta de la ciudad de Quebec. Sus impresionantes murallas de piedra gris te producen la impresión de ver un cuento medieval en los tiempos modernos.

El Castillo de Frontenac no solo es un centro de hospedaje para los visitantes de la ciudad, sino que también disponen para ti una galería de arte donde despliegan la obra la Danza del Tiempo III de Salvador Dalí a la obra Whitney Houston de la vanguarditsa Elisabetta Fantone.

Si necesitas un break, toma el placer de degustar una bebida en el bar del castillo. Ven y conoce el encantador hotel Chateau Frontenac, hay disponibilidad de buses que te llevan a la ciudad de Quebec. Estando en Sherbrooke, solo tardarás tres horas y 40 minutos aproximadamente.

9. Kensington Market

El estilo vintage de Kensington Market te hipnotizará.

El mercado de Kensington es un barrio ubicado en el centro de la ciudad de Toronto en la Provincia de Ontario. Para ir desde Scarborough, te tocará viajar 20 minutos en carro particular, mientras que desde Etobicoke, deberás hacer un recorrido un poco más largo de al menos 32 minutos.

Lleno de diversidad cultural y estilismo bohemio te recibirá Kensington Market. Este increíble lugar complacerá tus gustos con sus tiendas y boutiques vintage, sus restaurantes y cafés gourmet e informales y sus indiscutibles pubs o bares.

El barrio no solo es interesante por ser un mercado con variadas tiendas, pues en sus calles observarás cómo se han conservado las casas de estilo victoriano de finales del siglo XIX, convirtiéndola en uno de los lugares históricos de Canadá que conocer en Toronto.

Definitivamente, no será un sitio para recorrer caminando en unos pocos minutos, porque te asombrarás con la cantidad de cosas que explorar y comprar. Sin embargo, es recomendable que asistas después de las 10:00 AM, aunque por las noches también está mágicamente activo.

10. Haida Gwaii

Aventúrate a ir a Haida Gwaii y descubre el símbolo de la civilización Haida.

Haida Gwaii es uno de los sitios históricos de Canadá en Columbia Británica. Ubicado en la costa del Oceano Pacífico, el archipiélago desprende historia y cultura Haida, una de las tribus de nativos norteamericanos.

Las primeras paradas que tienes que hacer en bote es en el Sitio de Herencia Haida, reconocido por la UNESCO, en el Parque Nacional Gwaii Haanas en la Isla Anthony. Recorrerlo viendo sus antiguos y verdosos bosques mientras escuchas la vida animal del parque es una experiencia incomparable. Sobre todo, al trasladarte a Ninstints para ver los tótems originales de la cultura Haida.

Al siguiente día, podrás empezar tu expedición a la Isla Volcánica para probar la temperatura de sus aguas termales. Para concluir los viajes, termina en el Parque Provincial Naikoon en la Isla Graham. Ir es disfrutar de un ambiente sereno y retirado de la población mientras recorres los senderos hacia el Lago Espíritu, una experiencia enriquecedora para el alma y los pulmones.

Para hacer todo esto en el paraíso de los Haida, tendrás que subir en avión, hidroavión o ferry. La opción del avión es muy recurrente desde la ciudad de Vancouver a Masset, Graham con un tiempo de vuelo de más de dos horas sin parar. Si por casualidad estás cerca del Puerto Prince Rupert, podrás tomar el ferry hasta Skidegate. Los viajes entre ferry y carro son de al menos ocho horas.


¿10 no son suficientes?
Pues sigue leyendo para que descubras más lugares increíbles en Canadá


11. Icefields Parkway

Acércate a la Carretera 93 para que goces de las mejores panorámicas.

La carretera de los campos de hielo - como es llamado por los hispanohablantes - es una autovía finalmente construida en el año 1940, aunque ampliada nuevamente para 1960. En la vía descubrirás la belleza natural helada que representa a Canadá, pues la autovía de 232 km te ofrece ver las increíbles Montañas Rocosas por la parte de los parques nacionales de Banff y Jasper.

Su nombre se debe a que desde la carretera se despliegan ante tus ojos los paisajes de los glaciares de Campo de Hielo Columbia y una numerosa cantidad de glaciares, además de cascadas y ríos. Pero, para ir, necesitas tu permiso de circulación que solo lo otorga Parks Canada, ya que sino no tienes la oportunidad de pasear por la también denominada Carretera 93.

Aunque sí existe la posibilidad de recorrerla en los tours de autobús que ofrecen a los alrededores. Pero, lo que no te ofrecen los paseos en autobús es la oportunidad de pararse en los increíbles miradores que cubren la carretera si vas en carro. Y no solo eso, para atravesar la autovía, necesitarás tener mucho cuidado con el límite de velocidad, porque hay zonas donde la vida animal cruza y anda por ella.

Si ya tienes tu permiso o tu ticket Discovery, ya alquilaste un carro, tienes la comida, la ropa y zapatos adecuados para visitar uno de los lugares imperdibles en Canadá, y, por supuesto, una cámara o teléfono para postear tus recuerdos en Instagram, puedes comenzar por el Lago Louise en Alberta. Desde la ciudad de Calgary es un viaje de tres horas, y haciendo el recorrido por el Lago Jasper es de casi dos horas.

12. Canadian Pacific Railway

Canadian Pacific Railway es una experiencia en tren incomparable.

La red ferroviaria fue el principal transporte de pasajeros que conectó largas distancias efectivamente en Canadá y el primer transporte transcontinental del país. En la actualidad, funciona como transporte de carga de mercancías, aunque a partir del año 2000, ofrecen el Royal Canadian Pacific, que es el transporte de lujo para pasajeros que buscas para aventurarte en tren como los canadienses del siglo XIX.

Pero si la idea es de disfrutar de los hermosos paisajes naturales llenos de pinos vivos, la nieve y montañas, tendrás diferentes trenes en los cuales viajar. Conseguirás el Rocky Mountaineer, que a una velocidad de 30 kilómetros te muestra paisajes escénicos naturales ideal para observar y tomar fotos tranquilamente en horario diurno.

Si quieres un recorrido largo, tienes que montarte en el Canadian, que cubre la ruta de Toronto a Vancouver con viajes de cuatro días. Lo malo de esta ruta es que no poseen duchas. Pero, sí tienen servicio de comida, sanitarios y paquetes económicos y de lujo. Además, si tienes la oportunidad, podrás ir en la ruta New York y Toronto, en el cual admirarás las Cataratas del Niágara.

Si estás entre el Rocky Mountaineer y el Royal Canadian Pacific y te localizas en el centro de Calgary, el paseo caminando es de al menos cinco minutos a la estación de la Avenida 9 sureste. Y si estás cerca de Kensington Market y te has decidido a montar la ruta de cuatro días, dirígete a Union Station, solo tomará unos 27 minutos entre caminata y tranvía.

13. Dinosaur Provincial Park

El Dinosaur Provincial Park es uno de los lugares históricos que tienes que poner en tus planes.

El Dinosaur Provincial Park es uno de los sitios arqueológicos de Canadá que debes conocer, pues es residencia de una gran cantidad de yacimientos de fósiles de dinosaurios. Reconocido por la UNESCO como patrimonio de la humanidad, el parque es un increíble lugar para el aprendizaje en solitario y en familia.

El parque también te asombrará por ser un lugar muy interesante por su paisaje de baldías y por ser el hogar de varias especies de animales desde antílopes americanos a coyotes. Para visitarlo, se recomienda llevar bloqueador solar y ropa adecuada según la temporada, porque el sol no perdona ni el frío tampoco.

