El Top 10 de las Mejores 
Comidas Típicas de Aguascalientes para probar este 2020

La gastronomía de Aguascalientes es Patrimonio de la Humanidad

Aguascalientes es uno de los estados de menor tamaño de México y el cual tiene mucho que ofrecer a quienes lo visiten. De hecho, a lo largo de la historia su ubicación geográfica contribuyó a enriquecer su cultura y su gastronomía, volviéndose así una mezcla multicultural única.

Por esto mismo, en Aguascalientes puedes encontrar comidas que se hacen en todo el país pero con su toque particular y único. Por ejemplo, este estado tiene bebidas que son herencia de la época prehispánica y postres deliciosos hechos con frutos autóctonos.

Gracias a su diversidad hay mucho qué hacer en Aguascalientes: puedes conocer su historia a través de sus monumentos, calles, plazas y hasta a través de sus fiestas y comidas. La misma se nutre de la amplia gama de ingredientes que se dan en estas fértiles tierras, logrando que la gastronomía aguascalentense haya sido nombrada como Patrimonio Intangible de la Humanidad por la Unesco en el año 2010.

A continuación verás las mejores preparaciones que debes tomar en cuenta en tu viaje a Aguascalientes.

1. Enchiladas

Las enchiladas son las preferidas para celebrar las fechas patrias del país

Los sabores de la época prehispánica todavía tienen vigencia en las comidas tradicionales de Aguascalientes, como es el caso de las enchiladas.. No obstante, por aquel entonces se rellenaban con frijol o, en muchos casos, no llevaban siquiera relleno. De hecho, fue luego de la llegada de los españoles que se les agregó carne en la receta.

De todas formas, cada región tiene su estilo a la hora de prepararlas aunque en líneas generales llevan los mismos componentes. En pocas palabras, las enchiladas son tortillas que se sumergen por poco tiempo en aceite caliente y se enrollan. Además, van rellenas de pollo, res o cerdo, los cuales previamente son marinados con chiles anchos. Por último, los suelen adornan con papas, cebolla y crema agria.

Estas tortillas se pueden comer durante todo el año, sin embargo, las enchiladas son muy solicitadas en septiembre al tratarse de las fechas patrias. Como dato curioso y que ratifica la expansión de este plato, en Aguascalientes la enchilada se hace con chile rojo y en otras regiones con verde.

Por esto mismo, si vas de visita a Aguascalientes prueba las enchiladas de chile en el restaurante La Saturnina, el cual está ubicado en la calle Venustiano Carranza.

2. Menudo

El menudo es el almuerzo ideal después de una noche de tragos

Si tienes planeado viajar a Aguascalientes no olvides tener en cuenta este caldo tras una buena noche de fiesta. El menudo es el aliado que querrás luego de una noche de tragos, puesto que dicen que ayuda a reponerse de la resaca por lo nutritivo que es.

Curiosamente, en sus orígenes el menudo era las sobras de la carne de primera que se enviaba a los soldados durante la guerra. Sin embargo, los campesinos se las ingeniaron para dar un buen uso a las partes que les quedaban, creando este platillo a partir de restos del estómago además de las tripas y las patas del becerro.

De acuerdo a la receta el menudo es un caldo hecho con panza pero también puede llevar las patas y el hueso de la res, así como chile seco y jitomate. De igual forma, va acompañado de cebolla, orégano, tortillas recién hechas, entre otros elementos.

Es uno de los platillos tradicionales de Aguascalientes y se prepara sobre todo los fines de semana. No obstante, se puede conseguir cualquier día en los mercados y puestos callejeros del estado. En todo caso, el del restaurante Menudo la Granja de seguro te gustará. Este local se encuentra en la avenida Aguascalientes por la Norte 508.

3. Flautas

Las flautas son un rico antojito mexicano que tiene sus raíces en el pueblo azteca

En la lista de los populares antojitos mexicanos, así como de los platillos típicos de Aguascalientes, están las flautas. Son originarias del estado de Sinaloa, pero se han expandido por todo el país y aunque no lo creas, las flautas son un tipo de tacos o una variación del mismo. Sin embargo, su nombre proviene del parecido que tienen con el instrumento musical.

Son muy sabrosas y sencillas de preparar porque solo son tortillas enrolladas y rellenas de carne deshebrada. Además, puedes agregar al relleno opciones veganas como queso de soya. Después de rellenarlas se fríen en aceite hasta quedar crujientes y por último, las sirven con aderezo verde, guacamole o crema y se les coloca lechuga por encima.

Como dato extra debes saber que las flautas ya existían desde la época de los aztecas y se servían de esta manera para no ensuciarse los dedos. De igual forma, en algunas zonas se les conoce como tacos dorados.

