El Top 10 de los Mejores Lugares Turísticos de Bélgica para visitar este 2020

Los ríos y casas coloridas te darán la bienvenida.

El Reino de Bélgica o Bélgica, como comúnmente se le titula, es un país de Europa que aunque es popular por su nombre, no lo es en un sentido turístico, y no porque no posea las cualidades para ser satisfactoriamente visitado, sino que es por la falta de publicidad al mismo.

Entre sus limitaciones está Países Bajos y Francia, los cuales no nada más tienen una relevancia geográfica para el país, sino incluso son importantes lingüísticamente, debido a que los belgas hablan francés y/o neerlandés. Alemania y Luxemburgo son los otros dos países que acompañan al territorio de Bélgica.

Para que puedan entretenerte los mejores lugares turísticos de Bélgica debes conocer un poco de su historia, ya que varios de los reinados más emblemáticos y las guerras europeas de renombre, influyeron de manera significativa al país, lo que para el momento fue catastrófico. Ahora, estos hechos son los que hacen que Bélgica sea un país muy interesante.

Quedarás atónito con los espacios turísticos en sí, y encima, te encantarán los hoteles y restaurantes a los que tendrás la posibilidad de visitar en cada una de las ciudades fundamentales. Desde hoteles de bajos precios o inclusive los lujosos, serán de tu agrado para que permanezcas cuanto tiempo desees en el país.

A continuación verás los mejores lugares que debes tomar en cuenta en tu viaje a Bélgica.

En este artículo veremos:
Las calles de Gante contienen más de una anécdota.

La Ciudad de Gante, o como se diría en neerlandés “De Stad Gent”, es uno de los destinos turísticos de Bélgica que debes conocer si emprendes un viaje a Bélgica hacia los lados de Flandes Oriental. Afortunadamente en Gante se tienen distintos medios de transporte, entre esos está la bicicleta que funciona para transportarte dentro del sector, pero para llegar allá podrías tomar el tren desde Bruselas, siendo un viaje de 35 minutos.

Gante deslumbra a los turistas con su histórica arquitectura, ya que esta es una de las urbes más antiguas y conservadas de Europa debido a la poca participación que tuvo la comunidad durante las guerras mundiales. No obstante, esta población igualmente pasó por conflictos religiosos y económicos que hoy en día les fortalece y aporta de manera histórica.

En Gante se habla neerlandés flamenco, pero hay varios tours que se organizan desde Bruselas que llevan consigo guías turísticos de habla hispana para que te den recorridos por el área. Aparte de recorrer las magníficas edificaciones como el Castillo de los Condes de Flandes o la Catedral de San Bavón, debes dar un paseo en barco por los muelles de Graslei o Korenlei, al estilo de Venecia pero en Bélgica.

Varios de los alojamientos de Gante se inspiraron en el Gravensteen, un sitio característico de la localidad, no solo en el término estructural, sino incluso en la asistencia y los servicios que ofrecen. Como ejemplo está el hotel 1898 The Post, un sitio enteramente medieval y ostentoso, en el que te sentirás como en una película.

A simple vista es apreciable la paz que Dinant transmite.

Dinant, o como también se le llama “la Hija del Mosa” por el río que se encuentra a lo largo de ella, es una pequeña localidad encantadora con una apariencia un poco antigua, que se localiza en Valonia, en la provincia de Namur. Para llegar a este hermoso territorio tienes dos opciones desde Bruselas; la primera opción es alquilar un carro para ir a Dinant o podrías tomar el ferrocarril que sería un viaje aproximado de dos horas.

Para los apasionados por el Jazz, uno de los personajes anclados al sitio es el creador del saxofón Adolphe Sax, quien decora una de las calles de Dinant con su escultura, y aparte de eso, decora con mucho de los restaurantes que le hacen representación a la localidad con saxofones entre los objetos y logotipos. Más allá de Sax, las calles se visten con su hermosa infraestructura del siglo XI.

Varios turistas dicen que el sector se podría recorrer en menos de un día, es por esto que se ha categorizado como pueblo. Los lugares emblemáticos de Dinant contienen cuentos muy interesantes que podrían consumir un poco más de tu tiempo estimado para gozar de estos. De los espacios que debes visitar en Dinant se ubica la Ciudadela de Dinant, que cuenta con teleférico o escaleras para llegar a él, y el Castillo de Freyr.

En Dinant los habitantes hablan francés y las personas comen de igual forma de la espectacular comida francesa. Hay restaurantes riquísimos como Tout Simplement que te ofrecen un menú lleno de platillos belgos y franceses. Si te gustan los alojamientos con ese toque silvestre pero cómodo, tienes el hotel Ibis Dinant Centre, que tiene la ventaja de inclusión a las mascotas, por si gustas que ellos conozcan Dinant contigo.

La naturaleza pura se percibe en este río.

De los atractivos naturales de Bélgica se halla el río Lesse, un destino lleno de historia y diversión de todo tipo, perfecto para pasar tiempo en familia y aprovechar de lo que Valona ofrece en su categoría natural. La manera más fácil de llegar al río es desde la localidad de Halma, ubicada en la provincia de Luxemburgo, en Valona. De allí son unos 20 minutos caminando.

El kayak es la actividad más practicada en estas locaciones que tienen el río cerca, ya que es un pasatiempo para casi todas las edades y suele ser muy reconfortante. A pesar de ello, la mayoría de las personas que lo practican son visitantes de otros estados de Bélgica o incluso extranjeros.

No obstante, a lo largo del río tienes diferentes actividades y curiosidades naturales por experimentar o ver. Cabe destacar que se debe tener cuidado con los alrededores del río que están solitarios, ya que puede existir algún tipo de peligro de caer, aunque siempre van a existir guías turísticos de la zona para ayudarte con el camino.

Un día no es suficiente para deleitarse de todas las atracciones que el río Lesse te ofrece, es por eso que es recomendable que te hospedes en Well’in Hotel, porque principalmente queda a menos de 10 minutos caminando del río y segundo, es un sitio seguro y cómodo. Verdaderamente vale la pena quedarse en el pueblo porque el río Lesse es uno de los mejores sitios para visitar en Bélgica.

Es una de las ciudades más emblemáticas de Bélgica.

Cuando se habla de los destinos turísticos de Bélgica, seguramente la Ciudad de Brujas estará en primer lugar. Esto es debido a que es una de las urbes que poseen más turismo del país, incluso mayor que en la misma capital. Esta hermosa localidad se sitúa en Flandes Occidental, siendo una de las principales de esta misma.

Hace muchos siglos atrás la Ciudad de Brujas fue considerada como una de las mejores y hermosas del continente. Se debió a los canales de agua que la rodean lo cual era un excelente beneficio económico, esto acaba cuando el Río Zwin se hizo barro y deteriora por completo Brujas. Hace pocos siglos es que el espacio es regenerado y esto lo convierte nuevamente en uno de los más hermosos y de los mejores para visitar en Bélgica.

Brujas es como estar en un libro, con sus edificaciones medievales te hacen creer que realmente estás caminando en el siglo XV. Dicen que es de tamaño reducido, algo que no te lleva dos días por recorrer, sin embargo, no puedes dejar de ir al Minnewater y a la Plaza del Ayuntamiento ya que son los puntos principales de la locación.

Otra de las cosas que se puede disfrutar en Brujas es la comida. Tienen restaurantes de todo tipo, tanto restaurantes muy lujosos como los que son de bajo coste, a pesar de ello, igualmente consigues restaurantes en un punto medio que son muy accesibles. Uno de ellos es One Restaurant el cual es un establecimiento muy bien decorado y con comida a buen precio.