Igualmente, en el parque hay un centro de visitas donde hallarás baños para discapacitados, un café y un estacionamiento accesible para todos. Incluso, disponen de paquetes turísticos para que observes las aves y experimentes el campamento en invierno más kayaking. Desde la ciudad de Patricia, te tocará un trayecto de 10 minutos en carro.

14. Capilano Suspension Bridge Park

El Capilano Suspension Bridge Park es ideal para que enfrentes tus miedos a las alturas.

El Parque del Puente Colgante Capilano cruza el río Capilano en el Distrito Norte de Vancouver en la Columbia Británica, Canadá. Una de sus grandes atracciones que te llenará de emoción es el puente de suspensión de 137 metros por el cual lleva su nombre.

Pero no es el único reto a las alturas que los viajeros enfrentarán en el parque, ya que encontrarás un cliffwalk o camino en el acantilado que te hará correr la adrenalina en la sangre. Y también conseguirás las Treetops Adventure, que son varias tirolesas de las cuales lanzarte.

El Capilano Suspension Bridge Park también se preocupa por conservar el ambiente, pues te ofrece paquetes ecoturísticos para que hagas senderismo en numerosas zonas selváticas y forestales. Además, no solo es para la recreación física, en el comparten objetos históricos con la exhibición privada más grande de tótems de las naciones originarias.

Para trasladarse desde Victoria, deberás usar el ferry y taxi. El recorrido no es tan largo, pero el recorrido será de tres horas. Y desde Coquitlam al menos es de 30 minutos en carro.

15. Estrie

Ven a Estrie a catar los mejores vinos de Sherbrooke.

Estrie es una región administrativa de Quebec, Canadá que se localiza en la frontera canadiense con los Estados Unidos. En Estrie, conseguirás un poco de todo. Conseguirás admirar sus bellezas en parques, su carta de vinos y su creatividad en sus murales. Hay que comenzar por Sherbrooke.

En las inmediaciones de esta municipalidad, podrás practicar ciclismo de montaña en el Parque Monte Bellevue o pasear por el camino del Magog River Gorge. Además, este es uno de los sitios para conocer en Canadá si eres un catador de vinos. Cata en el viñedo La Halte des Pelerins, sirven los mejores vinos de Sherbrooke. Además, si buscas pasear y descubrir otros rincones de la ciudad, explora los murales de forma interactiva en el centro.

Si hay energía para más aventuras, tienes que ir al Parque de la Gorge de Coaticook. En él explorarás varias cascadas, una cueva, una presa, una hidroeléctrica y su mayor atracción, su puente colgante a 50 metros de altura. Y, si necesitas recargar el ánimo, el parque te ofrece áreas donde disfrutar de un picnic con tu pareja o con toda la familia, así que equípate para visitarlo.

Si buscas hospedaje de noche, conseguirás lindos hoteles donde descansar y explorar Sherbrooke de noche, como el Auberge Marquis de Montcalm con wifi y estacionamiento gratuito. Para acercarse desde la población de Sorel-Tracy o de Montreal, podrás hacerlo en dos horas en bus. Pero si estarás en Ottawa, tardarás al menos seis horas en carro.

16. Canal Rideau

El Canal Rideau es la diversión en patines que tanto esperas explorar.

Siendo una obra producto del ingenio político-militar y económico canadiense del siglo XIX, hoy día se ha convertido en uno de los destinos para esquiar en Ottawa, Canadá. Definitivamente, no es un lugar que cierra para la época más fría del año, sino es un lugar donde podrás patinar entre enero y febrero, ya que el Canal Rideau se convierte en una de las pistas de patinaje más populares de Canadá.

Para los amantes de la estación invernal, es recomendable que asistas al Festival Winterlude a escuchar música en vivo mientras patinas sobre hielo o ves las esculturas de hielo. Además, mientras estás disfrutando del aire libre y de la alegría que trae el lugar, disfruta de un aperitivo caliente como un chocolate o una sopa.

El Canal Rideau no solo es impresionante en invierno, el lugar también es un espacio turístico todo el año. En la ciudad hay diferentes tours para navegarlo en bote o en remo entre mayo y octubre. Es realmente impresionante cuando abordas un crucero y te adentran por sus 202 kilómetros de historia entre ríos, lagos y canales artificiales.

No está muy lejos si te encuentras en la ciudad de Kanata, cubrirás la distancia en menos de 20 minutos en carro. Incluso si ya has terminado la visita al Parlamento de Canadá, podrás dirigirte en tren en menos de 30 minutos.

17. Spotted Lake

Spotted Lake el lago peculiar de Canadá.

Al estar cerca de la población de Oliver, tu viaje hacia Spotted Lake podrá tardar 20 minutos aproximadamente. En cambio, al estar cerca de la población Penticton, podrás acudir en una hora.

Spotted Lake te invita con su peculiar apariencia a que hagas un viaje por Canadá. Localizado en el Valle Fronterizo de Okanagan en el Valle Similkameen, Columbia Británica, el lago te asombra con una variación de manchas al llegar el verano.

En la historia, el Lago Manchado – como es llamado en español – era considerado por las naciones originarias como un lugar sagrado de curación por su riqueza de minerales. Por esta razón, se ha conversado sus alrededores a través de los tiempos. Pero si estás pensando acercarte mucho a él no es buena idea. Parks Canada – Parques Canadá en español – te advierte que es un área ecológica sensible.

18. Wolfe Island

Ven y aprende a surfear en Wolfe Island.

A tan solo 10 minutos en ferry desde Kingston, se encuentra Wolfe Island. La isla se ubica en la entrada del río Saint Lawrence en el Lago Ontario, en la Provincia de Ontario y forma parte del archipiélago de Thousand Islands o como es llamada en español, las Mil Islas.

Uno de los atractivos de la isla es que disfrutes de la arena, el mar y el sol en la Conservación Big Sand Bay Area, al que, además, podrás ir con tu perro. Solo el trayecto del estacionamiento a la playa es algo muy bonito de ver. Cuando hayas llegado, observarás distintivas aves, ya que toda la isla es reconocida como una importante área de aves, pues se calculan que más de 200 especies de ellas migran o residen en la isla.

Igualmente es un centro de actividades deportivas, ya que consigues tours para disfrutar de surf de pala y buceo para principiantes. Solo hay que tomar en cuenta que, antes de viajar, debes verificar el estado de la marea, pues cuando sube no conseguirás adentrarte a la playa. Si te ha encantado este pequeño paraíso, no te olvides de pasar por Marysville, el centro más poblado de la isla.

Ahí hallarás muchos lugares que visitar, pero es recomendable que comiences por la Galería Wolfe Island que despide arte ecléctico por todos lados. Y, si buscas llevar un recuerdo, visita Fishtale Shop. Si sientes que no te alcanza el tiempo, puedes hospedarte en la zona tranquilamente, porque sobran hoteles donde quedarse.

19. Lago Moraine

Lago Moraine es una experiencia de caminos para los senderistas.

El Lago Moraine del Parque Nacional de Banff se haya en el Valle de los Diez Picos. El Lago se sitúa a unos 40 minutos de la localidad de Field y a 57 minutos de la población de Banff. Para conocer el Lago Moraine, es aconsejable que tomes un minibús, porque su estacionamiento es pequeño y las camionetas solo pueden circular por la vía si hay espacios disponibles.

El Lago brinda varias opciones entretenidas para los visitantes, desde la clásica caminata plana alrededor de él a los increíbles senderos que te llevan al Lago Eiffel y a Wenkchemna Pass. Además, podrás llevar una canoa o kayak para poder pasear y disfrutar de la majestuosa vista.