Si vas de vacaciones a Aguascalientes prueba las miniflautas en el restaurante Sepia, el cual se ubica en la calle Abasolo 203 del barrio del Encino. No obstante, las puedes comer durante todo el año y en todas partes por su popularidad.

4. Salsa Ranchera

La salsa ranchera es el complemento ideal para cualquier comida mexicana

Las tortillas, el chile y los frijoles son ingredientes que no pueden faltar en la mesa mexicana. Además, se complementan bien con la variedad de salsas que se hacen en todo el país. De hecho, son el maridaje perfecto para todos los platillos y la salsa ranchera tiene un importante lugar en la gastronomía azteca.

Su base fundamental son los jitomates los cuales son combinados con chile, cebolla y ajo. Sin embargo, los demás componentes del plato pueden variar. No obstante, es importante señalar que es muy picante ya que por cada cinco jitomates se colocan cinco chiles serranos.

Como curiosidad, se dice que su nombre se debe por ser muy burda y rústica. A pesar de esa creencia, su fama es tal que prestó su nombre a los conocidos huevos rancheros.

Gran parte de su popularidad se debe a que es fácil de preparar, por lo cual se consigue en todas partes y se come durante todo el año. Estas cualidades la han convertido en parte fundamental de Aguascalientes y sus platillos típicos.

Como dato viajero puedes comerte una deliciosa cecina con chilaquiles en salsa ranchera en el restaurante la Estación, el cual está ubicado en la calle 28 de Agosto en el Barrio de la Estación.

5. Lechón al Horno

En Aguascalientes es costumbre salir de fiesta y después comer lechón al horno

El lechón figura entre los 10 platillos típicos de Aguascalientes que tienes que probar porque a pesar de que se come en todo el país, aquí tienen una forma diferente de hacerlo. Su rasgo distintivo es que lo cocinan con el vapor de sus propios jugos durante el horneado.

Además, lleva especias como perejil, tomillo y orégano, así como chile de árbol y limón. Para potenciar aún más su sabor le añaden el clásico ajo junto a papas, cebolla y morrones. No obstante, el secreto de su suavidad y sabor está en el marinado y tiempo de cocción.

Al servir lo hacen por piezas o como relleno para tacos y tortas de pan. Este plato típico de las festividades como la Navidad lo complementan con salsas y guacamole. Sin embargo, en Aguascalientes es costumbre salir de fiesta y después pasar por una lechonería.

Esta curiosidad se debe a que gracias a la carga calórica de esta comida, los fiesteros logran mantenerse en pie luego de pasar la noche tomando y bailando. Por esto mismo, hay muchas opciones donde probar el lechón. Un lugar recomendado es Horno Lechón Pasculito, el cual está ubicado en la calle Esmeralda 101 de San Marcos.

6. Cabrito al Horno

El cabrito al horno se sirve en la Feria de San Marcos

Gracias a que es un estado productor de carne, el cabrito al horno es uno de los platillos más representativos de Aguascalientes. Sin embargo, su preparación tiene un estricto método. Para hacerlo es importante que el cabrito sea de entre unos 40 a 50 días de nacido.

Además, tiene que ser lactante de forma exclusiva puesto que ese pequeño detalle cambia su sabor. Esto se debe a que si el cabrito ha pastado tendrá un sabor fuerte, sin embargo, si solo ha tomado leche materna su carne es tierna y delicada. Por esto mismo, para asegurarte si el cabrito ha pastado o no revisa su hígado: si se encuentra recubierto de grasa significa que no comió.

Al prepararlo se corta en piezas la carne del cabrito y se coloca en una charola con jitomate, cebolla y vino blanco, entre otros ingredientes. De todas maneras, otra forma de hacerlo es hornearlo solo con las hierbas de olor, especias y vino.

Si quieres probar este platillo en su lugar de origen ve a la Feria de San Marcos durante los meses de abril y mayo. No obstante, si estás de paso por Aguascalientes puedes ir al Restaurante El Zodiaco el cual está ubicado en la calle Galeana Sur.

7. Gorditas Rellenas

Las gorditas son tortillas más gruesas que las que se comen en otros estados

Las gorditas son uno de los principales platillos de Aguascalientes y es por ello que los lugareños suelen comerlas en el desayuno. Estas son unas tortillas más gruesas que las que se preparan comúnmente y por eso las llaman gorditas.

Su preparación es muy sencilla porque el ingrediente principal es la masa con harina de maíz, aunque algunos lo colocan un poco de harina de trigo. Además, lleva agua, sal y polvo de hornear. Con la masa ya lista, se les da la forma redonda y se fríen.

