¿Cómo viajar en autobús por Sudamérica 2019? (+Mejores rutas y precios)

Sudamérica es apasionante. No en vano es una de las destinos elegidos por mochileros de todo el mundo cada año.

Sin embargo, uno de los principales problemas con los que nos encontramos cuando queremos planificar un recorrido por Sudamérica, es que las distancias son enormes.

Si a esto le sumamos los altos precios de los boletos de avión en la región y el hecho de que prácticamente no existen trenes (Excepto unas pocas rutas en Argentina y Bolivia), fácilmente llegaremos a la conclusión de que la mejor opción es viajar en autobús…

Por esto he decidido armar un post con todo lo que necesitas saber para que planifiques tu viaje por Sudamérica sin tener que pasar horas investigando.

En este artículo veremos:

    ¿Cómo comienzo a planificar mi viaje? Primeras preguntas

    Antes que sigas leyendo, voy a jugar a leerte la mente. Cuando te hablo de viajar en autobús por Sudamérica puede que pienses que:

    • Es muy incómodo (¿cómo voy a soportar tantas horas metido en un autobús? ¿cómo duermo? ¿y la comida? ¿y los baños?)
    • Es muy inseguro (¿no roban mucho en las vías? ¿las fronteras no son peligrosas? ¿y qué me dices del estado de las carreteras?)
    • Es muy complicado (¿dónde compro los boletos? ¿cómo paso las fronteras?)

    ¿Que cómo lo sé? Porque esas son las preguntas y preocupaciones que me han expresado una y otra vez así que a continuación te lo explico todo, para que solo te tengas que preocupar por elegir la ruta y disfrutar de tu viaje.

    Empecemos:

    Viajar en autobuses de larga distancia no es para nada aburrido ni (tan) incómodo

    La primera pregunta que me venía a la mente una y otra vez al planificar el viaje era: ¿y qué voy a hacer tantas horas en un autobús?

    “¡Me voy a aburrir, va a ser un suplicio!”

    Pues para tratar de distraerme, lo que hice fue llevarme un par de libros y un mp3 lleno de música de cada región (Mientras cruzaba Colombia escuchaba vallenato y Carlos Vives, por Ecuador y Perú cumbia y así)

    Pero ¿saben qué? Prácticamente no me hicieron falta.

    Podía estar horas (no exagero) viendo el paisaje por la ventana. Y se los garantizo, en ningún momento me sentí aburrido o cansado.

    Es que, de verdad los paisajes de Sudamérica son es-pec-ta-cu-la-res. Y no hablo solo de Machu Picchu o el Salar de Uyuni.

    Cada vista desde el autobús a medida que recorríamos los andes venezolanos, la región de Pasto en Colombia, las playas del norte del Perú, los campos del sur de Ecuador, la ruta que bordea el lago Titicaca, el desierto de Atacama en Chile y más me hacían decir:

    ¡Qué bella es Sudamérica! Lo recuerdo, y se me hace una sonrisa en la cara.

    Cómo dormir en los autobuses en Sudamérica

    Continuando mi planificación, la siguiente pregunta era: ¿y cómo vas a dormir en los trayectos que pasen las 24 horas de viaje?

    La verdad, el tema del sueño depende mucho de cada quien.

    Yo por ejemplo, puedo dormir sin problemas en mi asiento del autobús (Claro, si hay un hueco en la vía y el autobús salta pues me despierto, pero general no hay mayor inconveniente)

    A ver, no digo que sea lo más cómodo, no te voy a mentir, pero tampoco es imposible dormir de esa manera.

    La comida y los baños: planificar, prevenir y disfrutar

    Y… ¿Cada cuánto podremos comer?

    A menos que vayas en un autobús VIP con terramozas y servicio de comida a bordo (como me tocó en la ruta Lima-Cusco), la verdad es que la comida siempre va a correr por tu parte.

    Mi recomendación es llevarte tu propio arsenal de refrigerios (ligeros) como galletas, frutas resistentes (nada de cambures o lechosa) y frutos secos.

