El Top 10 de los Mejores Lugares Turísticos de Alemania para visitar este 2020

La república de Alemania posee grandes obras de arquitectura basadas en las culturas grecolatinas.

Alemania, país que se ubica en el centro de Europa, es el segundo destino con más emigrantes en todo el mundo. Su principal atractivo lo constituyen las grandes obras arquitectónicas que van desde catedrales hasta castillos gestados en épocas pasadas, varios de ellos considerados como Patrimonio Cultural por la Unesco.


Impregnada de la influencia de culturas clásicas como la romana y la griega, la república alemana consiguió posicionarse entre las más visitadas durante los viajes durante cualquier estación del año. Con sus zonas silvestres, sus bosques y sus ríos, no falta quien vaya desde cualquier rincón del planeta para querer apreciar la tierra de los hermanos Grimm.

Su capital, Berlín, posee una importancia histórica mayúscula, teniendo marcado entretenimiento turístico como el gran muro o la puerta de Brandeburgo, por donde pasaban los antiguos emperadores del siglo XVII. Por otra parte, los Alpes bávaros y la selva negra resultan un destino único para querer viajar a Alemania, puesto que sus extraordinarias reservas naturales son perfectas para hacer vida al aire libre.

A continuación verás los lugares más hermosos que debes tomar en cuenta en tu viaje a Alemania.

En este artículo veremos:
Berlín es reservorio de las más grandes muestras artísticas propias del neoclasicismo europeo.

La bella Berlín, capital de Alemania, se encuentra ubicada al noreste del país y es ideal para visitarla. Se llega a ella desde Potsman, a través de la red de trasporte público S-Bahn, en un viaje que solo tarda 42 minutos por carretera.


Si estás preparando un viaje único, conocer Berlín será una experiencia extraordinaria. Famosa por sus centros culturales, entre los cuales destaca el Museumsinsel, Berlín posee un reservorio en cuanto a pintura y escultura del arte griego, egipcio y romano.

Es viable la opción de conocer la Puerta de Brandeburgo, un emblemático lugar de estilo neoclásico que antiguamente era la entrada principal a la ciudad, y en la es posible sacar un sinfín de fotografías, pues conserva una marcada huella de los griegos. De igual forma, tienes los parques naturales Mauerpark y Tiergarten para hacer algún deporte y disfrutar la vida al aire libre.

Con respecto a tu alojamiento, Berlín cuenta con los hoteles NH Collection Berlin Mitte Friedrichstrasse y Meliá, los cuales tienen una gama de servicios espléndidos, entre ellos:

  • Cocina personalizada
  • Casinos
  • Acceso a perros.
  • Wi-Fi gratuito
Piérdete entre los monumentales edificios de Frankfurt

Uno de los lugares más bonitos de Alemania es Frankfurt, ubicado en la parte central de este país. Se puede llegar desde Berlín, en un recorrido de cuatro horas por tierra, aproximadamente. Aunque si deseas tomar el tren, tu viaje durará dos horas y media, reservando tu boleto con dos días de antelación.


Conocido como Fráncfort del Meno, este hermoso paraíso está lleno de maravillosos lugares de atracción turística, donde te deleitarás todo un día viendo los rascacielos y las casas de madera en el antiguo casco de la ciudad.

Asimismo, vivirás una fantástica experiencia al recorrer el Valle del Rín, enamorándote de sus impresionantes castillos medievales y navegando en barco. Los viajes por tierra son una buena opción, sobre todo si tomas el autobús y te pierdes en la hermosura de los paisajes.

Entre los hoteles que hallarás en Frankfurt, el Radisson Blu es de los mejores, ya que ofrece un servicio de hospedaje de primera, pudiendo disfrutar de piscina, gimnasio y cocina particular para que prepares tus propios alimentos. No lo pienses más. Frankfurt está entre los más destacados atractivos de Alemania..

Rodeado de amplios y preciosos jardines, Stuttgart es ideal para actividades como el ciclismo.

Si no sabes qué hacer en Alemania, Stuttgart es una bonita ciudad, recomendable para hacer fascinantes visitas. Situada entre Frankfurt, Múnich y Karlsruhe, el acceso a ella por tren desde Berlín es de seis horas y 51 minutos, aproximadamente.

Cuenta con variados lugares de concentración turística como los Jardines de Schlossgarten, propios para pasear, montar en bicicleta y disfrutar de un día de barbacoa. De igual forma, está a tu disposición la Galería de Arte Kunstmuseum Stuttgart que reserva increíbles obras contemporáneas.

Para una estadía cómoda y amena, el hotel NH Stuttgart Airport cuenta con:

  • Zona de recreación privada
  • Gimnasio
  • Pista de baile

Además, está ubicado muy cerca del aeropuerto Central. Si eres amante de la vida nocturna, Stuttgart tiene los mejores bares y discotecas para que pases una noche única, ofreciéndote, además, una selección de comida y bebida que va, desde la famosa ensalada de patatas Kartoffelsalat, hasta el suculento vino Trollinger.

 
Recorre las casas medievales y ve en busca de las grandes exposiciones de la localidad.

Entre los lugares hermosos de Alemania para hacer viajes, Múnich es de los primeros. Esta ciudad, capital de Baviera y centro de múltiples visitas, se encuentra a siete horas de Berlín, pudiendo acceder a ella en autobús, o en tren, por la empresa DB.

Múnich se caracteriza por ser una localidad con mucha afluencia de turismo, pues es albergue de increíbles espacios como el Alte Pinakothek, un museo de pintura antigua que abarca obras desde la Edad Media hasta principios del siglo XIX. Asimismo, tienes el famoso Museo Deutsches, para deleitarte con exposiciones que develan la evolución de la tecnología.

Una de tus opciones para contemplar este paraíso alemán es el Parque Olímpico de Múnich, el cual ha sido testigo de importantes actividades deportivas, entre ellas, competencias de atletismo.

Entre los hoteles a elegir para tu hospedaje, el Excelsior te ofrece grandes comodidades, contando con un diseño moderno con detalles bávaros de época y disponiendo de:

  • Conexión WiFi gratuita
  • TV con canales Sky
  • Baño privado con artículos de aseo
Heidelberg es una de las ciudades más románticas de Alemania.

Heidelberg, situada al noreste de Baden-Wurtemberg, Alemania, es una hermosa localidad que se alza entre Mannheim y Ludwigshafen. Si quieres hacer visitas en este fantástico lugar, trasládate mediante un viaje de cinco horas en tren desde Berlín.

Si buscas impresionarte con zonas delirantes, Heidelberg cuenta con muchas de ellas. De entrada, contempla el Castillo de Heidelberg, una majestuosa construcción que data del siglo XIX y que es el mejor testimonio del romanticismo alemán, convirtiendo a la localidad en uno de los lugares históricos en Alemania.

Es posible que viajes a la antigua Altstadt, ubicada debajo del castillo, y que tiene en sus adentros pintorescas calles y edificios del barroco. Del mismo modo, se encuentra la Iglesia del Espíritu Santo, dotada de innumerables elementos del arte gótico.

La oferta de hoteles en Heidelberg es muy amplia. Es viable que halles alojamiento en el hotel Europaischer Hof Heidelberg, disfrutando de:

  • Habitaciones amplias
  • Techos altos
  • Decorados al estilo clásico
  • Servicio de sap
  • Cocina
  • Piscina.
 
La estatua de Roland es actualmente Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO.