Ostende es deslumbrante sin importar la hora del día.

Ciudad de Ostende es un punto de Bélgica muy diferente a los otros, empezando porque es costera y por ende cuando se habla del ámbito infraestructural esta es distinta al resto de los territorios coloniales. No obstante, es otro de los famosos lugares para visitar por vacaciones en Bélgica en el 2019. Para llegar aquí no existe mayor problema ya que posee su propio aeropuerto internacional y así puedas decidir entre los vuelos.

Esta población demuestra que no todos los lugares bonitos se tienen que ver coloniales, ya que ellos viven del turismo de la playa y las actividades que allí se permiten realizar. A pesar de ello, en el núcleo de Ostende cuentan con la magnífica Iglesia de San Pedro y San Pablo que se ha vuelto muy llamativa a los turistas.

Una de las ventajas de la playa es que es de arena fina y el mar está muy limpio, incluso muchos europeos optan por pasar sus veranos en Bélgica gracias a la comodidad que esta ofrece. Además, los apasionados por el surf asisten para practicar y gozar de ratos entre amigos.

Como es de saber, en Ostende también hay negocios en la playa a los cuales los españoles le llaman chiringuitos. Por otro lado, en la parte central se hallan los negocios más sofisticados como el restaurant Sanseveria Bagelsalon, donde la comida que predomina es la mediterránea.

Las edificaciones resaltan entre su sencillez.

Si gustas de viajar a Bélgica, especialmente a un punto específico poco conocido por las personas, para disfrutar de la tranquilidad y despojarte de la excesiva población, este es tu destino indicado. Dixmuda o Diksmuide es un sitio de Bélgica ubicado en Flandes Occidental. Para dirigirte a él puedes tomar un tren desde Gante cuya ciudad es la más cercana.

El hecho de hablar de Dixmuda supone una larga historia de guerras y tiempos difíciles, ya que esta fue uno de los lugares afectados de Bélgica durante la primera guerra mundial debido a su cercanía con Alemania y Países Bajos. No obstante, fue reconstruida y ahora tiene la misión de difundir a sus visitantes su histórico sentimiento.

Una de las cosas buenas que se puede ver en Diksmuide es la vegetación que rodea a algunas de las edificaciones y parques, sobre todo a las famosas Trincheras de la Muerte, uno de los lugares más impresionantes y visitados en esta locación.

La sencillez destaca en esta localidad y es que tanto los hospedajes como las casas de los habitantes son simples pero bonitas casas. En su mayoría son grandes o estilo TownHouse, de ejemplo está el hotel De Groote Waere el cual dispone de pequeños departamentos para la estadía confortable de los turistas.

Es de las ciudades de Valona que más resalta.

Entre los lugares más bonitos y modernos de Valona está la Ciudad de Lieja, quizás un tanto pequeña pero lo suficientemente bonita para quedar enamorado, o para enamorar a alguien ¿por qué no? Y es que no es suficiente con que veas ese estilo de ciudades por fotografías, debes ir para allá a experimentarlo. Queda en la provincia Lieja, es decir, esta es la capital de esa provincia de Valonia y puedes ir en tren o por vuelos aéreos.

Si decides tomar el viaje en tren, el cual tienes la posibilidad de tomar de Bruselas o Luxemburgo. Lo primero con lo que te toparás será una arquitectura espectacular en la estación de Lieja, y es que el diseño es un tanto futurista, algo que te dejará con la boca abierta. En otro contexto, tienes que visitar las edificaciones como El Ayuntamiento de Lieja o La Ciudadela de Lieja.

No es un secreto que en esta parte de Europa la ginebra es una bebida importante, pero el llamado Peket, el cual es una marca de ginebra de Bélgica, es algo que a todo el mundo suele gustar. Al igual que esto, las personas disfrutan mucho de los dulces de panadería, en especial uno originario de allá llamados gofres.

Van Del Valk Sélys Liège Hotel es uno de los establecimientos para alojarte en Lieja, es tan sofisticado que no querrás salir una vez que reserves. En principio, uno de los servicios más destacados es el spa, un área excelente para la relajación después de un largo viaje. Por otro lado están las espaciosas habitaciones con una decoración realista, te sentirás en la era de reyes pero con televisión.

En esta ciudad se organiza el Tour de Flandes.

Flandes tiene lugares muy hermosos y entre esos está la Ciudad de Oudenaarde, que a pesar de no ser muy reconocida por los turistas, es una localidad preciosa repleta de monumentos históricos, es una opción perfecta para paseo de calle. Queda en Flandes Oriental a tan solo 40 minutos de Gante, lo que significa que para ir allá debes llegar primero a Gante y luego tomar un tren hacia Oudenaarde.

Entre las infraestructuras más importantes de ahí está la Iglesia de San Walburga, cuyo templo es bastante elegante, incluso se comprende del espacio donde los fieles asisten a misa, más el apartado de las pinturas y esculturas. También está el famoso Ayuntamiento cuyo establecimiento es diseñado al estilo gótico y contiene una serie de esculturas y pinturas en su interior.

Una de las actividades que se practica en Oudenaarde es el ciclismo, tanto es el fanatismo que tiene un espacio llamado Centrum Rode van Vlaanderen. Allí todos los apasionados a ese deporte, que se encuentren en Oudenaarde, participen o gocen del Tour de Flandes que se realiza anualmente.

Oudenaarde es una grandiosa opción para hacer turismo en Bélgica y conocer de esos destinos poco visitados, ya que en ellos es donde está la cultura pura de ese país. Si te decides a ir, tu mejor opción para quedarte será Leopold Hotel Oudenaarde, un lujoso hotel donde las habitaciones tienen un diseño de apartamento y es espectacular para alojarte por varios días.

Bosques y cabañas te harán sentirte en un cuento de hadas.

Categorizado igualmente como el pulmón verde de Bélgica, la Ciudad de Las Ardenas es una de las provincias y ciudades del país que más naturaleza contiene, toda su belleza se basa en eso y los pequeños monumentos que tienen, funcionan para resaltar lo atractivo de este medio natural. Valona es su región por excelencia, a pesar de eso, esta tiene un pedazo perteneciente a Francia.

Las Ardenas, fue escenario de las guerras mundiales, esencialmente de la segunda, ya que Hitler planeó pasar por Las Ardenas para emboscar Amberes, esto supuso un desastre al bosque para ese tiempo. Pese a esto, Las Ardenas se encuentra en perfecto estado, y aunque no es muy reconocida, es un perfecto destino para los turistas que les gusta respirar oxígeno puro.

Senderos y espacios boscosos son conservados para que los turistas como tú se lleven la mejor imagen de estos espacios y puedan recorrerlos. A pesar de no tener los típicos edificios que las otras urbes contienen, Las Ardenas es uno de los atractivos naturales de Bélgica que incluso puede beneficiarte con la fauna y la flora originaria de allí de una manera educativa y reconfortante.

Las Grutas de Han y las Grutas de Comblain son uno de los muchos lugares que podrías explorar en Las Ardenas. Aquí hay desde cuevas y bosques, o inclusive jardines y plazas, pero todos con su toque natural, tanto así que hostales como La Libellule comparten de su estructura con la naturaleza a tal punto de ser lo más bonito del hotel.

El estilo gótico predomina en la Ciudad de Lovaina.

En un contexto muy contrario a los demás espacios turísticos. Lovaina es un territorio enteramente civilizado y urbano, en donde podrás percibir a simple vista cómo los grandes edificios y los autos por doquier describen a Lovaina como una ciudad. Esta queda en Flandes, específicamente en la provincia Brabante Flamenco y puedes llegar en tren desde Bruselas.