En sus inmediaciones, conseguirás establecimientos donde alojarte, tal como el Moraine Lake Lodge, que está a unos siete minutos de caminata del lago. Si ya está en tus planes de admirar los tonos verdosos turquesa de sus aguas, recuerda que su mejor temporada es en el mes de junio. Y preferiblemente no en invierno, porque el clima es completamente helado.

20. Terranova

En la Roca puedes tomar el tour para explorar los icebergs.

La Roca, como muchos la llaman, es uno de los destinos turísticos de Canadá menos conocidos que se adhiere a la Provincia de Terranova y Labrador. La isla se presenta con espacios costeros hermosos, una diversa fauna marina, montañas rocosas y cuerpos de agua impresionantes.

La mayor atracción de la Isla de Terranova es el Parque Nacional Gros Morne con sus espectaculares acantilados, fiondos, lagos, montañas y senderos. Esos son algunos de los atractivos de Canadá. Pero existe algo que te dejará sin habla en tu estadía en la isla y eso es poder observar la fauna que migra por la zona. Ver las imponentes ballenas azules y orcas es una experiencia que recordarás por siempre.

Si deseas ir para avistar los icebergs, por lo cual es popular, no debes perderte su museo, Prime Berth Twillingate Fishery & Heritage Centre. En él exhiben un esqueleto de ballena enorme y te ofrecen paquetes turísticos para que descubras la pesca y los icebergs.

Si buscas llegar a esta fantástica isla desde la ciudad de Quebec a la capital de San Juan de Terranova y Labrador sin carro, te toca subir primero, a un tren y segundo, en avión. Tu tiempo invertido para llegar será de nueve horas aproximadamente. Si deseas hacerlo en carro, tienes que conducir y montarte en ferry para poder llegar. La inversión de tu tiempo es de un poco más de un día.

21. Lago Louise

El Lago Louise es uno de favoritos para vacacionar en cualquier temporada.

El Lago Louise de la Provincia de Alberta es uno de los lugares más bonitos en Canadá. El Lago Louise se caracteriza por brindarte la panorámica con color el turquesa de sus aguas, la imponente belleza de la Montaña Victoria al frente del lago y el Resort Fairmont Chateau Lake Louise en la orilla.

Durante el verano, sus alrededores te relajan cuando llegues al pequeño muelle, alquiles una canoa o kayak y empieces a remar hacia el centro para disfrutar con la espectacularidad de la naturaleza. Y si quieres hacer algo más que remar, puedes explorar senderos conectados al lago. Uno de los más maravillosos senderos es el Plain of the Six Glaciers. Solo recuerda llevar comida y agua para el trayecto.

Si solo has logrado desocupar la agenda para la temporada de invierno, también podrás visitarlo, porque en invierno, se convertirá en uno de los sitios para esquiar en Canadá. La solidificación de sus aguas la hace un lugar hermoso donde dar los primeros pasos para aprender a esquiar, patinar y pescar en hielo.

Pero si la fotografía es el ritmo de tu corazón, es aconsejable que pruebes montarte en la góndola para que no despegues el dedo del botón de la cámara. Para asistir al lago desde Jasper, el paseo que haces en carro es de casi tres horas. Si buscas ir en bus, debes saber que hay mayor oscilación de servicio de transporte en invierno. No pares acá, sigue disfrutando de Canadá.

22. Nueva Escocia

Conoce uno de los senderos más hermosos del mundo en Nueva Escocia.

Si te preguntas qué hacer en Nueva Escocia, Canadá, pues la respuesta es muy sencilla. Tienes que descubrir sus más famosos senderos, su parque nacional y sus museos. Pero primero que nada debes llegar a su capital, Halifáx. Desde la ciudad de Quebec, el trayecto es de más de nueve horas tomando la carretera TransCanadá en carro.

Ahora para movilizarse hasta el Parque Nacional Cape Breton Highlands, tienes que agarrar tu equipaje, subir al carro y rodar por el sendero más famoso de Nueva Escocia, el sendero Cabot Trail. Apenas empiece el camino verás una de las costas atlánticas más bellas, el encuentro de Nueva Escocia con el Golfo de San Lorenzo.

Si ha llegado la noche en la carretera, no hay de qué preocuparse, acampa tranquilamente disfrutando de una fogata y de los cielos estrellados. Al adentrarse a los espacios del parque descubres playas, cascadas y senderos hermosos que explorar. De regreso en la ciudad, existen otros lugares turísticos de Canadá que explorar.

Atrévete a visitar el Museo de historia viva en la Fortaleza de Luisburgo, donde observas la vida del siglo XVIII de Nueva Escocia actuada mientras pruebas el auténtico chocolate caliente con pan recién salido del horno. Nueva Escocia te espera. 

23. Torre CN Toronto

Prepárate para visitar la Torre CN, la más alta de América.

En pleno corazón de la ciudad de Toronto, te toparás con una joya de la ingeniería civil canadiense, la Torre CN. La edificación es construida por la gran compañía Canadian National Railway que de ahí provienen sus siglas. Pero el proyecto no solo era tener la torre más alta del continente americano, sino mejorar los problemas de comunicación que enfrentaba la ciudad con la proliferación de rascacielos.

Subir y explorar los pisos de esta torre, podrá ser un reto a tu miedo a las alturas, porque te ofrece el piso Lookout que funciona como observatorio principal donde hay una parte de piso de vidrio y la plataforma de observación exterior para que gozes con el paisaje moderno de la ciudad de Toronto.

Si ya has visto todo en ese piso, sube un poco más en uno de sus ascensores bala y llega a una altura de 351 metros para que te agobies con la subliminal vista de 360 grados que te ofrece su restaurante, el Restaurante 360. Y mientras estás ahí degusta la comida que preparan, ya que es muy sabrosa y todo mientras ves el paisaje.

Siendo uno de los destinos imperdibles de Canadá que tienes que explorar apenas llegues a Toronto, te toma poco tiempo desde el Aeropuerto Toronto City Centre, unos seis minutos en taxi. Y si llegarás al Aeropuerto Internacional Toronto Pearson, la carrera en taxi solo será de 21 minutos. 

24. Parque Stanley

El Parque Stanley tiene de todo al aire libre para tu familia.

Para conocer las 405 hectáreas del Parque Stanley, te dará qué hacer en Canadá mientras vacacionas en Vancouver en familia. El Parque hay que caminarlo, pero existen tours en bus o en carruaje de caballos que te llevan a los puntos estratégicos. Pero, para llegar desde Chinatown te tocará un viaje de 11 minutos en taxi a la entrada de Seawall, por los lados de la Fuente Memorativa a la Reina Victoria.

En realidad el parque te propone actividades recreativas para todas las edades. En él hallarás la oportunidad de divertirte recorriendo el famoso Seawall en bicicleta o en patines, mientras disfrutas de la vista a la ciudad. Si la pasión es la navegación, diríjase a Coat Harbour para alquilar un bote y así explorar las aguas del parque.

Pero esas no son las únicas actividades que conseguirás hacer con tus hijos. Lo que lo resalta como uno de los lugares para visitar con niños en Canadá son su increíble tren miniatura, que recorre en 15 minutos parte de su reconocido frondoso bosque y su hermoso acuario. Los niños se divertirán en grande al conocer delfines, ballenas belugas y otras 70.000 especies marinas.