Bremen se posiciona entre los lugares hermosos de Alemania, puesto que es de una belleza física impresionante. Situada en Baja Sajonia, esta localidad es accesible desde Berlín, en un viaje por tierra de aproximadamente tres horas y 40 minutos.


Entre sus destinos atrayentes, Bremen cuenta con la Estatua de Rolando, un monumento histórico hecho de piedra y calizo que se sostiene a una columna de piedra arenisca, reflejando el sentido de la justicia y la libertad. Tienes la Galería de Arte, una imponente edificación que tiene en sus adentros magnificas obras del arte neoclásico y romántico.

Asimismo, se encuentra la Catedral de San Pedro, que data del siglo XI, y que conserva una simpática vista del Ayuntamiento de Bremen, lugar ideal para atesorar tu visita en una espectacular fotografía.

Por otra parte, si deseas una estadía de calidad, pudieras alojarte en hoteles de la talla de Dorint Park, que además de estar cerca del aeropuerto, te ofrece:

  • Productos de higiene personal gratuitos
  • Piscina
  • Bañera de hidromasaje
Disfruta de la majestuosidad de los Alpes desde una caminata por la Plaza del Castillo.

Dusseldorf es una pequeña localidad situada entre Aquisgrán y Dortmund. Si optas por la vía férrea en una de estas dos ciudades, llegarás en tan solo una hora, reservando tu boleto dos días antes del viaje.

Existen muchas razones por las que Dusseldorf es uno de los lugares más visitados de Alemania y, entre ellas, destaca el poseer variados centros de entretenimiento, propios para el turismo, como lo es La Burgplatz (Plaza del Castillo), un espacio épico que guarda en sus entrañas un Museo de Navegación y una cafetería con vista seductora.

Asimismo, las playas del Rin tienen un agradable paisaje que enseña el centro de Dusseldorf y se encuentran a tan solo 20 minutos caminando desde el centro. Un lugar para que disfrutes de la vida al aire libre y contemples la naturaleza.

Si buscas sitios para distraerte en la noche, recomendable es que visites el Altstadt, una reconocida zona que se halla dentro del Ayuntamiento y que posee un sin fin de bares con destilería de cerveza y vinos rojos.

Baden Baden pertenece al estado de Baden-Wurtemberg, en Alemania. Se ubica en el Valle del Oos, sobre las laderas de la selva negra. La distancia entre esta bella localidad y Berlín es de 11 horas y 55 minutos por tierra, así que toma un autobús en el centro de la capital alemana.

Si vas en busca de lugares para contemplar la naturaleza o hacer actividades al aire libre, te encontrarás con el Lago Mummelse, una espléndida reserva hidrográfica en la que puedes hacer caminatas y esquiar. En la tienda de la montaña encontrarás todo tipo de objetos tradicionales para que lleves recuerdos de tus visitas.

Los casinos de Baden Baden pueden formar parte de tus lugares de entretenimiento cuando viajes, ya que cuentan con entrada gratuita y una carga folclórica percibida desde su fachada. La construcción es toda una joya arquitectónica.

Entre los hoteles a elegir para hospedarte, tienes el Haus Weinberg que cuenta con

  • WiFi gratuito
  • Aire acondicionado
  • Salón compartido
  • Casino

Además, sus compartimientos ofrecen balcones con vista al jardín. Una alternativa imperdible en tu viaje a Alemania.

Potsdam, de bellos palacios y jardines, y antigua residencia de los reyes prusianos.

La fantástica localidad de Potsdam es la capital de Brandeburgo, ubicada entre Berlín y el río Havel, en Alemania. Es posible ingresar a ella por vía terrestre o en tren, en un lapso de tiempo de 30 minutos, aproximadamente.

A pesar de ser pequeña, Potsdam tiene muchos sitios sugerentes que vale la pena conocer, entre ellos, el Palacio de Charlottenhof, una preciosa villa neoclásica con aires romanos, construido sobre una granja antigua y que representa uno de los mejores lugares para visitar en Alemania.

Asimismo, encontrarás el Puente de los Espías, que une el lugar con la capital alemana. Este sitio, escenario de la Guerra Fría, es uno de los más frecuentados por los turistas en sus viajes, pues conserva una impresionante vista, digna de muchas fotografías.

Si buscas degustar tu paladar, solo tienes que dirigirte a uno de los restaurantes destacados, pudiera ser el Buena Vida Coffee Club, establecimiento de ambiente familiar para que contemples la cotidianidad con una hamburguesa, un pastel de piña y una taza de chocolate. Todo esto, solo en un lugar: Potsdam.

 
Descubrirás los escenarios donde se filmaron películas como Harry Potter.

Perteneciente al distrito de Ansbach, Rothenburg Ob Der Tauber es uno de los lugares bonitos en Alemania para realizar viajes. Para llegar hasta esta belleza, toma un tren en Berlín, el cual te trasladará en cinco horas y 45 minutos.

Entre sus fantásticos atractivos se encuentran las grandes murallas, un épico lugar que te hará sentir en un ambiente medieval, pues sus calles y plazas están hechas con diseños y colores propios de la Edad Media. Además, el escenario ha servido para el rodaje de películas como Harry Potter.

Otro maravilloso sitio para tus visitas es la Torre Blanca, entrada de la muralla interior y más pequeña, la cual conserva la esencia de comunidades judías que vivieron hace más de tres siglos en Alemania. Este paradisiaco destino es un punto fotográfico que no debes perderte cuando hagas turismo en Rothenburg Ob Der Tauber.

El hotel Romantik Markusturm está entre las mejores opciones para que pases una estadía agradable, pues sus servicios son de alta calidad, destacándose por sus habitaciones amplias y deliciosos desayunos compuestos por:

  • Zumos
  • Algunas bollerías
  • Pan tostado
¿10 no son suficientes?
Pues sigue leyendo para que descubras más lugares increíbles en Alemania
Si quieres saber la hora de cualquier lugar, visita el Reloj Mundial de la plaza Alexanderplatz.

Cerca del centro de Berlín, se encuentra la Plaza Alexanderplatz, destacada entre los lugares para visitar en Alemania en invierno, y cercana al río Spree y al Palacio Real de Berlín. Su acceso es muy fácil, pues si caminas desde la Isla de los Museos, estarás ahí en tan solo 10 minutos.

Son muchas las cosas llamativas que encontrarás, sobre todo si tomas en cuenta que es una de las plazas más modernas de Berlín. Para empezar, tienes la Torre de Televisión, que sobresale con su enorme antena y desde donde se toman increíbles fotografías a los paisajes tan cautivadores.

Aprovecha tu visita para darle una ojeada al famoso Reloj Mundial, el cual está ubicado en el lado este de la plaza y que, de forma rotatoria, marca las horas de cualquier rincón del mundo.

Cuando desees degustar algún platillo, el Dinea Restaurant te muestra una oferta imperdible en:

  • Sopa de mariscos
  • Jugos de naranja
  • Pasteles de frutas silvestres

Además, el establecimiento cuenta con estacionamiento privado para la seguridad de tu vehículo.

Desde el castillo de Quedlinburg se aprecian espectaculares paisajes

La seductora ciudad de Quedlinburg es otro de los tantos destinos imperdibles en Alemania, y se halla en Sajonia-Anhalt, a orillas del río Bode. Si estás en Berlín y tomas un tren, en tan solo dos horas y 41 minutos te encontrarás en este paraíso.