Lovaina fue otra de las ciudades que fue afectada por la guerra, y uno de los hermosos monumentos al que se le rinde tributo es a la Biblioteca de la Universidad de Bélgica, la cual fue incendiada durante la Primera Guerra Mundial. Este hecho dio pérdida de un montón de documentos históricos y cuando fue reconstruida, en la Segunda Guerra Mundial, fue incendiada nuevamente.

No obstante, a pesar de los malos momentos, es una localidad verdaderamente hermosa que cuenta con bellezas arquitectónicas como las iglesias y locales de colecciones antiguas, además de eso, se dice que es una población amante de la cerveza por lo que hace que sea perfecto para los turistas que les encanta entretenerse.

Y como si fuera poco, los hospedajes y restaurantes son lugares de película, ya que aparte de ofrecerte la atención que mereces, la decoración es algo inimaginable que solo comprobarás una vez que estés allí. Como ejemplo está Pentahotel Leuven, un sitio pequeño pero elegante, y por otro lado están los sitios para comer en Bélgica como el restaurante Zarza, que también es de espacio reducido pero con buena comida.

 
¿10 no son suficientes?
Pues sigue leyendo para que descubras más lugares increíbles en Bélgica.
Es una de las ciudades más económicas de Flandes.

Ocupando el segundo puesto en ciudades importantes para Bélgica se sitúa Amberes, ubicada en Flandes, a tan solo una hora en tren desde Bruselas. Su relevancia se debe a la gran cifra de población que tiene y a las empresas que aquí trabajan, dándole de esa manera un valor a la urbe.

Históricamente tuvo sus buenos momentos y sus malos, entre esos estuvo la Segunda Guerra Mundial. los habitantes de Amberes siempre se han caracterizado por ser personas emprendedoras y eso es lo que ha logrado que las diversidades no destruyan por completo su espíritu.

Edificaciones hay por montón, especialmente galerías y monumentos. Desde el Palacio Real, podrás ingresar a ver la artística de la etapa de Napoleon. El Castillo T Steen es otro de los monumentos un poco más antiguo, pero no menos interesante. Cuentas inclusive con varias iglesias y con plazas importantes.

Con estructura de palacio se ubica el hotel August, es uno de los buenos alojamientos de Amberes, tanto así que es recomendado por varios turistas. Dicen que los precios allí son muy accesibles lo cual es excelente para que disfrutes varios días en Amberes. Por otro lado y para acompañar el estilo de August está el restaurante Huis de Colvenier cuyo local ofrece comida francesa en altos estándares.

Las ruinas han sido hermosamente consumidas por la naturaleza.

No todo lo que se desecha es malo o inservible, y un claro ejemplo de esto es el Monasterio de la Abadía de Villers-La-Ville. Ubicado en la provincia de Brabante Valón en Valonia, específicamente en la calle Rue de l’Abbaye 55 y para llegar tienes la opción de tomar un tren desde Bruselas a Charleroi, y desde esa estación a la abadía te tardarás cuando mucho 20 minutos.

El Monasterio fue creado en el siglo XI, lógicamente pertenecía a la iglesia católica y se decía que se alojaban unos 100 monjes. No es hasta finales del siglo XVIII cuando esta arquitectura es rechazada y abandonada por completo gracias a los deterioros que tenía por las guerras del pasado.

No obstante, a finales del siglo XIX el monasterio fue comprado por el gobierno del momento y años siguientes fue nombrado Patrimonio Mayor de Valonia. Ahora es un destino turístico de la región donde se realizan varias actividades culturales al año y en donde los turistas pueden apreciar lo lindo que se han tornado las ruinas en conjunto con la naturaleza.

Le Moulin de Villers es el restaurante más famoso de comida francesa en el área. Tienen como ingrediente principal el pescado y el diseño del restaurante es bastante antiguo y rústico. Ese tipo de características pueden ser notadas a simple vista gracias a la elegancia que el restaurante demuestra.

Es de las ciudades más modernas de Bélgica después de su capital.

La ciudad de Namur o Namur, como simplemente se le llama, es la capital de Valona adonde puedes llegar por medio de tren en tan solo 50 minutos. Es un grandioso territorio para viajar solo o en familia durante esos días libres que se encuentren por tu agenda.

Las travesías que varios turistas relatan es que es uno de los mejores sitios para ver en Bélgica, ya que es un sitio bastante moderno y a pesar de que los museos son medievales, y generalmente las ciudades engloban su decoración entorno a eso, en Namur no sucede del todo así, en especial lo que son los negocios y tiendas son los más modernizados.

Como se ha nombrado, en Namur hay muchos monumentos y objetos antiguos, entre ellos hay iglesias y abadías. Como ejemplos están la catedral de Saint Aubain, que fue un proyecto italiano, y finalmente el Square Leopold que es un local de exhibiciones antiguas en su interior.

Si alguna vez te imaginaste que estabas en una habitación moderna con duchas espectaculares y aparatos electrónicos de última generación, debes dejar de soñar y hospedarte en el hotel The Royal Snail. Allí conseguirás piscina y excelentes salas de estar, este será tu mejor ayudante en esta travesía de Bélgica.

14. Damme

Damme es bello por lo solitario que puede llegar a ser.

Si estás en Brujas y quieres conocer o ver un poco más allá de lo que esa hermosa localidad te ofrece, el pueblito llamado Damme te proporcionará en un día una grata experiencia y un recorrido agradable. Queda en Flandes Occidental y es considerado un municipio de esa provincia.

Es un municipio bastante tranquilo en el sentido de que no hay mayor número de personas andando por las calles, lo cual hace que el paseo sea pacífico y perfecto para una visita. La variedad de librerías será algo que te encantará si amas los libros y la diversidad de información, pero recuerda que la mayoría de esas cosas las encontrarás en neerlandés.

Uno de los atractivos de Damme es el Molino de Viento de Hoeke. Este es el edificio que más resalta del pueblo, y lo interesante es que aún está en funcionamiento. El lugar te da la posibilidad de que puedas acercarte y verlo con mayor detalle. Por otro lado, El Foso de la Fortaleza Estelar es un bosque que rodea el pueblo, y es genial por la fauna que aún se mantiene allí.

Con una fachada pueblerina pero muy imperturbable, está el restaurante In De Groene Wandeling. Es un local pequeño pero familiar, muy fresco para agregar y especializado en la comida tradicional de Bélgica. Tiene muy buena reputación y a veces colocan música en vivo para animar a los viajeros.

Es un pasatiempo entretenido perderse entre las estructuras de Malinas.

En la provincia de Amberes está igualmente la ciudad de Malinas, otra de las maravillas de Bélgica. Los turistas recurrentes dicen que es un viaje del cual no te puedes perder. Para trasladarte hacia Malinas solo debes tomar un tren desde Bruselas hacia Amberes que te tomará 25 minutos de viaje. Este hermoso territorio atravesado por el río Dijle es uno de los pocos destinos conocidos por los viajeros de Bélgica.

Como varias de las ciudades de Bélgica, es tan pequeña que puede ser recorrida en un día. Tiene múltiples exposiciones e iglesias por admirar agregando los paseos en barquitos que dan por el río Dijle. Para las personas que les gusta la cercanía, este es un espacio perfecto ya que la mayoría de los lugares populares son cercanos entre sí.

