Los 4 lugares imprescindibles que visitar en Los Angeles: ¡Descubre el otro lado de la ciudad!

Si te digo Los Angeles, ¿en qué piensas? En brillo, glamour, mansiones, los Oscars, famosos, Beverly Hills… Y es que durante toda nuestra vida esa ha sido la imagen que hemos tenido cada vez que prendemos el televisor viendo a las Kardashians o en cualquiera de las películas cliché de Hollywood. ¿Un ejemplo? Un chihuahua en Beverly Hills.

Pero lo cierto es que la ciudad de Los Angeles es mucho más que estrellas y fama. Hay una ciudad hermosa, con paisajes que no le tienen nada que envidiar hasta a “la hermosa San Francisco” y que no mucha gente visita durante un viaje a la segunda ciudad más grande del país.

Los_Angeles1

Así que el día de hoy te voy a mostrar una ruta que te permitirá obtener las vistas más espectaculares de Los Angeles en un mismo día: Desde la playa, los valles llenos de flores de Bel-Air y la imponente montaña donde no solo está el letrero de Hollywood sino uno de los planetarios más importantes de todo Estados Unidos.

¿Preparado?

Comencemos:

1. De paseo por las playas de Los Angeles

Bien temprano en la mañana podrás salir de tu hotel y dirigirte hacia alguna de las playas de Los Angeles. Hay muchísimas para escoger, pero te recomiendo que comiences haciendo un paseo a pie desde Venice Beach hasta el puerto de Santa Mónica.

Para llegar podrás hacerlo en autobús o tomando un taxi que te deje lo más cerca de la playa. ¿Por qué Venice Beach? Porque allí podrás ver un mar precioso y muchas, muchas gaviotas (Si es invierno ni te acerques ya que las aguas se ponen muy frías) y además te sentirás en el set de grabación de una de las series más famosas de todos los tiempos….

Adivinaste, estoy hablando de Bay Watch porque hasta el día de hoy puedes ver a salvavidas, patrullas y casetas que te harán recordar cada vez que llorabas o reías viendo a Pamela Anderson y Michael Douglas.

 

Los_Angeles2

De allí podrás irte caminando por uno de los paseos más emblemáticos de la ciudad, lleno de máquinas para hacer ejercicio, palmeras, artistas callejeros y venta de marihuana. ¿Perdón? Sí, venta de marihuana pero con fines “medicinales”.

Y es que cuando vayas caminando verás varias tiendas con coloridos anuncios impresos en la forma de la hoja preferida de Bob Marley. Eso sí, abstente de querer tomar fotos, ya que los empleados de esas tiendas son un poquito agresivos, ya que no permiten que fotografíes esos lugares.

Volviendo a temas no-polémicos, en tu paseo desde Venice Beach a Santa Mónica encontrarás a numerosos artistas callejeros, cantantes de rap, jóvenes bailando break-dance y por supuesto muchas tiendas para comprar recuerditos de la ciudad.

Aprovecha ese paseo y si eres muy atrevido intenta participar en alguna de las actividades que veas. Los artistas de ese sector de la ciudad son muy simpáticos y les gusta que la gente participe, aunque si tienen problemas de espalda o no son muy elásticos… pues no pretendan lanzarse al piso a pretender bailar Break Dance. Se los digo… por experiencia 😉

Para darle aún más onda californiana al recorrido, mi sugerencia es que se lleven unos audífonos y alguna canción de los Beach Boys ¿Un ejemplo? “Surfin´ USA”

Finalmente siguiendo ese camino vamos a llegar a Santa Mónica con el famosísimo puerto lleno de atracciones infantiles como la rueda de la fortuna o pequeños carruseles. Estoy seguro de que en alguna serie de televisión o película lo has visto.

Para los que conozcan o hayan visto alguna vez Hannah Montana, allí fue en donde se le celebró una de sus fiestas de cumpleaños y que dejó al descubierto por accidente su identidad como Miley Cirus.