Y si eres un amante de las aves, podrás dirigirte a la Laguna Perdida donde podrás apreciar y tomar fotos de la escenografía de garzas cenizas a gansos canadienses. Además, podrás acercarte a la Playa de Kitsilano y a la Segunda Playa para disfrutar de los baños en el agua en los días soleados. 

25. Parque Nacional Jasper

En el Parque Nacional Jasper experimentas con el rafting y el ciclismo.

El Parque Nacional Jasper está entre las Montañas Rocosas canadienses en la Provincia de Alberta. El parque lo encuentras a 22 minutos en carro sin parar desde la ciudad de Hilton. Para movilizarse dentro del parque a veces necesitarás estar preparado para caminar.

El Parque tiene varias opciones para distraerse y divertirse mientras haces turismo en Canadá durante cualquier temporada del año. Entre sus bosques y montañas descubrirás los campos de hielo de Columbia con su mirador de piso de cristal al Glaciar Skywalk o podrás ver los chorros de la Cascada y Cañón Sunwapta.

También ofrece aventuras para los amantes de los deportes extremos. Te divertirás haciendo tubing y rafting entre las aguas fuertes de los ríos Fraser y Sunwapta. Si no te molesta caminar y escalar para llegar al paraíso, pues tienes que conocer Cañon Johnston. Y, si el frío no parece un problema, tendrás que practicar el esquí y andar en fat bike en Maligne Lake o el Lago Maligno, en español.

Como el tiempo de un día no alcanzará para visitar todos sus rincones, tendrás acceso a varios campamentos dentro del parque, desde los cercanos a la ciudad a los que están adentrados al parque. En esos campamentos, la estadía máxima es de tres días. Si buscas una experiencia más larga, serás bienvenido con los brazos abiertos a los hoteles de la zona, como el mágico Fairmont Jasper Park Lodge. 

26. Lago Peyto

Visita con tu perro al Lago Peyto, un lago espejo esmeralda rodeado de bosques de coníferas.

De vibrantes colores azules, profundos y variados verdes y suaves colores marrones, descubrirás el Lago Peyto, ubicado en el Parque Nacional Banff en las Montañas Rocosas canadienses en Alberta.

Para detenerse en carro por la zona, deberás tomar la famosa autovía Icefields Parkway y por ahí encontrarás el mirador, que justo al lado disponen de un estacionamiento de vehículos. Y si deseas ir más arriba, a la parte menos transcurrida del mirador, tendrás disponible un camino corto que te lleva a la cima y verás la mejor vista a este paisaje natural.

Siendo identificado como uno de los lugares para niños en Canadá que, incluso, podrás llevar a tu perro con correa, a unos 40 minutos de viaje encontrarás el hotel Fairmont Chateau Lake Louise. Ahí ofrecen hospedaje si lo deseas con todo el equipo. Y, si buscas campamentos cerca del lago, encontrarás varios como el Mosquito Creek a unos 12 minutos en carro.

De igual forma, el único sitio cerca a este pintoresco lugar que ofrece venta de alimentos, es en las inmediaciones del Lago Louise, a 35 minutos del lago. Así que no está demás que lleves algo de comer para la familia. Para llegar desde Red Deer, Alberta, el recorrido es de aproximadamente tres horas y 13 minutos.

27. Isla de Baffin

La Isla de Baffin, el sitio más hermoso para los amantes del invierno.

La Isla de Baffin, del archipiélago Ártico canadiense, forma parte del Territorio Autónomo de Nunavut y de la Región Qikiqtaaluk. Es una gran isla que la conocerás en un vuelo de 24 horas y 18 minutos de Ottawa con transferencias. Para conocer la isla es necesario que te transportes en avión, no está conectada a ninguna ciudad canadiense más al sur de ella.

La isla se caracteriza por ser uno de los lugares más fríos de Canadá, donde la luz del sol es limitada y variada durante todo el año. Por esta razón, quedarás maravillado al ver la hermosa escena de las auroras boreales que es prácticamente ininterrumpida durante los meses de octubre a abril.

Además, en sus espacios hay tres hermosos y helados parques naturales. El Parque nacional Auyuittuq, donde admirarás la flora y la fauna ártica y numerosos glaciares. Si prefieres llegar en temporada de invierno, debes saber que las temperaturas varían de -10 a -32°C con cuatro horas de luz solar.

Si buscas explorar su cultura e historia, es aconsejable que visites la Catedral St. Jude en forma de iglú y el Museo Nunatta Sunakkutaangit para presenciar las exposiciones de la historia y cultura inuit. Pero, si te preguntas qué hacer al aire libre, conseguirás hacer esquí de fondo, andar en trineo o trineos tirados por perros y balsismo. Si vas a la Isla de Baffin en Canadá, encontrarás hoteles disponibles en la población de Iqaluit.

28. Long Beach

Long Beach es la playa perfecta para que vayas con tu trailer.

A 13 minutos de la Playa Chesterman en Tofino, se encuentra otro paraíso playero llamado Long Beach, uno de los destinos imperdibles en Canadá para acampar en tráiler. Pertenece al Parque Nacional Pacific Rim en la costa oeste de la Isla de Vancouver, siendo una de sus playas más largas.

La playa de Long Beach yace en arena suave y fina cercada por bosques templados húmedos, donde podrás acampar con tu familia y tu perro. Si deseas acampar en la zona, pero en carro, será algo engorroso, debido a que no hay servicio de agua por grifo. Lo ideal es un tráiler.

La locación destaca por su variedad de oleaje haciéndola ideal para que aprendas a surfear, exceptuando en invierno por el peligro de las tormentas y sus restricciones de paso. Mientras que, en las visitas en la primavera, estando en la orilla de la playa, podrás avistar ballenas grises o jorobadas.

29. Jardines Butchart

Los Jardines Butchart es el sitio ideal para comer mientras ves uno de los jardines más bonitos de Canadá.

Ubicado en el pequeño pueblo de Bretwoord Bay en la Isla de Vancouver, los Jardines Butchart son unos de los sitios más bonitos de Canadá. Es un espacio agradable para disfrutar ya que es sobre todo muy temprano en la mañana o finalizando la tarde.

En las zonas naturales de los jardines apreciarás alrededor de 700 especies de plantas y más de un millón de las mismas, dependiendo de la temporada del año, en un tour que puede tardar mínimo dos horas.

Los jardines te maravillarán con sus caminos románticos cubiertos de rosas, un jardín con acogedores colores otoñales, un jardín inspirado en el Japón, entre otros. Encontrar dónde comer adentro no será un problema, pues hay cafeterías y restaurantes con vista a los jardines, incluso, hay un restaurante con menú vegetariano. Y no hay que correr buscando baño, porque consigues uno en cada establecimiento.

Si te interesa venir a uno de los jardines más bonitos del mundo, los transportes que se usan para llegar son el bus y el ferry. En ferry desde Swartz Bay, el viaje te toma alrededor de una hora. Aunque puede ser mucho tiempo, disfrutarás de la magnífica vista de Vancouver. También hay ruta con hidroavión, que solo te tomará 35 minutos de trayecto desde Victoria.

30. Lago Esmeralda

Cuando visites el Lago, no olvides hospedarte en Emerald Lake Lodge.

El Lago Esmeralda se sitúa en el Parque Nacional Yoho en la Provincia de Columbia Británica de Canadá. Para llegar a él desde la población de Field, tendrás que hacer un viaje de 15 minutos en carro. No te preocupes, a su alrededor conseguirás estacionamiento donde dejar tu vehículo. Aunque suele llenarse rápidamente, por lo que es aconsejable tomar el minibús en la ciudad.