Las aventuras que los visitantes experimentan en este punto de Bélgica son cosas como subir las escaleras de la torre de San Romualdo o caminar por la Grote Markt. Incluso, perderte por los beaterios de Malinas son actividades interesantes que puedes realizar en esta locación.

Con un gótico diseño se ubica el hotel Martin’s Patershof. Se encuentra ubicado en Malinas en el centro histórico, a la proximidad de todo. Si aún no te han hecho probar la cerveza de Bélgica, en el bar del hotel podrás hacerlo ya que es una de las mejores cervezas del mundo y qué mejor que probarla en un bar cerca de tu habitación.

Fue categorizado como el museo de fotografía más importante de Europa.

Para los fotógrafos y admiradores de la fotografía este es el espacio de sus sueños, siendo considerado como el establecimiento de fotografía más grande de Europa. El Museo de la Fotografía de Charleroi se ubica en Valona, específicamente en la Av. Paul Pasteur, 11, en lo que con anterioridad era el convento de Mont-sur- Marchienne. Para llegar puedes tomar un bus en la estación principal de Charleroi.

El espacio fotográfico de Charleroi, con todo su estilo contemporáneo, fue fundado en 1987, una fecha no muy lejana de esta. Sin embargo, este toma relevancia cuando el artista Olivier Bastin añade un apartado al edificio. De esa manera se categoriza como el museo europeo más grande de fotografía.

Con su minimalismo y las aproximadamente 80.000 fotografías que contiene, ha logrado que muchos turistas se interesen por visitarlo. No hacen falta palabras que las imágenes que allí se muestran ya no hayan dicho, puesto que se modelan fotografías y cámaras desde la creación de las mismas.

Novotel Charleroi Centre es de los alojamientos cuatro estrellas que queda cercano a Charleroi, se ubica a tan solo 10 minutos en carro por la calle Place Verte 17. Tiene una muy buena reputación ante los visitantes, y las habitaciones no tienen nada que desearle a los otros hostales.

Sus estrechas calles te harán apreciar el pueblo a profundidad.

Durbuy, denominada como una de las ciudades más pequeñas del mundo, es uno de los importantes espacios turísticos de Bélgica. Con su ubicación en Valona, tienes la accesibilidad de que puedas llegar por vuelos aéreos, y acto seguido, alquilar un auto cuando llegues al centro de Valonia o tomar transporte público desde allí a Durbuy.

Las crónicas de cómo Durbuy fue denominada “ciudad” a pesar de su tamaño, se resume a que en 1331 era uno de los pueblos que recibía ataques y para la nación este pueblo era importante en un ámbito económico. Es por esto que se convierte en una Ciudad cuando se le concede el derecho de tener su propio ejército. Para el momento ese era un requisito indispensable para una ciudad, y de esta manera se le otorga esa denominación.

Su tamaño es una gran ventaja ya que puedes empaparte de cada esquina de Durbuy, como si fuese una gran casa. Aparte de todo, el ecosistema que la cubre ciertamente es un espacio relajante. De las pocas personas que emprenden viajes a Durbuy, dicen que es un sitio perfecto para deleitarse de la naturaleza y de la comida.

Es difícil clasificar o decidir qué restaurante de Durbuy es mejor que otro ya que todos son muy buenos. El servicio que se ofrece en cada uno de ellos es excepcional y para completar, la comida que dan es exquisita. Como ejemplo está La Table de Manon, que aunque no tiene ese modelo típico al aire libre, de igual forma es uno de los mejores sitios para cenar en Bélgica.

18. Roche En Ardenne

Su nombre se debe al gran Castillo La Roche.

En la provincia de Luxemburgo, exactamente en Valona, se halla el municipio de La Roche-En-Ardenne. Este es otro de los municipios en los que protagoniza el medio ambiente. Para llegar a él, puede tomar un tren desde Bruselas a Luxemburgo y luego debe tomar un autobús a La Roche.

Lleva ese nombre por lo que fue el gigantesco castillo de La Roche, el cual pasó por manos de varios monarcas. No obstante, las peores manos fueron las de José II que fue la persona culpable de la decadencia del mismo, a tal punto de convertirlo en ruinas. En nuestros días es uno de los lugares más visitados de la provincia y uno de los atractivos turísticos naturales de Bélgica.

Otro de los lugares a los que puedes hacer una visita dentro del municipio es a la Iglesia de San Nicolás y el Museo de la Batalla de Ardennes. Ambos están céntricos en el municipio y puedes verlos en cualquier momento del año. La iglesia en específico es uno de los atractivos accesibles del municipio, su inmenso diseño es elegante.

Si planeas quedarte en La Roche, ya sea porque quieres indagar más en el sitio o porque quieres conocer lugares cercanos al municipio, Logis Hostellerie De La Claire Fontaine es uno de los mejores hospedajes de la localidad. Tienen diferentes tipos de habitaciones y entre sus servicios está el WiFi gratis.

Los aldeanos de Celles son afortunados de vivir allí.

La Aldea de Celles es un pueblo perteneciente al municipio Houyet de Valona, para llegar a ella puedes llegar a la capital de Tournai que es el punto que con mayor cercanía se sitúa. ¿Te gustaría conocer uno de los pueblos más lindos de Valona? Pues la Aldea de Celles es uno de ellos.

Es un pequeño pueblo que tiene mucho que ofrecer, desde espacios naturales, como los jardines y parques al aire libre o monumentos como la ermita de San Hadelin y la Iglesia Románica de Celles. Basta con recorrer en un día el pueblo para darse cuenta que es uno de los más adorables y conservados.

Por ser un pueblo pequeño, la lista de áreas por visitar es corta. Gracias a su ecosistema de animales y plantas originarias de Bélgica es que el poco turismo que existe se mantiene y va aumentando poco a poco. Es tanto así que los turistas que en primera instancia van hacia otras ciudades, terminan pasando por Celles.

Si paseas con tus mascotas, no debe ser un problema quedarte en Celles ya que en el Hotel Le Fenil admiten animales. Aparte de eso, en este hotel se duerme como en casa debido a que las habitaciones son como pequeños departamentos con escritorios y ese tipo de inmobiliarios.

La Plaza de Saint-Lambert es una de las plazas más céntricas de Lieja.

La Plaza de Saint-Lambert es un espacio con una antigüedad que se cuenta desde el año 1085 donde fue construido Palacio del Príncipe Obispo. Queda en el núcleo de Lieja, en la famosa Valona. Si deseas ir a esta plaza, deberás llegar primero a Lieja y luego tomar un autobús que te lleve hacia la plaza.

La plaza de Saint-Lambert tiene un extenso historial debido a lo envejecido que es ese sitio, es decir, ni siquiera es posible comprobar si los datos que hoy en día se conocen de esta plaza son verídicos. No obstante, cabe destacar que la sede de lo que con anterioridad era el Palacio de los Príncipes-Obispos, hoy es el Palacio de la Justicia.

Recuerda que para desplazarte por las calles de Bélgica o por lo pueblos más cercanos puedes hacerlo por medio de bicicleta. Ese un medio de transporte común en el país y es muchísimo más económico y ecológico. Pero en caso de que andes en carro, no debes preocuparte por esta plaza porque sí disponen de un estacionamiento.

Le Petit Pressoir es un restaurante de comida francesa que queda a tres minutos en carro desde la Plaza de Saint-Lambert. Es nuevo y ofrecen comidas dulces y platos fuertes con receta francesa para que te deleites con el sabor original de Francia, a pesar de que estás en Bélgica.

Tournai es una de las ciudades más antiguas de Bélgica.