Después que doren tus gorditas se escurren, se abren y se rellenan con una gran variedad de guisos tradicionales que van desde chicharrón y chorizo con papa hasta las carnitas y el asado de cerdo. Otra forma de prepararlas es que después de cocinarlas se les saca la masa, se rellenan y se fríen de nuevo pero con manteca. A esta deliciosa versión se conoce como chiquiadas.

Sea cual sea la versión que elijas, este plato se come a lo largo del año y en especial durante las festividades de San Marcos. Así que, si vas a Aguascalientes y quieres probar las mejores gorditas ve a Gordas Colosio, local que está en la calle Luis Donaldo Colosio.

8. Sopa Campesina

La sopa campesina es la mejor opción dominical tras una noche de fiesta

Entre los nombres de platillos típicos de Aguascalientes más famosos está la llamada sopa campesina, el típico caldo ideal para un domingo en la tarde. Además, esta sopa es una buena opción si eres vegano o vegetariano por la variedad de vegetales que contiene.

Para esta sopa necesitas caldo de pollo o res, aunque puedes reemplazarlo con agua. Además, lleva ajo, cebolla y flor de calabaza junto a elote y hojas de epazote. Sin embargo, los más osados le agregan hongos y tocino.

Si te atreves a esta receta, verás que la preparación es sencilla. Solo tienes que sofreír los vegetales y luego agregar el caldo o agua junto a las hojas de epazote y dejar cocinar hasta que esté listo. Finalmente, puedes decorar con un poco de queso rallado, tortillas doradas y crema.

Aunque se come todo el año es realmente popular durante las celebraciones de la Feria de San Marcos. De todos modos y si llegas a Aguascalientes en otra fecha, puedes ir a la Cenaduría San Antonio y probarla. Este restaurante está ubicado en la calle José María Chávez.

9. Pollo San Marcos

El pollo San Marcos es el platillo insignia de esta feria por excelencia

El pollo San Marcos, también llamado pollo a la jardín de San Marcos, es de los platillos originarios de Aguascalientes más emblemáticos. Este plato se sirve en la famosa feria nacional de San Marcos la cual se realiza entre los meses de abril y mayo.

Además, cabe señalar que es una de las celebraciones más antiguas y transcendentales de México. Así puedes disfrutar del pollo San Marcos durante tus vacaciones en Aguascalientes en muchos puestos de la feria.

Como podrás imaginar el origen de este platillo típico proviene desde la época colonial. Los lugareños cuentan que un guapo hacendado aguascalentense conoció en la típica feria de San Marcos a una bella muchacha de la cual se enamoró y se casaron. No obstante, al chico solo le gustaba comer pollo y su joven esposa ideó una forma de prepararlo muy diferente y deliciosa.

Sin embargo, lo que hace especial a esta comida es su combinación de sabores. Esto se debe a que es un guiso de pollo que lleva chorizo, chile en vinagre y jitomates acompañado por algo de cebolla, orégano, ajos y papas.

10. Gorditas de Cuajada

Para obtener su sabor las gorditas de cuajada se hacen en un horno de piedra

Las gorditas o condoches son de los platillos típicos de Aguascalientes de origen prehispánico que de seguro te encantarán por su combinación de sabores. Además, tienes de dónde elegir ya que puedes prepararlas tanto dulces como saladas y el resultado es sabroso.

Las gorditas se llaman así porque son unas tortillas más gruesas que las tradicionales y se hacen generalmente de harina de maíz. Otras características de este plato es que lleva cuajada la cual es un tipo de queso cremoso y se cocinan en un horno de piedra. 

En cuanto al acompañamiento, su versión salada lleva frijoles o chile. En tanto a la alternativa dulce puedes comerla con leche, canela o azúcar además de la típica cuajada.

Como dan a entrever sus dos versiones: en cada lugar del país su preparación puede cambiar. A pesar de ese hecho el plato forma parte del Patrimonio Inmaterial de Aguascalientes porque los secretos de su preparación se pasan de generación en generación.

Por su valor cultural se comen especialmente durante el Día de Muertos en noviembre. No obstante, si quieres probarlo puedes ir al restaurante La Saturnina, el cual está ubicado en la calle Venustiano Carranza.


¿10 no son suficientes?
Pues sigue leyendo para que descubras más platillos increíbles de Aguascalientes


11. Carne Tatemada

La carne tatemada es jugosa y muy suave gracias a su forma de cocción

Este es uno de los platillos acuicalitenses cuyo protagonista es el cerdo pero con un sabor llevado al siguiente nivel. En la carne tatemada se pone el cerdo a marinar en varios tipos de chiles y especias. Este plato se caracteriza porque la carne de cerdo queda tan jugosa y suave que se puede comer con cuchara.