Quedlinburg es ese lugar de cuentos de hadas que te cautivará con su encanto. Sus bellos monumentos, que van desde edificios con madera cromada, hasta casas de vigas entramadas que datan de la Edad Media, representan un medio de entretenimiento que invitan a hacer no una, sino muchas visitas.

Asimismo, tienes la opción de ir al Castillo de Quedlinburg, el cual se ubica al pie de una montaña desde donde unas fotografías embelesadoras serían perfectas para que atesores tus momentos allí.

Para tu hospedaje, cuentas con la famosísima Torre del Horror que se eleva en la antigua muralla y por cuyo nombre no debes preocuparte, pues lejos de darte miedo, te permitirá pasar una noche fantástica en sus acogedores departamentos turísticos. Cuando busques lugares que ver en Alemania, Qedlinburg no puede faltar.

El Muro de Berlín es centro de manifestaciones artísticas y culturales.

El famoso Muro de Berlin, considerado entre los destinos impresionantes de Alemania, se alza entre East Side Gallery y la estación Ostbahnhof en el distrito de Friedrichshain, pudiendo llegar en metro o autobús. Esta construcción forma parte del patrimonio alemán, lo que lo vuelve un sitio imprescindible para visitar durante los viajes.

Si vas en busca de entretenimiento en esta zona, no solo te espera una pared cargada con pinturas que develan datos secretos, sino que tienes la oportunidad de conocer museos con la historia del muro y grandes obras artísticas.

En la East Side Gallery tienes la galería de arte al aire libre más extensa de todo el mundo, cuyos murales exponen diversos puntos de vista con respecto al muro, dignos de ser fotografiados una y otra vez.

Es posible que con tu tarjeta turística le hagas una visita a la Topografía del Terror, una impresionante exposición centrada en el horror Nazi y que se ha vuelto de los lugares famosos en Alemania.

 

14. Hamburgo

Pasa por los puertos de Hamburgo y da un paseo en barco hasta el norte de Baja Sajonia.

Hamburgo es famosa no solo por su gran número de habitantes, sino porque se encuentra cerca de Baja Sajonia, uno de los destinos turísticos de Alemania. Si deseas conocer el lugar, el acceso desde Berlín por tren te tomará un tiempo de una hora y 43 minutos, aproximadamente.

La localidad de Hamburgo resulta tentadora para conocer, sobre todo si visitas el Puerto que allí se encuentra, el segundo más grande de Europa y en el que se realizan paseos en botes para contemplar la majestuosidad de los barcos que llegan de todo el mundo.

Ahora que si buscas explorar sitios históricos, tienes el Museo de Historia, cuyo reservorio cuenta con espectaculares muestras y exposiciones que relatan leyendas de piratas y marineros. Además, el lugar realiza tours turísticos durante la noche.

Para tu hospedaje, Hamburgo tiene magníficos hoteles como el Courtyard by Marriott Hamburg City, que además de encontrarse muy cerca del aeropuerto principal, te ofrece un servicio basado en:

  • Restaurante
  • WiFi gratuita
  • Centro de fitness
Permítete pasear por los valles de Oberammergau a través del fabuloso teleférico.

En Baviera se encuentra un pequeño Municipio llamado Oberammergau, que se alza en el Valle del río Ammer y representa el lugar con mayor carga religiosa en Alemania. Para llegar a este mágico destino, los viajes desde Múnich por tren son de dos horas y 54 minutos.

En este pueblo de ensueño, muchas son las cosas que hallarás para que te la pases increíble. En primer lugar, tienes las famosas casas pintadas con imágenes de Caperucita Roja y Hansel y Gretel, que te harán vivir como en un verdadero cuento de hadas. Ve en busca de la Pilatushaus de Oberammergau, una construcción en la que, a medida que te acercas, parece que estás ante una imagen en 3D.

Otro lugar a visitar es el famoso Teleférico Histórico que mide 1.684 metros de longitud, desde donde se toman hermosas fotografías de los Alpes y los Parques Acuáticos. Aquí descubrirás otro de los sitios de interés en Alemania.

Los hoteles en Oberammergau están a la orden del día con servicios de excelente calidad, y para comprobarlo, hospédate en el “Wittelsbach”, que tiene para sus clientes:

  • Wii gratuito
  • Cocina bávara
  • Desayuno buffet gratis
Observa la elaboración de instrumentos musicales en el Museo Histórico de Geigenbaumuseum.

Si vienes a Mittenwald, tendrás la gran oportunidad de conocer uno de los lugares más lindos de Alemania. Situada en el estado de Baviera, esta localidad tiene a la provincia de Múnich muy cerca y su acceso desde ella es de tan solo de una hora y 40 minutos en tren.

En la laguna de Garmisch-Partenkirchen, famosa por sus saltos de esquí, se alquilan barcas para navegar y contemplar un hermoso paisaje que no se debe dejar de fotografiar. Además, el lugar es perfecto para que tomes el sol y te bañes en sus cristalinas aguas.

Entre los rincones para visitar, tienes el Museo Histórico Geigenbaumuseum, dedicado a la fabricación artesanal de violines, celos y violas, y en cuyo interior hay un espacio ambientado para exposiciones y música en directo.

El Hotel Franziska está dentro de tus opciones de hospedaje, ya que cuenta con servicios para que pases una estadía fantástica:

  • Habitaciones de estilo rústico
  • Tv por cable
  • WiFi gratis
  • Baño con sauna
En la Casa de la Ópera disfrutarás de las más bellas obras al estilo renacentista.

En el estado de Sajonia, al oriente de Alemania, está ubicado el majestuoso Semperoper, un centro de ópera estatal que constituye la institución cultural por excelencia. Se encuentra a orillas del río Elba, a 15 minutos de la estación central de trenes.

Si eres de los que ama la esencia de la cultura, visitar este bello templo hará que vivas una experiencia única. En el sitio hay una casa de ópera que data del siglo XVII y que conserva gran parte de los estilos grecolatinos, renacentistas y barrocos, además de tener un interior con una elegancia que hechiza.

En las afueras del edificio, abundan monumentos de algunos personajes épicos como Dionisio y Shakespeare, que son iluminados con las luces de la plaza, creando un bello contraste de colores para que te saques las mejores fotografías

El llamado Opera Semper tiene a tu disposición una gama de conciertos durante finales de la tarde, para que disfrutes de música clásica a cargo de grandes maestros como Richard Tauber, lo que hace destacar a Semperoper entre los sitios más visitados en Alemania.

18. Oktoberfest Múnich

Tómate una refrescante cerveza mientras disfrutas del Oktoberfest.

Cuando viajes a Alemania, seguramente escucharás hablar de la esplendorosa celebración llamada Oktoberfest, realizada en Múnich durante el mes de octubre. Se trata de la fiesta más popular del país y una de las que más reúne gente de todo el mundo, teniendo una duración entre 16 y 18 días.

Este evento tiene como temática principal la exposición de la cerveza alemana y se lleva a cabo en el campo Theresienwiese (Prado de Teresa). Entre sus atracciones se encuentra el desfile de trajes tradicionales, en los que se promocionan algunas marcas de cerveza y resulta ganadora la que más visitantes obtenga.

Disfrutarás de comida gratis y las ferias con espectáculos como el polka y la música comercial en vivo, donde se reúnen más de 400 músicos para tocar en los escalones de la estatua de Baviera, una de las más grandes de Europa.

De igual forma, tienes la oportunidad de apartar una mesa antes del evento, bien sea por teléfono, correo o fax, así disfrutarás de los entretenimientos de la fiesta de forma más cómoda. Las condiciones en Oktoberfest están dadas para que vayas con toda la familia y te diviertas sin parar.