Entre las antiguas ciudades de Bélgica está Tournai en primer lugar, esto por las majestuosas iglesias y espacios de antigüedades que la edad media deja en ella. también hay que destacar la larga historia que hay en cada uno de sus puntos turísticos. Se ubica en Valonia y para ir bastará con que tomes un tren en Bruselas o en Gante.

La Notre-Dame de Tournai es una de las arquitecturas elementales del lugar, no sólo por ser una de esas reliquias de la locación, sino por su belleza misma. El detallismo con el que fue construida y lo inexplicable que es el hecho de que aún se conserve, es lo mejor. Por otro lado está el Campanario de Tournai el cual es el sitio más visitado de Bélgica gracias a su antigüedad y el sentimentalismo que ha creado en la nación.

Por la parte tradicional, en Tournai las personas son muy culturales y artísticas en general. Tienen fiestas en el año como “El lunes perdido” el cual se realiza el primer lunes del año. Consiste en una actividad donde cada uno se le sortea un personaje y el que sea el rey se le pintará la cara de negro. Ve a Tournai y disfruta más de estas tradiciones.

Si en alguno de tus viajes planeas quedarte en Tournai, el Hotel Cathedrale es una buena opción. Es un hotel bastante sencillo, con una ambientación italiana que te hará sentirte en casa gracias a la comodidad y el calor que los empleados de aquí te ofrecen.

El Zoológico de Amberes es de los más antiguos del mundo.

Entre los mejores lugares para pasar tiempo en familia y los principales atractivos de Bélgica está el Zoológico de Amberes y es que ¿a quién no le gusta ir a un Zoológico? Se ubica en el centro de Amberes, en la región de Flandes y es un parque súper accesible ya que la estación de tren queda al lado.

Es uno de los zoológicos más antiguos del mundo. Fue fundado en 1843, y tiene una larga lista de animales de diferentes especies. Es tanta la variedad que podrás pasar un buen rato en familia o si gustas de ir solo, también será una gran aventura. Aparte de animales, tienen plantas de diversos tipos y procedencias.

En cuanto a la atención en el parque, esta es muy receptiva. No obstante, algo de lo que debes tener cuidado es en qué estación del año reservas o decides viajar a Amberes, ya que el zoológico tiene un horario diferente para cada estación del año. Esto se debe al mantenimiento que requieren ciertos animales.

Con comida tipo buffet junto con un servicio de recepción de 24 horas se localiza Leonardo Hotel en Amberes, un sitio donde te puedes alojar a una cuadra del zoológico y por supuesto, a la cercanía de la estación del tren. Es conveniente que te quedes allí si lo que buscas es hacer turismo en Amberes, ya que es un punto céntrico y tiene el medio de transporte más importante a la vuelta de la esquina.

Los 80 mejores monumentos de Europa en un solo lugar.

Dentro de los mejores lugares de Bélgica para este 2019, está el parque temático Mini-Europe o en español Mini-Europa. Como bien se puede deducir de su nombre, es un espacio cultural donde se reúnen los lugares importantes de Europa en versión pequeña. El parque está situado en la Av. Du Football 1, en Bruparck, Bruselas, y para llegar allí solo necesitas tomar un bus de la línea 84 o 88.

Tiene los monumentos de las 80 ciudades más importantes de la Unión Europea en una versión pequeña pero tan exacta e idéntica a las verdaderas estructuras. Esto y muchas otras características hacen que el parque sea famoso y que durante todo este tiempo haya incrementado su número de visitas anuales.

Aparte de las simulaciones, el parque tiene sus alrededores vegetales para ver, porque el parque en sí es al aire libre, pero es un sitio encantador. Aparte, muchas personas suelen tomarse fotos graciosas con estos monumentos, ya es como una tradición del establecimiento.

Lo que si no es una simulación es la comida que sirven en Delizia Restaurante. Es un local de comida italiana muy famoso en la zona, dicha fama se debe a los ricos platillos que preparan y el buen servicio que brindan a sus clientes. Además, el restaurante en sí es muy acogedor y elegante.

Tanto el interior como el exterior de la catedral son magníficos.

Con un cierto parecido a la Iglesia de Notre Dame de París se describe a la Catedral de San Miguel y Santa Gúdula de Bruselas. Se ubica en la amada capital de Bélgica, en la plaza Santa Gúdula. Para visitarla, puedes tomar un tranvía de las líneas 92 y 94 o ir en bicicleta si estás hospedado en Bruselas.

Tiene aproximadamente cinco siglos de fundada, y como es de saber, su estilo gótico se debe a la moda de las construcciones que realizaba en aquel entonces la iglesia católica. Es por esto que se dice que tiene un parecido con la Notre Dame de París, sin embargo, esta Catedral de San Miguel y Santa Gúdula resalta por lo artístico de sus vidrieras.

Esta iglesia es considerada como la más importante de todas las iglesias en Bélgica, es por eso que si viajas al Reino de Bélgica, en especial a Bruselas, no puedes perderte de este destino turístico. Además que abren las puertas del templo todos los días por lo que la visita se facilita.

De los mejores locales para comer en Bélgica de la comida libanesa se localiza el lujoso restaurante L’express. Está a tan solo nueve minutos en carro desde la catedral y es un sitio en el que vale la pena comer si disfrutas de la cultura libanesa y su comida. Cabe destacar que, en el restaurante no te sacan del contexto de Bélgica, ellos incluyen su cultura y distribuyen la cultura belga.

​Los trajes de guerra llevan un mundo nostálgico en su interior.

El Real Museo de las Fuerzas Armadas y de la Historia Militar está dentro del Parque del Cincuentenario en Jubelpark 3, 1000. Y es, como su nombre lo dice, un coleccionador de armas y útiles militares que fueron empleados en las batallas y guerras por las que la sociedad belga fue partícipe. Es por esto y otros aspectos que es uno de los principales lugares de Bélgica.

Es uno de los destacados del país y uno de los más grandes en su especie de Europa. Contiene un montón de salas y objetos, desde representaciones gráficas de lo que se pasó en las guerras, hasta las armas y medios de transporte militar que fueron usados en las temporadas de guerra.

Las armas son los objetos más sorprendentes para los turistas, ya que para algunos países no es un tema convencional y de ningún modo lo son las armas de guerra que se muestran aquí. Cabe destacar que también hay una sala donde se demuestran las armas usadas durante las guerras de la época de Napoleón Bonaparte.

Con una calidad cinco estrellas, se halla a tan solo seis minutos el hotel Sofitel Brussels Europe, un hospedaje de alta gama, con todas las comodidades necesarias que requiere un cliente de Bruselas. Dispone de habitaciones de diferentes tamaños y un bar-restaurante para tener un tiempo de disfrute.

​Es una de las catedrales de Bélgica con más modificaciones de diseño.

Entre los principales destinos turísticos de Bélgica está la Catedral de Notre-Dame de Tournai. Estuvo en la lista de la UNESCO como Patrimonio de la Humanidad y es una de las estructuras más ejemplares del país en su especie. Queda en Tournai cuya urbe se localiza en la región de Valona. Si te decides a visitar la catedral, solo debes llegar a la estación principal de Tournai y tomar un bus a la iglesia.

La relevancia de la Notre-Dame de Tournai comienza cuando se detalla que esta se rige por tres tipos de tendencias arquitectónicas. En principio fue la gótica, ya que es una de las más antiguas y de las que predomina en la iglesia, pero en segundo lugar se le añadió la tendencia románica, la cual es una tendencia muy distinta a la anterior. Como tercer lugar pero menos predominante está la tendencia Transepto.