La gastronomía y cultura aguascalentense se reflejan en este plato porque la carne debe tatemarse. Esta palabra proviene del náhuatl cuyo significado es: "cocinar o poner al fuego por largo tiempo". Como curiosidad, tienes que saber que en sus orígenes esta comida se preparaba con venado e iguana.

Así pues y como dice su nombre, el secreto de preparación es marinar el cerdo con chiles desde la noche anterior. Después de esto, se baña la carne con vinagre de coco, pimienta y tomillo y se deja reposar por un par de horas más.

Este delicioso plato lo puedes comer durante todo el año, pero está asociado a celebraciones como cumpleaños, bodas y bautizos. Si quieres probarlo puedes ir al restaurante La Saturnina el cual está en la calle Venustiano Carranza.

12. Chambarete Español

El chambarete español es un platillo derivado de la cocina española

En la lista de comidas de Aguascalientes que tienes que probar hay esta mezcla de sabores españoles y aztecas. El chambarete es un platillo muy parecido al caldo gallego tanto por sus ingredientes como por su preparación. Por ejemplo, su receta contiene carne y garbanzos así como papa, col y otros vegetales.

No obstante, el chambarete destaca al usar un elemento único y netamente mexicano: el xoconostles, el cual es el fruto del nopal. Aunque no lo creas, esta amarga fruta es muy nutritiva. De hecho, entre sus propiedades destaca ser alto en fibra y tener betalaína la cual es un antioxidante. De igual manera, contiene potasio, magnesio, calcio y vitaminas.

Como curiosidad, este plato se llama chambarete porque es el corte de donde proviene su carne. El hueso de esta zona es rico en tuétano y la carne es magra, así que se duplica el valor nutricional del plato así como el buen sabor.

Si tu viaje a Aguascalientes es durante el invierno verás este plato por todas partes y será el ideal para mantenerte caliente. Si deseas probarlo, anota al Mercado Juárez entre la calle Guadalupe con Victoria como uno de los lugares donde comer esta delicia.

13. Chile Aguascalentense

El chile aguascalentense representa por sus ingredientes autóctonos

El chile aguascalentense debe su nombre a que lleva ingredientes típicos producidos en el estado. Algunos de ellos son la carne de cerdo y la de res, así como frutas como la guayaba, el durazno y la uva. Este conjunto de ingredientes hace de este platillo una de las comidas regionales de Aguascalientes que los representa ante México y todo el mundo.

Como puedes imaginar esta combinación de sabores dulces, salados y hasta picantes son una peculiar delicia. Si quieres recrearlo en casa tienes que saber que el chile que se utiliza es el ancho y rojo de forma triangular. Eso sí, no olvides que mientras más pequeños son más picante será su sabor.

Cuando tengas tu chile elegido, lo rellenas con el guiso de carne y cerdo. Además, a este guiso se le agrega biznagra y uvas pasas junto a nuez, guayaba y caldo de pollo. También puedes licuar crema, leche y nueces para verter por encima una vez rellenos.

El chile aguascalentense se puede comer durante todo el año aunque es durante la Feria de San Marcos donde es casi que obligatorio probarlo. No obstante, en el restaurante La Estación, ubicado en la calle 28 de agosto del barrio La Estación puedes probarlo.

14. Gallina en Salsa Envinada

La gallina envinada es un plato europeo que se reescribió a la mexicana

Como has visto, la comida de Aguascalientes y sus ingredientes destacan por su mestizaje culinario y la gallina envinada es su mejor ejemplo. Este plato europeo se adaptó a los sabores mexicanos creando un nuevo y singular sabor. Tal ha sido su popularidad que se come durante todo el año y protagoniza cualquier evento de la zona.

Este sabor único es gracias a su mezcla atrevida pero exitosa de ingredientes. Por supuesto que los estelares son la gallina y el vino blanco pero te sorprenderán los próximos que lo acompañan. Además de estos dos elementos el plato lleva cebollas y nuez moscada con un poco de pimienta y perejil en su relleno.

Sin embargo, son las manzanas y almendras que le dan el toque dulzón tan característico. No obstante, el sabor propio de la gallina logra su mérito aunque se debe hornear por mayor tiempo por ser una carne más dura.

Por su popularidad no te será difícil conseguir dónde probarlo en Aguascalientes, pero de todos modos está La Saturnina de la calle Venustiano Carranza para comer esta mezcla única de sabores ibéricos a la mexicana.