 
Sube a la gran cúpula de la iglesia y admira el paisaje de los Alpes de Dresden.

Entre los sitios más importantes de Alemania, se encuentra la Iglesia Frauenkirche, un extraordinario lugar de la era barroca que se destaca por ser uno de los monumentos trascendentales de Europa. La belleza sin igual de esta iglesia hará que siempre desees viajar a Dresden.

Tanto por dentro como por fuera, la iglesia posee una majestuosidad digna de admirar una y otra vez. Al entrar, tendrás una sensación de grandeza impresionante, pues entre sus muros se conserva una energía de siglos y tu voz quedará atrapada entre las paredes, formando el mejor espectáculo sonoro.

Cuando subas a la hermosa cúpula que se encuentra en la parte superior de la edificación, te encontrarás con una vista paradisiaca de Dresden, desde el río Elba hasta los famosos Alpes, algo que tiene que quedar registrado en una fotografía. Lo mejor de todo es que la terraza de la cúpula se puede visitar a cualquier hora del día.

Para saber más sobre la Catedral de Nuestra Señora de Dresden, existe un tour turístico que incluye varios guías que hablan diferentes lenguas, que te acompañarán durante tu recorrido, brindándote información del lugar y dejándote claro que cuando estés en Alemania, no puedes dejar de hacer viajes a Frauenkirchen.

Atrévete a tomarle una fotografía a los trenes desde el puente de Hohenzollern.

La cuarta ciudad alemana más grande, Colonia, está ubicada entre Frankfurt y Hamburgo, y su acceso lo puedes lograr en tren a autobús, mediante las línea Autobahn, que incluye servicios de viajes tanto terrestres como férreos.

Colonia es uno de los destinos imperdibles en Alemania, y cuando comiences tu recorrido por este impresionante paraíso, te conseguirás con lugares como la Catedral Colona, la edificación histórica más destacada en el país, que contiene una vista excepcional de paisajes naturales para que te saques unas bonitas fotografías.

Tendido sobre las aguas del Valle de Rin, tienes el puente de Hohenzollern, uno de los atractivos de Colonia, cargado de trenes y máquinas, que en la noche se llena de una estampa de luz que revela la majestuosidad de la ciudad.

Si eres amante del chocolate, no puedes dejar de visitar el Museo del Chocolate, un centro icónico de cristal que tiene la forma de un barco. El centro cuenta con tour que te llevarán no solo a conocer la historia del delicioso dulce, sino a probar las muestras.

Speicherstadt es una de las localidades con mayor registro de obras arquitectónicas.

Si creías que en los barrios no se encuentran cosas hermosas para ver, Speicherstadt te hará cambiar de opinión. Ubicado en Hamburgo, Alemania, este paradisiaco lugar tiene a tu disposición una gama de destinos preciosos para ser visitados. Puedes arribar en tren o autobús desde el centro.

En la famosa “Ciudad de Almacenes” tienes de entrada, además de las grandes industrias de almacén, los museos de arte gótico que aún se conservan después de la Segunda Guerra Mundial. Los centros históricos viven repletos de obras relacionadas a la evolución tecnológica alemana.

Otro lugar icónico es el Barrio Rojo, una calle de entretenimiento nocturno que cuenta con:

  • Bares
  • Restaurantes
  • Teatros con shows para adultos

Los locales tienen atención durante toda la noche, lo que hará más activa tu estadía. Para el alojamiento, recomendable es el hotel Raphael Hotel Wälderhaur, un sugerente establecimiento ecológico que está a solo cinco minutos de la estación del metro y en el que te deleitarás en las mañanas con un suculento desayuno buffet.

La Puerta de Brandeburgo era la entrada por donde pasaba la realeza alemana del siglo XVII.

La antigua y mítica Puerta de Brandeburgo es uno de los símbolos más importantes de Alemania. Esta entrada era el acceso a Berlín en épocas del Neoclasicismo. Se ubica entre la plaza París y el parque Tiergarten, a finales de la avenida Straße des 17.

Son muchas las cosas increíbles que puedes apreciar de este famoso monumento, entre ellas su construcción al estilo de templo griego, similar a los propileos de la Acrópolis de Atenas, donde unas fotografías quedarían geniales, pues es toda una obra de arquitectura nacional.

Asimismo, la puerta es de los lugares más visitados de Alemania tanto en el día como en la noche, reuniendo a turistas de todas partes del mundo. En la entrada conseguirás algunos guías que hablan varias lenguas, y que te enseñarán todo lo que guarda el majestuoso sitio.

Al recorrer los alrededores, tendrás disposición a otros emblemáticos símbolos históricos como la Pariser Platz y el edificio del Reichstag, con una cúpula para los parlamentarios. No lo pienses más y déjate agradar por el encanto de uno de los atractivos históricos de Alemania.

Mientras paseas por el lago Mummel y te comes una deliciosa tarta de frutas, no dejes de maravillarte con la hermosura de la selva negra.

Cuando busques un refugio para vacacionar, visita uno de los atractivos naturales de Alemania, la hermosa Selva Negra, ubicada en Baden-Wurtember. La comarca es un reservorio de paisajes fantásticos que van desde bosques espesos con caminos oscuros, hasta riachuelos de aguas termales que desembocan en grandes saltos.

Si deseas conocer el corazón de la selva, puedes participar en los tours turísticos que se realizan durante una semana, recorriendo los famosos lagos Glaswald y Mummel, los cuales son centro de actividades deportivas como el canotaje y el ciclismo.

Es posible que camines por el bosque y te refugies en las cabañas de los campesinos, que sirven como establecimientos de hospedaje para turistas. Allí puedes disfrutar de zona para WiFi.

En cuanto a la gastronomía, no puedes ir a Selva Negra sin probar la deliciosa tarta Schwarzwaldtorte, elaborada con crema, chocolate y frutas procedentes del bosque, o tomarte un vino de cereza mientras contemplas el paisaje.

En la Catedral de San Pedro se realizan las más solemnes procesiones en Semana Santa.

Si buscas sitios para visitar en Alemania y no sabes qué hacer, Ratisbona es el lugar ideal. Ubicada en el estado de Baviera, Ratisbona tiene una fantástica confluencia entre los río Danubio y Regen, lo que la hace una zona ideal para el turismo.

Formando parte del Patrimonio Cultural del país, Ratisbona es centro de obras de arte que puedes contemplar si das un paseo por su casco histórico, al mismo tiempo predominando la arquitectura gótica y románica que no pueden dejar de ser atesoradas en un hermosa fotografía.

De igual forma, en los pequeños rincones de la ciudad, se alza la imponente catedral de San Pedro, una construcción con fabulosas torres de gran tamaño, digna de ser considerada en tus viajes; además, justo a dos cuadras se encuentra el Hotel Hunter, que cuenta con un excelente servicio de hospedaje.

Aunque de tamaño pequeño, la localidad posee una belleza incomparable, sobre todo si pasas sobre el Puente de Piedra y observas la impactante vista que de allí se desprende. Cuando pienses en Alemania para viajar, piensa en Ratisbona.

El Museo de Miniatur te ofrece las mejores galerías con piezas en tamaño diminuto.

Para todos los que aman los viajes a gran escala, no pueden dejar pasar la oportunidad de visitar el Miniatur Wunderland, una fabulosa construcción que se ubica en Hamburgo y que representa uno de los lugares más lindos de Alemania.

