Lima: La bella capital peruana

Primera impresión de Lima: el orgullo patrio peruano

Lo que más me sorprendió entrando a Lima fue la cantidad de pancartas en las calles que decían “Te amo Perú”. Le pregunté a otra señora del autobús el motivo y me respondió que era motivado a que al día siguiente (28 de Julio) serían las fiestas patrias peruanas. Pero me lo dijo con un orgullo y un sentimiento que me impactó. Después entendería que esa es una característica de los peruanos, ese amor arraigado por lo suyo, por su historia, por sus raíces. De todos los países que he visitado solo he observado algo así en Perú y en menor grado en Bolivia.

Esta bitácora de viaje corresponde al Capítulo 4 de
Sudamérica con 500 dólares

Capítulo anterior:
De Quito a Lima: Peripecias del desierto peruano

Consiguiendo pasaje para Cusco

Al bajarme del bus lo primero que hice fue buscar a comprar el pasaje a Cusco para el día siguiente, para poder disfrutar día y medio en Lima (Al final del viaje entraría desde Chile y estaría un día adicional en la misma ciudad ya que el avión de regreso era Lima-Caracas). En cuanto dije eso la señorita se me quedó mirando y me dijo ¿Usted sabe qué día es mañana? Es el día nacional del Perú. No va a encontrar boletos a Cusco ni aquí ni en ningún otro sitio. Lo que puedo hacer es venderle para pasado mañana. Estaba resignándome hasta que me dijo el precio y las condiciones: 160 soles en el bus más sencillo que tenían.

Le dije que me dejara pensarlo y salí con mis maletas directamente a la calle, dispuesto a encontrar un boleto más económico y en la fecha que lo necesitaba, así pareciera imposible. En ese mismo sector entré a las empresas Oltursa y Civa, para conseguirme que en ambas los pasajes estaban agotados. Estaba a punto de darme por vencido cuando veo otro terminal de una empresa llamada Cromotex. No sabía si operaban hacia Cusco, pero decidí que con entrar a preguntar no perdía nada.

Ruta Cusco-Lima Autobus Cromotex

Cuál fue mi sorpresa que cuando entré a preguntar me dijeron que sí tenían para el 28, en el bus ejecutivo con alimentación y wifi a bordo y por tan solo 110 soles! Aquí fue. Compré el boleto y salí tranquilo rumbo a mi hostal.

Del centro de Lima al hostal en Miraflores

Yo había averiguado previamente cómo llegar en transporte público desde el sector de terminales hasta el hostal en Miraflores. Sin embargo, un taxista se me pegó como chicle y me insistió e insistió en que llegar en transporte público era muy complicado, así que le pagué 12 soles por el trayecto hasta el hostal en Miraflores.

Lima-Miraflores 2

Al llegar, observo que es una pequeña casa, con un letrero minúsculo que casi no se veía. Estaba cerrada, pero tenía un intercomunicador que toqué y toqué hasta que me atendieron. ¿Quién es? Daniel de Venezuela, tengo una reserva para hoy ¿Cuál es su apellido? Vazquez . Ok, ya le abro. Presionó un botón desde adentro y la reja se abrió.

Al entrar me recibió muy amablemente un joven como de 24 años y me indicó todas las ventajas del hostal, las normas y el horario del desayuno. También me comentó que estaban permanentemente “cerrados” por motivos de seguridad, para que solo accedieran al hostal aquellas personas que tuvieran alguna reservación. De inmediato y como en cada ciudad nueva a la que llego, le pedí un mapa de Lima, preguntándole además para que me marcara en el mapa los principales destinos a los que podía ir en la ciudad.

El hostal por dentro era muy bonito, limpio y sobre todo cómodo. Me instaló en un cuarto con 8 literas y para esa hora parecía que yo era el único en esa habitación. Tenía sábanas y almohadas limpias, ventilador y lockers de candado para guardar las cosas.

Recorriendo Miraflores

Descansé un rato en el hostal y posteriormente salí a recorrer Miraflores con la ayuda del mapa que me habían dado. ¡Qué distrito más moderno y organizado! Lo primero que me sorprendió fue ver la cantidad de turistas de todas partes del mundo recorriendo tranquilamente sus calles. Bajé hasta casi llegar al malecón buscando el centro comercial más famoso de Lima: Larcomar, ubicado frente a las costas del Océano Pacífico. A pesar de que es un centro comercial de lujo, con tiendas y precios nada accesibles, las vistas al océano y a toda la “Costa verde de Lima” eran impresionantes.