15. Lomo en Salsa de Chile Morita

El lomo en salsa de chile es uno de los platos más picantes que puedes probar

En la lista de platillos típicos de Aguascalientes que puedes comer durante las fiestas navideñas hay mucha variedad. Sin embargo, el lomo en salsa de chile morita destaca por darle ese toque picante a la mesa como ningún otro.

Primero tienes que saber que el chile morita es una variedad del jalapeño, así que es bastante picante aunque con su toque de dulzor. De hecho, muchos mexicanos lo prefieren sobre el chile común. Sin embargo, es en Aguascalientes donde se cultiva bastante y se luce en varias recetas.

El secreto de este plato es el uso de cinco piezas de chile morita enteras. De todas formas, si no estás acostumbrado al picante mejor prueba un poco comerlo. Otros ingredientes son las cebollas y el cilantro con algo de ajo y tomates verdes. Por otra parte, para preparar el lomo de cerdo hay que cocinarlo hasta que quede la carne suave y bien dorada.

Durante las navidades este plato hogareño se sirve con arroz y frijoles. No obstante, si estás de paso por Ixtlahuaca puedes comerlo en el restaurante Las Cazuelas, el cual está por la avenida Gustavo Baz Prada.

16. Pozole de Lengua al Estilo Aguascalientes

El pozol a la aguascalentense es un plato único para las fechas patrias

Cuando de hacer turismo en Aguascalientes se trata, conocer sus platos más antiguos y tradicionales te hará conocer mejor a su gente y el pozole de lengua a la aguascalentense es el primero que hay que probar.

Como seguro ya sabrás el pozole es como un caldo espeso hecho con granos y lo preparan con un tipo de maíz llamado cacahuacintle. Estos granos necesitan ser precocidos con cal durante un par de horas en un proceso llamado nixtamalización.

Gracias a esto se origina el nombre del plato puesto deriva de la palabra pozolli del dialecto náhuatl. Esta palabra se puede traducir como espuma, lo cual hace referencia a que el grano se abre como una flor y suelta espuma blanca.

Una vez con el pozol cocido los aguascalentenses tienen la particularidad de acompañarlo con lengua de res. Además, también verás tu tazón servido con limón, orégano, chiles en vinagre y hasta con rábano y tostadas.

El pozole es de los mejores platillos para eventos de Aguascalientes que puedes probar. En especial lo verás en la mesa durante las fechas patrias mexicanas. De todos modos, puedes ir al restaurante Messicana de la avenida Francisco I con Madero de la zona centro para almorzar.

17. Brandy

El brandy de Aguascalientes tuvo sus años dorados durante los 70's y 80's

Curiosamente, el brandy es una bebida alcohólica obtenida de destilar el vino de uva. Sin embargo, fue un descubrimiento accidental porque este procedimiento se realizaba como una forma de conservar el vino y facilitar su transporte. La idea era volverlos a mezclar en el lugar de destino pero se descubrió que al almacenar el líquido en barriles se obtenía un producto de sabor superior.

Esta bebida es originaria de Europa pero llegó a América para quedarse. Por su parte y gracias al clima de Aguascalientes a fines del siglo pasado se fundaron varios viñedos. El más popular era el viñedo San Marcos y su producción estaba dedicada a la elaboración de brandy, por lo cual obtuvo grandes reconocimientos nacionales e internacionales. Lamentablemente, el viñedo clausuró a mediados de los 80.

El brandy es de las bebidas típicas de Aguascalientes que se toman durante todo el año y sobre todo después de las comidas. Sin embargo, en la famosa feria de San Marcos se acostumbra a tomar brandy mezclado con vino tinto usando unas tradicionales botas que son realmente recipientes en forma de gota y son elaborados con piel de cabra. Así que no olvides visitar la feria de San Marcos para probar el brandy en bota.

18. Aguardientes

El aguardiente era la bebida favorita de los esclavos durante la época colonial

Entre las bebidas alcohólicas de Aguascalientes más populares a nivel nacional está el aguardiente. Esta bebida se prepara exprimiendo los jugos de la caña de azúcar y dejarlos fermentar. El fuerte licor resultante era el favorito de los negros que trabajaban en las haciendas cañeras de la época colonial. Es decir, lo que era el vino para los españoles o el pulque para los indígenas, era el aguardiente para los esclavos.

Sin embargo, esta diferencia desapareció luego de la independencia porque se hizo popular sobre todo en las comunidades indígenas de México. No obstante, ellos maceraban este licor con distintas hierbas y frutas creando así sus propias y más deliciosas versiones.