El Lago Esmeralda es uno de los lugares más bonitos de Canadá, que se caracteriza por – como su nombre lo dice – un hermoso color esmeralda, abundantes y frondosos árboles y una isla en donde se encuentra el Emerald Lake Lodge, un lugar con servicio de hospedaje. Si solo buscas un paseo de un día, el lago te ofrece diferentes cosas para probar.

Podrás remar hasta el centro del lago y admirar la hermosa vista de las montañas con pico de nieve, que es una actividad conseguirás realizar hasta el mes de septiembre. Sin embargo, sus colores resaltan mejor de julio a agosto. Si buscas una aventura más fría, puedes hacerle una visita en invierno.

Ir en esa temporada, te dará otro de los lugares para esquiar en Canadá, porque el lago se congela completamente, lo que lo hace una experiencia sumamente divertida. Además, si todo eso no te apetece y quieres permanecer cerca de la tierra, tendrás el chance de tomar una caminata alrededor del lago, que te parecerá tranquilizadora. Ven y empieza la aventura en Emerald Lake.

31. Montañas Rocosas

Las Montañas Rocosas es el lugar más completo para aventurarse en Canadá.

Las Montañas Rocosas canadienses son la maravilla de la aventura y de la naturaleza de toda Canadá. Estas montañas son parte de la gran cordillera que yace en Norteamérica, por lo tanto, sus bordes son compartidos entre los Estados Unidos de América y la hermosa Canadá. Viajar a las Montañas Rocosas es admirar sus lagos, sus glaciares, sus montañas cubiertas de nieve y la vida animal que convive en este paisaje.

Uno de los reconocimientos que lograrás admirar de la zona es que sus lagos populares de tonos turquesa y esmeralda viene del deshielo de los glaciares que convergen cerca de ellos, como el precioso Lago Louise. Sin olvidarse de sus hermosas cascadas que en invierno son algo surreal de conocer.

Además, la carretera que te lleva a sus mágicos espacios en los parques nacionales de Jasper y Banff es sobre la sin igual Carretera 93. Aparte, no hay preocupaciones en cuanto al alojamiento en el viaje a Canadá por las Canadian Rockies – como son llamadas en inglés – porque existen campamentos alrededor donde pasar la noche viendo el cielo lleno de estrellas.

También te brinda muchos lugares increíbles en Canadá donde practicar senderismo y white water rafting en el río Sunwapta. Incluso, adquiere los pases Discovery que cubren las entradas a todos los parques nacionales de Canadá. Así que qué esperas, explora los lugares turísticos de Canadá en las Montañas Rocosas, no te arrepentirás.

32. Kings Landing

Conoce la New Brunswick del siglo XIX en Kings Landing.

Kings Landing es un museo de historia viva donde podrás recrear con tus propias manos la vida y cultura rural de New Brunswick del siglo XIX e inicios del XX en Prince Albert. Y no será difícil de imaginar, ya que cuando estés ahí verás escuelas, casas, tiendas y serás rodeado por “aldeanos” que te tratarán con gran amabilidad y conversarán cómo si fueran de esa época para que logres tener toda la experiencia.

Además, en sus tiendas de trabajo, conseguirás realizar actividades y manualidades de carpintería, hacer velas hasta podrás aprender cómo criaban las abejas en esos años. Incluso, lo que la hará una experiencia aún más auténtica, será cuando entres al bar estilo inglés, donde podrás degustar de una rica cerveza artesanal y de un rico pan recién hecho y un pay de ajedrez de limón.

También hay que tomar en cuenta, que tendrás servicios de baños y de un estacionamiento. Por lo tanto, busca adaptar tu agenda para una visita de más de dos horas a este increíble lugar con tu familia, porque te divertirás en grande y te pasarán las horas rápidamente.

Si la decisión está hecha de conocer uno de los lugares históricos de Canadá desde Oromocto, el viaje te toma 30 minutos en carro. Sin embargo, desde la ciudad de Mactaquac es mucho más cerca, solo te toma 20 minutos de tu tiempo en carro.

33. Lago Minnewanka

El Lago Minnewanka pone tus sentidos a prueba en sus senderos.

El Lago Minnewanka del Parque Nacional Banff es un lago glaciar surtido por Cascade River en la Provincia de Alberta, Canadá. Para el traslado a este pedazo de felicidad entre las montañas, te toca realizarlo en carro directo o a través de caminos que se desprenden a sus alrededores.

El aspecto más recreativo del Lago Minnewanka es, sin dudar, el espectáculo que le ofrece a tus ojos y oídos. Pues, así como muchos lagos del parque, el lago se presenta ante ti con un hermoso color verde azulado vivo y el silencio de las montañas que lo bordean. Podrás realizar el tour en bote subiendo al Lake Minnewanka Cruise. Subir es rodearse de la naturaleza y de degustar un vino.

El sitio te produce otras experiencias físicas, ya que en la zona puedes explorar tus habilidades de senderismo, porque hay varios caminos que tomar. Podrás llegar al Lago Two Jack o al Cañón Stewart y pescar truchas en el. Una de las cosas que debes saber antes de ir es que, desde julio a septiembre, su acceso está limitado por la visita de los queridos osos grizzlis a las aproximaciones del lago.

Por lo tanto, Parques Canadá recomienda que asistan en grupos de cuatro personas con sus respectivos sprais antiosos. Si logras ir en invierno, verás que es uno de los muchos lugares para patinar en Canadá. Incluso, verás en la pista un castillo de hielo de buen tamaño para posar en las fotos. Y podrás practicar hockey, uno de los deportes favoritos del país.

34. Parque Nacional Yoho

El Parque Nacional Yoho te brinda historia entre sus paisajes en Burgress.

El Parque Nacional Yoho no solo es espectacular por el Lago Esmeralda, sino por sus impresionantes yacimientos de fósiles marinos de gran importancia mundial en las Lutitas de Burgress. Además, puedes admiras sus espectaculares bosques frondosos que cubren su paisaje y sus varios senderos y sus hermosas cataratas con sus indiscutibles sonidos.

Para comenzar deberás explorar la Cascada Wapta, que está muy cerca del estacionamiento. Pasando a otro de los atractivos naturales de Canadá que deberás ir en verano es el Lago O’Hara, ubicado en la zona alpina del parque. Al visitarlo, te quedarán ganas de quedarte al ver su lago espejo azulado, por lo que es recomendable que vayas equipado para usar su campamento o hospedarte en alguno de los dos hoteles cercanos.

Si te entraron ganas de ir al Parque Nacional Yoho, es recomendable que reserves con tiempo el ticket de autobús, pues se agotan o si prefieres, agarra la ruta caminando de 22 kilómetros hasta el lago. Al explorar O’Hara Lake, también debes conocer el Natural Bridge. Te asombrarás con su belleza y su casualidad geológica al que podrás acceder en bicicleta.

Además, si te gusta hacer rafting en aguas bravas, tienes que probarlo en el Cañón Horseshoe. Si el parque ha adquirido tu atención y estás muy cerca del Centro de Información en Field, tardas 15 minutos hasta el estacionamiento del parque. En cambio, al estar en Banff, el recorrido en carretera será de una hora en carro.

35. Lago Bow

Con una vista impresionante al Lago Bow degusta un rico picnic en familia.

Formado por agua de deshielo del Glaciar Bow en el Campo de hielo de Wapta y en el interior del Parque Nacional Banff, se encuentra el Lago Bow en la provincia de Alberta, Canadá. Para llegar a este pacífico lugar, es indispensable que tomes la carretera de los Campos de Hielo.

