Guía para viajar a La Paz

¿Por qué viajar a La Paz?

La Paz es una ciudad auténtica y con personalidad propia. Es una de las ciudades más altas del mundo y conserva prácticamente intactas sus tradiciones y costumbres indígenas. Capital de Bolivia -el páis llamado “el Tíbet de Sudamérica”- La Paz es una de las puertas de entrada a ese país, aunque debido a su altitud y lo complicado de su aeropuerto ubicado en El Alto, la mayoría de los vuelos internacionales llegan a la selvática ciudad de Santa Cruz de la Sierra.

Si bien La Paz no tiene los niveles de explotación turística de sus vecinas Lima y Quito, su encanto radica en su esencia. No en vano fue escogida como una de las 7 ciudades maravilla del mundo. Caminar por las calles de La Paz es sentirse como en otro ambiente, donde la globalización todavía no ha logrado entrar, al punto de que grandes corporaciones como McDonalds y Coca Cola se han tenido que ir del país debido a su baja receptividad por los bolivianos.

Siendo Bolivia un país con una población indígena mayoritaria, no es de extrañar observar por las calles de La Paz a las típicas “cholitas”, las mujeres aymaras que mantienen su vestimenta (mantas de colores y el característico sombrero), lenguaje y tradiciones. Para muestra basta con observar cómo gira el reloj del Palacio de Gobierno, en sentido anti-horario, siguiendo las antiguas tradiciones indígenas.

Otros ejemplos que demuestran la autenticidad y esencia de esta ciudad son el Mercado de Brujas, donde podrás encontrar cualquier cantidad de ingredientes para realizar pociones y brebajes mágicos guiados por los chamanes indígenas, el distrito de El Alto, caracterizado por tener su propio sistema de “justicia comunitaria”, donde los delitos como el robo se castigan con linchamientos populares, o las famosas Paradas, festividades y desfiles en donde las personas bailan ataviados con distintos trajes típicos en recorridos que atraviesan la ciudad.

Sin embargo, La Paz también tiene atracciones modernas que vale la pena visitar, como el teleférico que atraviesa las montañas empinadas de la ciudad, el estadio de fútbol (vetado por la Fifa debido a la falta de oxígeno por la altura) o la Plaza Morillo y la Iglesia San Francisco. Desde La Paz se pueden tomar excursiones cortas hacia otros destinos importantes, como Tiwanaku (centro ceremonial de la cultura previa a los incas), el Valle de la Luna o la Isla del Sol.

¿Qué ver y hacer en La Paz?

 Drawing(13) Distritos de interés  Drawing(14) Edificaciones
  • El Alto
  • Centro histórico Drawing(12)
  • Calle Jaén Drawing(12)
  • Palacio de gobierno(Reloj girando al revés) Drawing(12)
  • Plaza Murillo
  • Teleférico Drawing(12)
 Drawing(15) Parques y jardines  Drawing(18) Iglesias
  • Parque del Montículo
  • Muela del Diablo Drawing(12)
  • Iglesia de San Francisco Drawing(12)
  • Catedral de la Paz
 Drawing(19) Deportes  Drawing(20) Compras
  • Estadio de fútbol Hernan Siles
  • Mercado de Brujas Drawing(12)

Tours y excursiones en La Paz

Desde La Paz salen excursiones a diario hacia destinos realmente impresionantes que no te puedes perder si visitas la ciudad. Los precios de los tours en La Paz, igual que en toda Bolivia son los más económicos que encontrarás en Sudamérica. A continuación te dejo los principales tours que podrás realizar saliendo desde La Paz:

  • Tiwanaku
  • Yungas Road, la carretera de la muerte
  • Isla del Sol y Lago Titicaca
  • Valle de la Luna

¿Dónde hospedarse en La Paz?

Los distintos distritos de la Paz tienen una oferta hotelera variada e interesante. Sin embargo, te recomiendo hoteles y hostales ubicados en el centro histórico de la ciudad, ya que están cerca de los principales atractivos de La Paz. A continuación te dejo tres opciones de hoteles y hostales 3B (Buenos, bonitos y baratos) para que tengas una idea de los precios, y si viajas pronto te animes a reservar tu estadía de una vez:

Hostal
(1 persona)
 Hotel económico
(2 personas)
 Hotel ejecutivo
(2 personas)
 Pirwa Hostel  Flavia Hotel Spa  Hotel Palma Real
7 dólares • Centro 38 dólares • Centro  80 dólares  • Centro

¿Qué esperas para viajar a La Paz? ¡Anímate, lánzate y viaja!

Comentarios