Curiosamente, durante sus inicios el aguardiente se destilaba para usarlo como alcohol para las perfumerías. Además, tuvo uso medicinal ya que en cien mililitros puedes conseguir hierro y calcio, así como vitamina K. También es baja en sodio y buena para la digestión, aparte de ser un relajante para los nervios y el estrés.

Si quieres probar un trago de aguardiente con buena música y comida para acompañar puedes ir al Merendero San Marcos. Para llegar solo tienes que llegar al Paseo de la Feria de la calle 144 del Barrio de San Marcos.

19. Pulque

El pulque se usaba durante el período prehispánico con fines medicinales

Se podría decir que el pulque es el hermano del tequila y del mezcal porque provienen de la misma planta. Sin embargo, la primera diferencia es que el tequila y mezcal se hacen mediante destilación mientras que el pulque es la fermentación del jugo que se obtiene de la raíz del maguey, el cual es llamado aguamiel.

El origen de esta palabra es un dilema porque expertos señalan que proviene de una lengua indígena de Chile. De todos modos, esta es una de las bebidas prehispánicas de Aguascalientes que era utilizada como ofrenda a los dioses. Además, beber pulque estaba reservado a unos pocos de la tribu como los enfermos, las mujeres que recién habían dado a luz y los ancianos.

Estas distinciones se debían a que ya desde esa época los indígenas sabían las propiedades que tenía este licor. Algunas son que ayuda a los problemas digestivos, a producir mejor y mayor cantidad de leche materna, además de ser diurética. Incluso, esta bebida puede proteger la flora intestinal al evitar que se desarrollen bacterias dañinas en el intestino.

Si quedaste con las ganas de probar este licor ancestral durante tu visita a Aguascalientes puedes ir a la Pulquería Posada, la cual está ubicada en la calle Nieto 445.

20. Jamoncillos

Los jamoncillos son uno de los dulces más populares de Aguascalientes

Los jamoncillos son de esos postres típicos de Aguascalientes que se preparan en otras regiones del país. De hecho, cada región le agrega un toque que diferencia unos de otros. Por esto mismo, hay que saber identificar que se les llama jamoncillo a todos los dulces que son pastas cortadas en barras.

Estos dulces se realizan con leche y azúcar aunque algunos les colocan nueces, almendras o canela. Es rápido preparar estas golosinas. Primero se mezclan los ingredientes y se cocinan hasta quedar una pasta.

Después de esto se le da la forma deseada y se rebanan una vez secos. No obstante, existe una variante en la que espolvorean azúcar al final.

Como curiosidad, estos dulces fueron creados por las monjitas de los conventos. Sin embargo, se dice que también las farmacias utilizaban estas golosinas como endulzante de medicinas.

Sin importar su origen el jamoncillo es un postre disponible todo el año, aunque es durante el Día de los Muertos cuando los verás con las formas más divertidas y coloridas. De todos modos, en la Dulcería El Pariente de la calle Valentín Gómez Farías lo puedes conseguir.

21. Calanche

El calanche es una antigua bebida elaborada tradicionalmente por mujeres

El calanche o colonche es de las bebidas tradicionales de Aguascalientes más interesantes que puedes probar. Se hace luego de haberse fermentado las tunas de nopal rojo y los indígenas nahuas la llamaban nochoctil lo cual significa vino de cactus.

Como curiosidad, este licor solo puede ser elaborado por mujeres. Así que las mujeres de la tribu tenían que pelar y aplastar las tunas hasta sacar su jugo. Luego de esto tenían que ponerlo a hervir durante tres horas. Ya cuando el jugo reducía y enfriaba, se llevaba a fermentar por varios días.

El resultado de este proceso se traduce en un licor viscoso y algo gaseoso. No obstante, su grado alcohólico es muy bajo y puedes endulzarlo con canela o azúcar. Sin embargo, solo se puede hacer durante los meses de julio a octubre puesto que es la época cuando el nopal florece. Además de esto, aunque es una bebida con un pasado valioso para la cultura mexicana, ya no se consume tanto como antes.

A pesar de todo todavía quedan lugares donde probar un trago. Por ejemplo, tienes al Merendero San Marcos si vas en la época correcta. Este local se ubica en el Paseo de la Feria del Barrio de San Marcos.

22. Cajeta de Leche

La cajeta de leche fue nombrado Postre del Bicentenario Mexicano en 2010

La cajeta de leche es el más representativo cuando de postres y dulces típicos de Aguascalientes se trata. De hecho, todavía lo confunden mucho con otros dulces de leche propios de varios países de Latinoamérica a pesar de tener diferencias importantes.

La primera es que la cajeta es elaborada con leche de cabra y los dulces de leche con leche de vaca. Además, la cajeta se compone nada más de azúcar morena y canela mientras que el dulce de leche de azúcar blanca, esencia de vainilla y bicarbonato de sodio.