Conocido como el País de las Maravillas en Miniatura, este museo del modelismo ferroviario, que es el más grande del mundo, tiene una serie de réplicas y modelos a escala de las principales vías ferroviarias, ofreciendo un ameno recorrido por diversas ciudades.

Por otra parte, si vas con niños, tendrás la garantía de que se divertirán al máximo contemplando las pequeñísimas piezas y modelos de trenes con perspectivas realistas que los harán viajar por algunas partes del mundo y recorrer mágicos paisajes.

A tan solo tres cuadras del museo se halla el fantástico Hotel Sir Nikolai, que dispone de restaurante y de WiFi gratuito en todo el establecimiento. Todo lo que necesitas para una estadía inigualable.

En Aquisgrán se conservan los más íntimos tesoros de Carlomagno.

Cinco horas en tren toma el viaje desde Berlín hacia Aquisgrán. Este paraíso tiene reservados excelentes destinos para los turistas, por ello se le considera entre los lugares populares de Alemania, sobre todo si la recorres a pie.

Si estás ansioso por encontrarte con cosas realmente deslumbrantes, no dejes de visitar a “Baños de Aquisgrán” como se suele llamar. Puedes recorrer la ruta de Carlomagno y observar las fuentes sobre el lago que allí se ubican, que al llegar el carnaval, lucen envidiables, pues son adornadas con toda clase de luces.

Para hacer más rico tu viaje, te espera la Catedral de Aquisgrán, hermosa tanto por fuera como por dentro. Se trata de una legendaria construcción que lleva en su interior paredes de cristal muy grandes y coloridas, donde tienes que pagar un euro si deseas tomar fotografías. Además, el lugar cuenta con una vista panorámica de los valles.

Cuando quieras complacer a tu paladar, justo en frente de la catedral está El Carlos I, uno de los establecimientos gastronómicos preferido por los visitantes, ya que ofrece auténtica cocina española:

  • Tapas
  • Paella
  • Vino de cereza 
En los muros de la Catedral de Colonia se reserva el legado de la cultura cristiana.

Cuando te halles en Colonia, de seguro sabrás que allí se encuentra una hermosísima catedral gótica, construida durante la era final de la Edad Media. Pues este santuario magistral, considerado patrimonio cultural por la Unesco, no solo posee una vista impresionante, sino que está rodeada por el río Rin, al oeste de Alemania.

Los visitantes de Colonia, sobre todo los católicos, siempre buscan la famosa iglesia para admirar su belleza sin par. Al entrar en ella, te darás cuenta del impresionante diseño arquitectónico que representa este monumento y divisarás la marcada persistencia de la cristiandad en Europa.

En su interior, junto al altar principal, hay una espléndida joya conocida como el Crucifijo de Gero, la escultura más importante del lugar, donde se aglomeran miles de turistas para tocarla y sacarse fotografías a su lado.

Para finalizar, no puedes irte sin subir al campanario a través de sus 509 escalones, para que te deleites con el paisaje indescriptible que se alza entre las calles de Colonia y los inmensos Alpes.

Dentro del castillo se llevan a cabo tours turísticos que hacen recorridos durante todo el día.

Prepárate a vivir un verdadero cuento de hadas en el castillo más impresionante de toda Alemania. Se trata del Neuschwanstein, una construcción legendaria situada en el estado de Baviera y muy visitada por turistas en toda época del año. La constitución arquitectónica del espacio hace juego con los Alpes y los lagos Alpsee y Schwan.

Para acceder al castillo, puedes obtener un boleto turístico en la oficina central del pueblo con dos días de anticipación, preferiblemente. Cuando estés dentro del lugar, comenzarás un recorrido fantástico por sus pasillos y salones, cargados todos de una mística decoración medieval. En la Sala de los Cantores, contemplarás los ideales de culto a los caballeros andantes representados en las óperas clásicas.

Asimismo, por si deseas tomar unas fotografías, tienes el Puente de María, que atraviesa el desfiladero Pöllat y se puede transitar desde la entrada en compañía de algún guía turístico. Lo que presenciarás desde el puente es todo un espectáculo natural, constituido por bellísimos bosques y lagos que reposan sobre un valle.

Como no puedes alojarte en el castillo, muy cerca de él se halla Camping Brunnen, que ofrece servicio de hospedaje a muy buen precio y cuenta con departamentos privados cerca del lago Forggensee. Esta es otra de las razones por las que Neuschwanstein es uno de los sitios más visitados de Alemania.

Esta catedral es el mayor centro de interés de todo el estado.

Si visitaste la Catedral de Colonia y te cautivó, espera a que conozcas la bella Catedral de Berlín. Este lugar histórico, perteneciente a la congregación cristiana, alberga los restos de algunos miembros de los Hohenzollern, familia alemana de gobernantes del siglo XI y XII.

La impresionante ubicación del edificio atrae la atención de miles de turistas, pues se alza justo al lado del río Spree y en medio de la plaza principal que está rodeada por un bosque de coníferas.

En el interior de la iglesia se encuentran varias muestras de entretenimiento de gran interés a nivel cultural, uno de ellos es el Museo, que tiene maquetas de la construcción desde sus inicios. Si pagas ocho euros, subes a la cúpula por medio de sus 270 escalones para tomar fotografías al deslumbrante paisaje que se refleja.

Por tu hospedaje no tienes por qué preocuparte, pues a tan solo dos cuadras de la catedral descansan varios hoteles, pero si prefieres algo más económico, toma un alquiler turístico que incluye servicios de estacionamiento, piscina y cocina privada.

Dentro del lago se realizan actividades deportivas como el canotaje y las carreras con motos.

Atravesando Constanza, está un lago de belleza sin par, rodeado de castillos, jardines y veleros, y que espera por ti para que lo recorras de arriba a abajo, disfrutando de todo su esplendor. Esta gran masa de agua envuelve, a su vez, a Alemania, Austria y Suiza.

Para comenzar tu aventura por el lago, puedes desplazarte por los ferries, en carretera, o si eres amante al deporte, toma tu bicicleta y en unos cinco días estarás allí. También existen algunos medios de transbordo que pueden llevarte a pasear por los alrededores y conocer a las personas que habitan en el lugar para que te hablen de las maravillas de estas aguas.

Siendo uno de los sitios turísticos en Alemania, hallarás algunas zonas de interés como el Laberinto de Callejuelas, popular por sus diminutas calles que se enlazan unas con otras, formando varias salidas al mismo punto. Ideal para que te pierdas en medio de la diversión.

Muy cerca del lago encontrarás el Hotel 3 Stuben, para que pases una estadía acogedora y cálida en medio de la naturaleza. Entre su gama de servicios, hay cafetería y restaurantes para que degustes un pastel de frambuesas o te tomes una cerveza artesanal bien fría.

Disfruta de las obras de teatro en el Glockenspiel que reflejan parte del folclore de Múnich.

Si creías que ya lo habías visto todo, te darás cuenta que aún quedan maravillas por descubrir. En Múnich se halla el espectacular Glockenspiel, un antiguo edificio dentro del Ayuntamiento. En él, es posible divisar un espectáculo representado por muñecos que giran al son de una melodía, lo que da la impresión de una caja musical a gran escala.

Para aumentar tu entretenimiento en este fantástico destino, si te ubicas en la fachada de la torre, divisarás una pintura de estilo barroco que relata parte de la historia del municipio y que contiene unas impresionantes imágenes en piedra que no pueden dejar de ser fotografiadas.