Las diferencias en diseño suceden cuando se le hacen modificaciones a una arquitectura, ya sea por su destrucción en algún sentido o por la remodelación de la misma. La Catedral de Notre-Dame de Tournai tiene guías turísticos que explican la historia con mayor detalle, así que no te puedes perder de este destino entre tu lista de qué hacer en Bélgica.

Si aún no te has hospedado en Tournai esta es tu oportunidad, ya que en el Hotel Cathedrale vas a pasar los mejores días de tu vida. Es importante destacar que el hotel cuenta con bar y restaurante para que no te pierdas tampoco de ninguna comida originaria de Bélgica y convivas con mayor confianza con esta cultura.

Waterloo tiene grandes esculturas por sus calles.

En la provincia Brabante Valón, es decir, en la región de Valona, está el municipio histórico de Waterloo. Es categorizado como histórico debido a la relevancia que tuvo en la era de Napoleón Bonaparte. Sin embargo, hoy en día el municipio es plenamente turístico y tiene muchísimas otras atracciones.

En esa pequeña localidad de Bélgica se realizó una de las confrontaciones más importantes para el siglo XIX la cual fue la Batalla de Waterloo que como consecuencia dio por finalizada las guerras napoleónicas. El municipio tiene varios museos y zonas representativas a lo que fue esta batalla con guías turísticos que se encargan de relatar la historia.

Más allá de la información de Napoleón, el municipio tiene edificaciones muy hermosas y conservadas. Aparte de las exposiciones de reliquias ancestrales, contiene iglesias y grandes casas de reinado que de igual manera son de alta relevancia y muy interesantes para ver o conocer. En un contexto diferente se ubica el Bosque de Sonian, por si te gustan los lugares naturales.

Con forma de casa, incluso muy parecida a las que aparecen en televisión, está el hotel Le Coté Vert. Es un hotel cuatro estrellas que tiene todas las comodidades que se podrían apreciar en uno de cinco. Se caracteriza por ser acogedor y las habitaciones son bastante amplias, incluso podría convertirse en uno de los mejores hoteles que hayas visitado.

El nombre que lleva se debe a la visita que hizo el Duque de Wellington a Waterloo.

El Museo de Wellington se ubica en el Municipio Waterloo en Valona y es un espacio que demuestra la breve historia transcurrida en el año 1815. El nombre que lleva se debe al Duque de Wellington. Para llegar ahí solo debes tomar un autobús desde Diesdelle.

La sede en la que está, es lo que antiguamente era una posada de la temporada, se convierte en un museo cuando uno de los clientes fue el duque de Wellington que en junio de 1815 emprende un viaje hacia Waterloo para alistarse a lo que sería la última batalla contra Napoleón Bonaparte. Esta es victoriosa a su favor y por ende la carta de victoria es firmada en esta misma posada.

El establecimiento en sí no es muy grande, pero contiene toda la información histórica de lo que fue la Batalla de Waterloo. Con armas de muestra y las representaciones de cera del duque y su ayudante, el sitio describe con exactitud cómo fue la visita de Wellington al municipio.

El nombre puede parecer un poco mexicano si lo que hablas es solamente español, pero la verdad es que el restaurante O’tacos es uno que ofrece comida francesa en su mejor preparación. Queda al lado del museo y puede ser una perfecta opción de comida para degustar luego de visitar el establecimiento histórico.

Gravensteen es la joya que adorna Gante.

Cada uno de los destinos turísticos de Bélgica tiene su monumento o sitio impresionante, y en el caso de Gante es el Castillo de los Condes de Flandes o como comúnmente se le llama “Gravensteen”. Queda en Gante, específicamente está en la calle Sint-Veerleplein uno, y para llegar ahí solo tienes que tomar la línea de Gent Gravensteen.

El propósito principal de Gravensteen fue ser la residencia de los Condes de Flandes, ahí vivían y se refugiaban de los ataques que pudieran recibir desde cualquier otro reino. Siglos después fue ampliado y usado como Casa de la Moneda de Flandes, y lo que es un poco más descabellado es cuando se empleó para ser usado como Cárcel de Gante.

Es una de las estructuras principalmente hermosas de Gante, tanto desde su exterior, que muestra lo grande y detallada que fueron las construcciones de la época, como desde su interior que es donde tienes varios detalles en piedras. Otra de las partes impresionantes son las antiguas salas de torturas.

Con un toque rústico y colorido se percibe a poco de cinco minutos el restaurante italiano llamado Otomat Gent. Es una pizzería, algo que a la mayoría de las personas les gusta, pero estas pizzas son diferentes y mejores a las demás. Nada como una buena pizza con unas cervezas entre amigos luego de haber visitado Gravensteen.

Es visible el mecanismo de cómo las campanas suenan.

El Campanario de Brujas o como también se le llama “Belfort”, es uno de los mejores lugares del centro histórico de Brujas. Se localiza en la plaza Markt, y la calle se llama igualmente Markt, número siete. En la misma cuadra se encuentra la parada del autobús llamada Brugge Wollestraat, es decir, esa es la estación que debes ubicar en la estación de tren cuando llegues a Brujas.

Una de las funciones principales del campanario cuando se fabricó fue proteger a los habitantes de los incendios, ya que eran muy frecuentes en la época y de esa manera los posibles afectados podían subir y resguardarse. Las campanas tenían el propósito de hacer un llamado a los ciudadanos para sobreponer una ley o para anunciar algo importante.

Dentro del Campanario está la maquinaria que hace posible el sonido de las campanas y las escaleras para subir al final de la torre. Lo demás que queda en la torre es el museo y la galería XPO. El museo en específico muestra una breve reseña del Campanario de Brujas y cómo funcionaban las campanas en el pasado.

Imagina que te hospedas en un hotel de Brujas y desde tu habitación se puede ver el Campanario de Brujas. Es entonces cuando ingresas en un imaginario pensamiento en el que te encuentras en esa época y eres de las personas privilegiadas de la zona. Pues es hora de que dejes de soñar y realices tú sueño realidad pero en el siglo XXI, y el Hotel Koffieboontje te ayudará gracias a su ubicación y a su atención de buena calidad.

Se trata de un lugar amurallado e inmenso, perfecto para tu paseo.

El castillo de los Condes es un sitio histórico que pertenece a la localidad de Flandes, en Gante. Perteneció en la época medieval al Conde Felipe de Alsacia y fue durante años un centro de torturas y de abusos desde donde se regía el poder.

Tiene un recorrido turístico que debe ser pagado con antelación. En ese paseo podrás descubrir las salas de exhibición de arte y también la arquitectura y decoración que ha permanecido intacta desde su construcción.

En el año 1980 se hizo una restauración de sus instalaciones, pues se encontraba muy deteriorado y allí se le dio un estilo romántico a muchas de sus áreas. Actualmente, el castillo es utilizado por la juventud local como sede para realizar protestas y manifestaciones culturales.

Si tienes pensado incluir al Castillo de los Condes a tu visita turísticas puedes llegar allí utilizando el servicio de taxi o Uber desde cualquier locación. Se trata de un buen ambiente para hacer caminatas al aire libre y poder tomar fotos de locaciones históricas importantes en Bélgica.

Para los amantes del diseño es el lugar de donde no querrán salir.

Bélgica lo tiene todo, y para los apasionados por la moda y diseño de ropa hay un museo llamado MoMu, o simplemente en su nombre largo Museo de la Moda de Amberes. En él se almacena toda la ropa de Bélgica desde el siglo XVIII. Se ubica en la calle Nacionalstraat, 28 en Amberes, Flandes.