Para preparar este peculiar dulce hay que mezclar todos los ingredientes en una olla por varias horas y revolver hasta tener un color caramelo. Aparte de eso, la consistencia debe ser viscosa y espesa. El tip cocinero es echar una gota de cajeta en un vaso de agua, si llega la gota intacta al fondo ya está listo para servir.

La cajeta de leche es un postre muy versátil que se puede conseguir y comer en cualquier época del año. Tal es su importancia que en el año 2010 fue nombrado como “el Postre del Bicentenario Mexicano”. Así que, si quieres probarlo puedes ir a la Dulcería El Pariente por la Valentín Gómez Farias.

23. Flan de Queso y Guayaba

El flan de queso y guayaba es una combinación única de Aguascalientes

El flan es un postre cuyos orígenes nos llevan hasta la Antigua Roma. Sin embargo, en Latinoamérica se han hecho variaciones interesantes a este clásico plato e incluso una de ellas es ahora uno de los postres tradicionales de Aguascalientes.

Primero que todo, la guayaba es muy representativa de este estado así que no sería de extrañar que la usaran en muchas de sus recetas. De esta casualidad se renovó el típico flan de queso con el dulzor y acidez de la guayaba.

Si quieres preparar tu propio flan al estilo aguascalentense tienes que añadir la leche evaporada y condensada así como el jugo de guayaba y el queso crema junto a azúcar y los huevos a la lista de compras. Sin embargo, es más fácil de preparar de lo que parece y la receta base del flan que todos conocemos será tu aliada para cocinarlo.

Gracias a su popularidad se come bastante durante la Feria de San Marcos. Aparte de estas fechas también puedes ir al Andador San Marcos en donde hay varios merenderos. Esta zona es uno de los atractivos de Aguascalientes cuando de comer se trata y está ubicado por la calle 144 del Paseo San Marcos.

24. Guayabates

Los guayabates son tan fáciles que puedes hacerlos hoy mismo en casa

La guayaba es una fruta que posee grandes propiedades nutricionales y además es un poderoso antioxidante natural. Con todos estos beneficios encima, varios estados de México la producen, entre ellos Aguascalientes. Sin embargo, no es el flan de queso el único postre que puedes probar con esta fruta.

En pocas palabras los guayabates son guayabas en almíbar. Por esto mismo, se hacen con pocos ingredientes y es de las comidas más baratas de Aguascalientes que puedes preparar. A pesar de esto, algunos le agregan miel o piloncillo.

Para hacer los guayabates primero hay que poner a hervir el agua con miel, canela y anís estrellado hasta formar un almíbar al que se le agrega la guayaba pelada y troceada. También se puede agregar pectina y con el resultado hacer bolitas espolvoreadas con azúcar. Cuando estén listos se pueden comer fríos o tibios.

Este postre puedes comerlo solo o como acompañamiento a los dulces que prefieras. Además de esto, puedes conseguirlo durante cualquier época del año, aunque durante las ferias del pueblo o navidades son los favoritos de los aguascalentenses. Si visitas el estado puedes ir a la Dulcería El Pariente, la cual se localiza en la calle Valentín Gómez Farías.

25. Licores de Extracto de Frutas

Los licores frutales de Aguascalientes provienen de una tradición casi milenaria

Este estado del centro de México es una tierra fértil que cosecha muchas frutas tales como la guayaba, la uva y el durazno. Gracias a esta abundancia con ellas se producen muchas de las bebidas alcohólicas típicas de Aguascalientes. Sin embargo, estos licores no solo destacan por su sabor sino por sus formas de preparación como la destilación y maceración.

Como dato curioso, este tipo de licores fueron hechos en la Edad Media como remedios para problemas físicos y emocionales. Incluso, se tiene registro que desde la época del filósofo Hipócrates ya destilaban hierbas con fines medicinales.

En Aguascalientes estos licores se obtienen tanto de frutas como de hierbas o una mezcla de ambas. Por este detalle se pueden destilar los componentes al mismo tiempo o se agregan las frutas después.

Además, estos licores se pueden obtener por el método de maceración en el cual el zumo, alcohol y azúcar se embotellan hasta madurar. Tras el alcohol sacar los extractos frutales, se filtra el licor y se embotella. Si quedaste con ganas de probar el resultado, lo tienes disponible durante cualquier época del año. Aparte, puedes ir al Merendero San Pancho de la avenida Las Américas para elegir entre su variedad.