Si llegas justo a las 11 de la mañana a la Plaza Central, te estará esperando el magnífico sonido de unas campanas, de donde se desprende un reloj del que van saliendo singulares personajes que cuentan una historia. Por su naturaleza, este atractivo permite la aglomeración de miles de turistas en el lugar.

Por otra parte, en el interior de la construcción se realizan representaciones durante la noche, con temáticas relacionadas a los caballeros medievales. A este show asiste la mayoría de los visitantes de Múnich, por lo que no te lo puedes perder.

En la Ruta Romántica no dejes de apartar un tiempo para ir a los museos de arte medieval.

La famosísima Ruta Romántica es un trecho que va desde la legendaria ciudad de Würzburg hasta el castillo en Füssen, en Alemania. Este fantástico camino es un transporte para viajar a través del tiempo y llegar a épocas de la Edad Media.

Plagada de castillos e historias, esta carretera te conecta con el sentir tradicional del pueblo alemán, desde los tiempos de los primeros reyes. En sus 10 paradas, es posible visitar cada uno de los pueblos medievales que componen el camino, así como sus bosques y sus majestuosos Alpes. No dejes de llevar tu cámara para que saques fotografías de este paraíso.

Al acceder con un tour que se toma en la puerta de la ruta, llegarás hasta el centro para encontrarte con parques y con un jardín japonés. De igual forma, hay un museo con recopilación de arte y espacio para las tradiciones locales. La entrada tiene un costo de cuatro euros.

Si te gustan las rosas, no dejes de visitar los jardines de la corte, que enamoran con sus numerosas plantaciones, y las esculturas rococó, para los amantes del arte. La Ruta Romántica hará que tu estadía sea más placentera de lo que te imaginas.

Este castillo tiene un museo de ciencia donde se muestra el desarrollo industrial en Alemania.

El Castillo de Heidelberg es una importante edificación de origen medieval que se eleva entre las montañas más altas de Heidelberg, en Alemania. Para acceder a él, no tienes sino que cruzar el río Neckar, por el puente Ernst-Walz-Brücke hasta la orilla opuesta al núcleo urbano; aprovecha para tomar unas fotografías de la hermosura de Heidelberg, reflejada en paisajes paradisiacos.

Cuando estés en el palacio, recomendable es que te incorpores de inmediato en la salsa principal, acompañado de un guía y pagando una pequeña tarifa. Allí se realizan ciertas actividades recreativas y eventos religiosos.

Seguidamente, admirarás las ruinas renacentistas que se hallan en uno de los patios del castillo, y que son de las joyas más antiguas que se conservan. Esta parte de la torre es un espacio infaltable para los turistas.

Por si te atrae la ciencia, también puedes encontrar dentro del castillo el increíble Museo de Farmacia, con muestras de la historia de la química y la farmacología en su evolución. En fin, la construcción completa es todo un manojo de sorpresas, no en vano forma parte de los sitios de interés en Alemania.

 
Si visitas el palacio, darás con una de las más destacadas obras de arte del Rococó francés.

Si de lugares encantadores se trata, el Palacio de Sanssouci te dejará sin aliento. Ubicado en Potsdam, Alemania, este maravilloso destino tiene reservadas para ti cosas inigualables. Solo tienes que recorrerlo para impregnarte de su magia. El diseño de la construcción fue tomado del arte Rococó, de origen francés, y por eso es centro de concentración de turistas.

Dentro del palacio se encuentra una cúpula adornada con figuras de los Bacos, antiguos compañeros del Dios del Vino. Desde ese lugar, permítete contemplar auténticas reliquias del arte clásico, las cuales resultan muy agradables para quedar atesoradas en una fotografía.

Siguiendo el recorrido, darás con unos bellos jardines que forman parte de la decoración natural del edifico. Ahí residen flores de muchos colores y una imponente fuente, junto a la cual se puede leer en compañía de los murmullos del viento y las aves.

Solicita un audio guía para que te acompañe en tu transitar por el soberbio palacio. Si no hablas la lengua alemana ni la inglesa, existen sistemas de traducción a otros idiomas para brindarte toda la información que precises. Además, frente del palacio, están situados algunos hoteles que pudieras considerar para acentuar tu estadía, pues ofrecen precios cómodos y servicios de variedad.

En Dresde hay teatros que ofrecen shows de música clásica proveniente de Grecia y Roma.

Cuando de destinos bonitos se trata, en Alemania existe uno llamado Dresde y se encuentra ubicado en el estado de Sajonia. Constituye un nudo de transporte fundamental a la vez que un centro cultural de gran importancia para toda Europa. En un placentero viaje en tren desde Berlín, llegas a Dresde en dos horas.

Considerado como un lugar de ensueño, es imprescindible que visites Dresde, sobre todo si tienes que atravesar el río Elba y encontrarte con la antigua ciudad, en la que se consigue todo tipo de entretenimientos. Comienza por entrar a los teatros de arte clásica, que ofrecen musicales a toda hora de día.

Ahora que si eres de los que ama la arquitectura, los impresionantes diseños que están en esta fantástica localidad te conquistarán, entre ellos, la siempre famosa Frauenkirche (Iglesia de Nuestra Señora), una construcción al estilo barroco que es frecuentada por miles de turistas. También el puente Augustusbrücke es una fabulosa alternativa, pues su ubicación sobre el río es lo mejor para contemplar y fotografiar el paisaje.

Como de seguro querrás descansar después de tu recorrido, justo frente al centro de Dresde, a siete minutos de la Frauenkirche, está el Hotel Cityheberge, establecimiento con ofertas de hospedaje que incluye restaurante, piscinas y cocina privada.

La catedral de Aquisgrán cuenta con uno de los diseños más exclusivos del arte europeo.

Al oeste de Alemania, en Aquisgrán, hay una antigua catedral, considerada la más antigua del continente europeo. Este símbolo cultural forma parte del legado de Carlomagno y puede representar un lugar excelente para que visites cuando estés en tierras alemanas.

Entre los tesoros que guarda la iglesia es imperdible el trono imperial, construido con mármol y usado para ceremonias religiosas en siglos pasados. Esta sala es ideal por si deseas hacer exploraciones arqueológicas y tomar fotografías. Además, desde la entrada del templo te estará acompañando un guía que narra toda la historia de la catedral.

También está el cofre de María, albergue de reliquias como los pañales de Jesús y el pañuelo con que se degolló a San Juan Bautista. Debes pagar tres euros si quieres fotografiar los objetos.

Por último, pero no menos destacados, están los mosaicos del techo, hechos con cristales de colores que forman figuras de santos y vírgenes que resplandecen todo el sitio y lo carga de una energía impresionante. En fin, esta catedral representa el atractivo más importante de toda la ciudad.

37. Old Bridge Heidelberg

LOD Bridge se caracteriza no solo por su belleza física, sino por su sentir patriótico.

Escápate y conoce un seductor lugar en Heidelberg. Se trata del puente OLD Bridge, conocido como puente viejo, que cruza por encima del río Neckar y tiene una bonita vista de los bosques. Es incluido en la lista de los sitios más visitados en Alemania.

El puente puede ser caminado desde ciudad nueva, y en él conseguirás una constelación de flora y fauna exótica, entre la que destacan gavilanes y orquídeas amarillas. Además, justo en frente se escucha el sonido del agua que cae desde los altos Alpes que rodean el río.