El lago es indiscutiblemente una parada para hacer senderismo cuando estés por los lados del Lago Peyto, pues están cerca el uno del otro. Igualmente, tendrás la oportunidad de subir a una pequeña balsa y pasear por el propio lago convirtiéndolo en una parada romántica si estás vacacionando en pareja.

En Bow Lake, como es llamado en inglés, podrás disfrutar de un rico picnic en pareja o en familia, mientras observas sus hermosas aguas azules, sus hermosos árboles y la belleza del pico Bow.

Sus alrededores te harán sentir muy cómodo, porque conseguirás baños y un estacionamiento para tu vehículo. Y si buscas hospedaje a sus alrededores, divisarás el Num-Ti-Jah Lodge. Solo te abrirá sus puertas a partir del fin de semana del Día de la Reina en mayo a Día de Gracias en octubre por el crudo clima frío.

36. Torre de la Paz

La Torre de la Paz es uno de los destinos más económicos de Canadá que debes explorar.

La Torre de la Paz es el edificio parlamentario y símbolo de la postura pacífica canadiense en su política interior y exterior al ser un homenaje a los caídos del país en las guerras. Su apariencia arquitectónica gótica victoriana le da un toque distintivo a la ciudad de Ottawa.

Aparte de su arquitectura, te darás cuenta de que verás la hora en su gran reloj por los cuatro lados y un carrillón de 53 campanas que oirás doble si vas de septiembre a junio; todo te producirá la sensación de estar viendo una edificación de película. Ingresar en ella te brindará la oportunidad de conocer la Cámara Conmemorativa del piso tres que es dedicada a los veteranos canadienses muertos en guerra desde la Confederación.

Subiendo más y llegando al último piso, te asombrarás con el mirador que hallarás con una vista de 360 grados de la ciudad de Ottawa y de casi toda la región. Algo imperdible que debes experimentar en la torre. Para acercarte desde Nueva York, Estados Unidos, el paseo es de cuatro horas y 20 minutos.

Si todavía no estás convencido de incluirla en tu itinerario, lo siguiente sí lo hará. La Torre de la Paz es uno de los destinos más baratos de Canadá, ya que no necesitas pagar entrada. Incluso, si deseas un tour por dentro, también es gratis. Porque la torre los ofrece, aunque los cupos se esfuman rápidamente en la mañana.

37. Parque Nacional Nahanni

Encontrarás el reto de los alpinistas en el Parque Nacional Nahanni.

El Parque Nacional Nahanni es un centro de retos para los amantes del alpinismo, porque en su interior reside la Lotus Flower Tower del Cirque of the Unclimbables, picos que muy pocos se han atrevido a escalar. Si estás apto para el reto, eres bienvenido acá en los Territorios del Noroeste de Canadá.

La popularidad del parque gira en las Cataratas Virginia, sin embargo, hay otros rincones que te encantarán explorar. En el abanico de opciones, tendrás que recorrer Lafferty Canyon, que entre sus paredes de piedras conseguirás unas piscinas divinas donde refrescarte.

Pero para los que buscan algo menos arriesgado mientras estás de vacaciones en Canadá, admira una de las leyendas del país, Deadmen Valley. Si ya está finalizando el tour en un día soleado, pasa a bañarte con aguas termales en Hotsprings. Aunque necesitarás un guía de Parks Canada para acercarte a ellas.

Siendo uno de los sitios interesantes de Canadá, “Espíritu” – su traducción de la lengua Dehe – tiene un trayecto de llegada algo peculiar, porque solo accederás a ella escalando o en hidroavión. Volando desde la población de Yelloknife, el viaje te toma casi seis horas.

38. Parque Nacional Gros Morne

 Disfruta del fiordo Western Brook Pond, en el Parque Nacional Gros Morne.

Uno de los lugares turísticos en Canadá que debes explorar es el Parque Nacional Gros Morne, ubicado en la costa oeste de la Isla Terranova de la provincia Terranova y Labrador. Su nombre deriva del pico que verás al entrar al parque, Gros Morne.

El Parque Nacional se caracteriza por su formación de mesetas. Su antigua formación rocosa ha derivado varios senderos que puedes explorar y, si no te agrada mucho las largas caminatas, puedes tomar el tour en barco que te transporta a los acantilados del parque y puedes ver el fiordo formado por glaciares del Western Brook Pond.

Si prefieres la caminata, es recomendable tomar la ruta a las Mesetas o Tablelands, para que aprendas las formaciones geológicas del parque. No es muy duradera, la puedes tomar tranquilamente. Si buscas admirar la vista costera, la ruta será un poco más larga. Muy cerca de la playa, hay un área donde encontrarás para acampar y admirar la vista del mar y las rocas.

Para visitar uno de los sitios naturales de Canadá desde Rocky Harbour, tendrás que desplazarte en carro, el paseo durará aproximadamente 30 minutos. Pero, si eres un ciclista resistente, podrás ir en bicicleta montañera e incluso, pedalear por el camino que da al Lago Stuckless.

39. Valle de los Diez Picos

Goza de uno de los lugares más fotografiados de Canadá, el Valle de Los Diez Picos.

El Valle de los Diez Picos es una opción segura para los amantes del senderismo. Para conocerlo, tendrás que dirigirte por la Carretera de los Campos de Hielo. Primero, deberás llegar a la población del Lago Louise y de ahí podrás transportarte al Lago Moraine. El viaje tarda unos 30 minutos en vehículo. Después deberás seguir el camino hasta el Valle de los Diez Picos.

Cuando hayas llegado a uno de los sitios turísticos de Canadá más fotografiados del mundo, divisarás la razón de su nombre. Verás 10 hermosas montañas cubiertas de nieve rodeando el valle, además de una fauna con hermosos colores, un lago divinamente en tono turquesa y el brillante sol que se refleja en las aguas.

La locación también tiene conexiones a otros senderos que podrás subir sin ningún problema, como al Lago Eiffel. El senderismo no es la única actividad protagonista del lugar, ya que puedes alquilar una pequeña canoa en el muelle y remar y remar.

40. Bahía de Fundy

Ve y siente la marea en la Bahía de Fundy, te encantará.

Entre las Provincias de Nueva Brunswick y Nuevo Escocia existe uno de los mares con la marea más alta del mundo, la Bahía de Fundy. Los transportes que puedes usar para llegar son buses, trenes y aviones. Por avión es mucho más cerca con un paseo de alrededor de cinco horas desde la ciudad de Quebec.

Bay of Fundy – como es llamada en inglés – tiene varios espacios atractivos para que explores. Acércate a ver las Rocas de Hopewell, ahí presenciarás su peculiar marea. Si llegaste en marea baja, da una caminata en la orilla del mar mientras disfrutas de la arena bajo tus pies y de las obras rocosas. Pero si has llegado con marea alta, tienes la opción de pasear por debajo del marco de las rocas en kayak.

También puedes hacer kayak mientras exploras las cuevas de mar St. Martins o escarlar en Cape Chignecto Provincial Park. Si buscas un momento tranquilo donde socializar, puedes probar las cervecerías de la zona, ofrecen unas cervezas artesanales divinas. La Bahía de Fundy es un sitio muy tranquilo para relajarse.

41. Montaña Whistler

Ven y diviértete esquiando en la Montaña Whistler.

El sueño de la Montaña Whistler es uno de los atractivos de invierno de Canadá más famosos del mundo que se encuentra a dos horas en carro desde la ciudad de Vancouver. La formación montañosa se rodea de las Cordilleras Costeras del Pacífico y las Cordilleras Garibaldi en Columbia Británica. Para conocer la montaña y sus espacios recreativos, podrás tomar un bus, carro y vuelos.