Los_Angeles3

Las vistas de la costa desde el puerto de Santa Mónica son simplemente espectaculares, y los restaurantes de los alrededores muy buenos (aunque un poco costosos). Así que, a partir de aquí tendríamos dos opciones: continuar hasta la famosa Rodeo Drive o ir directo hasta la próxima parada llena de montañas, miles de flores y mucho, mucho arte.

2. Rumbo al museo más bello de la ciudad

Me refiero al Museo Getty. A pesar de que el transporte público para llegar es un poco complicado, vale mil veces la pena visitarlo. Una opción mucho más sencilla es rentar un auto, por ejemplo desde viajemos.com donde recientemente he visto muy buenas ofertas para esta ciudad.

Para mí, es la joya escondida de Los Angeles y el mejor museo que he visitado en todo Estados Unidos.

Al llegar, deberás montarte en un pequeño teleférico para subir a la entrada del museo, ya que se encuentra en la cima de una montaña. En cuanto te bajes, te quedarás sorprendido al ver varias terrazas con escaleras de mármol y esculturas impresionantes.

Los_Angeles4

3. Los jardines y montañas del Guetty

Luego, una vez que entres al museo tendrás la oportunidad de admirar numerosos cuadros y exposiciones, pero lo mejor del Getty no está adentro… Sino en sus afueras.

Una vez que des un paseo por los primeros jardines, si sigues caminando llegarás a una laguna espectacular en forma circular, con una cascada al fondo y rodeada de miles de flores. Literalmente me quedé estupefacto admirando tanta belleza natural hasta que algún turista descuidado me tropezó y bueno… casi me caigo a la laguna.

Luego de ver esto, por curiosidad seguí caminando hasta llegar a lo que parecía ser el final del museo y adivinen qué fue lo que encontré: La vista más impresionante de toda la ciudad de Los Angeles que haya visto nunca. Podía ver desde las montañas y flores de Bel-Air, hasta el Océano Pacífico, el centro de la ciudad y Hollywood. De verdad un absoluto espectáculo que no se pueden perder.

Los_Angeles5

Y finalmente, por si fuera poco si aún te quedan energías y quieres ver a Los Angeles de noche aún queda una tercera parada por hacer: el Observatorio Griffith.

Para llegar, te recomiendo que revises los horarios de autobuses en la ciudad ya que hay días en los que no hay ningún tipo de transporte público para subir la montaña hasta el Observatorio. Me pasó cuando hice esta ruta, así que a pesar de no ser la persona más atlética… subí a pie hasta llegar con la lengua afuera.

4. Los Angeles de noche desde el Observatorio Griffith

El camino para llegar al Observatorio no es muy amigable aunque el clima es sorprendentemente fresco, como de bosque, lo que contrasta con el conocido calor de Los Angeles. Finalmente, una vez estés en la cima de la montaña te encontrarás con una enorme escultura de un ángel y al frente verás la entrada al planetario.

Si te gusta la astronomía y la observación de planetas y estrellas, este sitio te va a encantar y si no eres tan amante del espacio exterior… también. ¿Por qué? Por las vistas espectaculares de la ciudad que vas a obtener.

Los_Angeles6

¿En cuántas películas has visto el letrero de Hollywood? ¿Alguna vez creíste que podrías verlo de cerca y además desde arriba? Pues uno de los mejores ángulos que tiene el Observatorio Griffith es este, que te permitirá observar el famoso letrero desde una óptica totalmente distinta.

Y si esperas un poco más a que empiece a anochecer tendrás la vista más hermosa de todas, la guinda del pastel: La ciudad de Los Angeles de noche, en todo su esplendor.

Y así habrás terminado tu visita por cuatro puntos icónicos de la ciudad que nada tienen que ver con los cliché de glamour, compras y famas pero que están llenos de naturaleza, monumentos y paisajes que harán que valga la pena este recorrido por la ciudad de Los Angeles durante tu viaje.

Comentarios