Por otra parte, las estatuas que adornan el puente son de lo mejor para sacarse fotografías, pues se sitúan justo en frente del castillo que se alza en la montaña. Una de las más bonitas es la del “mono de Heidelberg” el que, según la leyenda, debes tocar para tener buena salud.

Si optas por alojarte cerca de OLD Bridge, está la opción de Lotte-Hostel, uno de los más prestigiosos hoteles, que tiene servicios de:

  • Internet
  • Biblioteca
  • Habitaciones espaciosas con vista a los valles

38. Burgplatz

Visita el Museo Marítimo de Burgplatz y conoce fantásticas historias sobre barcos y marineros.

La Burgplatz es una reconocida plaza del estado de Baja Sajonia, al norte de Alemania. Representa uno de los destinos favoritos para viajar en las vacaciones. La ruta en autobús desde el centro de la ciudad es de 39 minutos, aunque pudieras tomar un tour privado en tren que te conducirá en solo 25 minutos.

Entre los lugares recomendables de la plaza están los legendarios edificios de la Edad Media, como por ejemplo el Castillo de Enrique el León, que colinda con los valles silvestres y son un fondo excepcional para hacerte una foto. Además, no debes dejar pasar por alto algunas de las construcciones hechas con marcos de madera, típicas de Alemania.

Siguiendo sus calles, está el emblemático Museo Naval, un anticuario que guarda obras marítimas y una zona de exposiciones donde se narra la historia de las embarcaciones llegadas al país durante el siglo XVI. Este establecimiento siempre está repleto de turistas.

Si caminas dos cuadras, hallarás el Haus Rheinblick, destacado entre los hoteles de la localidad y que te ofrece bajos precios para tu estadía, incluyendo en su oferta desayunos y un centro nocturno donde te relajarás al son de una rica música.

 

39. Hofbrauhaus Beer

Recorre Hofbrauhaus y entérate de todo respecto a la fabricación de la mejor cerveza alemana.

Para los que aman la cerveza existe en Baviera, Alemania, la industria más grande en la producción de esta bebida, siendo cuna de vida turística y popular en la actualidad, especialmente en la celebración del tan aclamado festival del Oktoberfest.

Con sus más de 35 salones y su apasionante historia, la cervecería de Hofbrauhaus es uno de los centros aptos para hacer turismo en Alemania, ya que llegan visitantes de muchas partes del mundo. Ubícate en la parte baja del recinto y escucha música bavaresa mientras te tomas una cerveza.

No te irás con las manos vacías, pues al fondo de un enorme pasillo hay un mostrador con objetos múltiples para que te lleves como recuerdo. Asimismo, tienes la oportunidad de comerte un delicioso pretzels (un pan en forma de lazo).

Reservando un día antes, podrás disfrutar de la exclusividad de ciertos espacios privados del centro que cuentan con restaurantes especialistas en salchichas alemanas, carnes asadas y el divino puré de Múnich.

Toma lindas fotografías en el prisma de colores que se crea en la cúpula de La Nueva Sinagoga.

Cuando no sepas qué hacer en Berlín, ve y visita la Sinagoga Central de la comunidad judía, un precioso monumento de arquitectura islámica que une el pasado y el presente de la ciudad. Situada en la Oranienburger Straße, con su Centrum Judaicum, hoy día no es solo un lugar exclusivo para concentraciones religiosas, sino que representa un centro de aprendizaje cultural.

En la parte externa se alza una majestuosa construcción hecha de acero cromado y zinc, rodeada por un magnifico paisaje de valles y ríos que conforman un cuadro ideal para las fotografías. En el interior, su preciosa cúpula dorada, situada en el techo, te cautivará con el prisma de colores que muestra cuando la luz del sol entra. Todo un espectáculo imperdible.

Asimismo, dentro del tempo existe un museo con muestras de la cultura judía que te conecta con la cúpula mediante unas escaleras, y a su vez, te permite observar los bellos escenarios naturales que encierran la sinagoga, sobre todo el valle sobre el río Rin.

Para ampliar tu bagaje cultural y obtener más información del sitio, en la entrada conseguirás un guía turístico que te facilitará un folleto y te conducirá por algunos sitios secretos del templo. Para ello, debes pagar tres euros.

Disfruta de los mensajes pintados en las paredes de la Gruta de Venus.

En un costado de Baviera, Alemania, se alza un pequeño pero magistral palacio construido por Luis II de Baviera y considerado toda una joya de la arquitectura nacional. Con un ticket de entrada obtenido en las oficinas federales de la localidad podrás acceder al castillo sin ningún problema, y disfrutar de las cosas increíbles que allí te esperan.

Comienza tu aventura en la sala de los espejos, un cuarto donde se crea el efecto de una avenida que se expande infinitamente, por medio de la colocación de los espejos. La decoración del salón refleja la excentricidad del llamado “Rey loco de Alemania”. Un dato que debes conocer es que no se pueden tomar fotografías en el interior del lugar.

En las afueras de Linderhof, hay un precioso jardín adornado con la fuente de Neptuno y una cascada que baja por la colina. También está el famoso parque que, al cruzarlo, conduce a la Gruta de Venus, toda una creación tecnológica desafiante a la época que contiene pasajes griegos y romanos pintados en las paredes.

Por otra parte, para llegar al castillo hay servicios de autobuses en la estación de Múnich. Estos tienen guías turísticos que te dan un audio guía en varios idiomas para poder escuchar los comentarios en cada lugar que vas pasando. Ya lo sabes, no pierdas la oportunidad de estar en uno de los destinos impresionantes de Alemania.

42. Catedral de Ratisbona

En el viejo Ayuntamiento de la Catedral se forman eventos religiosos.

Si está en tus planes vacacionar en Alemania, imprescindible es que visites el templo católico de Ratisbona, símbolo de la arquitectura gótica y de la cultura popular. Desde el centro de la ciudad, un autobús te conducirá en solo 10 minutos hasta la iglesia, y ya estando ahí, prepárate para una experiencia como nunca.

A las afueras de la iglesia hallarás Kramgasse, una pequeña callejuela con quioscos al estilo medieval donde es posible comprar algún objeto relacionado a la tradición católica. Del mismo modo, observarás la extraordinaria fallada del edificio y será inevitable querer retratar el lugar.

Asimismo, tienes el viejo Ayuntamiento formado por tres majestuosos edificios cubiertos por bronce y madera, donde se llevaban a cabo las ceremonias imperiales del siglo XVII. Este espacio resulta ideal para quienes gustan de la historia y el arte.

No deberías salir de la iglesia sin acudir a la famosa cúpula que se ubica en el techo, donde existe una terraza cuyo balcón es testigo del paradisiaco paisaje que rodea al tempo: bosques, cascadas de gran altura y un inmenso valle que te trasladará a otra dimensión.

43. Catedral de Dresde

En las viejas habitaciones de la catedral existen objetos milenarios del catolicismo.

La famosa Hofkirche, como se suele llamar, es una catedral católica localizada en Dresde, cerca del río Elba, en Alemania. Su singular diseño barroco es un atractivo infalible para los turistas que visitan la zona, así que no debes perder la oportunidad de entrar y contemplar toda la gracia que se esconde entre los vitrales de colores y el enorme órgano situado en la pared.

Con su impresionante fachada repleta de esculturas de mármol y sus torres de más de 83 metros de altura, la catedral es apta para una fotografía, sobre todo de noche, pues tiene un sistema de iluminación único.