La montaña sobresale por ser un sitio ideal para que practiques actividades deportivas de invierno en familia. Puedes esquiar y andar en tabla sobre su blanca nieve y admirar la vista de los bosques y montañas blanquecinas. Y si buscas algo tranquilo para disfrutar de la escena natural de la Montaña Whistler y Blackcomb, puedes montar el teleférico Peak 2 Peak.

Si buscas otras actividades físicas aparte de esquiar, prueba los vientos helados en tirolesa, manejar las motos de nieve o simplemente atrévete a explorar usando snoeshoeing. Pero, si te parece que es solo uno de los lugares con nieve en Canadá, te equivocas. Explorar la montaña en verano te propone las actividades de:

  • Ciclismo de montaña modalidades cross country y DH.
  • Esquí.
  • Kayaking.
  • Rafting.
  • Senderismo con vía ferrata.
  • Trekking.
  • Zippling

Después de realizar todo esto, te gustará recargar baterías disfrutando de la divina gastronomía que ofrecen en la localidad de Whistler, pues conseguirás varios restaurantes de criterio "directo de la granja" de fama internacional. Si ya está en el itinerario y buscas hotel, no vayas lejos. En la Montaña Whistler consigues el complejo Resort Blackcomb. Aunque consigues otras opciones más económicas en el pueblo.

42. Glaciar Athabasca

Disfruta del Glaciar Athabasca, es el más popular por su accesibilidad.

El Glaciar Athabasca se consigue en el Parque Nacional Jasper rodeado por los Montes Anthabasca y Andromeda, el Snow Dome y el Pico Wilcox en la Provincia de Alberta. Sin duda alguna, es uno de los lugares más populares en Canadá, ya que su grado de accesibilidad es baja, por lo que es uno de los glaciares más frecuentado por turistas.

Siendo uno de los lugares con nieve en Canadá ideal para escalar de abril a octubre, es recomendable para los alpinistas que busquen un guía con experiencia, pues es un sitio muy peligroso para explorar sin conocer el terreno. Sobre todo, si te atreves a ir en la estación más fría, aunque la cima del glaciar da una de las mejores vistas al paraíso helado que totalmente lo vale.

Hay un sitio cálido donde podrás aclarar dudas: el Centro de Información., donde ofrecen paquetes de excursión o tours para visitarlo como el famoso “Snow Coach”. Además, poseen un restaurante donde disfrutar de la comida con un rico chocolate caliente.

Si ya lo has agregado a tu agenda turística, debes saber que solo es accesible por la Carretera 93 y las poblaciones más cercanas son Jasper y Banff. Jasper está a una hora y 25 minutos en carro, mientras que desde Banff te toma dos horas y 20 minutos en carro.

43. Cascada de Montmorency

La Cascada Montmorency es uno de los lugares turísticos más económicos que consigues en Canadá.

Con una espectacular caída de sus aguas a 83 metros de altura, te saludará la Cascada de Montmorency en la desembocadura del Río San Lorenzo en el Parque Chute Montmorency, Quebec, Canadá. Este es uno de los destinos económicos en Canadá, porque para entrar no necesitarás pagar boleto de entrada. Pero si llevas carro, tendrás que pagar el costoso servicio de estacionamiento.

Llegar a la zona de la cascada, es una grandiosa experiencia si vas con la familia o amigos. Te proponen un área donde hacer picnic, hay toboganes para los niños y un puente colgante de donde verás de cerca y escucharás el estruendoso ruido de sus aguas. Para llegar al puente hay varias formas. Una es subir en el teleférico, por lo cual tendrás que pagar una tarifa.

Otra forma y sin costo alguno es subir por las escaleras algo resbaladizas o llegar por la carretera al puente. Pero si eres un aventurero y buscas adrenalina, podrás andar en la tirolesa y practicar tus habilidades de alpinismo en la vía ferrata de la cascada. Esta experiencia solo la tendrás disponible de junio a octubre, por las condiciones del terreno.

Para acceder desde la Ciudad de Quebec existen varias formas para que te transportes hasta allá. Tienes disponibles autobuses, taxis y si tienes carro propio o alquilado, puedes ir en carro. El viaje desde la estación T. Beauport, Quebec podrá tardar al menos 17 minutos en bus, mientras que desde Gare du Palais unos 34 minutos en autobús.

44. Cataratas de Virginia

Para visitar las Cataratas Virginia, tendrás que subir en hidroavión.

Las Cataratas Virginia forman parte del Parque Nacional Nahanni adjudicado a los Territorios del Noroeste de Canadá. Un importante dato que tienes que conocer de estas cataratas es que su caída es de 96 metros de altura, superando a las famosas Cataratas del Niagara.

Vale la pena convertirlo en una parada turística en verano, porque es uno de los lugares más hermosos de Canadá. Aunque en la temporada de invierno, no se queda atrás. Para completar la experiencia aventurera, anímate a acampar en el campamento, pero necesitarás hacer una reservación con Parks Canada para evitar el congestionamiento del área.

Para conocer Virginia Falls, como su nombre en inglés, deberás empezar el viaje en hidroavión desde las poblaciones de Yellowknife o Fort Simpson al Aeródromo Cataratas de Virginia. El trayecto desde el aeródromo a las caídas de las aguas, podrás realizarlo escalando en poco tiempo.

45. Paint Pots

Diviértete y aprende en los barros ocres de Paint Pots.

A menos de cinco horas en carro desde Edmonton, Alberta, se sitúa Paint Pots, uno de los sitios para ver en Canadá localizado en el Parque Nacional Kootenay al sureste de Columbia Británica.

Como su nombre lo indica, Paint Pots – en español Macetas de pinturas – es un espacio cubierto de ocre que experimentas enseguida cuando lo pisas. Su gran importancia histórica, que debes comprender, es que este barro fue usado por las naciones originarias y los europeos como pigmentación en su día a día y para el intercambio comercial.

Si en verdad quieres venir a pasear por este rincón colorido y usas silla de ruedas o alguien de tu grupo la usa, no será un impedimento, pues la zona tiene un camino adaptado para ellas. Una recomendación aceptable es el verificar cómo se ha comportado el clima el día anterior, porque te será algo arriesgado pasar en silla ruedas por el barro en ciertas partes.

Cuando te decidas a admirar una vista de colores cálidos en la belleza de este lugar, toma en cuenta que debes hacer una caminata o escalar, si así prefieres, de al menos 30 minutos para poder llegar a donde están los ocres. Una de las poblaciones cercanas a Paint Pots es Banff. El tiempo que invertirás es de otros 30 minutos en la vía. Preferiblemente no uses ropa clara.

46. Jardín Botánico de Montereal

Camina por los jardines de luces que dispone el Jardín Botánico de Montreal.

El Jardín Botánico de Montreal es uno de los jardines botánicos más hermosos del mundo que se encuentra a tan solo dos horas en carro de Ottawa, pero al que puedes llegar fácilmente en tren en casi el mismo tiempo.

El museo es un espacio amigable para toda la familia donde aprenderás de una gran colección de 22.000 especies de plantas y que te maravillarás con sus extraordinarios 10 invernaderos que solo estarán disponibles entre los meses de noviembre y mayo.

Además, es un sitio ideal para visitar entre abril y octubre para que tomes una agradable caminata por sus hermosos 23 jardines exteriores, de los que resalta el jardín de las plantas venenosas, y a partir de otoño por la noche, disfrutas del jardín decorado con luces llamado el Jardín en lumières.