Aguascalientes: Sabores imperdibles

El estilo aguascalentense es muy conocido gracias a sus reinvenciones culinarias

Si quieres conocer lo mejor que México tiene para ofrecer pero condensado en un solo estado, tienes que visitar los lugares turísticos de Aguascalientes. Aquí la comida no pasa a segundo plano sino que protagoniza muchos de los destinos y celebraciones más populares de esta región central.

Sin embargo, el mejor tip viajero antes de ir a Aguascalientes es que tienes que hacerlo durante los meses de abril y mayo porque es la Feria de San Marcos. Esta feria aloja muchos de los platos favoritos de los lugareños, como el pollo San Marcos o el flan de queso y guayaba, además de ser muy reconocida a nivel mundial.

Si no puedes venir durante esos meses ni te preocupes porque por sus ingredientes los platillos típicos de Aguascalientes son fáciles de recrear en casa. Desde hornear cabrito para una cena lujosa hasta hacer guayabates con los pequeños de la casa, puedes llevar esta región a tu mesa.

El recorrido gastronómico en este estado mexicano es muy prometedor. Aquí no solo comerás delicioso sino que conocerás la calidez de su gente y tradiciones más antiguas. Con todo esto en mente, ven a Aguascalientes y conócela a bocados.

Créditos fotográficos

¿Qué te pareció este artículo? 
[yasr_visitor_votes size = "large"]

COMIDAS TÍPICAS DE OTROS ESTADOS MEXICANOS:

México (País) Campeche ● Chihuahua Colima ● Durango ● Guanajuato ● Guerrero ● Hidalgo ● Jalisco Michoacán ● Morelos Oaxaca ● Puebla ● Querétaro ● Quintana Roo Sinaloa ● Sonora ● Tabasco Veracruz ● Yucatán Aguascalientes Baja California ● Baja California Sur Chiapas ● Coahuila Edo. México Nayarit San Luis Potosí Tlaxcala Zacatecas ● Nuevo León ● Tamaulipas

DESCUBRE LAS COMIDAS TÍPICAS DE MÁS ESTADOS MEXICANOS:

México (País)Tacos y burritos

Aguascalientes: Birria de barbacoa y pollo de San Marcos

Baja California Sur: Filete imperial de camarón y machaca de res

Baja California: Ensalada cesar y tacos de pescado

Campeche: Pan de cazón y dulce de ciricote

Chiapas: Tamal de bola y sopa de pan

Chihuahua: Carne asada y jamoncillo de parral

Ciudad de Mexico: Quesadillas y tamales

Coahuila: Pan de pulque y gorditas

Colima: Iguana a la naranja y ceviche de pez vela

DurangoCaldillo duranguense y bocaditos de nuez

Estado de México: Tacos con chorizo y queso fundido

Guanajuato: Enchiladas mineras y nieves de Dolores

Guerrero: Pulpo enamorado y pozole guerrerense

Hidalgo: Chiniquiles y escamoles

Jalisco: Torta ahogada y carne en su jugo

Michoacán: Pescado blanco de Patzcuaro y sopa tarasca

Morelos: Pipián verde y caldo de hongos

Nayarit: Pescado sarandeado y frijoles puercos

Nuevo León: Machaca con huevo y carne asada

Oaxaca: Los 7 moles y chapulines

PueblaChiles en nogada y mole poblano

Querétaro: Enchilada queretana y nopal en penca

Quintana Roo: Pescado a la Tikin-xic y ceviche de caracol

San Luis Potosí: Zacahuil y asado de boda

Sinaloa: Aguachile y tamales barbones

Sonora: Carne desebrada y chorizos de res

Tabasco: Pejelagarto asado y tamales tabasqueños

Tamaulipas: Cabrito enchilado y atole de miel de maguey

Tlaxcala: Tlacoyos de frijol y escamoles

Veracruz: Arroz a la tumbada y camarones al coco

Yucatán: Cochinita pibil y papadzules

Zacatecas: Tostadas de jerez y asado de bodas

>

Tour de la Habitación

Tour de la Entrada y el Lobby

Tour del Kid's Club

Tour de la Playa

Tour del Teatro

Tour del Restaurante

Tour del Restaurante

Tour del Restaurante

Tour del Restaurante

Tour de la Piscina

Tour de la Piscina

Tour de la Piscina

Tour de la Habitación

Obtén los precios más bajos

215$
Cancelamiento Gratuito
Reserva ahora, paga durante la estadía
Cancelamiento Gratuito
Reserva ahora, paga durante la estadía
Cancelamiento Gratuito
Cancelamiento Gratuito
Reserva ahora, paga durante la estadía
Cancelamiento Gratuito

Tour de la Habitación

Tour de la Habitación