MoMu no es representado por un establecimiento como tal sino que lo hace mediante un grupo de personas. Estas se encargan de realizar las actividades en nombre de la moda de Bélgica y modelarla ante el público, ya sean nacionales o extranjeros. Pero en el 2020 se espera que estrenen su espacio único para la exposición de su colección.

MoMu no fue creado hace mucho, aún así, los diseñadores y apasionados por la moda belga se preparan dos veces al año para asistir a las famosas exhibiciones de nueva colección en el edificio Modenatie. Allí es donde se presentan los grandes personajes del diseño del país y las innovaciones que se preparan para el año siguiente.

Goodie Foodie es uno de los mejores sitios para comer en Bélgica. Se sitúa a cinco minutos caminando desde el museo. Tiene un aspecto a cafetería y es por ello que muchas de las personas que planean viajes hacia Amberes lo prefieren para desayunar. Aunque también sirven almuerzos no muy pesados y comidas con vegetales.

Historias de amor y tristeza fueron dadas en esas paredes de ladrillos.

Las personas tienen su libre imaginación para crear museos, pero este sin duda es uno de los más honoríficos de Bélgica que vale la pena visitar. Su nombre es el museo Red Star Line. Está ubicado en Amberes exactamente en la calle Montevideostraat, número tres, y es uno de los mejores destinos en Bélgica.

Se basa en la temporada desde 1873 a 1935 cuando las personas de Bélgica tomaban la decisión de tener una nueva vida y emprender un viaje hacia América. La llamada Red Star Line fue una línea de buques que organizaban esos viajes. Esta línea se encargó de construir un sinfín de sentimientos en sus pasajeros debido a las fechas en las que trabajó.

El montón de acontecimientos desde la entrada al Red Star Line hasta el destino de cada uno de los buques, son los relatos que engalanan el lugar. Con los diferentes propósitos de cada viaje y con cada punto de vista de las clases sociales de cada uno de los pasajeros. Estos son representados en escritos y de manera audiovisual.

Red Star Line dispone de su propia cafetería que lleva por nombre Upper Deck. Aquí encontraras bebidas calientes y dulces conjuntamente de la sala de mesas donde obtendrás una vista panorámica del establecimiento. No obstante, a unos 10 minutos del museo se halla el Hotel Witte Lelie para que puedas pasar la noche y gozar un poco más de Amberes.

El siglo XV se destacó con la estructura del Castillo de Veves.

El Castillo de Veves es uno de los destinos turísticos más importantes de Namur, y por consiguiente, es uno de los 10 mejores lugares en Bélgica. La ubicación exacta es calle Noisy cinco, la aldea de Celles. Para llegar allí lo realmente aconsejable es que vayas en auto lo cual será un viaje de una hora y media.

Lo sorprendente de la estructura es la cantidad de veces que se ha derrumbado y quemado, y con la misma facilidad con la que ha sido destruido, se ha reconstruido. Se dice que la construcción actual se realizó en el siglo XV, a pesar de que en la revolución francesa obtuvo una gran remodelación.

En su interior contiene reliquias que puedes ver y un gran número de infografías que cuentan su historia desde el esfuerzo de recopilar la información más verídica posible. Gracias al interés que esta edificación generó en las personas locales, es que cada vez que ellos pasaron por alguna dificultad, la infraestructura fue acomodada de cierta forma.

A 10 minutos en auto se sitúa el delicioso restaurante Ostaria La Piave, la cual sirve platillos italianos a tus gustos. Es de realzar que el restaurante incluye una serie de opciones veganas y vegetarianas para las personas que no consumen carnes de ningún tipo o categoría.

El jardín de Annevoie es como uno de película de princesas.

El Castillo de Annevoie, ubicado en el pueblo de Annevoie-Rouillon en la provincia de Namur, es uno de los famosos de la zona. Es el porqué los turistas hacen viajes para visitar estos pueblos poco transcurridos. Para llegar ahí la mejor opción es ir en auto propio o si te encuentras en algún hotel de las cercanías, puedes ir en bicicleta o incluso caminando.

Ciertamente el Annevoie no fue como los demás reinos, ya que aparte de haber sido grande en estructura, lo fue de igual manera en terreno. Hoy en día conserva su diseño, gracias a esto es que varias personas van a visitarlo. El jardín posee varias fuentes que hacen muy impresionante la entrada y su flora es algo inigualable.

También tiene un lago que rodea el establecimiento, y en su interior muestra los relatos desde que fue creado, hasta su última actualización referente al castillo. Es un destino perfecto para ir en familia y gozar en conjunto de lo que la estructura es ahora.

Uno de los hoteles a las cercanías de este atractivo turístico es el Gites Villa Delorina. Es un sitio bastante amplio con varias piscinas, pero lo más importante de todo es que las habitaciones son cómodas. Cabe destacar que es como una gran casa, lo que hace que la estadía sea con mayor personalización.

Es uno de los lugares en Bélgica que realizan actividades para niños.

Namur es la provincia de los palacios por excelencia, y por si fuera poco, el Castillo de Lavaux-Ste-Anne es otro de los atractivos de Bélgica entre sus lugares turísticos. Se ubica a las cercanías de Rochefort, específicamente en la calle Rue du Chateau.

La ventaja del espacio es que es bastante grande, incluso puede ser comparado con el reino en el que habita la Reina de Corazones de la película Alicia en el país de las Maravillas. Otra de las cosas llamativas es lo colorido de este que, a comparación de todos los castillos al estilo gótico, sobresale entre lo común.

Uno de los servicios que ofrece el castillo es vestir a los más pequeños de casa. Cuando se dice vestir se refiere a disfrazar, de esta manera es muy ameno ir en familia para que así los niños de la casa se diviertan al mismo tiempo que aprenden un poco de información acerca de cultura general de su país.

Si deseas comer bien y en un entorno sereno y puro, el restaurante Couleur Basilic tiene que ser tu decisión. Queda a menos de 20 minutos en carro propio, y es perfecto para comer cualquier tipo de comida ya que preparan desde comida belga hasta comida francesa.

37. Palacio de los Príncipes Obispos

En su interior se encuentra diseñado de una manera muy antigua.

El Palacio de los Príncipes-Obispos es un gran monumento en el que actualmente se ubica el palacio de justicia y administración federal. Para encontrarlo en Valona, solo debes dirigirte a la plaza Saint- Lambert ya que el palacio está allí. Es muy fácil llegar, solo debes tomar un bus desde la estación principal de tren de Lieja.

Es un palacio que tiene muchísimos años de existencia y al mismo tiempo no los tiene, esto se debe a que el Palacio de los Principes-Obispos, como tal, fue construido en el año 1000. Años más tarde surgió un accidente con fuego y fue incinerado. Esto dio lugar a que el príncipe Érard La Marck reconstruyera el palacio y muchos años después volvió a sufrir un daño.

A pesar de todos los acontecimientos por los que el Palacio de los Príncipes-Obispos ha pasado, hoy en día está muy bien conservado y muy bien acondicionado. Es un área en donde lo que se puede hacer es admirar los objetos antiguos que contiene en su interior y los minuciosos detalles que tiene en su decoración.

En el centro de Lieja se encuentran muy buenos restaurantes, y pese a que la población no es especializada en gastronomía o tampoco se le conoce por ello, es importante destacar que no puedes irte de allí sin antes comer. Uno de los mejores restaurantes es el llamado Domino Steak House, el cual no tiene un tipo de comida definida pero si se definen porque los platillos con mariscos son excelentes.