Aunque por dentro no hay tanto qué ver, pues la iglesia no posee muchos elementos materiales llamativos, puedes explorar sus recónditos rincones, entre ellos las mazmorras y los sótanos, que si bien tienen un toque aterrador, transmiten una sensación de silencio y tranquilidad precisos para alejar el estrés.

Si terminas cansado por el recorrido, a la salida del templo cómete una deliciosa tarta alemana en uno de los puestos de comida que se ubican ahí, así completarás tu recorrido por la hermosa Hofkirche.

44. Palacio de Babelsberg

Este precioso palacio tiene salones con paredes y techos de cristal.

Para que pases un día fuera de serie, atrévete a visitar el hermoso palacio que está en la localidad de Brandeburgo, Alemania. Se trata de una construcción que sirvió como vivienda al príncipe Guillermo I y que actualmente forma parte del patrimonio cultural del estado.

El castillo se alza en medio de un parque con delicados jardines donde abundan flores de muchas especies. Al entrar al lugar, quedarás perplejo con los salones que ahí están, especialmente con el salón de bailes, que tiene un techo cubiertos por estrellas doradas.

También tienes la sala de máquinas de pavor, que surte de agua las diferentes fuentes, así como la casa de los Marineros (Matrosenhaus), utilizada para los barcos del rey. Todos estos son auténticos tesoros para admirar.

Si deseas hospedarte cerca de Babelsberg, cuentas con la oferta del Hotel Schiffspension Luise, que además de tener una muy buena ubicación junto al lago, te ofrece servicio de internet, restaurante y un parque acuático.

45. Ruta de los Cuentos de Hada

Piérdete en el bosque de Caperucita y corre hasta llegar al castillo de la Bella Durmiente.

Si eres fanático de Blancanieves o de Hansel y Gretel, en Alemania existe un mágico lugar para que te deleites con las más entrañables historias de los hermanos Grimm, que formaron parte de la infancia de muchas personas alrededor del mundo. La Ruta de los Cuentos de Hadas es un camino que va desde Hanau hasta Breman, incluyendo pueblos, comarcas y bosques.

Esta famosa ruta te invita a vivir una aventura en medio de Schwalmstadt, el bosque de la Caperucita Roja, o Hofgeismar, que alberga el castillo de la Bella Durmiente. También está Polle, si quieres saber más sobre el sitio donde se dio la Cenicienta.

Muchos son los atractivos que rodean el camino de los cuentos, entre ellos el Museo de Molinos en Ebergötzen, donde se llevan a cabo una serie de actividades recreativas, tanto para niños como para adultos. Además, se organizan festivales ambientados con un estilo medieval, con obras de teatros y conciertos protagonizados por los mismos personajes de los cuentos.

Si deseas ampliar tu experiencia, basta con que visites las galerías de arte y museos dedicados a los hermanos Grimm. Allí conocerás a algún guía que te acompañara durante el recorrido, haciendo que saques el niño que llevas por dentro y vivas todo un cuento de hadas.

Alemania: Un País inolvidable

La República de Alemania es el lugar ideal para vacacionar en cualquier época del año.

La maravillosa tierra de Alemania es todo un paraíso digno de ser visitado en cualquier momento del año, ya que reúne tradición y modernidad al mismo tiempo. Quedarás impactado de ver cuántas obras y diseños de diferentes épocas se hallan en todo el país. Los museos, los castillos y las iglesias son los más importantes lugares culturales de toda la nación, y esto es razón para que nunca falte la presencia de turistas.

Entre sus estrechas calles no falta algún medio de entretenimiento. La cotidianidad de los pueblos y lo silvestre de los valles son suficientes para atraer la atención de todo el que tiene el placer de estar allí. Sus cálidos hoteles resultan un refugio para pasar una estadía inigualable, probando la más exquisita comida y dejándose seducir por los paisajes más paradisiacos que puedas imaginar.

En rápidos y cómodos trenes, transpórtate por todas partes de Alemania, beneficiándote con conexiones económicas y respetuosas con el medio ambiente en muchas rutas. Reserva tu boleto sin complicaciones y disfruta de un excelente servicio, corroborando así que no te equivocaste al decidir tomar tus vacaciones en Alemania.

En orden de aparición de las fotos:

1.Intro:  Piutus(Flickr)
2.Berlín: Joan(Flickr)
3.Frankfurt: barnyz(Flickr)
4.Stuttgart: barnyz(Flickr)
5.Munich: barnyz(Flickr)
6.Heidelberg: barnyz(Flickr)
7.Bremen: Michael Wünsch(Flickr)
8.Dusseldorf: J Duval(Flickr)
9.Baden Baden: -Arantxa-(Flickr)
10.Potsdam: Ivo Schwalbe(Flickr)
11.Rothenburg Ob Der Tauber: Peter Downes(Flickr)
12.Alexanderplatz: Ricardo Ramírez Gisber(Flickr)
13.Quedlingburg: mompl(Flickr)
14.Muro de Berlín: Juan Pablo Ortiz Arechiga(Flickr)
15.Hamburgo: Mariano Mantel (Flickr)
16.Oberammergau: Tania & Artur(Flickr)
17.Mittenwald: barnyz(Flickr)
18.Semperoper: Björn S…(Flickr)
19.Oktoberfest Múnich: AnubisAbyss(Flickr)
20.Frauenkirchen Dresden: François Philipp(Flickr)
21.Colonia Alemana: Bill Barber(Flickr)
22.Speicherstadt: Michael(Flickr)
23.Puerta de Brandenburgo: Tuscasasrurales(Flickr)
24.Selva Negra: strungouted(Flickr)
25.Ratisbona: ho visto nina volare(Flickr)
26.Miniatur Wunderlan: Ashwin Kumar(Flickr)
27.Aquisgrán: Hans Porochelt(Flickr)
28.Catedral de Colonia: Hugh Llewelyn(Flickr)
29.Castillo de Neuschwanstein: Manuel Montoya(Flickr)
30.Catedral de Berlín: Joan(Flickr)
31.Lago Constanza: heipei(Flickr)
32.Glockenspiel Múnich: Matt Kowalczyk(Flickr)
33.Ruta Romántica: Chuca Cima(Flickr)
34.Castillo de Heidelberg: Sarah(Flickr)
35.Palacio de Sanssouci: Tales of a Wanderer(Flickr)
36.Dresde: Harshil Shah(Flickr)
37.Catedral de Aquisgrán: Jesus Abizanda(Flickr)
38.Old Bridge Heidelberg: Victor Teodor Petcu Nitica(Flickr)
39.Burgplatz: Michael(Flickr)
40.Hofbrauhaus Beer: A.Currell(Flickr)
41.Nueva Sinagoga Berlín: Toni Almodóvar Escuder(Flickr)
42.Castillo de Linderhof: Polybert49(Flickr)
43.Catedral de Ratisbona: Mariano Mantel(Flickr)
44.Catedral de Dresde: rhoadeecha(Flickr)
45.Palacio de Babelsberg: Kleist Berlin(Flickr)
46.Ruta de los Cuentos de Hada: fleno.de(Flickr)
47.Alemania: Más de lo que esperas: Mariano Mantel(Flickr)

>

Tour de la Entrada y el Lobby

Tour de la Habitación

Tour del Kid's Club

Tour de la Playa

Tour del Teatro

Tour del Restaurante

Tour del Restaurante

Tour del Restaurante

Tour del Restaurante

Tour de la Piscina

Tour de la Piscina

Tour de la Piscina

Tour de la Habitación

Tour de la Habitación

Tour de la Habitación