Si has finalizado la visita temprano, podrás dirigirte caminando hacia el Estadio Olímpico de Montreal que está al lado de los jardines. Y si también quieres observar insectos, acércate al Museo Insectarium de la ciudad, que está adentro del mismo.

47. Lago Agnes

Cerca de la orilla del Lago Agnes, compra una taza de té para que calientes el cuerpo.

El Lago Agnes es una excelente opción para caminar. Porque para verlo deberás recorrer un sendero de más de cuatro kilómetros desde el Lago Louise que, si lo deseas puedes seguir ascendiendo para visitar la Montaña Beehive y la Montaña Niblock.

Es uno de los sitios para ver en Canadá más famosos del Parque Nacional de Banff, pues a la orilla del lago se encuentra algo poco esperado: La Casa del Té del Lago Agnes. En esa pequeña cabaña rústica – que tiene más de 100 años de antigüedad, aunque varias veces remodelada – puedes probar de una bebida y comida cálida mientras tus ojos degustan la vista de este pedazo de cielo.

Algo que la vuelve más peculiar para los visitantes es que no hay electricidad ni gas, por lo que las comidas y bebidas que ofrecen deben ser transportadas por sus trabajadores todos los días. Si has decidido a aventurarte a este mágico lugar, para llegar al inicio del sendero desde la ciudad de Banff, el paseo en carro será de 45 minutos. Si estás en Canmore, el trayecto es de al menos una hora.

48. Cataratas Takakkaw

Viaja a la Cascada Takakkaw, la segunda casacada más alta de Canadá.

La Cascada Takakkaw es uno de los lugares turísticos que debes conocer al viajar a Canadá. Su ubicación es en el Parque Nacional Yoho en la Provincia Columbia Británica, Canadá y te parecerá una distracción maravillosa si te animas a alcanzarlo caminando en 30 minutos por el sendero del Lago Esmeralda.

Para visitarlo, es recomendable asistir en la época de primavera para que puedas apreciar su caudal voluminoso en todo su apogeo, pues sus aguas provienen del glaciar Daly, por lo que se empieza a derretir para esa temporada. Pero que eso no te detenga si irás en invierno, porque para los expertos del esquí será una tarea retadora tratar de escalarla.

Para llegar a “Magnifica” – como es traducido al español Takakkaw en lengua cree – desde el Lago Louise, tendrás que hacer un paseo de casi 40 minutos en carro tomando la carretera Transcanadiense. Solo recuerda buscar un guía turístico con experiencia para que te dirija sabiamente.

49. Museo de Bellas Artes de Montreal

Es un deber visitar el Museo de Bellas Artes si te encanta el arte.

Justo al pie del Monte Royal en el famoso tramo del Golden Square Mile, está el museo más antiguo de Montreal y uno de los atractivos de Montreal en Canadá para que lo conozcas, el Museo de Bellas Artes.

En sus cuatro salas de exhibición observarás al menos 41.000 obras que se despliegan en distintivas colecciones de arqueología y culturas del mundo, artes gráficas y fotografías, el jardín de las esculturas y arte canadiense.

Durante todo el año, el museo por ser parte del grupo Bizot ofrece una variedad de exposiciones exclusivas para que admires si coinciden con tu fecha de visita. Anteriormente, destacan las colecciones del artista de Andy Warhol, obras arqueológicas egipcias como la momia Nestawedjat, y vestidos de alta costura del diseñador Yve Saint Laurent.

Para llegar a uno de los 100 museos más visitados del mundo desde el Jardín Botánico de Montreal, tardas al menos 32 minutos en carro y 45 minutos en metro. Y serás bienvenido solo de martes a domingo desde las 10:00 AM a 5:00 PM. Los días miércoles solo están abiertos hasta las 5:00 PM, porque de 5:00 PM a 9:00 PM disfrutarás de sus grandes exposiciones. Acércate a este increíble museo.

50. Galería de Arte de Ontairo

Explora el arte canadiense en la Galería de Arte de Ontario.

También llamado AGO como sus siglas en inglés, la galería es una impactante joya arquitectónica moderna de luces, vidrio, transparencias, madera y titanio. El museo no solo destaca por eso, sino porque en su interior podrás observar sus colecciones de más de 95.000 piezas.

Es uno de los sitios de interés en Canadá si eres un amante del arte por poseer la colección de arte canadiense más grande del país y por sus constantes renovaciones y ampliaciones de sus espacios.

No solo exhibe arte nacional, pues es una galería en el que verás obras internacionales de muy importantes artistas renacentistas y barrocos y arte contemporáneo como de los artistas Andy Warhol y David Altmejd.

Para asistir, a una de las galerías más grandes de Norteamérica que se sitúa en la ciudad de Toronto, te toma alrededor de 30 minutos en carro desde Mississauga y a 50 minutos desde la ciudad de Hamilton.

51. Casa de Laurier

Conoce cómo fue la residencia de dos Primer Ministros canadienses en la Casa Laurier.

Lo que caracteriza La Casa Laurier para el visitante es que funcionó como residencia del Primer Ministro francófono y reconciliador de Canadá, Sir Wilfrid Laurier – por el cual lleva su nombre la casa y la calle – y del también Primer Ministro y líder de la nación durante la Segunda Guerra Mundial, William Lyon Mackenzie King.

Mientras te movilizas por el museo, encontrarás objetos y obras de arte conservados en perfecto estado que pertenecían a estos dos líderes nacionales. En el museo, encontrará desde la oficina con biblioteca donde los mandatarios llevaban las políticas de Estado a un comedor donde los líderes y sus invitados cenaban.

Además, hay dos particularidades más en sus espacios, pues, si entras a la cocina, serás introducido a cómo los canadienses comían durante la Segunda Guerra Mundial. Incluso, cuando el paseo ya haya culminado, podrás dirigirte a la verada donde degustarás un rico té con galletas.

Este es uno de los sitios históricos de Canadá que se ubica en la 335 Laurier Avenue East, en la ciudad de Ottawa, Ontario. Si estás a los alrededores del Paseo embrujado de Ottawa en la calle Sparks, la distancia la cubrirás en ocho minutos en carro, y alternando entre caminata y tren en 10 minutos.

Canadá: Más de lo que esperas

Tantos lugares turísticos de Canadá que tendrás que visitar este año para cumplir con el itinerario.

Con la imaginación a millón habrás quedado después de pasear por cada uno de estos lugares turísticos de Canadá. La emoción de viajar a Canadá después de haberla conocido es aún mejor. Ahora querrás ir en invierno a patinar sobre hielo en el Canal Rideau en Ottawa o recorrer la Carretera de los Campos de Hielo.

Hay una lista larga de la cual elegir si no te gusta el invierno canadiense, pero sí la época veraniega. Podrás explorar el Lago Esmeralda con su peculiar color verde, o ir a la playa a tomar el sol, por lo que es recomendable que vayas a los blanearios de Tofino.

Quizá lo interesante para ti sean los atractivos culturales de Canadá, por lo que de gustar la vista con las exposiciones de arte internacional del Museo de Bellas Artes de Montreal es una excelente opción en tu paseo.

En fin, los sitios turísticos de Canadá sobran, porque es uno de los países más completos para vacacionar. Así que compra el boleto para que viajes a Canadá, equípate con tus botas montañeras y compra el abrigo más grueso que tengas, porque esta será una experiencia que no olvidarás jamás.

Créditos fotográficos

¿Qué te pareció este artículo? 

[Total: 1    Average: 5/5]

>