Lima-Larcomar Miraflores 2

De ahí seguí caminando con el mapa en la mano hasta llegar al Parque del Amor. Ya estaba anocheciendo y lo que encontré no me pareció nada del otro mundo a decir verdad. Es una especie de plaza con una estatua enorme de un hombre y una mujer besándose, así que a menos que vayas en plan romántico no verás nada especial allí.

Barranco, Chorrillos y un bus turístico por accidente

 

En eso, veo pasar un autobús que decía “Barranco” (otro de los distritos turísticos de Lima), así que me monté. Cuál fue mi sorpresa, que a los 2 minutos un señor se levanta con un micrófono y empieza a dar explicaciones cual guía turístico. Al ver mi cara, el señor se me acerca y me pregunta ¿para dónde vas? Yo le digo “no sé, a Barranco porque lo quiero conocer.” No imaginarán mi sorpresa cuando me responde: “Este es un bus privado, pero justamente estamos haciendo un recorrido por la ciudad. Se nos quiere unir?” Y yo encantado, claro! Son 3 dólares. Se los di y continué realizando el trayecto desde Miraflores hasta el centro de la ciudad, pasando por Barranco y Chorrillos.

Lima-Barranco 1

Barranco me gustó mucho. No tiene el lujo ni la modernidad de Miraflores, pero es un distrito mucho más auténtico, más peruano. Primero pasamos por la Iglesia, la estatua en memoria de la gran cantante Chabuca Granda y curiosamente unos bares llamados “La flor de la canela” (La canción más conocida del Perú). Finalmente, pasamos por el puente de los suspiros y pude ver por primera vez en mi vida un auténtico pozo de agua, con su polea, tobo y todo.

Luego comenzamos a subir una gran montaña, en el distrito de Chorrillos: El famoso Morro Solar. Desde la cima se observaba la ciudad de Lima en todo su esplendor. E imagínense mi sorpresa cuando veo una estatua casi tan grande como la de Río de Janeiro: el Cristo del Pacífico. Inaugurado en 2011 por el presidente Alan Garcia, y con 37 metros de alto es la tercera estatua de Cristo más grande del mundo. Sin embargo, parece que a los limeños no les ha gustado, ya que como fue un regalo de Brasil, se parece al Corcovado y no al Señor de los Milagros, patrono de Lima. El Morro Solar también tiene una importancia histórica, ya que allí se libró gran parte de la Guerra del Pacífico.

Lima-Morro solar Cristo de la Concordia

A lo lejos, pudimos ver una cruz encendida, la Cruz del Papa. Tiene una historia un poco dolorosa, ya que está hecha con las torres de alta tensión derribadas por el grupo terrorista Sendero Luminoso, durante la ola de asesinatos y terror ocurridos en Perú en los 80 y 90. Finalmente, bajamos la montaña en el autobús para dirigirnos hacia el Parque de la Reserva / Circuito Mágico del Agua.

Fuentes, música y color: El circuito mágico del agua

La entrada al famoso Parque de las Aguas de Lima fue de unos 4 dólares. También conocido como el Circuito Mágico de las Aguas, este lugar es increíble: Fuentes iluminadas de todos colores, con una estructura al estilo palacete antiguo al fondo. Un show de luces y hologramas hechos con gotas de agua en 3D, en donde se observan a bailarines bailando la música tradicional andina.

Lima-Parque Circuito Magico de las Aguas Fuentes 2

Y por supuesto, niños corriendo por todos lados. Este increíble lugar tiene juegos para mojarte, con chorros de agua que prendían y apagaban. Y además, una atracción única, un túnel hecho completamente de agua (Sigo preguntándome cómo logran hacerlo, cómo dirigir un chorro de agua para que forme un arco perfecto sin que se derrame en el camino)

Lima-Parque Circuito Magico de las Aguas Fuentes Tunel 1

Finalmente, luego de mojarme y disfrutar como nunca de este parque, volvi al hostal como a las 9 pm para dormir usando el transporte público de la ciudad: El Metropolitano de Lima.

Lima-Parque Circuito Magico de las Aguas Fuentes 5

Primera despedida de la ciudad

Al día siguiente pretendía llegar hasta El Callao, pero el sueño me venció. Me desperté a las 10 am y salí a pasear por el centro a ver si conseguía recuerditos y de ahí directo al terminal de buses para mi próximo destino: Cusco

Lima-Centro-Historico

Siguiente capítulo:
Cusco: La antigua capital inca

¿Pensando en viajar a Lima? No te pierdas la
Guía de Lima: ¡Disfruta y ahorra!

Comentarios