    Y muy importante: sabes que algún alimento te cae pesado ni se te ocurra comerlo durante el viaje en el autobús, debido a…. los baños:

    Llegamos al único punto que si bien no es “el fin del mundo”, para algunas personas puede ser un poquito fuerte.

    He de decir que hay que llevar papel higiénico, jabón y shampoo porque no los vas a conseguir en ningún autobús y casi en ninguna de las paradas intermedias.

    Como decía anteriormente, también hay que evitar cualquier malestar estomacal, ya que muchas veces los baños de los autobuses no funcionan o solo permiten orinar y el tiempo de paradas promedio es cada 6 (viajes menores a 24 horas) u 8 horas (más de 24 horas)

    La seguridad no va a ser un problema siempre y cuando te mantengas atento

    ¿Qué tan seguro es viajar en autobús? Veamos.

    Si pensamos en la seguridad personal por delincuencia (Robos, asaltos) diría que en líneas generales no hay mayor problema. Lo más común son hurtos por descuido en el autobús, por lo que te recomiendo tener siempre tus cosas contigo (Pasaporte y dinero fundamentalmente)

    (La única excepción es en Venezuela, donde recomiendo que -especialmente hacia los estados orientales- se evite viajar de noche).

    Y si nos referimos a la seguridad respecto a un accidente, la principal recomendación que les puedo dar es que siempre se vayan en autobuses de línea (no importa si son económicos o costosos) y no se arriesguen a tomar los autobuses “piratas” que normalmente son improvisados y que agarran pasajeros en las calles cercanas a los terminales.

    Las fronteras: El viaje no es tan complicado como se piensa

    Párrafos descriptivos 6La mayor preocupación que tiene mucha gente (incluyéndome en los días previos al viaje) es el miedo a cruzar fronteras “a pie”.

    Las películas estadounidenses sobre Tijuana y Ciudad Juárez no ayudan mucho, ya que uno piensa que todas las fronteras son zonas inseguras y llenas de bandidos.

    Pero la verdad es que no es así.

    Al contrario, son sectores fuertemente militarizados donde lo único importante es tener los papeles en regla.

    Así, para los que viajen solo con su DNI o Cédula, les recomiendo que también tengan a mano su pasaporte ya que les puede ser requerido en cualquier momento del viaje.

    Y finalmente, lo mejor de todo:

    Los precios de los autobuses en Sudamérica te permitirán viajar con (muy) poco dinero en el bolsillo

    Viajar en autobús por Sudamérica es económico.

    Realmente económico cuando comparamos con los precios de los buses en Europa o Estados Unidos. (Quizás el único país de la región en el que vi que los precios eran altos fue en Colombia).

    En promedio, puedes calcular un precio de 2 dólares por cada hora de recorrido (En Ecuador es 1 dólar y en Bolivia como 1,5 dólares). Claro, todo varía de la temporada, la línea y la categoría del autobús.

    Ahora sí, como regalo por haber llegado hasta aquí te dejo la tabla resumen de precios y distancia con la mayoría de rutas internacionales (y algunas nacionales) para cada país.

    RutaDuraciónPrecio (Min)Empresas
    Bogotá-Quito19 horas60 USDAhumada | Cata | El Rápido | Ormeño
    Buenos Aires-Asunción18 horas50 USDCrecera | El Rápido | Nueva Godoy
    Buenos Aires-Iguazú20 horas60 USDCrecera | El Rápido | Andes Mar
    La Paz-Uyuni12 horas20 USDTrans Omar | Panamericana
    Lima-Cusco22 horas40 USDCromotex | Tepsa | Flores
    Quito-Lima36 horas90 USDOrmeño | Rutas | Cruz del Sur
    Santiago-Buenos Aires20 horas60 USDAhumada | Cata | El Rápido
    Montevideo-Río de Janeiro120 USDEga | Vendas
    Caracas-Manaus30 horas100 USD (Aprox)Eucatur
    Lima-Arequipa12 horas25 USDFlores | Oltursa | Civa

    Esta tabla irá creciendo, ya que estoy preparando una tabla mucho más completa con más de 50 rutas de autobús en Sudamérica, incluyendo sus precios, duración, compañías y mucho más.