38. Mercado Dominical de La Batte

Es el mercado más famoso y visitado de Valona

El Mercado de la Batte es uno de los mercados con gran relevancia y antiguo para el país. El nombre “Batte” se origina de “atacar” pero esto no tiene nada que ver con el verdadero propósito del mercado el cual es brindar las artesanías populares de Bélgica. Queda en el sector La Batte en la ciudad de Lieja y es uno de los mejores lugares de Bélgica para visitar.

El mercado se ha señalado como el más extenso de Europa, no tiene nada que desear a los demás, y dicen que está en funcionamiento desde los años 1500. Para comprar allí, debes esperar a que sea domingo ya que solo se realiza la venta ese día en específico. Ese es el día en el que una considerable población no trabaja, o simplemente tienen ese día con flexibilidad de horario.

Por ser uno de los mercados con mayor magnitud de Europa, tiene gran variedad de qué comprar. Las frutas y legumbres es lo que cotidianamente los habitantes compran, pero de igual manera es un mercado para turistas, porque puedes comprar otras cosas como libros o objetos de recuerdos del viaje a Bélgica.

Si el día que visites La Batte no es domingo, no tienes por qué preocuparte, ya que hay un montón de hospedajes en el país que pueden auxiliarte a un precio muy accesible, incluso es considerado como uno de los destinos baratos de Bélgica. Dentro de la lista de hoteles que se encuentran en esta ciudad está el Chez Mamy. Queda a siete minutos del Mercado si vas en carro, pero si vas a pie, puedes agarrar un atajo de cinco minutos.

39. SPA Francorchamps

Es la pista de carrera más importante de Bélgica.

Siendo uno de los mejores sitios de ocio en Bélgica está el circuito de carreras Spa-Francorchamps el cual tiene como nombre dos localidades de Lieja. Allí se realizan las carreras de carros más importantes del país. Para ir, solo debes buscar en las estaciones principales como Bruselas la ruta a la estación Spa o si vas en carro, será un viaje de aproximadamente una hora y media.

Fórmula Uno y el Campeonato Nacional de Resistencia son dos de los grandiosos eventos que se realizan en esta pista, donde asistente desde población belga hasta personas de otros continentes para ser partícipe de estos históricos acontecimientos del ámbito de carreras automovilísticas.

Es un sitio excelente para ir en familia, ya que hay actividades para niños y adultos como lo es el paseo alrededor de la pista o la admiración de la pista desde una terraza. Y qué mejor que tener una fresca caminata por los senderos cercanos a la pista, es una experiencia única y entretenida.

No necesariamente tienes que ir en pareja para hospedarte en el Romantik Hotel le Val d’Amblève, un lugar súper ostentoso y con todos los servicios para tu perfecta comodidad. Cuentas con sauna y un bar-restaurante. Desde el Spa-Francorchamps son nueve minutos en carro, pero no debes preocuparte porque el hotel tiene su propio estacionamiento.

Bélgica: Mucho más de lo que esperas

​Bélgica es, sin duda, uno de los países más hermosos de Europa.​​​Conclusion

Este hermoso país demuestra que siempre se puede salir adelante a pesar de las adversidades, y es que pese a las terribles guerras y combates que Bélgica vivió, es ahora uno de los países con los mejores monumentos del mundo, sin contar las maravillas naturales que Las Ardenas ofrecen.

En otro contexto totalmente diferente de las historias tristes, las ciudades belgas brindan sonrisas a las personalidades que estén dispuestas a indagar en su cultura con sus actividades y costumbres. Esto lo logran progresando cada día e invirtiendo en estudios universitarios o innovaciones para el futuro.

No solo hay bonitas arquitecturas antiguas, sino que las personas emprendedoras del presente también se esmeran construyendo negocios de alta gama. Como ejemplo están los hoteles y los museos contemporáneos, ya que más allá de su excelente atención, brindan lugares únicos. Es una excelente opción para viajar en el 2019.

Bélgica en definitiva no tiene nada que desearle a los países de su alrededor, ya que contiene una diversidad de terrenos y ambientes en un solo punto, lo que hace el turismo súper ameno. Además, una de sus ventajosas cosas es el medio de transporte más atractivo del mundo como lo es el tren.

En orden de aparición de las fotos:

1. Lugares turísticos de Belgica (Introduccion): Fran Villena (Flickr)
2. Ciudad De Gante: juan jose aparicio arriola (Flickr)
3. Ciudad De Dinant: Guillaume Vachey (Flickr)
4. Río Lesse: Claudio (Flickr)
5. Ciudad De Brujas: Miquel Fabre (Flickr)
6. Ciudad De Ostende: Francisco Gonzalez (Flickr)
7. Ciudad De Diksmuide: Dick Sijtsma (Flickr)
8. Ciudad De Lieja: Elena Donosa (Flickr)
9. Ciudad De Oudenaarde: Oli4.DFollow (Flickr)
10. Ciudad De Las Ardenas: Luis Miguel Justino (Flickr)
11. Ciudad De Lovaina: Daniel Sánchez (Flickr)
12. Ciudad De Amberes: Gregorio Puga Bailón (Flickr)
13. Monaterio De Abadía De Villers La Ville: vermaelen willy (Flickr)
14. Ciudad De Namur: Kraken_Boy (Flickr)
15. Municipio De Damme: Miquel Fabre (Flickr)
16. Ciudad De Malinas: Ana (Flickr)
17. Museo De La Fotografía De Charleroi: @carolocentriste (Instagram)
18. Ciudad De Durbuy: zweetsmoel (Flickr)
19. Municipio De Roche-En-Ardenne: Martin Pennings (Flickr)
20. Aldea De Celles: Giovani Racca (Flickr)
21. Plaza De Saint-Lambert: Arcadiuš (Flickr)
22. Ciudad De Tournai: fdecomite (Flickr)
23. Zoológico De Amberes: Tnarik Innael (Flickr)
24. Mini-Europe: Maria Firsova (Flickr)
25. Catedral De San Miguel y Santa Gúdula De Bruselas: Pablo Cueva (Flickr)
26. Real Museo De Las Fuerzas Armadas y De Historia Militar: @igr_msk (Instagram)
27. Catedral De Notre-Dame De Tournai: Teresa Grau Ros (Flickr)
28. Municipio Waterloo: Dr Les (Leszek – Leslie) Sachs (Flickr)
29. Museo De Wellington: Greg Hewgill (Flickr)
30. Castillo De Gravensteen: Ana (Flickr)
31. Campanario De Brujas: VarockAndRoll (Flickr)
32. Castillo De Cartier: garzhia (Flickr)
33. Museo De La Moda De Amberes: @sofievalkiers (Instagram)
34. Museo Red Star Line: Fred Romero (Flickr)
35. Castillo De Veves: Nine LaMaitre (Flickr)
36. Castillo De Annevoie: serge paulus (Flickr)
37. Castillo De Lavaux-Ste-Anne: @debelgianboy (Instagram)
38. Palacio De Los Príncipes-Obispos: A.Davey (Flickr)
39. Mercado Dominical De La Batte: Hans Porochelt (Flickr)
40. Spa-Francorchamps: Nicolas Frenay (Flickr)
41. Lugares turísticos de Belgica (Cierre): David Stanley (Flickr)

>

Tour de la Entrada y el Lobby

Tour de la Habitación

Tour del Kid's Club

Tour de la Playa

Tour del Teatro

Tour del Restaurante

Tour del Restaurante

Tour del Restaurante

Tour del Restaurante

Tour de la Piscina

Tour de la Piscina

Tour de la Piscina

Tour de la Habitación

Tour de la Habitación

Tour de la Habitación